Batacazo en Brasil: Talleres despide al Sao Paulo de la Libertadores

La primera sorpresa de la Copa Libertadores de 2019 se dio anoche en el estadio Morumbí, donde el Talleres de Córdoba argentino empató 0-0 ante un dócil Sao Paulo y se clasificó a la tercera fase, instancia en la que se medirá al Palestino chileno.

El conjunto cordobés, que en el partido de ida consiguió una sorprendente victoria por 2-0, aguantó sin demasiado sufrimiento ante el equipo brasileño, irreconocible y pitado en algunos momentos por su propia afición.

En un partido de muy pocas oportunidades, Éverton fue expulsado con roja directa en el minuto 80 tras una entrada temeraria sobre Enzo Díaz.

El Sao Paulo, tricampeón de la Libertadores y uno de los clubes de mayor tradición en la competición, encaraba el partido con la obligación de marcar tres goles para estar en la siguiente ronda, la última antes de la fase de grupos.

Pero las estadísticas no animaban al optimismo, pues en los últimos cinco partidos solo había anotado uno.

Los dirigidos por André Jardine salieron demasiado acelerados, queriendo marcar el segundo tanto antes del primero. Abusó del fútbol directo hasta la saciedad.

En su regreso al torneo tras 17 años de ausencia, Talleres ya ha firmado su primera gesta. Por su parte, Jardine se tambalea en el banquillo del Sao Paulo.

Ahora, el equipo argentino medirá al Palestino chileno por el acceso al Grupo A.

- Ficha técnica:

0. Sao Paulo: Tiago Volpi; Bruno Peres (m.62, Araruna), Robert Arboleda, Bruno Alves, Reinaldo; Willian Farias (m.87, Antony), Hernanes, Diego Souza; Helinho (m.62, Nené), Pablo y Éverton.

Entrenador: André Jardine.

0. Talleres de Córdoba: Guido Herrera; Leonardo Godoy, Nahuel Tenaglia, Juan Cruz Komar, Fernando Bersano; Tomás Pochettino (m.94, Javier Gandolfi), Pablo Guiñazú, Andrés Cubas, Juan Ramírez, Dayro Moreno (m.71, Diego Valoyes) y Sebastián Palacios (m.88, Junior Arias).

Entrenador: Juan Pablo Vojvoda.

Árbitro: el ecuatoriano Roddy Zambrano. Expulsó a Éverton (m.80) y amonestó Bruno Peres, Guido Herrera, Enzo Díaz y Hernanes.

 

Caracas elimina a un combativo Delfín y se clasifica a la tercera fase

El Caracas avanzó a la tercera fase de la Copa Libertadores tras su empate 0-0 con el Delfín anoche en el estadio Olímpico de la capital venezolana y gracias al 1-1 del partido de ida en Ecuador.


Fuente: EFE

El equipo dirigido por Noel Sanclemente salió dispuesto a ganar en casa para ratificar que el punto obtenido como visitante en el encuentro de ida no fue casualidad y, además, para celebrar ante su público.

Pero el onceno ecuatoriano, que entrena el argentino Fabián Bustos, se plantó bien en defensa y generó múltiples opciones de riesgo para adueñarse de las acciones del encuentro.

El Delfín intentó convertir el gol por todas las formas, sobre todo en los primeros 45 minutos, pero el portero local Alain Baroja se puso la camiseta de héroe para evitar que su arco cayera tras los incisivos ataques de Carlos Garcés y Roberto Ordoñez.

Al final, el Delfín no halló la fórmula para romper el sistema defensivo de 'los Rojos del 'Avila', que aguantaron hasta el final para instalarse en la siguiente ronda del certamen.

En la próxima fase del torneo, el Caracas se las verá con el Melgar peruano que esta misma noche igualó, también sin goles, con la Universidad de Chile en Santiago.

 

Lo desmenuza con suma facilidad

Olimpia fue contundente ante Nacional, que presentó un equipo con mayoría de caras nuevas. El bicampeón no tuvo demasiados inconvenientes para obtener ventaja de su enorme regularidad y sumar su cuarta victoria continuada en este juego que fue de regularización por la primera fecha.

El franjeado se impuso 4-2 con doblete de Jorge Ortega, Rodrigo Rojas y Brian Montenegro.

Para Nacional, los tantos fueron de Fernando Romero y Ricardo Garay, los “carasucias” de este cuadro académico que hasta ahora no encuentra el rumbo.

Y mientras el GPS no le responde, Olimpia tiene ese funcionamiento tan mecánico y sostenido que es consecuencia de la regularidad y que no se distorsiona aún con onceno alternativo.

Todos responden. Capaz Nacional, en este mismo momento no es parámetro porque está descalabrado y pareciera ser fácilmente permeable.

Pero ello no quita el muy buen desempeño de los franjeados, que más allá de ganar con amplitud suma tres puntos vitales de cara al clásico, porque discutirá el liderato con su adversario de todos los tiempos.

Ambos suman 12 puntos. Desde la óptica de la regularidad, Olimpia parece llegar a ese derbi con ventaja, pero será un encuentro en el que las estadísticas quedan a un lado.

Entretanto, Nacional sigue buscando dónde es que está parado. Y mientras busca su ubicación real, la caída libre se torna peligrosa y el futuro se avizora tenebroso.

 

Marca tremenda diferencia en nivel y goles y sigue en la Libertadores

Libertad no tuvo una mínima compasión de The Strongest, al que lo barrió y borró de la Copa Libertadores de América. El cuadro de Leonel Álvarez fue eficiente de inicio a fin y da buenas impresiones de cara a sus siguientes retos.

El marcador lo dice todo. Un clarísimo 5-1 que se dio ante un The Strongest limitado y que nunca supo cómo refutar al sólido cuadro liberteño.

Mucho menos a un Adrián Martínez, que se tomó este compromiso con tanta seriedad que hizo triplete (31’, 61’ y 77’). El argentino, en modo on fire estuvo imparable.

Parado siempre en el lugar exacto, encontró los espacios para gatillar y darle la tranquilidad al equipo paraguayo, que luego de la apertura en el marcador acusó el empate transitorio al cierre de la primera fracción por medio de Adolfo Machado.

Pero ese gol no pasó de ser una simple anécdota. Libertad estaba demasiado homogéneo en sus líneas. Expuso una vertiginosidad en su juego y los eventuales siguientes goles eran cuestión de tiempo.

Y se dieron casi en cascada. Martínez sin dudas fue la figura, hasta que se dio el cuarto por medio de Oscar Cardozo, quien antes de cruzar la línea del medio campo pateó por elevación para someter a Daniel Vaca.

Le bastó ese tanto para robarse los aplausos merecidos. Un gol de tanta calidad que dejó claro que aún sigue vigente y lejos de un rendimiento que no fuera superlativo.

Ya no hacia falta más, pero el uruguayo Ayrton Cougo decoró el marcador con un buen gol al cierre del partido, que marcó terribles diferencias entre uno y otro equipo, con la consecuencia lógica en resultado y premio.