Paraguay, en puertas de una recesión: crisis pondría en "stand by" grado de inversión

La actual crisis económica y los “números rojos” que se vienen registrando en los últimos meses dan cuenta de que, tal y como se temía, el país está en puertas de una recesión, según afirmó el economista Amílcar Ferreira. El mismo considera que esto podría poner en "stand by" la posibilidad de que Paraguay logre alcanzar el grado de inversión.

En entrevista con Universo 970 AM, Amilcar Ferreira habló sobre la actual situación económica del país y señaló que se sigue con niveles de variación interanual en el plano negativo con respecto al año pasado.

De los ocho rubros de consumo que monitorea el Banco Central del Paraguay (BCP), seis de ellos tienen variaciones negativas, según precisó, dando cuenta del complicado momento que se vive hoy día.

“Estamos entrando en una recesión, lastimosamente esta desaceleración se está extendiendo más de lo que esperábamos”, afirmó el economista, confirmando lo que muchos ya venían especulando desde hace algunas semanas.

Según mencionó, entre las posibles consecuencias que tendría una recesión en Paraguay se encuentran un agravamiento de las caídas en las ventas, lo cual a su vez podría llevar a los empresarios y comerciantes a refinanciar sus deudas y con ello generar cierta tensión en los bancos.

Igualmente, se podrían ir postergando ciertas inversiones por parte de las empresas, además de generar una reducción de costos e inclusive en la plantilla de empleados, derivando en un aumento del desempleo.

“Con esto el clima de negocios se vuelve negativo y eso tampoco contribuye a la economía”, afirmó Ferreira.

La actual crisis política -derivada de la firma del acta bilateral y el posterior pedido de juicio político al Ejecutivo- viene a agravar la situación económica y pone todo “en stand by”, señaló. “Lo que menos necesitábamos es ruido político en un momento en el cual la economía está débil, más que nunca se necesita desde el Estado un trabajo y una ejecución plena, de tal manera a que eso sirva como una política contracíclica”, acotó.

Según mencionó, este primer semestre estuvo caracterizado por un bajo nivel de ejecución presupuestaria por parte de diversos ministerios y entidades del Estado, lo cual ayudó poco a contrarrestar la caída del sector privado.

Con esta crisis también se pone en ‘stand by’ la posibilidad de que Paraguay logre alcanzar el grado de inversión -según Ferreira-, al menos en los próximos 12 meses que se vienen. Lamentó esto debido a que las calificadoras de riesgo vienen monitoreando de cerca el crecimiento que viene registrando nuestro país en los últimos años.

 

Recesión económica, en puerta: “A la gente le será más difícil encontrar empleo”

Carlos Fernández Valdovinos, expresidente del Banco Central del Paraguay (BCP), visualiza un panorama muy desalentador ante la posibilidad de entrar en recesión económica, que conllevará a mayor desempleo y por consiguiente más pobreza. Puso en duda la capacidad de reacción del Gobierno para dar una solución.

Si bien muchos economistas prefieren no confirmar que se atraviesa por una recesión económica, el expresidente del BCP, Carlos Fernández Valdovinos, manifestó a la radio Universo 970 AM que técnicamente en este momentos estamos en una recesión y que hace mucho tiempo no teníamos esta situación.

Explicó que esto conlleva a que “cada vez será más difícil encontrar empleo para la gente común, caen las ventas en los comercios y a fin de año mucha gente volverá a los niveles de pobreza”. Añadió que el ciudadano común “va a encontrar más dura la calle”, porque los comercios van a cerrar y la gente consumirá menos.

Fernández comparó la recesión económica con una enfermedad, que es inevitable, pero que debe tener un rápido y buen diagnóstico que permita contar con una receta para posteriormente curarse.

En ese sentido criticó que el Gobierno demoró demasiado en reconocer lo que se venía en materia económica. “Si bien ocurrió la sequía o inundación y la situación en la región, hasta en febrero de este año las autoridades económicas alegaban que se estaba creciendo fuertemente”, acotó.

Visualizó que si se sigue priorizando lo político (como las marchas a favor o en contra del Gobierno) y no lo económico, no se mejorará en nada. “Hay que cambiar el discurso y al equipo, no seguir con que llovió mucho (tal como alegó el propio presidente Mario Abdo)”, puntualizó.

 

Expo Máquina ofrecerá 200 vacancias con sueldos de hasta G. 8 millones

La Cámara Paraguaya de la Construcción (Capaco) organiza la tercera Expo Máquina en la que ofrecerá 200 empleos para diferentes puestos. Cincuenta de los cupos son para mujeres y los salarios van desde el mínimo hasta G. 8 millones.

El próximo 23 de agosto en el espacio Idesa, de 14:00 de 17:00 se llevará a cabo la tercera Expo Máquina, de la mano de Capaco.

En la ocasión habrá vacancias para albañiles, ayudantes, banderilleros, celadores, topógrafos, electricistas, mecánicos, choferes de máquinas pesadas, ingenieros y arquitectos, laboratorista de suelo, auxiliar, administradores de obras, etc.

De momento están confirmadas seis empresas constructoras, que enviarán a sus gerentes de recursos humanos para las entrevistas a los candidatos.

Para las posiciones generales se promete salario mínimo, para los puestos técnicos hasta 6 millones de guaraníes y para los choferes de maquinarias hasta 8 millones de guaraníes.

De las 200 vacancias, 50 serán para mujeres, según confirmó a nuestra redacción el director de Empleo, Enrique López Arce. No se descarta que de aquí a una semana se sumen otras empresas, con lo cual crecerá la cantidad de empleos ofertados.

 

Moody’s: crisis política tendrá impacto limitado en perfil crediticio

La reconocida agencia calificadora de riesgos, Moodys, se pronunció sobre la crisis política suscitada en el país por el acuerdo de precios de energía de Itaipu con el Brasil. Advierte que la situación tendrá poco impacto en el perfil crediticio e indicadores económicos de Paraguay.


Fuente: La Nación

Según la evaluación de Moody’s, la reciente disputa política desemboca en una débil fortaleza institucional, a pesar de que el país mantiene una gestión fiscal fuerte y conservadora. Anunciaron desde la agencia que estos nuevos criterios serán introducidos en el perfil crediticio del país, aclarando que la discordia política no afectará materialmente a la dirección del país.

No obstante, consideran que en el corto plazo, estos eventos podrían conducir a resultados más débiles en los indicadores económicos. “En la actualidad, no anticipamos que el desempeño de fin de año se desvíe de nuestro escenario de referencia. Todavía esperamos que el déficit fiscal alcance el 1,3% del PIB, tanto en 2019 como en 2020, y que la economía se expanda en 3,5% en 2019 y 4,0% en 2020”, refiere la apreciación.

Agregan que, si bien es probable que los ingresos fiscales relacionados con Itaipú disminuyan un poco, aguardan que el impacto crediticio sea contenido debido al fuerte perfil fiscal de Paraguay.

“El impacto fiscal general dependerá de la combinación de políticas del gobierno con respecto al aumento de las tarifas de energía a los consumidores nacionales y / o la concesión de subsidios a ANDE. Observamos que Paraguay tiene una carga de deuda pública muy baja (15% del PIB) y una carga de intereses (6% de los ingresos)”, dice parte del informe.

En materia externa

En el frente externo, según Moody’s, la renegociación de los precios de la energía probablemente conducirá a menores ingresos por exportaciones relacionadas con la electricidad, que han sido alrededor del 5% del PIB anualmente, así como se acota en el reporte.

Esto se debe a que los términos del tratado de Itaipu, que rige el intercambio de energía, ya estipula el vencimiento del acuerdo de fijación de precios actual en 2022, cuando se terminé de pagar el costo de la construcción de Itaipu.

“El tratado también incluye una disposición para que Brasil pague precios más bajos por el exceso de producción de energía. Además, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, ha hablado públicamente sobre su intención de asegurarse de que Brasil obtenga una reducción significativa en los precios de energía pagados a Paraguay”, continúan.

Por último, anuncian que esperarán que los menores ingresos por exportaciones se compensen con el fin de los pagos realizados por Paraguay para cubrir su participación en la construcción de Itaipu, compensando de esa forma el impacto en las cuentas externas de nuestro país.