Esteños urgen plan para reapertura y hablan de pasaporte sanitario en frontera

Los ciudadanos esteños urgen al Gobierno Nacional un plan con las herramientas que permitan una reapertura inteligente del Puente de la Amistad. Entre las propuestas plantean que se implemente un pasaporte sanitario en frontera y una ley que asegure la competitividad en Ciudad del Este.

Iván Airaldi, secretario de Industria y Comercio del departamento de Alto Paraná, mencionó a la radio Universo 970 AM que plantean un protocolo para la reapertura inteligente del Puente de la Amistad. “Sabemos que el Covid está en Brasil, la gente está ilusionada con que será la solución la reapertura, pero necesitamos herramientas para que sea más competitiva la ciudad. No queremos abrir por abrir nada más, sino que construir proceso para tener herramientas”, dijo.

El entrevistado detalló que proponen la implementación de un pasaporte sanitario en la frontera para la reapertura del puente, con testeos periódicos en el lado brasileño y el paraguayo, de modo a permitir que circulen de ambos lados entre 1000 a 1500 vehículos por día. “Necesitamos que se hagan rápidos los test”, resaltó.

Airaldi abogó además por el Régimen de Reexportación Comercial, proyecto presentado ante el Congreso por la Cámara de Comercio y Servicios de Ciudad del Este. Señaló además que esperan un régimen especial con un crédito salvataje, teniendo el criterio de la situación que tenían las empresas antes de la pandemia. “De cada 100 empresas, 14 nomás accedieron al Fogapy porque no reúnen las condiciones ahora, por eso queremos que vean cómo estaban en el 2019 para dar los créditos”, alegó.

El comerciante indicó por último que desean que vuelvan los 25.000 estudiantes brasileños que generaban mucho circulante en la ciudad. “Estamos hablando con las facultades y también están preocupadas por lo que ocurre. Estamos trabajando con todos los sectores para volver a la normalidad como antes trabajábamos”, puntualizó.

 

Colapsa el comercio fronterizo: hay 80 mil desempleados en Alto Paraná

Los comercios fronterizos hasta la fecha son los más afectados en esta crisis sanitaria por el COVID-19 a nivel país. Solo en Alto Paraná existen unos 80 mil desempleados, tanto en el sector formal con en el informal. Hasta la fecha no se logró avanzar con las negociaciones para la reapertura del Puente de la Amistad.


Fuente: La Nación

Según Iván Airaldi, secretario de Industria y Comercio de la Gobernación del Alto Paraná, destacó que existe muy poca ayuda por parte del Gobierno para estas personas desempleadas y para los comerciantes. “Son unos 80 mil desempleados en el Alto Paraná, esto sería en el sector formal e informal. Solo en Ciudad del Este hay unas 45 mil personas desempleadas”, afirmó en contacto con canal GEN.

Resaltó que están pasando por una situación muy preocupante en esta zona de país, tanto en lo económico como en los números de casos confirmados hasta la fecha. “Son tres los pilares que mueven la economía en el departamento que son agronegocios, los estudiantes universitarios de Brasil y el microcentro de Ciudad del Este”, resaltó.

Afirmó que hasta el momento los agronegocios siguen generando un buen movimiento con la venta de sus productos. En cuanto al segundo, que son los 25 mil estudiantes que venían de Brasil y generaban un buen circulante, hasta la fecha está totalmente parado. “Los estudiantes generaban un consumo importante en los barrios de Ciudad del Este, ya que pagaban la facultad, sus departamentos, comida, combustible, compraban prendas de vestir y consumo en los bares, hemos perdido eso”, puntualizó.

Resaltó que otro de los más afectados es el microcentro de Ciudad del Este, capital del departamento, zona que mensualmente movía millones de dólares y que ofrecía unos 40.000 puestos de trabajo, pero que ahora está prácticamente muerto con el cierre de las fronteras.

Agregó que hay mucha presión con la reapertura del Puente de la Amistad y que esto genera una falsa expectativa en la ciudadanía. “Muchos creen que con la reapertura del puente las cosas van a mejorar, pero no hay ninguna garantía que mejoren o no las cosas porque no sabemos lo que va a pasar y porque el lado brasileño también está muy resentido, además de que el dólar está alto”, apuntó.

CRÉDITOS DE SALVATAJE

Airaldi manifestó que desde el lado paraguayo necesitan la ayuda del Gobierno con herramientas que los ayuden a reactivar la economía en estas zonas. “Necesitamos herramientas para reactivar la economía regional. Las herramientas serían crédito de salvataje al sector afectado, en especial a las pymes, pero que no entre por el sistema ordinario de los créditos”, sostuvo.

Explicó que el sistema ordinario consiste en la serie de requisitos como el presentar los 6 últimos pagos de IVA, balance cerrado del 2019, que no tengan Informconf y que tengan buena referencia. “Hoy, cerca del 70% de las empresas no reúnen estos requisitos y menos en esta crisis sanitaria”.

Resaltó que muestra de eso es que en Alto Paraná solo el 14% ejecutó el Fogapy. “Eso significa que de cada 100 empresas que pidieron el crédito, solo 14 pudieron acceder, porque son las empresas que reúnen los requisitos. El resto ya se fue mazo”, indicó.

 

Aguinaldo: fraccionado en 2 pagos y con plazo extendido hasta el 31 de enero del 2021

El viceministro de Trabajo, Luis Orué explicó el plan de pago del aguinaldo en dos fracciones con extensión de plazo permitido hasta el 31 de enero del 2021 previsto solo para el sector privado. Detalló que unas 165.000 personas fueron suspendidas a raíz de la cuarentena y se registraron 16.000 despidos.

El subsecretario de Estado explicó a 730 AM que desde el Ministerio de Trabajo manejan la alternativa legislativa de la modificación del artículo 243 del Código Laboral que establece “una remuneración anual complementaria o aguinaldo, equivalente a la doceava parte de las remuneraciones devengadas durante el año calendario a favor del trabajador en todo concepto (salario, horas extraordinarias, comisiones u otras), la que será abonada antes del 31 de diciembre, o en el momento en que termine la relación laboral si ello ocurre antes de esa época del año”.

“Quiero aclarar que todavía no es un hecho, sino una alternativa que sigue en estudio. Queremos ingresar la modificación del artículo 243 dentro de la ley de Emergencia como un artículo temporal por la situación que se viene atravesando”, expresó.

Orué manifestó que el panorama es sumamente difícil para empleador, a quien le cuesta sostener el salario y será una sobrecarga el pago del aguinaldo a raíz de las pocas ventas y la poca circulación debido a la pandemia.

Pago fraccionado

El funcionario mencionó que el permiso fraccionado para el pago del aguinaldo sería hasta el 31 de enero (dos pagos), fecha tope, a fin de brindar un respiro al empleador.

“Para que en diciembre abone una parte y en enero cancele el aguinaldo del trabajador”, apuntó.

Consultado si el fraccionamiento afectaría a funcionarios del sector público, indicó que no ya que es una cuestión de Hacienda.

Sostuvo que el proyecto del artículo presentado por la cartera de Trabajo, es destinado solo para el sector privado. Sin embargo, a su criterio, la disposición debería regir en ambos sectores.

Al mismo tiempo apuntó que muchos trabajadores no cobrarán de forma normal el aguinaldo debido a la suspensión ya que eso no se computa como día laboral pagado.

Sobre la suspensión, dijo que el subsidio del IPS no cuenta como salario, por lo que tampoco se tendrá en cuenta a la hora de pagar el aguinaldo.

“Tenemos 165.000 personas afectadas por la cuarentena. Los datos a nivel nacional indican que las renuncias y despidos alcanzan entre 12.000 y 16.000, muchos no denuncian despidos porque llegaron a un acuerdo”, detalló.

Asimismo, dijo que según los datos del IPS, en total serían 16.000 despidos.

Por otra parte, el viceministro comentó que también existe un proyecto para ayudar a las empresas con el pago de salarios, no de aguinaldo, pero que está en una etapa incipiente.

 

Ya adelantan que no podrán pagar aguinaldo por la crisis

Las asociaciones de bares, restaurantes y otros rubros afines de Asunción y Central adelantaron que les será muy difícil cumplir con el pago de aguinaldo a sus trabajadores si no reciben ayuda del Gobierno Central.

“Los meses pasan rápido y se viene el aguinaldo, la verdad no vamos a poder cumplir, no sabemos qué vamos a hacer”, expresó Augusto Insfrán, presidente de AsoBar, en conversación con La Unión. “Entre los gremios gastronómicos estamos analizando sobre esto para plantear al Gobierno”, agregó.

El empresario dijo que a esta altura de la pandemia apenas están aguantando con el poco personal que tienen contratado, mientras que está totalmente parado el pago a los proveedores. “Capaz que cuando baje la cantidad de contagios y se extienda el horario de atención podamos recuperar alguito, pero está muy difícil”, expuso Insfrán.

También el presidente de la Asociación de Restaurantes del Paraguay, Oliver Gayet, mencionó a La Nación que aún no tienen definido cómo van a proceder con el pago del aguinaldo de este año.

“Nosotros no sabemos qué va a pasar de aquí a fin de año. Probablemente muchas empresas van a quebrar todavía o pedir la suspensión. En este momento nuestra preocupación es otra. Evidentemente el aguinaldo por ley nos toca pagar sí o sí. No obstante, solo vamos a pagar aguinaldo sobre salarios pagados. Si un funcionario estuvo suspendido nueve meses, vamos a pagar el aguinaldo por el tiempo trabajado; es decir, tres meses”, dijo.

“En algún momento vamos a tener que conversar sobre este punto con las autoridades, ya que probablemente muchas empresas van a solicitar concesiones de pagar en cuotas o alguna otra solución, ya que todos los años si no abonamos los aguinaldos para el 31 de diciembre, los trabajadores pueden elevar su denuncia, aunque este año creo que no va a ocurrir”, explicó.