Feria de emprendedores con más de 100 emprendedores hoy

Este miércoles se realiza la cuarta feria de emprendedores organizada por el Ministerio de Industria y Comercio. Participarán más de 100 microempresarios de diversos rubros y será en el shopping Mariscal.

Desde las 9:00 de la mañana hasta las 21:00 en la planta baja del bloque A del shopping Mariscal se lleva a cabo la feria de emprendedores, con el apoyo de la Aso Mipymes y la Asociación de Emprendedores del Paraguay.

Estarán más de 100 microempresarios de distintos puntos del país con variedad de rubros y precios, según anunciaó el Viceministerio de Mipymes.

La actividad forma parte de las actividades promovidas para la reactivación económica y para la innovación en la elaboración de productos nacionales.

Se prevén “Charlas para productores”, en el transcurso del día e impartidas por destacados profesionales en el área. El cronograma de exposiciones es el siguiente:

De 13:00 a 13:30, Rosel Fernández, comunicadora estratégica, hablará acerca de, “Planificación Estratégica para emprendedores”; de 14:00 a 14:30, Deisy Sitjar, propietaria de “Jerovia Orgánico”, se referirá sobre el tema, “Responsabilidad Empresarial, se puede desde el inicio”.

Los teléfonos: 021 616 3044/45 o al whatsapp 0962 312 666 son los números de la Dirección de Promoción Empresarial habilitados para consultas.

 

Suba de precios: supermercadistas alegan aumento del flete y materia prima

Desde la Cámara Paraguaya de Supermercados (Capasu) confirmaron que los proveedores aumentaron los precios de algunos productos de la canasta básica, a raíz del aumento del precio del flete y de la propia materia prima.

Alberto Sborovsky, presidente de la Capasu, indicó a radio Monumental que los supermercadistas tuvieron que aumentar los precios de varios productos, al comprar más caro de los proveedores, quienes alegaron la suba registrada en el flete y la materia prima.

El referente del rubro detalló que entre los productos que sufrieron variaciones figuran el aceite, la harina, los lácteos y los productos envasados traídos del extranjero.

“Subir de precio de un producto significa vender menos. Cae la venta del producto. Además vuelve interesante al contrabando, ante la variación que sufre el producto ingresado legalmente al país”, esgrimió.

En contrapartida, las frutas y verduras no sufrieron gran variación, al contrario, hay algunos productos a la baja, como el caso del tomate, de acuerdo con el entrevistado.

Por otra parte, Sborovsky comentó que julio fue el primer mes del 2021 que estuvo en positivo al comparar con el mismo mes del año pasado. “La diferencia es mínima pero es la primera vez este año que dejó de caer porque todos los demás meses del año estaban en negativo al comparar con el 2020”, dijo.

“Una recuperación del consumo se dará con la recuperación de la situación sanitaria, hoy los gastos están más centrados en temas de salud”, explicó finalmente.

 

Disparada de precio de la carne: poco ganado, suba de combustible y sequía

Una suba generalizada de precios se registra desde hace unas semanas en nuestro país, siendo uno de los productos afectados la carne, cuyo incremento se da por diversos factores.

Daniel Burt, el gerente de la Cámara Paraguaya de la Carne, que representa a los frigoríficos exportadores, comentó a radio 650 AM que en ciertos cortes de carne incrementaron los precios y alegó que esto se debe a múltiples motivos. Hay poco ganado, subió el precio del combustible, se duplicó el precio de los granos (maíz en el caso de pollos y cerdos), la bajante del río y la sequía.

También se suma que Brasil y Argentina tienen problemas de exportación, lo cual repercute en una mayor demanda de la producción paraguaya. “Es una época difícil y se entiende perfectamente lo que significa para el mercado local. Estamos tratando de pasar esta etapa”, agregó.

Ahondó que Paraguay exporta el 70% de la carne que produce y los precios se fijan internacionalmente, dependiendo de la oferta y demanda. En ese sentido, hay una gran demanda internacional ahora mismo y una oferta que se mantiene o es menor, eso hace que se dispare el precio de manera internacional. No obstante, detalló que como no se puede exportar carne con hueso desde nuestro país, cuando más se faena para la exportación de otros cortes, más queda en el mercado local la costilla y puchero, por ejemplo. “Varía mucho los cortes que suben”, aclaró.

Sobre la bajante del río indicó que afortunadamente casi la mitad de las exportaciones de carne paraguaya van por tierra, pero que otros sectores sí están sufriendo bastante por la poca navegabilidad.

 

Calificadora económica mantiene a Paraguay en perspectiva estable

En su revisión anual de calificación de riesgos, la internacional Moody's mantiene a nuestro país en "Ba1", equivalente a perspectiva estable, pese al contexto económico completado a nivel regional.

Como argumentos de su calificación, Moody’ s destaca que las fortalezas crediticias de Paraguay incluyen su baja carga de deuda pública en términos absolutos y relativos a pesar de un aumento al 35% del PIB el año pasado, impulsado por la respuesta de política anticíclica del Gobierno a la pandemia.

Señala además, que si bien Paraguay registró una contracción, fue la menos severa de América Latina y el Caribe, muy por debajo de los países de la región. Este factor es atribuible en parte al estímulo fiscal del 5,5% del PIB, que derivó de la Ley de Emergencia Nacional que incluyó medidas dirigidas a áreas de salud, empleo, empresas y a sectores sociales vulnerables.

El informe de la calificadora también incluye el rol de la inversión pública para la recuperación económica durante la segunda mitad de 2020.

Por otro lado destaca que el PIB real de Paraguay creció 0,6% interanual en el primer trimestre del año 2021, convirtiéndolo en una de las primeras economías de América Latina en exceder los niveles pre pandémicos.

Otro aspecto es la contracción del gasto público en 4,2% debido a la focalización de asistencia de sectores más afectados por la pandemia.

En cuanto a las proyecciones, Moody’s espera que la economía paraguaya crezca en un 3,5% en el 2021” y que para el 2022, “el crecimiento se acelere al 4%, con lo cual superaría el promedio del crecimiento regional de 3,5%”.

Sobre el déficit fiscal, Moody’s estima que será del 4,0% del PIB, con la expectativa de que vuelva enmarcarse dentro de los límites establecidos en la Ley de Responsabilidad Fiscal para el 2023. En cuanto a los niveles de Deuda/PIB, destaca que se posiciona un nivel por debajo del promedio que se espera para los países con la misma calificación.