Anverso y reverso de un 10 de octubre

Con una distancia de 27 años, una fecha como hoy presenta sucesos distintos que marcaron la historia del fútbol paraguayo. El primero de ellos acaecido en 1990 y el otro en el 2017, este último no satisfactorio en el recuerdo.

​El primer hecho tiene que ver con el campeonato de Olimpia en la Copa Libertadores de América en tierras ecuatorianas.

El franjeado, liderado por dos de sus principales capitanes como Luis Cubilla y Osvaldo Domínguez Dibb alcanzaba su segundo título ante Barcelona de Guayaquil, en revancha jugada en la capital de ese país.

En la ida, jugada el 3 de octubre, Olimpia ganaba 2-0 con goles de Adriano Samaniego y Raúl Amarilla. En el desquite igualó 1-1.

Fue un acontecimiento de gran destaque para el deporte nacional, que de la mano del Decano una vez más se metía al gran ruido mundial.

Los ojos de la opinión pública internacional reposaban en Paraguay a merced de la enorme conquista copera.

Además, aquella consagración coincidía con una época dorada para Olimpia, que era el gran protagonista a nivel local y sudamericano, sobre todo desde 1979 cuando logra su primera Libertadores, rompiendo la hegemonía de Brasil, Uruguay y Argentina.

Cabe consignar que 1990 fue el gran año para el cuadro franjeado, que ganó además de la Libertadores la Supercopa y automáticamente la Recopa. Fue asimismo sub campeón del mundo en final jugada en Tokio con Milan.

PERO 27 AÑOS DESPUÉS…

La fecha coincidía con otro hecho que fue oscuro para la selección nacional. En Asunción, animaba un choque con Venezuela por la última fecha de las Eliminatorias para Rusia del 2018.

Necesitaba vencer a los petroleros, pero la fuerza y la garra guaraní no bastaron para superar el buen fútbol de Venezuela, que dejó de ser la cenicienta para empezar a “molestar” a los más grandes del continente.

En efecto, Paraguay perdió 1-0, segunda derrota en el historial de enfrentamientos en el Defensores del Chaco.

Nunca antes, la vinotinto había ganado en Paraguay, pero esa era la segunda vez y consecuentemente, ese resultado implicaba la eliminación albirroja. Tampoco había ido a Brasil en el 2014.

Son hechos que se constituyen en el anverso y reverso de una historia interesante del fútbol paraguayo, que así como vivió gestas heroicas también absorbió sinsabores que quedaron en el recuento estadístico en este pasaje de más de cien años de existencia del deporte rey en nuestro país.

 

Es la promesa de la selección y espera retribuir bien la confianza

Héctor Villalba es uno de los nuevos en la selección nacional. El mediocampista argentino tiene raíces paraguayas y asume que el desafío es grande para él y se plantea abordarlo con la mayor seriedad posible.

“Para mí representa mucho estar aquí, por mi familia. De donde yo vengo es muy importante porque crecí en las villas paraguayas”.

Eso dijo a la zona mixta el futbolista del Atlanta United de Estados Unidos, compañero de Miguel Almirón.

Dijo que “con mi familia crecí como paraguayo y estoy feliz por esta oportunidad de estar en la selección” y que espera poder trasladar la confianza a la cancha.

“El grupo me recibió muy bien, me siento agradecido por eso y estoy pasando momentos muy buenos, espero retribuir en la cancha toda la confianza que me dan”, indicó.

Villalba nació en Argentina pero es hijo de padres paraguayos, lo que posibilitó su cedulación para poder alistarse en la Albirroja.

 

Brasil instala un equipo en Semis de la Libertadores

Leoas Da Serra se clasificó a la siguiente fase de la Copa Libertadores de América modalidad Futsal. El conjunto del citado país ganó esta tarde en el Comité Olímpico Paraguayo.

Las felinas se impusieron por el marcador de 13-0 a Atlantes de Bolivia, que prácticamente queda sin chances de continuar.

La tremenda efectividad del cuadro brasileño se reafirma con sus 34 goles a favor en lo que va de la Copa. Sólo encajó uno.

Amanda Lyssa fue una de las más colaboradoras de la jornada vespertina celebrada en el Comité Olímpico Paraguayo. Ella anotó cinco goles.

Los demás aportes fueron de Amand Cristina (4), Giselene (2), Thais y Jhennif. Leoas ahora lidera la clasificación del Grupo B con nueve unidades.

 

Carlés Puyol y Gamarra son los espejos de Fabián

El club West Ham United publica en sus redes sociales una entrevista que realizaron al central compatriota Fabián Balbuena, quien habla en la misma brevemente de sus cualidades y los ejemplos deportivos que trata de seguir.

En ese sentido, el ex Cerro Porteño de Presidente Franco y Corinthians asegura que dos de sus principales modelos de jugador son Carlés Puyol y Carlos Gamarra.

A ambos los admira por la fortaleza que tenían en su juego y afirma que durante mucho tiempo observaba cómo se movían en la cancha.

“Siempre traté de ver y sacar lo bueno de varios jugadores. Pero desde chico siempre me gustó Carlos Gamarra, que fue ídolo en los clubes a los que fue a jugar y en la selección”, indica el paraguayo, quien trabaja actualmente en el microciclo de la Albirroja.

Añade en la nota que “también me gusta Puyol”, ex capitán de España y en su catálogo incluye a “Sergio Ramos, Mats Hummels ,Thiago Silva…de estos traté de quitar lo bueno para incrementar mi juego y continuar creciendo”.

Balbuena es asimismo titular indiscutido en el onceno de Manuel Pellegrini en el cuadro inglés del West Ham United, que en la Premier no lleva hasta el momento una buena campaña.

El compatriota recordó que cuando la necesidad se imponía en los clubes en los que jugaba, “los técnicos algunas veces me ponían de lateral derecho”.

“Me fue bien cuando jugaba en ese puesto, pero siempre fui zaguero central”, añade. Agrega que “pasa que por ser alto me mandaron a la defensa y con el tiempo crecí y aprendí, aunque eso último lo sigo haciendo”.

Fabián es una de las promesas que tiene la Albirroja. Fue capitán del popular conjunto paulista del Timâo, privilegio que no muchos extranjeros tienen y que él lo honró con prestancia y títulos.