Venecia cierra con orgullo la Mostra de la pandemia y el esfuerzo

Venecia (Italia). Venecia cierra este sábado su Festival internacional de cine, una edición, la septuagésimo séptima, enrarecida por la pandemia y que clausura con el orgullo de haberse celebrado, erigiéndose como ejemplo para otros certámenes.


Fuente: EFE/Gonzalo Sánchez

La ceremonia de cierre, retransmitida por la televisión pública italiana, arrancará a las 19.00 locales (17.00 GMT) para otorgar el codiciado León de Oro y el resto de premios.

Venecia cierra esta edición con el orgullo de haberla mantenido y así lo hará constar durante la gala, amenizada por el cantante Diodato, que este año debería haber representado a Italia en un Eurovisión que no se celebró por la pandemia.

Durante estos días los artistas que han pasado por el festival han aplaudido su decisión de mantenerlo para que sirva como espaldarazo para un sector, el cinematográfico, muy vapuleado por esta crisis, con salas cerradas y producciones paradas en todo el mundo.

Un llamamiento que ha llegado desde personalidades como la actriz británica Tilda Swinton, este año León de Oro honorífico, o del director español Pedro Almodóvar, que presentó fuera de concurso su corto "La voz humana", precisamente con ella de protagonista.

Y también de los directores de ocho grandes certámenes europeos, como el de San Sebastián, José Luis Rebordinos, que arrancará con el mismo esfuerzo el próximo 18 de septiembre.

Este sábado desfilaron por la alfombra roja una espectacular Cate Blanchett con un vestido que recordaba a la cola de un pavo real; la británica Vanessa Kirby, que apostó por la elegancia del negro; o el equipo mexicano del filme "Nuevo orden", de Michel Franco, que acudió acompañado de la protagonista, Naián González, así como de Diego Boneta y Darío Yazbek.

Un desfile que transcurrió sin público en una edición en la que se instalaron barreras para impedir el acercamiento del público.

LAS QUINIELAS POR EL LEÓN DE ORO

El festival ha distribuido las puntuaciones que los críticos de Italia y los internacionales han dado a cada película en competición y no ha habido sorpresas respecto a lo que se rumoreaba en todos los mentideros periodísticos de estos últimos días.

Los favoritos son "Nomadland", de Chloé Zhao, una historia de nómadas modernos en las carreteras estadounidenses protagonizada por Frances McDormand, y también "Notturno", el brillante documental de Gianfranco Rosi acerca de las tragedias en Oriente Medio.

Les siguen "Dear Comrades!", la revisión histórica de la represión soviética en el Cáucaso en 1962 del ruso Andréi Konchalovsky.

Y el "Nuevo Orden" de Franco, este año único latinoamericano en la principal categoría y que ha agitado y sorprendido en el certamen con una truculenta distopía ambientada en su país sobre una revolución de pobres contra ricos.

EXCEPCIONALES MEDIDAS DE SEGURIDAD

El director de la Mostra, Alberto Barbera, ya lo prometió durante la presentación en julio del certamen: la seguridad era lo primero.

Y lo cierto es que los artistas, público, periodistas y críticos han vivido estos diez intensos días de cine entre un exigente protocolo sanitario.

Las salas redujeron a la mitad su aforo, con butacas vacías entre cada asistente, la mascarilla ha sido en todo momento obligatoria, se ha distribuido gel y tomado la temperatura en cada esquina y cada entrada se anotaba para localizar a la postre eventuales contagios.

Además los periodistas llegados desde países como España, Grecia o Croacia, especialmente salpicados por el coronavirus, tuvieron que presentar una prueba de negatividad.

El coste de mantener la celebración y no suspender el concurso, como hiciera su más directo competidor, el francés de Cannes, ha sido la ausencia de las grande estrellas que cada año llegan al Lido veneciano para estrenar sus películas y, de paso, lucirse.

Sobre todo porque las grandes compañías han desanimado a sus directores y actores a exponerse al contagio para no detener los proyectos en los que se encuentran trabajando.

 

La 35 edición de los Premios Goya se celebrará el 6 de marzo en Málaga

Madrid. La 35 edición de los Premios Goya, la gala más importante del cine español, tendrá lugar el 6 de marzo en el Teatro del Soho CaixaBank de Málaga (sur), una semana después de lo que estaba previsto, informó este sábado la Academia de Cine.


Fuente: EFE

Pese a no explicar el motivo, la Academia retrasó una semana la fecha anunciada anteriormente, el 27 de febrero, para una gala que dirigirán y presentarán el actor Antonio Banderas y María Casado, presidenta de la Academia de Televisión.

Banderas, Goya de Honor en 2014 y Goya al mejor actor protagonista el pasado año por "Dolor y gloria" en la última edición, y Casado también firmarán el guion de la gala junto con un equipo de guionistas.

Durante la gala, desde el teatro que Banderas tiene en su ciudad natal, se realizarán conexiones e intervenciones con otros escenarios de España: el Palau de les Arts de Valencia y el Teatro Bankia Príncipe Pío de Madrid.

El acto se realizará "con todas las medidas de seguridad y será más austera, completamente distinta al año pasado, pero de la que todos podamos estar orgullosos", según la Academia.

Málaga acogerá esta Gala del cine español por segundo año consecutivo, después de la XXXIV edición, que se celebró el pasado 25 de enero.

 

Warner Bros. aplaza el estreno de "Mujer Maravilla1984" hasta navidad

Los Ángeles (EE.UU.). Los estudios Warner Bros. pospondrán el estreno de la película "Wonder Woman 1984" hasta el 25 de diciembre, cuando anteriormente iba a debutar en cines el 2 de octubre, en un cambio de estrategia tras el desembarco de "Tenet" hace unas semanas.


Fuente: EFE

La cinta de la superheroína no llegará al público hasta las navidades de 2020, una decisión que la prensa especializada en Hollywood atribuye al complicado recibimiento que "Tenet" ha tenido en el mercado estadounidense, donde ha recaudado unos 20 millones de dólares en su primer fin de semana.

Mientras que "Tenet" ha sido la primera superproducción de Hollywood en llegar a los cines durante la pandemia del coronavirus, otros estudios han decidido lanzar sus apuestas por "streaming" como es el caso de Disney con "Mulan".

Finalmente, "Wonder Woman 1984" no se decantará por ninguna de las dos estrategias y reservará su estreno para la navidad, aunque con la vista puesta en la proyección en salas.

"Como sé lo importante que es llevar esta película a una pantalla grande cuando todos podamos compartir la experiencia juntos, espero que no les importe esperar un poco más", escribió en un comunicado la directora del filme, Patty Jenkins.

Jenkins dirigió la primera entrega de "Wonder Woman" (2017), un gran fenómeno que encumbró a Gal Gadot como estrella mundial y recaudó 822 millones de dólares.

En la secuela, Gadot estará acompañada por Chris Pine, Kristen Wiig y Pedro Pascal, entre otros.

Con el aplazamiento del estreno, Warner Bros. también se asegura que "Tenet" no tenga más competencia inmediata en la cartelera.

Por el momento, la cinta de Christopher Nolan, que ha costado rodar más de 200 millones de dólares, ha recaudado unos 150 millones en todo el mundo durante sus dos semanas de emisión en cines.

Ahora, la atención recaerá en la siguiente superproducción fijada en el calendario: "Black Widow", de Disney y Marvel, con un estreno previsto el 6 de noviembre.

También en noviembre se lanzará "James Bond: No Time to Die", y posteriormente será el turno de "Dune" y "Top Gun 2" en diciembre, si se cumplen las agendas. EFE

 

Regina King estrena en Toronto su opera prima "One Night in Miami..."

Toronto (Canadá). La historia del encuentro en 1964 entre Malcolm X, Muhammad Ali, Sam Cooke y Jim Brown, "One Night in Miami..." y "Ammonite", interpretada por Kate Winslet y Saoirse Ronan, protagonizaron la noche de estrenos de la segunda jornada del Festival Internacional de Cine de Toronto (TIFF).


Fuente: EFE

El tercer gran estreno del programa de Galas de TIFF este viernes ha sido "Nomadland", interpretado por la actriz Frances MacDormand y en el que la directora china Chloé Zao ("Songs My Brothers Taught Me", 2015) explora la vida nómada de una mujer en el mundo rural de Estados Unidos.

"One Night in Miami…" era uno de los filmes más esperados de la 45 edición de TIFF que se inició el jueves. En parte porque es el debut como directora de la actriz Regina King, ganadora del Óscar como actriz secundaria por su interpretación en "If Beale Street Could Talk" (2018).

Y en parte porque en un año dominado por las reivindicaciones del movimiento Black Lives Matter, el filme reúne a cuatro de los grandes iconos de la comunidad afroamericana: el boxeador Cassius Clay (que luego adoptaría el nombre de Muhammad Ali), el líder social Malcom X, el cantante Sam Cooke y Jim Brown, un jugador de fútbol americano.

El filme está basado en la obra de teatro del mismo título en la que su autor, Kemp Power, imagina lo sucedido el 25 de febrero de 1964 cuando esos cuatro hombres se reunieron en Miami tras el combate que convirtió a Clay en el campeón del mundo tras derrotar a Sonny Liston.

Con las actuaciones de Eli Goree (Clay), Kingsley Ben-Adir (Malcom X), Leslie Odom (Cooke) y Aldis Hodge (Brown), King arma un relato convincente que plantea cuestiones trascendentales entonces (cómo pueden las personas famosas de la comunidad negra servir a la población) y hoy.

Mientras "Ammonite", del director Francis Lee, ("God’s Own Country", 2017), explora la relación amorosa entre una paleontóloga y una mujer casada en la Inglaterra del siglo XIX con las interpretaciones de Kate Winslet y Saoirse Ronan.

TIFF, uno de los festivales de cine más importantes del mundo, ha planteado para su 45 edición una versión reducida debido a la pandemia de COVID-19 en la que proyectará del 10 al 19 de septiembre 50 largometrajes cuando normalmente el festival de Toronto programa más de 300 películas de todo el mundo.