Buffon se pierde el derbi con el equipo de Tony Sanabria

Gianluigi Buffon, portero de la Juventus, fue sancionado este martes por la Corte de Apelación de la Federación de Fútbol Italiana (FIGC) con una jornada de suspensión y 5.000 euros de multa por una blasfemia que pronunció el pasado 19 diciembre en el partido liguero de su equipo en el campo del Parma.

La decisión de la Corte de Apelación de la FIGC tardó dos meses en producirse, después de que el fiscal federal le remitiera el 26 de enero el caso de Buffon.

Era el minuto 80 del partido del estadio Tardini de Parma cuando los micrófonos ubicados a pie de campo captaron claramente una blasfemia que Buffon dijo mientras animaba a su compañero Manolo Portanova.

En un primer momento, el Juez Deportivo de la Serie A no le sancionó por no haber recibido suficiente material para establecer con certeza total que se trataba de Buffon.

Tras la sanción, "Gigi" no estará a disposición del técnico Andrea Pirlo para el derbi del próximo sábado contra el Torino del paraguayo Antonio 'Tony' Sanabria.

La Juventus ocupa la tercera posición en la Serie A, a diez puntos del líder Inter de Milán.

 

Agüero tendrá una estatua en el Etihad Stadium

El Manchester City anunció que erigirá una estatua en honor a Sergio Agüero en las inmediaciones del Etihad Stadium.

Agüero, de 32 años, abandonará el club inglés tras diez temporadas consecutivas y después de convertirse en el máximo goleador histórico del equipo y en el extranjero con más tantos en la historia de la Premier League.

Como homenaje, el City encargará una estatua del argentino que se ubicará junto a las de Vincent Kompany y David Silva, otras dos de las grandes leyendas del club de Manchester.

Además, el City le rendirá tributo en el último partido de la temporada, contra el Everton, en el Etihad Stadium, cuando el público, si todo va según lo previsto, pueda volver a las gradas una vez que el Gobierno británico levante algunas restricciones por el covid-19 el 17 de mayo.

 

Una árbitra dirigirá por primera vez un partido de la liga profesional inglesa

La árbitra Rebecca Welch, de 37 años, se convertirá la próxima semana en la primera mujer que dirigirá un partido completo en una de las ligas profesionales de fútbol masculino en Inglaterra, al hacerse cargo del encuentro de la tercera división entre el Harrogate Town y el Port Vale.

En 2010 otra mujer, Amy Fearn, arbitró el último tramo de un partido de segunda división entre el Coventry y el Nottingham Forest ante la lesión del árbitro titular, pero hasta ahora solo se había designado a hombres para dirigir encuentros desde el inicio.

"He llegado a arbitrar en Wembley, en la final de la FA Cup femenina, algo que ya es un logro", afirmó hoy en un comunicado de la Liga Inglesa de Fútbol (EFL, en inglés) Welch, que recalca que el partido del lunes representa aquello por lo que ha estado trabajando hasta ahora.

"Es el mayor éxito de mi carrera", declaró la colegiada, que arbitró algunos partidos masculinos de la National League (categoría semiprofesional).

"Creo que es importante mostrar que las mujeres que están entre el 1 % más alto de su categoría pueden subir de nivel, porque ayuda a que otras que están más abajo sepan que pueden lograrlo también", señaló.

 

Amnistía Internacional pide a Irlanda que denuncie abusos en Catar

La selección de fútbol de Irlanda se enfrenta hoy (14:45 de Paraguay) a Catar, en un partido amistoso en el que debería denunciar "públicamente" la violación de los derechos humanos en el país organizador del Mundial 2022, según propone Amnistía Internacional (AI).

La organización humanitaria quiere que el combinado verde siga el ejemplo de otras selecciones como Alemania, Noruega y Holanda, cuyos jugadores portaron esta semana, antes de sus partidos de clasificación para ese Mundial, camisetas con mensajes en defensa de los derechos de los trabajadores en Catar, que, en su inmensa mayoría, son migrantes provenientes de Asia.

El director ejecutivo de AI en Irlanda, Colm O'Gorman, recordó hoy que esa fuerza laboral, el 90 % del total del país, ha sido la mano de obra que ha construido la infraestructura para esta controvertida Copa del Mundo.

En los últimos diez años, desde su designación como país organizador, más de 6.500 trabajadores migrantes han fallecido en Catar como consecuencia de las duras condiciones laborales, precisó el activista.

"Estas personas tienen derecho a vivir dignamente. A no morir por culpa de la negligencia, el descuido y el desprecio de aquellos responsables de organizar y albergar el Mundial", dijo O'Gorman, quien también instó a la Federación Irlandesa (FAI) a que "presione" a la FIFA para que asuma "su responsabilidad" en la defensa de los derechos humanos.

La FAI no se ha pronunciado aún respecto a la posibilidad de que el equipo haga algún tipo de gesto al respecto, pero el seleccionador irlandés, Stephen Kenny, ha subrayado que la explotación de los trabajadores en Catar no "puede ignorarse".

Los "verdes", encuadrados en el grupo A de clasificación para el Mundial, disputan esta noche un amistoso ante Catar en el estadio Nagyerdei de Debrecen, en Hungría.