Weinstein usó su poder en Hollywood para abusar de mujeres, afirma la fiscalía

Los Angeles, Estados Unido. Harvey Weinstein usó su poder e influencia en Hollywood para intimidar a las mujeres que le acusan de violación, amenazándolas con acabar con sus carreras si lo confrontaban, afirmó la fiscalía este lunes en un tribunal de Los Ángeles.


Fuente: AFP

El poderoso productor se aprovechó de su imponente tamaño y su posición como “el rey” de la industria del cine para atacar a sus víctimas en cuartos de hoteles, aseveró la parte acusadora en el comienzo del juicio en el cual Weinstein enfrenta nuevos cargos por ataques sexuales.

“Ellas temían que sus carreras serían aplastadas si denunciaban lo que él había hecho”, dijo el fiscal de distrito Paul Thompson a una corte atiborrada.

El productor de éxitos cinematográficos como “El artista” o “Good Will Hunting”, cumple desde 2020 una condena de 23 años de prisión en Nueva York, también por violación y agresión sexual, un veredicto que supuso un gran acontecimiento para el movimiento #MeToo.

Weinstein enfrenta en este juicio en Los Ángeles 11 cargos por presuntos actos cometidos en hoteles de Beverly Hills entre 2004 y 2013.

Thompson dijo que los jurados escucharán testimonios de ocho mujeres que denuncian haber sido atacadas sexualmente por el productor de “Pulp Fiction”, conocido como impulsor de las carreras de figuras como Quentin Tarantino, Ben Affleck, Matt Damon y Gwyneth Paltrow.

“Cada una de estas mujeres se pronunció de forma independiente, y no se conocían entre sí”, agregó.

“LA PERSONA MÁS PODEROSA EN LA INDUSTRIA”
El jurado escuchará los testimonios de estas mujeres, incluyendo cómo le rogaron a Weinstein que se detuviera. Las mujeres afirman que Weinstein, ahora de 70 años, ignoró sus súplicas y las violó, obligándolas a realizarle sexo oral o a verlo masturbarse.

Thompson mostró una imagen del productor junto a la ex primera dama de Estados Unidos Hillary Clinton para afirmar que el magnate tenía “poder con peso presidencial”.

El fiscal reprodujo declaraciones de las demandantes, quienes describen a Weinstein como “la persona más poderosa en la industria”, como “el rey”.

“Una parte de mí estaba pensando en huir corriendo, pero él es un tipo grande”, dijo una de las mujeres a los investigadores. “Él es grande, tiene sobrepeso. Es dominante”.

“Yo aún quería trabajar en Hollywood, así que tenía miedo de hacer algo por eso”, comentó otra demandante.

“Me daba miedo que algo pasara dentro o fuera del cuarto si yo no era amable por su poder en la industria”, dijo otra de las acusadoras.

Como suele suceder con la mayoría de las víctimas de ataque sexual, las mujeres en el caso son identificadas como “fulana de tal” para mantenerlas en anonimato. Pero una de ellas ha sido públicamente identificada como Jennifer Siebel Newsom, la actual esposa del gobernador de California, Gavin Newsom.

Por su parte Mark Werksman, abogado de Weinstein, afirmó ante el jurado que el sexo era una mercancía en Hollywood hasta que irrumpió el movimiento #MeToo.

“El sexo servía de moneda de intercambio. Quizá haya sido desagradable e incómodo… pero era consentido”.

“El casting comenzaba en el cuarto. Todo el mundo lo hacía. Él lo hizo. Porque cada uno quería algo del otro”, agregó.

“Mírenlo. No es Brad Pitt o George Clooney. ¿Usted piensa que estas bellas mujeres se acostaron con él porque es sexy? No. Lo hicieron porque era poderoso”.

“NUEVE HOMBRES Y TRES MUJERES”
Un jurado de nueve hombres y tres mujeres decidirá la suerte de Weinstein, quien se declaró inocente de todos cargos.

De ser hallado culpable, el productor se enfrenta a una sentencia adicional de más de 100 años de cárcel.

Las acusaciones de acoso y ataques sexuales contra Weinstein se hicieron públicas en octubre de 2017. Su condena en 2020 en Nueva York se convirtió en un hito del movimiento #MeToo.

Casi 90 mujeres, incluidas Angelina Jolie, Gwyneth Paltrow y Rosanna Arquette, lo han acusado de acoso, agresión sexual o violación. Pero algunos de estos supuestos delitos se cometieron antes de 1977, por lo que ya están prescritos.

El exproductor también está imputado en Reino Unido por presuntas agresiones sexuales que se remontan a 1996.

El nuevo juicio coincide además con el estreno de la película “She said” (“Ella dijo” y “Al descubierto” en el mercado español), presentada la semana pasada en el Festival de Cine de Nueva York y que cuenta la investigación de dos periodistas del diario The New York Times sobre el todopoderoso productor.

Antes de su caída, Weinstein era una figura imponente en Hollywood. Fundó junto a su hermano Miramax Films en 1979, vendida a Disney en 1993.

Sus éxitos incluyen “Shakespeare apasionado” de 1998, que se llevó un Óscar a la mejor película. A lo largo de décadas, acumuló más de 300 nominaciones a los premios de la Academia y se llevó 81 estatuillas con sus producciones.

Salma Hayek y Channing Tatum, entre el baile exótico y el empoderamiento

Miami. Salma Hayek y Channing Tatum unieron sus fuerzas en “Magic Mike’s Last Dance” para contar una historia que, según dijeron en entrevista con EFE, fusionara el baile exótico, el romance, el empoderamiento femenino y la transformación de los sueños.


Fuente: EFE / Alicia Civita

“En cuanto leí el personaje de Maxandra Mendoza me enamoré de la idea de interpretar a una mujer que se da cuenta que toda su vida estuvo controlada por otros y que ni ella misma sabía cuáles eran sus sueños”, explicó Hayek al hablar de su papel en la tercera entrega de la historia del bailarín exótico Michael “Magic Mike” Lane.

A eso se sumó que la película estuviera dirigida por Steven Soderbergh y “claro, poder bailar con este señor”, agregó entre risas mientras señalaba a Tatum, sentado a su lado, en el restaurante construido especialmente para acompañar al teatro en la aldea de Key Biscayne, una de las localidades que conforman el Gran Miami, donde se presenta de forma itinerante el espectáculo “Magic Mike Live”, inspirado en las películas.

“Para mí era importante cerrar la historia de Mike mostrando el poder que puede tener una sola persona que crea en ti”, indicó Tatum, cuya historia de vida inspiró la primera película de “Magic Mike”, donde compartió créditos con Matthew McConaughey en 2012.

UNA PELÍCULA SIN GÉNERO

“Magic Mike’s Last Dance” comienza en una fiesta en Miami Beach en la que Mike es un barman. Max (Hayek) se entera de que él era un bailarín exótico y, ante la petición de un baile, comienza la escena más sensual de los tres filmes y una de las más pasionales que ha realizado la estrella mexicana.

“Fueron secuencias fuertes para las que tuvimos que intensificar los entrenamientos que hacemos todos los días, pero no fue demasiado para mí. Channing tuvo que hacer mucho más, subrayó.

Eso en cuanto al esfuerzo físico, pero la intensidad y la sexualidad de la secuencia requirieron de un trabajo entre ellos “para generar confianza”, lo que, según coincidieron ambos, era el elemento más importante para una serie de acrobacias que daban a entender una sesión sexual, sin que ella perdiera ni una pieza de ropa.

Aunque ese fue el inicio de la relación entre ellos, eventualmente se genera una complicidad que desarrolla la historia de ambos personajes y que los hace brillar bajo la dirección de Soderbergh, famoso por la saga de “Ocean’s Eleven” y quien ya había trabajado con Hayek en “Traffic” (2000) y con Tatum en las cintas anteriores de “Magic Mike”.

La historia de Max y Mike se pasea por el “thriller” sexual, la comedia romántica y los musicales basados en la danza, con un toque importante de empoderamiento femenino.

Para Tatum, “lo más difícil no fue unificar todas estas vertientes, porque creo que las peliículas ya no se separan por géneros”.

“En una sola historia puede haber muchos elementos, como los que incluimos aquí”, abundó.

La cinta, que se estrena en la segunda semana de febrero a nivel mundial, también incorporó diferentes elementos multiculturales, comenzando por el hecho de que Hayek interpreta a una latina, Tatum a un estadounidense, y la mayor parte de la historia transcurre en Londres, donde aparece hasta el clásico mayordomo de caracter cáustico.

La banda sonora, nutrida de pop anglo de las últimas tres décadas, incluye el merengue “Suavemente” del puertorriqueño Elvis Crespo, quien fue además uno de los invitados especiales en la alfombra roja de la premiere mundial de la película la semana pasada en Miami.

“Obviamente que teníamos que agregarle elementos latinos”, destacó Hayek, cuyo personaje habla varias veces en español y rescata su herencia cultural, sin identificar su país de origen.

UNA HISTORIA DENTRO DE UNA HISTORIA

Además del romance y de la autorrealización profesional de los protagonistas, “Magic Mike’s Last Dance” es la historia ficcionalizada de cómo nació el espectáculo musical que hoy en día tiene funciones permanentes en Londres y en Las Vegas, además de un show itinerante, que actualmente cumple una residencia de seis meses en Miami.

En la cinta aparecen los bailarines originales del primer espectáculo londinense, quienes también viajaron a la premiere, mientras que los del show en Miami bailaron durante la alfombra roja del estreno y mostraron una pequeña parte del espectáculo durante una fiesta privada para la que cerraron el teatro de “Magic Mike Live”.

Para Channing Tatum, quien creció en Tampa y fue bailarín exótico antes de comenzar una carrera en Hollywood, “estar en Florida con la última película de ‘Magic Mike’ y enseñando el show es como cerrar el círculo”.

El actor y productor reveló que está escribiendo actualmente una novela romántica y prepara para este año el estreno de dos películas en las que participó.

La primera es “Spaceman”, en la que fungió de productor. La otra es “Pussy Island”, en la que comparte créditos protagónicos con Geena Davis, Christian Slater y Adria Arjona, bajo la dirección de su actual pareja Zoe Kravitz.

Por su parte, Hayek se declaró muy emocionada por el próximo estreno de “Without Blood”, que dirigió y escribió Angelina Jolie. “Se van a sorprender”, prometió la estrella mexicana al hablar del resultado de la cinta.

La “Pantera Negra” Letitia Wright “inspira” a su natal Guyana

Georgetown, Guyana. Letitia Wright sube al escenario y saluda con los brazos cruzados sobre el pecho. Un centenar de jóvenes responde con un grito: "¡Wakanda por siempre!".


Fuente: AFP / Denis Chabrol

La actriz de la taquillera saga de Marvel “Pantera Negra” regresó a su natal Guyana 20 años después de que emigrara con su familia a Inglaterra. El martes visitó una escuela secundaria en Georgetown, donde compartió con estudiantes.

Wright, en el país desde el viernes, descendió del vehículo vestida de blanco y una fila de alumnos le esperaban con banderas de su país. Decenas de fans se agolparon alrededor del vehículo con afiches, buscando una foto con la intérprete de la princesa Shuri del reino ficticio de Wakanda.

“Nunca sientas que no eres suficiente”, dijo a los jóvenes en un auditorio abarrotado.

“Es importante que nunca te sientas como ‘¡guao! Letitia está aquí y nunca podría ser como ella o nunca podría conseguir algo’, porque Dios nos hizo a todos igual, nos hizo con la oportunidad de prosperar, así que los animo a que, sea lo que sea que quieran hacer, vayan por ello, y den el 110%”, agregó.

Los estudiantes prepararon una obra sobre la vida de la actriz en sus primeros esfuerzos por convencer a sus padres de su vocación. Su madre estaba reacia, su padre, más dispuesto.

“Aspiro a salir algún día al mundo y mostrar mi talento como ella”, expresó Cyneil English, una estudiante del Queen’s College.

“Es muy simpática y motivadora”, señaló Latifa Agard, de 19 años, aspirante a actriz. “Cuando me enteré de que era guyanesa, me dije ‘vaya, es guyanesa, yo soy guyanesa, ella está en la gran pantalla, yo puedo estar en la gran pantalla, así que solo verla me sirvió de inspiración”.

“ÚTIL CON MI TALENTO”
La carrera de Wright, de 29 años, despegó con la película “Pantera Negra” (2018) y su secuela, “Wakanda por siempre” (2022), gracias al papel de Shuri, científica y hermana del rey T’Challa, superhéroe interpretado por el fallecido Chadwick Boseman.

La joven, que tiene nacionalidad británica, ganó un premio BAFTA inglés en 2019 como actriz revelación.

Tiene también una nominación al Emmy por su papel en un episodio de la serie de TV “Black Mirror”.

“Cuando ven los logros que he conseguido, no ha sido fácil, tuve obstáculos en el camino, mucha gente me dijo ‘no’, mucha gente me dijo que nunca lo lograría y que no podría hacerlo, pero Dios puso algo en mí y yo confié y creí que podía ser útil con mi talento”, dijo Wright en su discurso.

La visita se realizó en medio de un intenso operativo de seguridad.

Un grupo de estudiantes, sin embargo, pudo acercarse a conversar, tomar fotografías y pedir autógrafos, entre ellos Joshua Williams.

“Creo que necesitaba venir para animar a los chicos y pedir al gobierno mejorar. Es simpática, enérgica y trabajadora, y se preocupa por los demás”, afirmó este alumno.

Desde que llegó a Guyana, Wright ha visitado varios destinos ecoturísticos y ha paseado por la capital, Georgetown.

Visitó, entre otros sitios, la escuela primaria a la que asistió hasta que emigró con nueve años.

El lunes se dirigió brevemente al Parlamento de Guyana y pidió a los dos partidos mayoritarios a trabajar juntos por el bien del país sudamericano, rico en petróleo.

La política de Guyana está racialmente dividida entre los descendientes de africanos esclavizados y los de sirvientes indios del sur de Asia. Los dos partidos mayoritarios rara vez se ponen de acuerdo en algo, salvo en la soberanía territorial de esta antigua colonia británica frente a las reclamaciones fronterizas de sus vecinos Venezuela y Surinam.

“Cuando se reúnan para tomar decisiones por el país, les animo a ambos, a ambas partes, a ambos partidos, a (cultivar) la paz, les animo al amor. Soy partidaria de la paz, del amor y estoy orgullosa de ustedes y de todos los que trabajan juntos para mejorar y potenciar nuestro país”, declaró Wright ante los 65 diputados.

 

Juliette Binoche, premiada con el Goya Internacional del cine español

Madrid. La Academia de Cine española ha concedido el premio Goya Internacional a la actriz francesa Juliette Binoche, que recibirá el 11 de febrero próximo en la ciudad de Sevilla (sur), según un comunicado publicado este miércoles.


Fuente: EFE

La academia reconoce “su extraordinaria trayectoria y su apuesta por autores arriesgados, plasmada en un buen número de interpretaciones inolvidables”.

Referente del cine europeo y con una trayectoria de cuatro decenios, Binoche ha sido reconocida en los Oscar, los César del cine francés y los Bafta británicos.

Ha ganado, además, los premios de interpretación de los festivales de Cannes (Francia), Berlín y Venecia (Italia) y el Donostia del de San Sebastián (España), así como tres galardones del Cine Europeo.

El Goya Internacional se creó el año pasado para reconocer a personalidades que contribuyen al cine “como arte que une culturas y espectadores” de todo el mundo; y Binoche, una actriz europea, será la segunda en recibirlo después de la australiana Cate Blanchett.

Binoche ha trabajado con grandes directores como Jean Luc Godard, André Techiné, Louis Malle, Olivier Assayas, Claire Denis, Philip Kaufman, Krzysztof Kieślowski, Anthony Minghella, Michael Haneke, Naomi Kawase, Abbas Kiarostami y David Cronenberg.

Su carrera está marcada por películas como “Mala sangre”, “La insoportable levedad del ser”, “Los amantes del Pont-Neuf”, “Herida”, “Tres colores: Azul”, “El paciente inglés”, “Código desconocido”, “Chocolat”, “Caché”, “El vuelo del globo rojo”, “Copia certificada”, “Cosmópolis”, “Camille Claudel 1915”, “La verdad” y “Fuego”.

Hija de intérpretes, Binoche (París, 1964) debutó en 1996 en el cine anglosajón con “El paciente inglés”, filme con el que conquistó el Oscar como Mejor Actriz de Reparto.

Desde entonces ha trabajado con un pie en el cine europeo independiente y otro en producciones comerciales como “Godzilla” o “Ghost in the Shell”.

Formada en el Conservatorio Nacional de Arte Dramático de Francia, Binoche asegura estar siempre dispuesta a embarcarse en proyectos que sean “un viaje a lo desconocido”.

La parisina, que también ha participado en la serie de televisión “The Staircase” y pisó Broadway con “Betrayal”, de Harold Pinter, recogerá este nuevo premio en la próxima gala de entrega de los Goya.