Benzema se prueba antes de tomar una decisión

El delantero francés del Real Madrid Karim Benzema probó sus sensaciones saltando al césped de un campo de entrenamiento de la ciudad deportiva de Valdebebas, para ver la evolución de su pequeña lesión muscular en el aductor izquierdo y posteriormente reunirse con Zinedine Zidane y los doctores para tomar una decisión sobre su participación ante el Atalanta.

Hasta que no se haga oficial la lista de convocados para viajar a Bérgamo no se despejará la duda sobre la presencia de Benzema.

Pese a sus pocas opciones, después de tres días de reposo, el delantero francés pasó una prueba definitiva en un entrenamiento personalizado. Lo inició sobre el césped y acabó en el gimnasio, según informa el club blanco.

Zidane no recuperó a ninguno de sus nueve lesionados en la última sesión en Madrid antes del viaje a Italia.

Los que más cerca están de su regreso, el belga Eden Hazard, el uruguayo Fede Valverde y el brasileño Rodrygo, no dieron el paso final a sus recuperaciones y prosiguieron con sus entrenamientos específicos fuera del grupo. De la misma manera, repartiendo su trabajo entre el campo y el gimnasio, siguieron Álvaro Odriozola y el brasileño Militao.

Por lo que no se espera ninguna novedad en la convocatoria de Zidane, que tampoco puede contar por lesión con el capitán Sergio Ramos, Dani Carvajal ni el brasileño Marcelo. El técnico francés preparó con los once jugadores de campo que tiene disponibles el duelo ante el Atalanta, juntado a todos tras la sesión de recuperación del domingo.

Incidió Zidane en detalles tácticos para preparar un sistema que frene las virtudes ofensivas del Atalanta en una sesión que inició con una parte física, según informa el Real Madrid, antes de pasar a ensayar la posesión y presión con balón, con especial atención al inicio de jugadas y retoques de la táctica.

 

Medvedev pisa el podio por primera vez y Osaka ya es segunda

La presencia del ruso Daniil Medvedev en el tercer lugar del podio de la clasificación mundial de la ATP, por primera vez en su carrera, es la principal novedad en la lista tras la disputa del primer Grand Slam de la temporada. A su vez, la japonesa Naomi Osaka, tras vencer en Australia, aterriza en el segundo peldaño del ranking WTA.

Medvedev, finalista en el Abierto australiano, adelanta al austríaco Dominic Thiem, que baja a la cuarta plaza. El serbio Novak Djokovic y el español Rafael Nadal se mantienen en primera y segunda posición, aunque la ventaja del mallorquín es de apenas 115 puntos con el ruso.

Es la única variación que se produce en el top10 de la clasificación, en la que el argentino

Diego Schwartzman conserva la novena posición.

La mayor subida la protagoniza el ruso Aslan Karatsev, que sube 72 peldaños gracias a su puesto de semifinalista en Mekbourne: pasa del 114 al 42, su mejor clasificación histórica.

Por su lado, La japonesa Naomi Osaka, vencedora del Abierto australiano en la rama femenina, asciende a la segunda plaza de la clasificación mundial, de la que desbanca a la rumana Simona Halep, aunque todavía sigue lejos de la número uno, la australiana Ashleigh Barty, a 1.351 puntos.

La estadounidense Serena Williams protagoniza el otro cambio en el top10, al subir cuatro puestos y llegar al séptimo peldaño. Claro está que el movimiento más importante entre las mejores jugadoras lo acapara la también estadounidense Jennifer Brady, finalista en Melbourne.

Brady sube 11 posiciones y se instala en el puesto 13, lo que causa, entre otras, el descenso de un puesto de la española Garbiñe Muguruza, ahora decimoquinta.

 

El Abierto de Singapur de tenis tendrá público si no hay nuevos contagios

El Abierto de Singapur de tenis, que se disputa desde este lunes y hasta el domingo, contará con la asistencia de 250 espectadores en semifinales y final en el caso de que no se detecten nuevos contagios de covid-19 en la ciudad-Estado.

Todos los jugadores, técnicos y oficiales procedentes del extranjero tienen que someterse a diario a pruebas PCR, entre otras medidas implementadas por los organizadores para mantener la seguridad y evitar los contagios.

Al menos 200 personas procedentes de otros países han llegado a Singapur para la disputa del torneo de categoría 250, la más baja dentro del circuito ATP, y que recoge el testigo del Abierto de Australia.

Las primeras rondas del torneo, que cuenta con la participación del francés Adrian Mannarino (36 del clasificación mundial) o el croata Marin Cilic (43) como nombres más destacados, arrancan hoy sin espectadores.

Los organizadores valorarán si en semifinal o en la final, esta última prevista para el domingo, contarán con la asistencia máxima de 250 espectadores, con el condicionante de que no se detecten en los días anteriores nuevos contagios locales de coronavirus en Singapur.

Desde el inicio de la pandemia, la ciudad-Estado ha confirmado 59.869 infectados con la covid-19, la gran mayoría por el brote en los barracones donde viven los trabajadores inmigrantes, incluidos 29 muertos.

En el informe del domingo, las autoridades sanitarias anunciaron 11 nuevos casos, todos procedentes del extranjero y que se encuentran en los centros de cuarentena.

El último contagio local se detectó el 17 de febrero.

 

El gol pendiente de Luis Suárez

Ahora sin gol en los últimos tres partidos, en su peor racha con el Atlético de Madrid, Luis Suárez retoma la Liga de Campeones con la ambición del líder ofensivo del conjunto rojiblanco, con el que ha impresionado en la liga española, con 16 tantos, pero con el que aún no ha marcado en la competición europea.

Es su gol pendiente con el Atlético, que lo necesita en cada partido, en cada momento y en cada torneo, con la transcendencia que tiene y asume para el equipo dirigido por Diego Simeone. Es su máximo goleador en la Liga, pero, además, ha sido el sostén de sus triunfos y su liderato con su eficacia sobre la portería contraria en choques más irregulares, varios recientes.

Ha echado de menos sus goles el Atlético en el último doble compromiso contra el Levante, porque con ellos posiblemente habría ganado tanto en el Ciudad de Valencia como en el Wanda Metropolitano, y los necesitará, previsiblemente, si quiere eliminar al Chelsea en el duelo de octavos de final de la Liga de Campeones.

En Europa surge el contraste de Luis Suárez con la Liga. Si su promedio en el campeonato con el Atlético es de 0,8 goles por encuentro, en la Liga de Campeones es de cero en cuatro duelos. No marcó ni contra el Bayern Múnich (4-0) ni frente al Lokomotiv Moscú (1-1) ni en los dos enfrentamientos con el Salzburgo (3-2 y 0-2). Ninguno de sus siete tiros -dos a portería- fue el gol que buscaba.

No sólo ocurre ahora en el Atlético, también existía tal diferencia cuando militaba en el Barcelona: de azulgrana en la máxima competición europea presenta una media de 0,45 goles por partido, mientras que en el campeonato tenía un promedio de 0,75.

El hoy '9' rojiblanco, entre su actual equipo y el Barcelona, ha marcado siete goles en sus últimos 30 duelos de la Liga de Campeones, ninguno de ellos con el Atlético. Lo tiene pendiente.