Banco Basa congela pago de créditos por tres meses

Banco Basa anunció el congelamiento del pago de las cuotas de créditos por el plazo de 3 meses, para los clientes que necesiten destinar fondos para gastos de salud, entre otros, a raíz de la coyuntura actual de la cuarentena de Covid-19 a nivel nacional.

Ayer se anunciaba la decisión del pleno de los 13 bancos que conforman Asoban, la de refinanciar las cuotas con una tasa de 9,9% para los que no puedan cumplir con los pagos. En sentido, el Banco Basa mejoró la propuesta y decidió congelar las cuotas por un plazo por 90 días.

En otras palabras, el cliente no pagará ningún recargo por la mora de las cuotas marzo, abril y mayo.

El presidente del Banco Basa, Fernando Paciello, explicó que la entidad bancaria, ofrece alternativas bancarias a sus clientes, dependiendo de cada situación, quienes necesiten destinar el dinero de los pagos de cuotas a gastos indispensables como salud, entre otros, atendiendo la epidemia del Covid-19.

"Los clientes podrán disponer por un periodo de tres meses, el congelamiento de cuotas que vencen en esos meses. Suponiendo que la cuota de marzo no pudo ser pagada, pues podrá ser abonada hasta el 1 de junio, sin ningún recargo", afirmó el presidente a GEN en una entrevista exclusiva.

Asimismo, Paciello indicó que lo mismo sucede con las 3 cuotas, hasta el mes de junio. No obstante si la medida sanitaria se extiende, desde el banco están abiertos a dialogar con el cliente para una refinanciación total de sus cuotas.

"Entendemos que es difícil que una propuesta pueda acomodar a toda la situación, por el banco está abierto a escuchar cada situación particular. Vamos hasta la oferta de financiar automáticamente por un plazo de 36 meses, hasta créditos que tengan como deuda los G. 1.000 millones. Créditos mayores necesitan por su volumen una adecuación", enfatizó.

El presidente Paciello, reconoció que es difícil encontrar una solución que se aplique a todos, ya que cada cliente pasa por una situación diferente, por lo que solicitó que cada persona vaya hasta el banco o se contacte vía telefónica para encontrar una solución que se aplique en su caso.

Por último, Fernando Paciello aclaró que dicho sistema a ser implementado será automático pero no obligatorio. “Para no pedir a los clientes que vengan y firmen pagarés, o para que no se muevan de sus casas en dicha situación, pensamos en un sistema automático que ellos deberán autorizar. El banco se contactará con cada uno de ellos o el cliente también puede llamar al banco”, concluyó.


 

Las medidas del BCP y los bancos para aliviar la economía

En esta nota te contamos cuáles son las medidas adoptadas por el Banco Central del Paraguay (BCP) y los bancos para aliviar la economía, ante la situación por el coronavirus.

Jorge Giménez, gerente de Análisis y Regulación del BCP, fue consultado este viernes sobre las medidas adoptadas por la institución y las distintas entidades bancarias ante la situación del coronavirus.

En entrevista con la radio Universo, estas fueron sus respuestas a las inquietudes de los oyentes:

¿Cómo queda el cobro de los intereses punitorios? Ya que hay bancos como el GNB que quieren seguir cobrando estos intereses. ¿Hay alguna bajada de línea desde el BCP a los bancos?

Puntualmente, con respecto a ello, no lo hay. Tenemos que identificar puntualmente cómo se dio esa operación que se hace referencia.

Lo que sí podemos decir es que el BCP decidió emitir una disposición que permite a las entidades financieras, en uno de sus apartados, proceder a la renovación, la refinanciación o restructuración de las deudas con algunos beneficios, como extensiones de plazos, consideraciones en las tasas compensatorias, renovaciones sin necesidad de presentar documentación adicional o actualizada cuando se contrató el crédito original.

Al momento de contratar el nuevo préstamo, la renovación por así decirlo, se interrumpe el cómputo de la mora y no aumenta la mora, por tanto el cliente no pierde la calidad de sujeto a crédito.

Antes del vencimiento de sus deudas, las personas que tengan sus ingresos disminuidos, pueden presentarse al banco para renegociar y así facilitarles la situación financiera.

¿Qué pasará con los préstamos nuevos?

La norma anterior no aplica a los nuevos créditos contratados. No obstante, las entidades van a entender la situación por la que se atraviesa, y en el momento de estructurarle la deuda, seguramente, establecerá un cronograma donde la primera cuota sea aplicada cuando se supere esta situación. La resolución habla de un periodo de gracia de hasta un año, pero el BCP no puede inmiscuirse en este aspecto, ya depende de cada banco si lo aplica y cómo lo hace.

¿Por qué no se unifican las tasas de refinanciación? Es sabido que la refinanciación genera una tasa de interés más alta que la tasa anterior.

Eso depende también, porque, como dije en otras oportunidades, existe una premisa básica en finanzas que es rentabilidad versus riesgo. Toda entidad financiera, en la medida en que pueda observar que un cliente representa más riesgo en la recuperación del crédito, le otorga tal vez una tasa más alta. También puede recurrir a otros mecanismos como la ampliación del plazo.

Lo que se pretende es dar un cierto alivio financiero al cliente, no solamente en lo que respecta a la tasa sino también al plazo.

¿Hay alguna instrucción sobre los plazos a los vencimientos de AFD?

Eso escapa a nuestro ámbito. Si bien la AFD es un banco de segundo piso que es supervisado por la Superintendencia de Bancos, ellos tienen su esquema de ‘supervisión’ de relacionamiento con las entidades financieras, porque canalizan sus recursos a través de esas intermediarias. Entonces son estas intermediarias las que fungen como clientes. Hay ciertos requisitos que deben cumplir con la AFD, de ellos depende establecer medidas excepcionales para sus clientes, que en este caso son las intermediarias financieras.

¿Qué pasa con las tarjeas de créditos? ¿Hay alguna directiva del BCP al respecto?

Puntualmente, no hay referencia a ningún producto en específico. Es cuestión que cada cliente opere con su banco cabecera y recurra a ellos para renegociar la deuda.

Hay que tener en cuenta que con estas medidas excepcionales se pretende fomentar el consumo. Aparte de esto, hay recursos disponibles a través de ciertos porcentajes como el encaje legal para las monedas local y extranjera, para dotar de liquidez al sistema financiero, para que se revierta al mercado y se mueva el consumo y la economía.

LOS BENEFICIOS EN LOS BANCOS

Raúl Vera, presidente de la Asociación de Bancos, indicó a la misma emisora que entre las propuestas que ofrecen a los clientes que sean personas individuales, microempresas o pymes la figura de la prórroga de cuotas de marzo, abril y mayo.

“Con la sumatoria de las cuotas se ofrecerá un refinanciamiento de hasta 24 meses para aquellos créditos que tengan cuotas por pagar de hasta 24 meses. Se podrá ofrecer un refinanciamiento de hasta 36 meses para créditos que tengan cuotas por un plazo superior a 26 meses”, dijo.

La tasa será 9.9 % para operaciones en guaraníes, 7 % para dólares. Las cuotas recién serán pagadas como mínimo desde junio, por lo que cualquier banco podría ofrecer facilidades superiores.

“Lo que pretendemos es dar una solución de carácter inmediato a los clientes considerados más vulnerables en esta situación que atravesamos. Otros países capaz tendrán mayores facilidades, por la misma presión tributaria”, argumentó durante la entrevista.

CONGELAMIENTO EN BASA

Fernando Paciello, presidente del Banco Basa, comentó que la entidad bancaria está ofreciendo alternativas para sus clientes que necesiten direccionar el monto que deben abonar por cuotas de créditos, por razones de salud u otros, atendiendo la epidemia del coronavirus.

“Los clientes podrán disponer por un periodo de tres meses, el congelamiento de cuotas que vencen en esos meses. Suponiendo que la cuota de marzo no pudo ser pagada, pues podrá ser abonada hasta el 1 de junio, sin ningún recargo”, afirmó.

Según recoge La Nación, Pacielo añadió que lo mismo sucede con las tres cuotas, hasta el mes de junio, y aseveró que si por ciertos motivos la cuarentena se extienda, están abiertos desde el banco para dialogar con el cliente con respecto a una refinanciación total de la deuda.

“Entendemos que es difícil que una propuesta pueda acomodar a toda la situación, por el banco está abierto a escuchar cada situación particular. Vamos hasta la oferta de financiar automáticamente por un plazo de 36 meses, hasta créditos que tengan como deuda los G. 1.000 millones”, indicó.

 

Para paliar crisis, textiles exigen descuentos en impuestos y aportes al IPS

La Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay hizo un requerimiento al Gobierno ante la situación económica a raíz de las medidas aplicadas ante el coronavirus.

Ante la grave crisis económica generada por la situación sanitaria que atraviesa el país, la Asociación Industrial de Confeccionistas del Paraguay exigió al Gobierno Nacional que disponga medidas de oxigenación económica inmediata que permitan a las empresas cumplir con las obligaciones laborales con el fin de preservar los puestos de trabajo.

Por tanto, solicitó la aplicación del descuento del 50% de todos los impuestos, sean estos tributarios, municipales o aduaneros; tales como IVA, IRPC, IRP, IRACIS, y otros. Además del descuento del 55% del aporte de IPS, correspondiente al monto jubilatorio para no afectar ni comprometer los servicios sanitarios, de urgencias en este momento.

“Creemos que una situación extraordinaria merece medidas extraordinarias y desde la AICP nuestra prioridad es la de proteger a los más de 200.000 compatriotas que hoy forman parte del sector, entendiendo que así también protegemos los intereses de nuestra Nación”, indicó el gremio.

 

Seis de cada 10 empresas cerrarían, si no reciben facilidades del Gobierno

Moratoria en el pago de servicios básicos aportes obreros y un tiempo de gracia y financiación son algunas de las medidas que esperan desde la Asociación de Empresarios del Paraguay. Se cree que 6 de cada 10 cerrarían si no se aplican estas facilidades.

Una encuesta realizada por la Asociación de Empresarios del Paraguay a 934 propietarios de locales de diversos rubros revela los críticos resultados que podrían desatarse con la pandemia del coronavirus.

El 57 % de los encuestados consideró que sus negocios podrían dejar de funcionar en aproximadamente un mes y de este grupo, la mitad no alcanzaría las dos semanas.

Además, un 55 % reconoció que habrá dificultades para pagar salarios, principalmente en las áreas de gastronomía y entretenimiento, donde cerca de la mitad afirmó que se vería forzada a despedir colaboradores.

El director de la Asociación, Cristian Sosa, reconoce que el Gobierno anunció un paquete de medidas, pero cree que esto solo constituye un primer paso, pero que se requieren otras medidas.

“Como por ejemplo, a través de moratorias en el pago de servicios básicos, aportes patronales y obreros, así como los impuestos de un posterior tiempo de gracia y una financiación flexible que le permita sobrevivir a esta coyuntura”, expresó Sosa.

Desde la Asociación de Restaurantes del Paraguay, que hoy da trabajo a 60.000 personas, advierten que un 60 % de los empleos se perdería si no se toman medidas específicas como las citadas más arriba.