Brasil y una de sus noches más oscuras...

El VAR intervino para "negar" a Brasil su segundo triunfo en la Copa América. En dos de tres acciones, la recurrencia a la tecnología fue acertada y mucho más aún, las decisiones tomadas en base a las pruebas de vídeo.

​Corrían 37’ minutos de la primera fracción. Roberto Firmino se acomoda en el área pero desplaza con el brazo a un defensor venezolano.

El atacante marca el primero pero de inmediato, Roberto Tobar decide anular correctamente la conquista.

Para el segundo tiempo, tras una buena gesta de avanzada de Brasil, Gabriel Jesús recepciona un pase cruzado de Firmino pero este lo realiza en fuera de juego.

El delantero del Manchester City derrota a Wilker Fariñez a los 59’ pero desde la sala técnica concursan a Tobar para que analice la acción.

Lo observa y determina que el pase fue desde una posición ilícita. Vuelta a intentar y a los 87’, Coutinho rompía la defensa con un nuevo y tercer intento de gol, el que sería nuevamente anulado.

Tobar escucha las indicaciones de sus asesores y confirma que Firmino, el hombre de la noche estaba en off side. El gol queda en carácter de inválido.

La noche termina siendo agreste para Brasil, que resulta siendo “perjudicado” por una herramienta que pone en salvaguarda la legalidad de un resultado y que en su carácter de soporte, cumple acabadamente su rol aunque quede el amargo sabor del desencanto.

 

Fastidio en Brasil: El VAR hace su tarea y niega triunfo local

Más allá de que en el presupuesto está decidir un partido a través de las nuevas aplicaciones, nadie pensó que a Brasil le anularían dos goles en su propia casa. Es así que pese a sus esfuerzos terminó empatando sin goles ante una Venezuela de muchas agallas.

Debió ser un triunfo de 3-0 para el cuadro de Tité. Al primer tiempo anulan un gol a Roberto Firmino por una falta en el área para anotar la apertura.

Pero en el complemento se darían las acciones más polémicas. Dos posiciones adelantadas, inobservables para los árbitros pero verificado en el VAR fueron determinantes.

Roberto Tobar recurrió al monitor primero a los 60' para anular el tanto de Gabriel Jesús y a los 87' reitera procedimiento aunque sólo apoyado por sus asistentes desde cabina para negarle el festejo a Coutinho.

Mientras las repeticiones hacían de las suyas, Venezuela soportaba con estoicismo el asedio local. El equipo de Dudamel no tuvo mucha profundidad, se dio la lógica.

Esperó, apostó a salir rápido desde el fondo tras cada ataque brasileño pero reforzó la tarea de cobertura para amainar el trabajo de avanzada del scratch.

Aún así no pudo evitar los tres goles, que por obra y gracia del VAR no valieron. Se salvaguardó la legalidad del resultado para alegría de unos y fastidio de una enorme mayoría.

Sobre todo para los brasileños, que de haber ganado habrían estado asegurados en Cuartos de Final. Ello lo deberán resolver en la última fecha ante Perú, con el que comparte la cima con 4 puntos.

Venezuela sigue con chances latentes y a la espera de ese cruce que será crucial.

 

Se decide y es nuevo ciudadano paraguayo

Andrés Cubas, actualmente futbolista del Talleres de Córdoba adquirió la nacionalidad paraguaya, luego de haber sido sondeado hace unos años para el efecto y ser integrante de la selección nacional.

​Así lo indicó el asesor del jugador, el abogado Marcos Lezcano a Radio Monumental.

Este contó que “Andrés Cubas es oficialmente paraguayo” y que “desde el mes de enero empezamos con las gestiones”.

El sondeo al mediocampista de 23 años ya se había producido en el 2016, cuando el seleccionador de Paraguay era Ramón Angel Díaz.

Cubas, de padre paraguayo y nacido en Misiones, en la frontera con Itapúa se formó en Boca Juniors. Pasó por el Pescara de Italia en el 2016 y a su regreso a Argentina se incorporó a Defensa y Justicia.

De allí pasó a Talleres, que hoy por hoy tiene propiedad sobre su pase. En la selección argentina tuvo un fugaz paso como parte de la categoría sub 20.

 

"Intercambio" de técnicos: Ex San José, a los Kings

Carlos Romano dirigió el año pasado al Deportivo San José, pero ahora pasa a carpas franjeadas. Reemplaza a Juan Carlos Krogslund quien llega en momentos claves del Metropolitano de Baloncesto.

Su estreno se prevé para el jueves de esta semana, cuando Olimpia Kings afronte el segundo compromiso de las semifinales.

En el primer juego ante Sol de América cayó 90-87, resultado que derivó en la salida del también argentino Juan Carlos Krogslund.

Romano ahora se sienta en el banquillo franjeado, al que el año pasado lo tuvo de rival en una serie de vibrantes cruces con Deportivo San José.

Precisamente, el club franjeado "cedió" a Juan Pablo Feliú al conjunto santo, que a su vez hace lo mismo con el tucumano de 62 años.

Carlos Romano es uno de los más destacados profesionales del baloncesto sudamericano. Fue sub campeón de la Liga Sudamericana con Quimsa de Santiago del Estero en el año 2009.

Fue mundialista con la selección de su país a finales de los '80 y principios de los '90, además de obtener títulos sudamericanos como basquetbolista activo.