Paraguay crecerá menos en 2022: tardará conseguir más empleo y mejores salarios

El economista Pablo Herken indicó que las previsiones prevén que la economía de Paraguay, al igual que toda la región, crezca menos el año que viene porque se desacelerará el efecto rebote que se registra este 2021 tras el duro embate de la pandemia.

En su bloque en el programa Tempranísimo, canal Gen y radio Universo, Pablo Herken indicó que la economía cayó casi un 6,8% en el año 2020, a consecuencia de la pandemia del Covid-19, y señaló que de acuerdo con el informe de Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe) en el 2021 se tendrá un crecimiento global del 5,9 % pero que para el 2022 solo será del 2,9% la suba, por lo que se caerá estrepitosamente el ritmo de crecimiento.

“No solo debo recuperar lo que perdí el 2020 sino que en los años anteriores. En Argentina y Brasil también tendrán un leve crecimiento el año que viene. Todo se desacelerará. Pero esto no solo ocurre aquí y en la región, sino que en el mundo sucede lo mismo, tendrá el mismo comportamiento económico en las potencias mundiales como EEUU, Europa y China”, agregó.

Respecto a las razones del crecimiento de este año y la desaceleración que se dará el próximo año, el experto explicó que este 2021 se comienza a sentir el efecto rebote tras el duro 2020 y además existe el boom de los precios de las materias primas que se exportan. “Ya no hay efecto rebote para el año que viene y las economías siguen heridas, por lo que se desacelerará el crecimiento”, indicó.

Herken además subrayó que en el informe de Cepal se deja en claro que no va a ser una recuperación rápida, por lo que llevará un tiempo lograr más empleo, mejor pago de salario y más sectores productivos.

Por todo lo anterior, de vuelta expresó su preocupación por la falta de un “plan B” del Ministerio de Hacienda, ya que su Presupuesto de Gastos de la Nación (PGN) 2022 es muy optimista y no prevé un panorama difícil. “Hacienda, al presentar el PGN, pone 4,5% de crecimiento para el 2022 y para el 3,8% para el 2023. Por eso no hay que ser muy optimista. Preocupa el endeudamiento de 1165 millones de dólares”, puntualizó.

 

La industria nacional sigue creciendo pese a la pandemia, destaca MIC

La industria local tuvo un notable desempeño frente a otros sectores de la actividad económica, más severamente afectados por las medidas de contención impuestas a raíz de la pandemia.

De acuerdo con un resumen preparado por el MIC, con participación de sus tres Viceministerios y REDIEX, la industria nacional demostró gran poder de resiliencia, con una capacidad de transformación y rápida comprensión de las tendencias de mercado en los últimos dieciocho meses.

En la última década, la industria nacional creció a una tasa anual del 4,4 % frente al conjunto de la economía paraguaya, cuya expansión promedio durante el mismo periodo se situó alrededor del 4,3%. Entre otros sectores y rubros, cuyo desempeño destacó el decenio anterior, se pueden citar al químico, cárnico, metal-mecánico, lácteo, siderurgia, alimenticio, entre otros.

El 2020, en el contexto de pandemia, la industria sufrió un impacto menor que el comercio de bienes y servicios. Y aunque, según datos del Banco Central del Paraguay (BCP), cerró el 2020 con una contracción del -0,5% en comparación con el 2019, varios sectores crecieron a un ritmo saludable. Tal es el caso del sector agroindustrial - carnes, lácteos y azúcares-, y el de los minerales no metálicos y metales comunes, cuyo uso se reserva a la construcción.

En lo que va de 2021, la industria ha tendido a acelerar su proceso evolutivo, mostrando gran dinamismo y poder de innovación. Se espera cerrar el año con un crecimiento promedio de 8,5 %, según proyecciones del BCP.

Según el último informe de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), Paraguay es uno de los 5 países de la región que recibió más inversión extranjera en el año 2020, aún en contexto de pandemia. Informes del BCP, aseguran que el stock de inversión extranjera directa a finales de 2020 aumento en un 8.9% en comparación al 2019, pasando de USD 6.331 millones en el 2019 a USD 6.881 millones en el 2020.

En los últimos años, la Inversión Extranjera Directa se mantuvo. El Informe Económico del Banco Central del Paraguay, publicado el 10 de agosto de 2021, señala que para el cierre del 1° trimestre de 2021 se registró un saldo de Inversión Extranjera Directa de USD 7.257,1 millones, que equivale a un incremento del 12,1% con relación al 1° trimestre de 2020, y del 5,5% con relación al cierre de 2020.

GRANDES INVERSIONES PREVISTAS

Se destaca el trabajo articulado entre los actores públicos y privados por el logro de la concreción de dos inversiones extranjeras significativas, se trata de la empresa sueca-paraguaya “PARACEL”, que será la mayor inversión privada en la historia del Paraguay por un monto de 3.200 millones de dólares, en una planta de celulosa. Esta fábrica creará 4.000 empleos directos, y su puesta en marcha se prevé para el 2023, tendrá una producción de 1,5 millones de toneladas anuales de pulpa kraft de eucalipto blanqueada (BHKP).

Asimismo, la empresa brasileña “ECB Group (Omega Green)”, construirá una planta avanzada de biocombustibles que ayudará a posicionar al país como líder mundial en el sector, a través del valor de las exportaciones. El megaproyecto demandará una inversión de US$ 800 millones, y contará con una capacidad total de producción de 20.000 barriles diarios de biocombustibles verdes.

Igualmente, la empresa CECON, ubicada en el distrito de San Lázaro, Departamento de Concepción, es otra de las obras de mayor envergadura de los últimos años en el país, dado que apunta a ser la mayor cementera del país, con la que se podrá cubrir la demanda interna. Este gran proyecto empresarial, tiene integrado a la cementera, una planta de producción de cal agrícola, dos plantas de hormigón armado, una subestática propia y una línea de alta tensión de 30 km, desde Vallemí hasta Morado, a más de un puerto privado propio, con capacidad de 2 millones de toneladas por año. La inversión total, incluida la adquisición de tierras y maquinarias, llega a los US$ 200 millones, y todas las obras juntas, cuando estén desarrolladas en su magnitud, se presume que llegarán a dar empleo a más de 1.500 personas.

LAS MIPYMES

En el ámbito de las Mipymes, el MIC prometió seguir desarrollando nuevos programas y más oportunidades de fortalecimiento, gracias a inversiones del Gobierno Nacional y la Cooperación Internacional que ha manifestado interés en seguir focalizando esfuerzos en favor de este sector. Un ejemplo es el Programa de Competitividad de Mipymes Industriales (PCM). Hasta la fecha se estáN desarrollando 41 proyectos de apoyo a industrias, con una inversión en equipamiento de casi Gs. 3 mil millones, provenientes de recursos públicos. Esto es complementado con asistencia técnica integral.

Así también, se destaca la cooperación internacional, con LA cual el MIC asiste directamente a cadenas de valor seleccionadas: confecciones, lácteos, yerba mate, cuero y calzados, alimentos, bebidas, domisanitarios, economía creativa y un amplio sector de agro industrias, a través del Proyecto de Fortalecimiento de la Capacidad del Sistema de Orientación para las MIPYMES Paraguay (FOMIPYMES), con la Misión Técnica de Taiwán, y el Programa MiPYME COMPITE, con la Unión Europea. También en alianza con las cooperativas de producción y los gremios.

 

Día de la industria, azotada por masivo contrabando de azúcar pollo, huevo, aceite y más

El sector industrial celebra hoy su día en medio de una terrible inacción del Gobierno ante el masivo ingreso de productos de contrabando.

Esteban Morábito Heilbrunn, presidente y propietario de la empresa Maahsa, lamentó en entrevista con la radio 650 AM que están sufriendo a causa de la falta de voluntad política para enfrentar al contrabando de los productos. "Las autoridades tienen que entender que las industrias y los importadores legales generamos trabajo y pagamos impuestos. Hoy hay una ola de inseguridad y eso es a consecuencia de la falta de empleo, además el fisco recauda menos”, dijo.

El empresario comentó que el contrabando no viene por la frontera seca en mochilas, sino que entra masivamente en camiones por las rutas y puentes. El contrabando por la rivera también existe pero es más costoso, según acotó.

"No puede ser que yo vea los productos domisanitarios o productos comestibles en las veredas de Asunción, de Lambaré, de Luque, de Capiatá, y las autoridades no lo vean. Eso no puede ser. El más perverso es el contrabando que está dentro de los comercios”, argumentó.

El entrevistado sostuvo que el contrabando es tan acuciante que cuando hubo la cuarentena estricta, la facturación en su empresa subió un 30%, porque no entró por dos semanas nada de contrabando al país. “Hoy tenemos fronteras cerradas con Argentina pero el contrabando es masivo, despiadado e inmisericorde. Lo mismo Brasil. Estamos hablando de pollos, huevos, aceite, vinos”, agregó.

Inclusive Morábito fue más allá y lanzó que “el anterior jefe anticontrabando (Gral. Ramón Benítez, exdirector de Detave) era el jefe de la gavilla, era un militar retirado y fue enjuiciado, entonces qué más puedo decir".

Por su parte, Enrique Duarte, presidente de la UIP, indicó que la industria paraguaya está golpeada por la pandemia y se suma que la lucha contra el contrabando es paupérrima. “Hoy tiene niveles nunca antes alcanzado. Estamos en esta disyuntiva, el contrabando ganó las calles, estamos abarrotados de productos de contrabando”, dijo.

"El sector de la industria sigue luchando, aunque el reclamo es permanente. Hay muchas industrias en proceso de instalación, celulosa, biocombustible, producción de hidrógeno. Son proyectos que generan actividad económica. El sector calzado en su gran mayoría cerró y no pudo reabrir por el contrabando. Inclusive era una industria que exportaba. También en el sector textil hay industrias que todavía no han podido reactivarse", esgrimió.

Duarte expresó su deseo de que toda la clase política pueda sentarse y acordar blindar a la industria paraguaya; y que los temas políticos sean llevados por otro andarivel.

 

Mucha demanda, precios altos y pocas vacas: podría haber escasez de carne

El economista Pablo Herken expresó su preocupación por la falta de crecimiento del hato ganadero (vacas, toros, bueyes, búfalos, caballos, etc.) y la alta demanda de la carne paraguaya en el extranjero, lo cual podría generar a futuro una escasez de este producto de la canasta familiar.

El economista Pablo Herken indicó en su programa Tempranísimo, emitido por canal Gen y radio Universo, que “no es macana” la inflación de precios de los productos y que a su parecer se vendrán peores dificultades.

En el rubro de alimentos se registra entre 11 y 13% de aumento entre agosto del año pasado y este mes, según la medición del Banco Central del Paraguay (BCP). Esta institución pública espera terminar el año con 4% de inflación, pero Herken expresó sus serias dudas respecto a esta previsión del BCP, porque se vienen dificultades como el precio del pasaje, se puede agravar la sequía y afectará el consumo familiar directamente.

“No es macana esto. El componente alimento se está encareciendo fuertemente y dentro de este ítem, diría que se encarece casi todo, pero el de mayor peso tiene que ver con la carne vacuna, aunque también sube la carne porcina y la avícola porque la gente trata de sustituir la carne vacuna comprando las otras carnes, ante una mayor demanda y una oferta relativamente estable, suben los precios”, expuso.

Los precios internacionales de la carne estaban bajos durante el 2019 y 2020 pero pegaron un salto este año, al igual que toda la materia prima a nivel mundial (como el cobre, estaño, zinc, soja, petróleo, etc.) y eso lleva a los frigoríficos a vender la mayor cantidad en exportaciones y a los ganaderos a entregarles todos sus productos para recuperar las pérdidas sufridas en años anteriores, de acuerdo con el experto en economía.

Respecto a cómo en un país ganadero como el nuestro suben tanto los precios de la carne, el economista explicó que se vende mucho afuera y queda poco remanente interno, sin embargo, resaltó que Paraguay aún tiene precios muy por debajo del promedio de la región. “Eso no quiere decir que no nos golpee la suba. Ante esta situación, no quiero control de precios, sí sentar en una mesa a los exportadores, ganadores y comercializadores (supermercados) para sentar las bases para que no falte en el mercado local y abunde el producto. No imponer sino que pedir para que la situación sea tolerable para todos. Te beneficias vos y la gente no pierde tanto de su bolsillo”, agregó.

Ahondó que de apostar por un control de precios, será sumamente difícil aplicarlo porque aparecerá un mercado negro y resultará aún más cara la carne. A eso se sumará que tarde o temprano caerá la producción y en ese sentido expresó su preocupación respecto a la falta de crecimiento del hato ganadero. “No crece el mundo del ganado, la cantidad de ganado; cuidado con ese elemento, porque eso significa que el día de mañana podés tener un problema en la oferta muy grande”, lanzó.

Así también, Pablo Herken expuso que el precio del panificado también va para arriba a raíz de que se encareció la harina.

Además otros factores que inciden son el precio del combustible que se disparó para arriba y la falta de navegabilidad de los ríos que encarecen los productos importados.

“Si no fuera por el contrabando de los productos argentinos, que están más baratos por la devaluación, tendríamos una mayor inflación. Aclaro que no estoy justificando el contrabando, sino que explicando la situación”, puntualizó.

PRECIOS REFERENCIALES DE LOS CORTES DE CARNE

La Secretaría de Defensa del Consumidor y el Usuario (SEDECO) tomó muestras de precios de 60 productos ofrecidos de la Canasta Básica Familiar elaborada por esta Secretaría, en varios Supermercados de la Capital y el Departamento Central, en la semana correspondiente del 30 de agosto al 03 de septiembre, en total fueron visitados 4 supermercados.

A continuación algunos de los cortes y sus precios en promedio:

Carnaza de Primera (Blanca): G. 49.000

Paleta: G. 51.000

Rabadilla: G. 56.000

Carnaza Negra: G. 55.000

Carnaza de Segunda: G. 37.000

Costilla de Primera: G. 34.000

Vacío: G. 48.000

Puchero de Primera: G. 15.000

La muestra que realiza SEDECO es aleatoria y busca asegurar la libertad de decidir del consumidor, incrementar el nivel de información disponible y promover la transparencia del mercado, de manera a crear consciencia en los consumidores para que sean selectivos y exigentes a la hora de elegir. Esta información antes del acto de consumo, posibilita al consumidor poder leer, comparar y luego elegir lo que va adquirir.