Cambia pasaje a Corea por uno a Venezuela

Víctor Aquino estaba para ser jugador del Seul Land de la referida nación asiática, pero sobre tiempo de descuento, el club Deportivo Táchira mejoró la oferta y el atacante paraguayo decidió mudar sus pasos ahí.

Según lo explicó él mismo a Ovación Deportiva, las negociaciones se enfriaron porque no llegaron a un acuerdo suficiente.

Este martes se anunciaba en las redes sociales que el paraguayo ya tenía todo listo y que era la nueva adquisición, pero Aquino manifestó que el club asiático se apuró en confirmar su incorporación.

Deportivo Táchira mejoró la oferta y además tiene la posibilidad de competir en la Copa Libertadores de América, torneo en el que en primera fase choca con Deportivo Capiatá.

Aquino estuvo últimamente en el Deportes Tolima de Colombia sin mucho éxito. Marcó nueve goles en 35 partidos.

 

El fútbol argentino, en la órbita de Alonso

El defensor de Cerro Porteño no tiene definido su futuro para el año que viene. Existen ofrecimientos por parte de clubes de vecino país y uno de ellos sería el Racing de Avellaneda, que ya habría hecho las primeras comunicaciones.

Al club argentino le estaría haciendo falta un zaguero central y Alonso sería la opción más válida que manejan.

De hecho, la entidad del vecino país ya había mostrado interés en el futbolista hace un par de meses pero no pudo prosperar el intento.

Alonso nunca salió de Cerro Porteño. Desarrolló toda su carrera allí y tuvo pasos por las selecciones paraguayas en todas sus categorías hasta la mayor.

 

Derlis Orué, el primero que llega a Libertad

En materia de incorporaciones, el mediocampista de Nacional tiene trato hecho con la directiva repollera para ser parte de la entidad el año que viene. El citado futbolista lleva seis temporadas corridas jugando en el cuadro albo.

La confirmación la hizo el presidente Francisco Giménez Calvo a Radio 970, quien además aseveró que solamente el oriundo de Caazapá es la novedad.

Derlis llevaba seis años de estadía en Nacional, luego de la que fue su efímera aparición en Olimpia, de donde salió en el 2011.

En este tiempo ganó títulos locales y alcanzó un gran rendimiento en la Copa Libertadores de América del 2014, en la que llegaron a la final con San Lorenzo de Almagro.

 

Hasta príncipes vienen a correr en el Dakar

Nasser Al Attiyah es un deportista multifacético. De competir en deportes olímpicos pasó a ser uno de los pilotos más importantes de su país, y viene a Paraguay a competir en el rally más difícil del mundo, el que podría ser el último para él.

Nasser fue ganador del Dakar en la edición 2011 y 2015, pero en años anteriores corrió carreras de rally con automóviles de producción entre el 2004 y 2009.

Incluso, en sus 46 años de vida ostenta haber sido el abanderado de su país en los Juegos Olímpicos de Beijing del 2008, donde fue a participar en la modalidad Skeet. Pero en el 2012 en Londres ganó una medalla de bronce.

En Sudamérica compitió varias veces en Argentina, donde el público lo considera uno de los más grandes corredores automovilísticos.

Según referencias, Nasser pertenece a una de las familias más renombradas de Catar. Ostenta el título de jeque en razón de que es primo hermano del Emir de Catar (Tamim bin Hamad Al Thani) que es a la vez un titulo nobiliario que confiere plenos poderes políticos y gubernamentales.

Esta será su participación número 13 en el historial del Dakar. Además se lo conoce por su solidaridad, ya que para esta edición donó 100.000 euros a Phillipe Croizon, piloto francés que correrá a pesar de no tener brazos y piernas.