Banca regional comprometida al desarrollo sostenible

La banca regional se comprometió a enfatizar acciones con preceptos de desarrollo sostenible.

El financiamiento será cada vez más acompañado por preceptos de desarrollo sostenible, que se convertirán en elemento corriente de las operaciones de los bancos, según se coincidió en la jornada final del 1º Congreso Latinoamericano de Banca Sostenible e Inclusiva, desarrollado en Asunción. Inclusión financiera, equidad de género, innovación tecnológica y gobernanza para la sostenibilidad fueron analizados por expertos en conferencias y paneles.

El esfuerzo de los bancos de desarrollo en conseguir facilidades que permitan beneficiar a empresas orientadas al desarrollo sostenible, fue enfocado por Juan Carlos Elorza, del Banco de Desarrollo de América Latina (CAF), en el arranque de la última jornada del 1º Congreso Latinoamericano de Banca Sostenible e Inclusiva.

“También estamos atentos a impulsar políticas estratégicas en reindustrialización, basadas en una amplia y accesible oferta de energías limpias”, agregó el experto en el evento organizado por la Asociación de Bancos del Paraguay (ASOBAN) y la Federación Latinoamericana de Bancos (FELABAN).

Como tópico fundamental del evento, Elorza especificó que en el corto plazo, el financiamiento que vaya acompañado de preceptos de desarrollo sostenible no será diferenciador (hoy sí lo es todavía), sino que se convertirá en el elemento corriente de las operaciones de los bancos.

El alto ejecutivo habló también del Laboratorio de Inclusión Financiera (LIF), perteneciente al CAF, con aportes al desarrollo como el escalamiento del emprendimiento e iniciativas con mayor aporte para mejorar la inclusión financiera de los migrantes.

En el panel sobre casos innovadores de inclusión financiera provistos por el sector privado en América Latina, Denisse Macías, de Banco Sol de Bolivia, señaló los cuatro pilares de su entidad, enfocados a los clientes, al talento humano, la innovación y la sostenibilidad, bajo un modelo que contribuye a 11 de los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS).

Pablo Videla, de la Fundación Banco Ciudad de Buenos Aires, refirió por su parte que entre los clientes migrantes de la entidad bancaria están 60.000 que llegan de Paraguay, Bolivia, Perú y Venezuela, más otros 160.000 clientes jubilados. Agregó un caso de éxito, en el que se brindó crédito a 600 recuperadores urbanos (cartoneros) dentro de una vertiente social necesaria desde la entidad.

En torno a las facilidades y soluciones para el segmento femenino, Visión Banco creó el producto Visión Mujer, según especificó a su turno Silvia Bracho, gerente de negocios y marketing de la entidad. “Casi el 50 % de nuestros clientes son mujeres y hay 370 mil de ellas que accedieron a préstamos, con 400 mil productos de ahorro y 31 mil tarjetas de crédito, que les sirven como medio de pago y asistencia”, sostuvo.

Condiciones para el acceso

La equidad de género como tema de importancia capital para la banca y el sector financiero fue abordada por Stella Guillén, presidente de la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD): “El desafío es mirar a las personas asumiendo que no todos tienen la misma línea de partida. Equidad es ser conscientes de dónde parten aquellas y generar condiciones para el acceso a la misma oportunidad”, resaltó. Agregó que la inclusión financiera de la mujer es rentable, ya que aumentan la cuota del mercado, la venta cruzada y la lealtad, hay mayor preferencia al ahorro y un comportamiento más positivo ante el riesgo.

Por Banco Basa habló en el panel Montserrat Aponte, para quien el objetivo del Programa Mujer de esa entidad bancaria busca generar un impacto social, en un segmento con una brecha en búsqueda de oportunidades de financiación y bancarización.

En tanto que José Etchegoyen, especialista global y líder regional de la Corporación Financiera Internacional (IFC), aportó que la institución tiene un enfoque de género, de diversidad, equidad e inclusión, con programas para mujeres emprendedoras, poblaciones forzosamente desplazadas, población LGBTI, afrodescendientes, comunidades nativas, y adultos mayores.

Segmentos a los que también atender

Las poblaciones indígenas, adultos mayores, migrantes y refugiados son nuevos segmentos a ser atendidos por la banca tradicional. Para debatir en torno al tema habló Craig Loschmann de la UNHCR, brindando referencias en torno a las necesidades financieras de los refugiados, traducidas en la asistencia en efectivo y para la vivienda, alimentos, remesas para la familia, microcréditos de consumo y para las empresas, desde su llegada hasta su desplazamiento.

Por otra parte, entre las estrategias del Banco Nacional de Costa Rica están los factores que hacen a la generación de valor para el ambiente, la sociedad y la economía. “Bancarizar a la gente es darles identidad para generar mejor calidad de vida”, destacó Silvia Chaves, representante de esta institución centroamericana.

Cristina Paredes, de BID Invest, aportó que en la economía de la longevidad (llamada también plateada), el consumo de las personas mayores será próximamente de unos USD 2 billones en América Latina, y USD 15 billones en el mundo, por lo que se deben analizar las tendencias y proyectar estrategias para adelantarse a esas necesidades.

Te puede interesar: Paraguay condena nuevas trabas de Argentina

Importaciones bajo materia prima incrementaron un 28% al cierre de abril

En los primeros cuatro meses del año, las adquisiciones bajo este incentivo alcanzaron un total de USD 121 millones, superior en USD 27 millones a lo registrado en el mismo periodo del 2023, lo que revela el buen dinamismo de este régimen.

La Dirección de Regímenes Especiales del Viceministerio de Industria, en su informe mensual del Régimen de Materia Prima reveló que las importaciones bajo este incentivo acumularon un total de USD 121 millones en los primero cuatros mes del 2024, lo que representa un incremento del 28%, en comparación al mismo periodo del año anterior cuando alcanzó USD 94 millones.

Con respecto a las empresas beneficiadas con este régimen, el informe señala que, al cierre de abril, 202 industrias fueron favorecidas con este incentivo, 2% más que lo registrado en el mismo periodo del 2023, cuando las beneficiarias fueron 198.

Además, en el primer cuatrimestre del año se autorizaron un total de 1.739 solicitudes de importación, lo que representa una variación positiva del 14%, respecto al cierre de abril del año anterior, cuando fueron 1.525 solicitudes.

El 76% de las empresas beneficiadas en el acumulado del periodo en curso, se concentran principalmente en los sectores de productos químicos y farmacéuticos, con un 24%; en tanto que el otro 21% en productos metálicos.

Mientras que un 12% en el sector de productos de caucho y plástico, seguido de alimentos y bebidas con el 11%, y el 8% restante corresponde a fabricación de textiles y prendas de vestir.

En cuanto al origen de las importaciones, el informe mensual señala que el 61% de las materias primas provienen de China, seguido de India. En tanto que los países como Japón, Turquía y Estados Unidos cuentan con una participación en menor medida, que va del 6% al 3%, respectivamente.

Igualmente, el informe señala que este régimen tan solo en el mes de abril importó por un valor de USD 40 millones, como así también recibió unas 587 solicitudes de adquisiciones, viéndose beneficiadas 115 industrias.

En cuanto al acumulado hasta abril del régimen de Materia Prima, el documento indica que el 70% de las importaciones se concentraron entre los sectores metalúrgicos, químicos y farmacéuticos. Entre ellos además se destaca la adquisición de productos metálicos con un 52%, mientras que un 18% en el rubro productos químicos y farmacéuticos.

Asimismo, le sigue con un 8% el sector de fabricación de productos de tabaco, mientras que los rubros de productos de papel e impresión y cauchos y plásticos, con un 6% y 4% respectivamente.

Del total de importaciones autorizadas, el 92% se concentra en industrias localizadas en el departamento de Central; con 74%, Alto Paraná; 13%; y Capital con el 5%.

Economía circular, modelo de negocio que sostiene a miles de familias

Cada 17 de mayo se celebra el Día Mundial del Reciclaje, buscando destacar el papel crucial que desempeña este modelo en la economía circular. Este modelo de negocio sustentable anualmente genera USD 450 millones, como así también sostiene alrededor de 130.000 mano de obra paraguaya.

Paraguay desde hace algunos años se ha sumado a este modelo de negocio, con el objetivo de crear un ambiente más sostenible y sustentable con el medio ambiente. Sobre este hecho, Máximo Barreto, director del área de Planificación y Control del Viceministerio de Industria, señaló que en la actualidad el país se encuentra haciendo una transición de negocios más responsables, caracterizándose como un requisito ineludible.

“La tendencia hacia un consumo cada vez más responsable, a nivel internacional, así como los compromisos adquiridos por mitigar el cambio climático, tienen su traslación en los acuerdos comerciales que suscribimos, en los proyectos de cooperación que implementamos, así como en las inversiones en industrias, ya sean nuevas o de ampliación e introducción de nuevas tecnologías”, puntualizó Barreto.

Cabe mencionar que la economía circular es un modelo económico que se basa en la utilización de los recursos de manera sostenible y en la minimización de los residuos. Este enfoque busca reducir el desperdicio y fomentar la reutilización de los recursos existentes, lo que resulta en una economía más eficiente, resiliente y sostenible.

Un negocio en aumento

Con relación a los números, de acuerdo a un informe realizado por la Fundación Moisés Bertoni (FMB), junto a las industria recicladoras; el sector del reciclaje, tan solo en el sector de los envases moviliza alrededor de USD 450 millones anualmente. De este monto total, los recicladores y los centros de acopios facturan unos USD 72 millones cada uno; al tiempo que los gancheros alcanzan una facturación de USD 10 millones. Mientras que las industrias facturan por un valor aproximado de USD 300 millones.

En cuanto a la mano de obra empleada, es bien sabido que el sector de los recicladores concentra un alto número de personas. En este sentido, se señala que tan solo en el sector de envases se cuenta con casi 130.000 paraguayos se encuentran desempeñándose en este rubro.

De este total, unas 100.000 personas se encuentran en el área de recicladores; seguido de gancheros en donde se encuentran unas 15.000 personas, mientras que los centros de acopios concentran unos 12.500 paraguayos. En tanto, las industrias emplean unos 1.000 trabajadores.

Según Barreto, la economía circular presenta una oportunidad de repensar los modelos de negocios tradicionales, y de repensar también las bases que sustentan nuestra economía, para lograr modelos de crecimiento económico más sustentables y sostenibles.  A su vez, supone una oportunidad para aprovechar nuestras ventajas competitivas.

Impulsar un modelo sustentable

Barreto manifestó sobre los trabajos llevados adelante desde el Ministerio de Industria y Comercio (MIC), enmarcan el reciclaje dentro de lo que es la Economía Circular, como modelo de producción y consumo. Expresó que dentro de este negocio, los productos y materiales se mantienen en circulación mediante procesos como mantenimiento, reutilización, renovación, remanufactura, reciclaje y compostaje.

Una economía circular es restaurativa y regenerativa por diseño, y tiene como objetivo mantener los productos, componentes y materiales en su mayor utilidad y valor en todo momento”, explicó Barreto.

En ese sentido, señaló que en mayo del 2021 como iniciativa a nivel nacional, se lanzó el Grupo Impulsor de la Economía Circular en Paraguay (GIEC), que tiene como objetivo articular las diversas acciones, público, privadas y proyectos de cooperación, que permitan la consolidación y aceleración de la economía circular en Paraguay. La misma es de carácter interinstitucional y multisectorial.

“Para este año 2024, tenemos como prioridad el fortalecimiento de la institucionalidad del GIEC, mediante un decreto que establezca su conformación, mandato, funciones y atribuciones, como también, la elaboración de una Estrategia Nacional de Economía Circular, que será liderada por el GIEC”, puntualizó el alto director del Viceministerio de Industria.

Cabe señalar que la Hoja de ruta de Economía Circular de Envases contempla metas específicas relacionadas con la promoción del reciclaje, dentro del sector envases, cuya tasa que en la actualidad ronda el 43%, el cual se pretende aumentar hasta el 60% en 2033. Asimismo, apunta a mejorar la circularidad del material reciclado.

Así también se trabajará en el fortalecimiento de la inclusión y formalización de la industria del reciclaje, a través de la articulación con los municipios en cuanto al diseño de planes municipales de gestión de residuos que reconozcan a los recicladores de base como actores de la gestión y la formalización de los centros de acopio.

Impulsan la formalización de emprendedores de subsistencia

El objetivo principal de esta mesa es establecer mecanismos y herramientas para que los emprendedores de subsistencia, que a menudo no encajan en la categoría de Mipymes, cuyos ingresos mensuales son menores al salario mínimo.

En un esfuerzo conjunto para facilitar la formalización y acceso al mercado de emprendedores apuntando específicamente al sector de subsistencia y con capacidades diferentes, el Viceministerio de Mipymes, junto con la Fundación Saraki y más de 20 instituciones estatales, llevaron a cabo la segunda reunión de la Mesa de Formalización para Emprendedores.

Shirley Ayala, de la Fundación Zaraki, destacó que el objetivo principal de esta mesa es establecer mecanismos y herramientas para que los emprendedores de subsistencia, que a menudo no encajan en la categoría de Mipymes, cuyos ingresos mensuales son menores al salario mínimo, puedan desarrollarse y acceder al mercado sin enfrentar barreras tributarias ni de acceso al capital.

“Estamos trabajando con 25 instituciones para crear políticas públicas y herramientas específicas para este grupo. Tenemos cinco mesas de trabajo enfocadas en formalización, desarrollo del emprendedor, acceso a mercados, capacitación, incidencia y comunicación”, indicó. Cabe mencionar que la Fundación Saraki, a través del Proyecto Red Mbareté, también busca llegar a 500 emprendedores con discapacidad.

A su turno, Ángel Ayala, director de Fomento, Desarrollo e Innovación de la Dirección Nacional de Emprendedurismo (DINADEM), explicó que es fundamental visibilizar y sensibilizar a la ciudadanía para reconocer a estos emprendedores y fomentar las compras con propósito.

Subrayó además el compromiso de la dirección en acompañar estos esfuerzos mediante los Centros de Apoyo a Emprendedores (CAE) del MIC, ubicados en 14 localidades del país, los cuales ofrecen capacitación y asistencia para la formalización, acceso al crédito y al mercado.

“Estamos desarrollando un sistema digital para la cédula Mipymes, para que formalizarse sea de fácil acceso y gratuito. Además, estamos trabajando con entidades financieras para ofrecer créditos blandos y nuevos sistemas de financiación que incentiven la formalización.

“Nuestro enfoque es proporcionar inclusión financiera para que estos emprendedores puedan capitalizar el primer impulso que les brindamos muchas veces con capital semilla”, indicó Ayala.

La próxima reunión de la mesa de formalización se llevará a cabo el 11 de junio, donde se delinearán hojas de ruta de políticas para que las demás entidades también contribuyan a este importante proyecto.