Suba del dólar se suavizó: pudo pasar los G. 8.000

El Banco Central del Paraguay (BCP) ven­dió bastante en perio­dos anteriores para cortar los picos de la divisa verde, así como lo hizo este año, por arriba de los US$ 1.000 millo­nes, con lo que se logró suavi­zar las subas para que no lle­guen a niveles tan altos.


Fuente: La Nación

Sin embargo, se perdieron reservas, pero gracias a eso no sobrepasó estos niveles, pues algunos cálculos indi­can que, en el supuesto esce­nario que el gobierno ante­rior haya presentado un BCP sin buenas reservas, el dólar tendría que llegar a más de G. 8.000 en este momento, aseguró el economista Pablo Herken a La Nación.

“Esto se debe a la crisis regio­nal cambiaria, por lo que se debe tener en cuenta también el antecedente del 2016, ya que no es un fenómeno local, sino al efecto del entorno des­favorable de la región, de la mano del fortalecimiento del dólar a nivel mundial”, espe­cificó.

Desde abril del 2015 a enero del 2016, el dólar pegó un salto importante en su coti­zación de casi 25%, en niveles de G. 5.930 a G. 5.950 mino­rista en casas de cambio. En ese tiempo, el Banco Central vendió más de US$ 1.200 millones y aun así recién a finales del 2016 se logró con­tener la cotización, periodo en el cual se redujo hasta abril de este 2018.

En ese sentido, se da un fenó­meno parecido actualmente, ya que la última vez que el dólar llegó a los G. 6.000 fue en enero del 2006, por lo que la cotización actual es la más alta en más de 12 años, dijo el economista. La cotización actual es de G. 6.000, anclada hace varios días.

 

Compras vía Internet: Aduanas cita a empresas de courier para encontrar solución

Numerosas personas se ven afectadas por la retención de sus productos, por un problema entre Aduanas y las empresas que se dedican al courier. La institución pública asegura que esto se debe a los controles que realiza a este tipo de compras para que no haya contrabando.

Jorge Meldenson, presidente de la Cámara Paraguaya de Centros Comerciales, mencionó que antes los importadores y comerciantes compraban sus mercaderías y debían pagar sus impuestos, pero criticó que últimamente se adquiría directamente por Internet y por medio de un courier ingresaba libremente. “Es contrabando al fin”, remarcó en entrevista con Telefuturo.

Esta situación no causó el agrado de los ciudadanos que se ven afectados. Hace un mes, las personas que acostumbran a hacer compras vía internet denunciaron que existen importantes retrasos por parte de las empresas de courier. Mencionan que compras menores a US$ 100 están siendo retenidas en Miami siendo que las adquisiciones que no superen ese monto pueden llegar a destino más rápidamente, sin la necesidad de la intervención de un despachante.

Para aclarar las dudas, Julio Fernández, director de Aduanas, explicó a la radio 970 AM que se estaba procediendo de manera equivocada durante mucho tiempo, al pasar los controles y no pagar los impuestos correspondientes, y aclaró que ahora se está poniendo orden a la situación, lo que ocasiona muchos inconvenientes.

Señaló que antes se traía por courier lo que debería venir en la carga general. Según contó, mediante las remesas expresas arribaban al país incluso vacunas, vitaminas, entre otros productos, en cantidad masiva, por encima de los 100 dólares, pero se hacía figurar como de menor costo, configurándose esto en contrabando.

Así también la autoridad ejemplificó que hubo casos de personas que trajeron cámaras por valor de 5.000 dólares o incluso estetoscopios vía courier.

Para dar una solución a los que sí están en regla, ahora están convocando en Aduanas a los que se dedican al rubro de courier para poder agilizar el traslado de las mercaderías. Añadió que hay casos más complicados porque requerirán permisos especiales.

Las compras vía internet abonan impuestos del 13% por mercaderías de hasta 100 dólares, y del 15% al 35% por valor de más de 100 dólares.

 

Dólar rompe marca histórica y trepa a G. 6.010

La cotización del dólar en el mercado para­guayo no frena, pues el martes “rompió” la fron­tera histórica de los G. 6.000 y subió 10 puntos más en el mercado minorista. Según pizarras de las casas de cam­bio, el precio máximo se ubicó en G. 6.010 por unidad, mien­tras que la cotización referen­cial del Banco Central del Paraguay fue de G. 5.998,65.


Fuente: La Nación

Sin embargo, el precio inter­bancario se ubicó incluso por encima de los G. 6.050 por dólar, el más alto de los últi­mos años. Esto se debe a una fuerte incertidumbre inter­nacional, que no solo afecta al mercado local, sino que a nivel global.

La Reserva Federal, a través de sus minutas de la reunión de setiembre y algunas decla­raciones de sus autoridades, dejó en claro que las tasas de interés seguirán al alza, lo que le daría ventaja al dólar sobre las monedas emergen­tes como las de Latinoamé­rica, según análisis de Reu­ters. Esto es lo que se observó en estos días en Paraguay, Argentina, Brasil, México, entre otros.

El portal indicó que la monedas de América Latina operarían mixtas en una semana que estará mar­cada aún por el endureci­miento monetario por parte de la Reserva Federal, la gue­rra comercial entre China y EEUU y la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Brasil.

Esta semana la Fed divulgará su informe Libro Beige sobre las condiciones de la economía de Estados Unidos y el mer­cado lo seguirá de cerca, alegó. El real, en tanto, seguirá con­ducido por el desarrollo de la campaña presidencial rumbo al balotaje del domingo en la mayor economía de Amé­rica Latina. La moneda subió el viernes contra el dólar y acumuló su quinta semana seguida de avances ante las expectativas de un triunfo del candidato de extrema derecha Jair Bolsonaro.

En Argentina, donde el Gobierno busca la aproba­ción de su proyecto de presupuesto, el peso mantendría su volatilidad entre 36,50 y 37,00 unidades por dólar, dadas las altas tasas de interés en moneda local que convalida el Banco Central y la inter­vención de la banca oficial en los negocios cambiarios de futuro, dijeron operadores.

 

Compras por internet se quedan paradas en Miami por problemas entre couriers y Aduanas

Cientos de personas que utilizan empresas de courier para comprar productos desde el extranjero denuncian que sus mercaderías no llegan a Paraguay desde hace semanas. Desde Aduanas responden que los controles se realizan de forma más minuciosa.

Desde hace semanas, personas que acostumbran a hacer compras vía internet denunciaron a través de las distintas redes sociales que existen importantes retrasos por parte de las empresas de courier. Mencionan que compras menores a US$ 100 están siendo retenidas en Miami siendo que las adquisiciones que no superen ese monto pueden llegar a destino más rápidamente, sin la necesidad de la intervención de un despachante.

A raíz de las sendas quejas expresadas por los clientes, algunas empresas de courier informaron a través de sus páginas web y/o redes sociales de lo que está ocurriendo. En el caso de Paraguaybox, sostiene que “los paquetes que figuran en estado ‘recibido’ en su casilla están atravesando por un reordenamiento de embarque debido a que los paquetes deben ser clasificados correctamente”.

Añade que quedarán en Miami hasta que el atraso que se está experimentando en los procesos de verificación aduanera sea paliado.

En el mismo tenor se expresó la empresa Pytrade SRL. Menciona el “reordenamiento de embarque” a la espera de que los “nuevos procedimientos y verificaciones aduaneros se normalicen”.

Para aclarar las dudas sobre este problema, conversamos con el director adjunto de Aduanas Roberto Quiñónez, expresó a HOY Digital que las compras que se hacen vía internet ingresan al país como “remesas expresas”, según lo establece el Código Aduanero.

Explicó que a las remesas expresas (couriers), el propio código le da un despacho prioritario y con celeridad. En su artículo 223, el código indica que las mercaderías sometidas al régimen de remesa expresa quedarán exentas del pago de los tributos aduaneros, hasta el valor de U$S 100 (cien dólares americanos) y en las condiciones y requisitos establecidos en las normas reglamentarias.

Añade que la empresa de courier está autorizada a realizar en forma directa los despachos de mercaderías, siempre que el valor no exceda los US$ 1.000. “Si excediere de este valor, deberán ser tramitados a través de despachante de Aduanas”, sostiene la legislación.

Quiñónez mencionó que se está controlando que las mercaderías que ingresan por courier cumplan esa normativa porque, según se percataron, bajo este régimen estaban ingresando productos por valores mucho más elevados.

Mencionó que el control no significa que las mercaderías no salgan de Aduanas sino que implica que sean sometidas a un control para que se adecuen a lo que dictamina el código.

Consultado sobre si antes había una especie de “tratamiento especial” que permitía que las mercaderías pasen con mayor velocidad, dijo que no puede confirmar cómo se hacía anteriormente pero que sí se verifican los permisos, especialmente de los suplementos dietéticos que necesitan de habilitaciones especiales que determinen que los productos en cuestión son aptos para la salud humana.

Explicó además que las empresas de courier realizan procesos de consolidación en Miami y desconsolidación en nuestro país, es decir junta la mercadería de varias personas en un documento de transporte denominado guía aérea.

Las mercaderías que son consolidadas pueden ser productos de varias personas entre las cuales se encuentren dos remeras, zapatos y otros productos mínimos que no superan el valor de US$ 100. Sin embargo, al sumar los valores de los productos, se puede sobrepasar el monto establecido por el código e inclusive una carga puede contener suplementos dietéticos que retrasen aún más el envío.

“En la medida que se vayan realizando los controles y que se aplique esto, va a ir saliendo, va desaduanizándose. Hay courier que ya están sacando sus mercaderías. Ya subsanaron el problema”, dijo.

En un comunicado, Aduanas recuerda que en las operaciones de comercio electrónico, el eventual comprador -dependiendo del valor de las mercaderías-, debe abonar un Impuesto al Valor Agregado (IVA) casual del 13%, por productos de hasta US$ 100, y los impuestos previstos en la legislación vigente, del 15% al 35%, por mercaderías con más de US$ 100. Añade que estas operaciones están exentas del gravamen aduanero pero no del IVA. Revela además que los impuestos no se cobran por kilos sino por el valor de la mercadería.