Cristiano Ronaldo, máximo goleador por una asistencia

El portugués Cristiano Ronaldo fue declarado máximo goleador de la Eurocopa 2020 pese a estar empatado a cinco goles con el checo Patrick Schick, pero dio una asistencia en 360 minutos y el delantero del Bayer Leverkusen ninguna.

Pese a caer el luso en los octavos de final ante Bélgica y el checo en cuartos frente a Dinamarca, nadie ha podido superar a ambos, que terminan con un tanto de ventaja sobre el belga Romelu Lukaku, el francés Karim Benzema, el inglés Harry Kane y el sueco Emil Forsberg.

En el último partido, tras anotar Luke Shaw el gol más rápido de la historia en una final, Leonardo Bonucci se convirtió en el anotador más veterano con 34 años y 71 días, al superar al alemán Bernd Hölzenbein, que marcó en la de 1976 con 30 años y 103 días.

Cristiano Ronaldo releva como máximo artillero de una Eurocopa al francés Antoine Griezmann, que la pasada edición marcó seis tantos.

—Clasificación:

- Con 5 goles: Cristiano Ronaldo (3p) (Portugal); Patrik Schick (1p) (República Checa).

- Con 4 goles: Romelu Lukaku (1p) (Bélgica); Karim Benzema (1p) (Francia); Harry Kane (Inglaterra); Emil Forsberg (1p) (Suecia).

- Con 3 goles: Dolberg (Dinamarca); Morata (España); Sterling (Inglaterra); Wijnaldum (Países Bajos); Lewandowski (Polonia); Seferovic y Xherdan Shaqiri (Suiza).

- Con 2 goles: Havertz (Alemania); Thorgan Hazard (Bélgica); Ivan Perisic (Croacia); Yussuf Poulsen, Maehle, Damsgaard (Dinamarca); Sarabia, Ferrán Torres (España); Manuel Locatelli, Ciro Immobile, Pessina, Insigne, Chiesa (Italia); Denzel Dumfries, Memphis Depay (1p) (Países Bajos); Andriy Yarmolenko y Yaremchuk (Ucrania).

- Con 1 gol: Gosens y Goretzka (Alemania); Lainer, Gregoritsch, Arnautovic, Baumgartner, Kalajdzic (Austria); Kevin De Bruyne, Meunier (Bélgica); Luka Modric, Vlasic, Orsic, Pasalic (Croacia); Christensen, Braithwaite, Delaney (Dinamarca); Skriniar (Eslovaquia); McGregor (Escocia); Laporte, Azpilicueta, Oyarzábal (España); Pohjanpalo (Finlandia); Griezmann (Francia); Moore, Ramsey, Roberts (Gales); Fiola, Schafer y Adam Szalai (Hungría); Maguire, Henderson, Shaw (Inglaterra); Barella, Bonucci (Italia); Pandev y Alioski (Macedonia del Norte); Weghorst (Países Bajos); Linetty (Polonia); Raphael Guerreiro, Diogo Jota (Portugal); Holes (República Checa); Aleksei Miranchuk, Dzyuba (1p) (Rusia); Claesson (Suecia); Embolo, Gavranovic (Suiza); Irfan Can Kahveci (Turquía); Zinchenko, Zovbyk (Ucrania).

- En propia meta: Merih Demiral (Turquía, contra Italia), Szczesny (Polonia, contra Eslovaquia), Hummels (Alemania, contra Francia), Ruben Dias (Portugal, contra Alemania), Guerreiro (Portugal, contra Alemania). Hradecky (Finlandia, contra Bélgica), Dubravka (Eslovaquia, contra España), Kucka (Eslovaquia, contra España), Pedri (España, contra Croacia), Zakaria (Suiza, contra España); Kjaer (Dinamarca, contra Inglaterra)

 

Inglaterra y los penales, una cicatriz para toda la vida

Una vez más, Inglaterra se hundió desde los doce pasos. Nada hace más daño a la memoria de los que se erigen como creadores de este deporte que una tanda de penales, una especie de moneda al aire que les negó la mano muchas más veces de las que les sonrió.

Los 'Tres Leones' volvieron a estrellarse en su maldición. Como en 1996, como en el 2004, como en 2012. Otra herida que añadir a la lista de grandes decepciones inglesas.

Otra puñalada en el corazón de aquellos que creen que alguna vez el carácter macabro del 'It's Coming Home' se tornará en felicidad y que habrá algo de alegría que añadir al 'tackle' de Bobby Moore y a los goles de Gary Lineker y Charlton.

Pero ya no será en Wembley, el escenario de la última crucifixión inglesa. A Southgate, merecidamente, todo le salió mal. Se encontró con un gol inesperado al minuto dos y especuló hasta el límite. Harry Kane ni tocó la pelota dentro del área italiana. Sus extremos estaban desaparecidos y él era incapaz de reaccionar.

El hombre que mandó al limbo las esperanzas inglesas en el último gran campeonato celebrado en suelo inglés, en la Euro del 96, volvió a dilapidar las opciones de su equipo. Esta vez desde el banquillo, reaccionando tarde y mal. Para la noche negra del fútbol inglés siempre quedarán los dos cambios a un minuto del final. Marcus Rashford y Jadon Sancho, dos jugadores a los que apenas había dado confianza durante el torneo. Dos jugadores que sucumbieron ante la presión. Rashford mandó la pelota al palo, Sancho se encontró con el muro italiano.

Inglaterra, con el fallo de Bukayo Saka o paradón de Donnaruma, se volvió a ir a casa en una tanda. Esta vez les quedaba cerca. Apenas unos miles de espectadores se quedaron a ver cómo Italia levantaba la copa al cielo de Londres. El resto ya había visto esta película muchas veces. En 1996, en 2004 y hace nueve años. Inglaterra desintegrándose en penales. Una cicatriz que estará para siempre en el corazón de los 'Tres Leones'.

 

Djokovic: "Como dijo Jordan, fallé y fallé, y por eso triunfé al final"

Novak Djokovic, que conquistó ayer su vigésimo Grand Slam, igualando a Roger Federer y Rafael Nadal, citó a Michael Jordan y dijo que si ha conseguido todos estos éxitos es porque perseveró y nunca se cansó de fallar.

"He sido muy afortunado de ser muy fuerte en los momentos decisivos de los mayores torneos de tenis en mi carrera. También he perdido finales de Grand Slam en las que sentí que estuve cerca de ganarlas. Como dijo Michael Jordan, fallé, fallé y fallé, y eso por eso que triunfé al final", dijo el serbio.

"Es un proceso de aprendizaje, una curva de aprendizaje. Cuanto más veces lo pasas, cuantas más veces lo vives en una pista de tenis, más cómodo estás en estas situaciones", añadió.

Sobre el encuentro, en el que tuvo que remontar un set a Matteo Berrettini, Djokovic destacó cómo viró el partido tras el primer parcial.

"Estuve más nervioso de lo normal al principio del partido, sobre todo en el primer set. Creo que una vez que se acabó, sentí alivio. Obviamente no era bueno perderlo, pero por otra parte quería que ese set se acabara, para poder empezar de nuevo y jugar como quería yo", destacó.

"Es lo que empezó a pasar en los primeros cuatro juegos del segundo set, me puse 4-0 arriba muy rápido. Me empecé a sentir muy cómodo. Sentí que tenía el control del partido. Él le pegaba con mucha fuerza, con el saque y la derecha. Jugar contra alguien como él en hierba es un gran reto. En algunos momentos jugué muy defensivo, pero seguramente fuera por los nervios de estar en una gran ocasión como esta, la final de Wimbledon, con la historia en juego", apuntó Djokovic.

 

Gremio llega a Ecuador con Scolari, pero sin cuatro titulares

El Gremio, que el mañana se medirá con Liga de Quito en partido de ida por octavos de final de la Copa Sudamericana, llegó anoche a Ecuador con su nuevo técnico, el exseleccionador brasileño Luiz Felipe Scolari, pero sin cuatro de sus titulares habituales.

Scolari, que asumió este semana el comando del Gremio para intentar sacar al histórico club brasileño de la última posición en la clasificación del Campeonato Brasileño, admitió que está esperando todas las decisiones del departamento médico para poder definir el equipo que alineará en Ecuador debido a que sabe que tendrá muchas bajas.

"Probablemente tendremos tres bajas y por eso voy a examinar muy bien cómo podemos jugar y cómo montar un equipo que pueda medirse al Liga de Quito", afirmó el también exseleccionador de Portugal.

El estratega agregó que, además de las numerosas bajas, el Gremio tendrá que enfrentar otras dificultades en Quito como la altitud y las restricciones impuestas por la pandemia del coronavirus.

El conjunto tricolor de Porto Alegre excluyó de la delegación que embarcó rumbo a Quito al zaguero Pedro Geromel, que es tratado por un edema muscular, así como al delantero Ferreira, que sufrió una grave lesión en la rodilla izquierda en el partido del sábado en que el Gremio empató 0-0 con su tradicional rival Internacional por el Campeonato Brasileño.

El centrocampista Rafinha y el volante Victor Bosbin también se quedaron en Porto Alegre debido a que figuran entre los más desgastados por los últimos compromisos.

La quinta baja del Gremio ante Liga de Quito es la del volante chileno César Pinares, excluido por haber presentado síntomas de gripe, pero que no venía siendo aprovechado como titular.

Otros dos jugadores del Gremio que se perderán el partido de la Sudamericana son Brenno y Matheus Henrique, que están concentrados con la selección brasileña que disputará los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

El Gremio tiene previsto llegar a Quito en la noche de este domingo y hará un único entrenamiento el lunes.

Ante las bajas, lo más probable es que Paulo Miranda o Ruan sean alineados en la zaga en sustitución de Geromel y al lado del argentino Walter Kannemann; que Vanderson sustituya a Rafinha y que Léo Pereira ocupe el lugar de Ferreira en la delantera.

Gremio necesita resultados en la Sudamericana para responder a las reclamaciones por la pésima situación que enfrenta en el Campeonato Brasileño, en el que es colista de la clasificación y está amenazado con el descenso a la segunda división.

La probable alineación del equipo comandado por Scolari en Quito es la siguiente: Gabriel Chapecó; Vanderson, Paulo Miranda o Ruan o Rodrigues, Walter Kannemann y Cortez; Fernando Henrique, Darlan o Lucas Silva y Douglas Costa; Alisson, Léo Pereira y Diego Souza.