CDE agoniza por restricciones a las remesas de reales al Brasil

Ciudad del Este se debate en una profunda crisis. La situación se agrava dado que el Gobierno del Brasil, a través de su banca matriz, frenó los envíos de reales a ese país, lo que terminará “matando” al alicaído comercio fronterizo, ya que la mayor parte de las tiendas locales tienen clientes brasileños.

El presidente de la Federación de Cámaras de Comercios de CDE (Fedecámaras), Tony Santamaría, urgió al Gobierno Nacional que tome cartas en el asunto e inicie una gestión con el vecino país, para subsanar esta problemática.

Santamaría apuntó que las consecuencias de la disposición del Banco Central del Brasil pueden ser catastróficas para la economía de esta ciudad y, por ende, para el país. Sin embargo, nuestro Gobierno no reacciona.

“Gran parte de nuestra economía se mueve en reales, porque los compradores que llegan aquí nos pagan en reales o en dólares”, expresó. Indicó que las “entidades bancarias tiene órdenes del Banco Central del Paraguay, que a su vez recibe indicaciones del Gobierno del Brasil de frenar el envío de dinero al vecino país hasta que cese una investigación que está siendo llevada a cabo por los bancos de ambos países”.

Todo esto es consecuencia de publicaciones nefastas de medios locales y de Brasil, que, como advertíamos, repercuten directamente en la economía paraguaya.

Asimismo, se quejó de que la banca matriz realiza cobros casi arbitrarios de G. 6 adicionales por cada dólar, sin emitir explicaciones a los empresarios, lo que también contribuye con el clima desfavorable para la actividad económica. Apuntó que los nuevos factores mencionados empeoran el ya preocupante panorama que enfrenta el comercio esteño.

Detalló que, debido a la crisis en el Brasil, sus habitantes tienen cada vez menos dinero para adquirir productos en Paraguay y de comprar dólares. Lamentó que el desempleo, con este escenario, seguirá creciendo hasta afectar unas 400.000 personas en Brasil y Paraguay.

Enfatizó en que la situación es preocupante y apuró al Gobierno Nacional a tomar cartas en el asunto cuanto antes, ya que la disposición del BCP de detener las remeses, es incompatible con la dependencia económica y comercial que existe entre ambos países. Solicitó que las autoridades evalúen los impuestos para que estos sean competitivos, y a ciudad siga siendo una opción ventajosa para los brasileños, ante la aparición de las tiendas libres de impuestos en las ciudades fronterizas del Brasil.

 

Perfumistas mueven US$ 150 millones al año y pierden US$ 40 millones por falsificaciones

La entrada de falsificaciones de perfumes de alta gama en nuestro mercado origina unas pérdidas anuales de entre 30 y 40 millones de dólares a los importadores nacionales de perfumes y cosméticos, según informaron fuentes del sector.


Fuente: EFE

El contrabando y las falsificaciones de estos productos, con más perfumes que cosméticos, “representan el 30 % del mercado”, una cifra importante para un país pequeño como Paraguay, explicó el vicepresidente de la Cámara de Importadores de Perfumes y Cosméticos (Caimpeco), Juan Pablo Jaeggli.

“El sector mueve unos 150 millones de dólares anuales en Paraguay y pierde entre 30 y 40 millones de dólares a causa del contrabando y las falsificaciones”, explicó Jaeggli.

Estas copias de las fragancias dan al comerciante “un margen de entre el 50 % y el 60 % frente al 10 % o 12 %” que obtendría con la venta de los originales.

Sin embargo, el vendedor no siempre es consciente de que el producto que ofrece no es el verdadero, ya que en ocasiones llegan mezclados con los reales.

Ninguna marca escapa de las falsificaciones, pero son más proclives a la imitación aquellas que son más demandadas y, a simple vista, resulta difícil para el comprador distinguir un frasco original de uno fraudulento.

Federico Hutteman, que lleva más de 10 años trabajando como abogado de marcas cosméticas internacionales en Paraguay, aseguró que “las falsificaciones de productos cada vez son mejores”.

Las marcas detectan las copias porque conocen “las normas de seguridad que vienen en sus cajas”, pero esos requisitos de etiquetados son completamente ajenos para quien adquiere el perfume o el cosmético.

Tanto Jaeggli como Hutteman coinciden en que la única forma que el comprador tiene para identificar la copia es con la prueba, ya que el olor de la fragancia no dura, o como mucho logra reproducir las notas iniciales, pero no las finales, mientras que si se trata de cremas o cosméticos no se puede esperar de ellas el efecto prometido.

Hutteman señaló que el mayor punto de venta de productos falsificados es Ciudad del Este, “porque el comercio fronterizo es muy fuerte”.

Hutteman, como representante legal de estas marcas, trabaja en seguir las incautaciones que se producen sobre todo en los puertos fluviales del país.

“El año pasado, solo de dos marcas se incautaron unos 500.000 frascos (falsificados) que en el mercado se podrían vender a unos 50 dólares cada uno”, apuntó el abogado.

El director de Observancia de la Dinapi, Fernando Garcete, confirmó que “se han incautado perfumes, productos que imitan la fragancia e imitan el empaquetado, y en algún lugar ponen que es una versión”.

Además, también revisan que cuenten con permisos sanitarios, sobre todo en el caso de los cosméticos y cremas, aunque sostiene que estos productos no son los más falsificados, al contrario que otros como electrónica, juguetes o relojería.

 

Crisis de la soja amenaza a Paraguay con perder el 1,5 % del PIB

La crisis que vive el sector de la soja en nuestro país, cuarto mayor exportador del mundo, cuya producción se redujo un 23,5 % entre enero y abril, y con su precio internacional a la baja, podría hacer perder al entre el 1 y el 1,5 % del PIB, según advierten empresarios y economistas.


Fuente: Alejandro R. Otero, EFE

El desempeño negativo del sector podría ahondar así la desaceleración económica que atisba ya el Banco Central del Paraguay (BCP), que en abril redujo ocho décimas su previsión de crecimiento para este año al 3,2 %.

Y es que, si bien el peso del sector agropecuario en la economía del país ronda el 9 %, sustentado por la producción de soja y carne, la mayor parte de la industria, que sustenta el 18 % del PIB, "es dependiente" de los derivados de esas materias primas, según explicó a Efe el economista del Centro de Análisis y Estudios Económicos (Cadep), Fernando Masi.

Para el presidente de la Unión de Gremios de la Producción (UGP), Héctor Cristaldo, además de la reducción de la producción que atribuyó a las "contingencias climáticas" y a una "distribución errática" de las precipitaciones, lo que ha ahondando el problema es la caída del precio de la soja en el mercado internacional de materias primas de Chicago, en torno al 20 % en un año.

Cristaldo detalló que la baja humedad del suelo, provocada por un déficit de lluvias a finales de 2018, "redujo los rendimientos" de las variedades de ese cultivo que se plantaron al comienzo de la campaña en septiembre de ese año, pasando de una media de recolección de 3.000 kilos de granos por hectárea cultivada a unos 2.200 kilos.

A eso se añade el efecto negativo que las fuertes lluvias y las inundaciones de los últimos meses han tenido sobre la campaña de la zafra de soja, de la que se obtienen las semillas para la próxima temporada, cuya producción cayó en más de 2.400 toneladas.

Ese "doble golpe" que ha recibido la soja paraguaya está causando una "descapitalización" de los productores, que si no se revierte mediante una "flexibilización" del acceso al crédito, afectará a las próximas campañas.

Para aliviar esa situación, desde la patronal, que acusa al Gobierno de inacción económica, piden que facilite las concesiones de créditos y las condiciones de "refinanciación" de la deuda de los productores.

También exigen el establecimiento de un fondo para créditos a "corto plazo" en la Agencia Financiera de Desarrollo (AFD), entidad estatal que canaliza recursos públicos a través de bancos privados.

El BCP realizó ya un movimiento en ese sentido a mediados de mayo y emitió una resolución para eliminar penalizaciones y limitaciones a la refinanciación de deudas del sector agropecuario.

Para hacer frente a la reducción de precios, los empresarios emplazaron al Gobierno a abrir el melón de las relaciones comerciales con China, para cuyo impulso Paraguay tendría que establecer relaciones diplomáticas con el gigante asiático y renunciar a su alianza con Taiwán, al que China considera una provincia rebelde.

En ese sentido, Cristaldo pidió al Gobierno, en el que no ve "mucha sintonía" al respecto, a "sentarse a hablar y evaluar" un posible acercamiento a China.

Sobre ese punto, el economista explicó que el establecimiento de relaciones con la segunda economía del mundo permitiría a los productores dejar su "dependencia" del mercado de Chicago y "negociar" los precios con China, país que impuso hace un año un arancel del 25 % a la soja estadounidense, en uno de los capítulos del conflicto comercial que mantienen ambas potencias.

No obstante, las exportaciones de grano de soja paraguayo a Argentina, destino del 76 % de sus ventas al exterior en lo que va de año, contienen, en cierta medida, los efectos negativos por la caída de precios, ya que el país austral paga un precio algo mayor para fabricar aceite de soja destinado a China.

Según comentó Masi, el país asiático "paga un sobreprecio" al aceite fabricado con soja paraguaya porque tiene un "mayor valor proteico".

 

Cierran comercios en CDE: ventas cayeron en un 70%

El presidente de la Federación de Cámaras de Comercios de Ciudad del Este (Fedecámaras), Tony Santamaría, refirió que se registra un 70% de caída en las ventas y que varios comercios, de manera silenciosa, están cerrando sus puertas y despidiendo a sus trabajadores.

El empresario Tony Santamaría sostuvo que existe una contracción de la economía a nivel mundial y que la situación en Brasil y Argentina tiene sus consecuencias en nuestro país.

En charla con la R800 AM detalló que en un 70 % cayeron las ventas en los negocios, en especial del producto estrella: el smartphone. “Silenciosamente hay cierre de muchas empresas y eso significa que muchos queden sin trabajo. Las empresas pequeñas están cerrando, no tienen el suficiente volumen de ventas. No sacan ni siquiera para pagar los gastos a diario, esto afecta tu flujo de cajas y entonces se ve la opción de cerrar temporal o de manera permanente”, añadió.

Pese a esta crítica situación económica, los importadores siguen trayendo sus productos al país, porque poseen compromisos con los fabricantes.