Cristiano, un león enjaulado

Tras vivir uno de los años más duros de su carrera en la Juventus, sin ser protagonista en su competición favorita, la Liga de Campeones, el portugués Cristiano Ronaldo encara la Eurocopa como un león enjaulado, decidido a revalidar el trono de Europa alcanzado en 2016.

Acostumbrado a ser protagonista hasta el final, y en muchas ocasiones a triunfar, en la Copa de Europa, este año Cristiano tuvo que conformarse con una campaña modesta, consideradas las ambiciones iniciales, en la que su Juventus entregó el cetro de campeón de Italia y fue eliminado en los octavos de final de la "Champions" por el Oporto.

El adiós a la Liga de Campeones fue de los más amargos para el luso. Por primera vez en los últimos quince años, fue eliminado en octavos sin poder marcar gol alguno en la fase de eliminación directa.

Fue, además, la segunda eliminación consecutiva en octavos, después de que el Lyon fuera su verdugo en la temporada 2019-2020. No le fue mucho mejor en el 2018-2019, cuando se rindió en los cuartos de final contra el Ajax.

Su temporada en la "Champions" se acabó con solo cuatro goles anotados, todos en la fase de grupos.

Además, su Juventus estuvo contra las cuerdas en la Serie A y logró la clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones en la última jornada, gracias al tropiezo del Nápoles contra el Hellas Verona.

Los dos trofeos conquistados, la Copa Italia y Supercopa italiana, no pueden saciar el hambre ganador de un jugador que quiere seguir haciendo historia con su país y que está extra motivado por encarar el grupo de la muerte de la Eurocopa.

La selección de Francia, campeona del mundo de 2018, y la de Alemania, ganadora del Mundial 2014, retan a Portugal en un grupo completado por la más accesible Hungría.

El seleccionado húngaro será su primer rival, el próximo 15 de junio, mientras a continuación le tocarán Alemania, el 19, y Francia, el 23.

A la espera de dirimir su futuro, con un contrato de 31 millones de euros netos por temporada que expira en 2022 con el Juventus, Cristiano puede contar con una de las selecciones más competitivas del continente, si es posible aún más preparada de la que triunfó en París.

Al grupo campeón en Francia se sumaron piezas de enorme talento como Bruno Fernandes, líder del Manchester United, Joao Félix, media punta del Atlético Madrid campeón de la Liga española, o Diogo Jota, extremo del Liverpool.

Y siguen en el grupo los grandes líderes del pasado, como el defensa Képler Laveran Lima "Pepe", excompañero de Cristiano en el Real Madrid, José Fonte, flamante campeón de Francia con el Lille, o Joao Moutinho, cerebro del centro del campo.

CR7, que cumplió en febrero 36 años, llega a la Eurocopa tras ser coronado como mejor delantero de la Serie A y firmar 29 goles, cinco más que el belga Romelu Lukaku, delantero campeón de Italia con el Inter de Milán.

La Eurocopa le ofrece una gran oportunidad para recuperar el protagonismo absoluto y tomar impulso para el futuro, a la espera de saber si será en Turín o en otro gran club europeo.

 

Los futbolistas húngaros no se arrodillarán como gesto contra el racismo

Los futbolistas de la selección húngara no se arrodillarán antes del comienzo de los partidos como gesto contra el racismo, ya que lo consideran una protesta política, informó la Federación Húngara (MLSZ) poco antes del inicio de la Eurocopa.

"Los reglamentos de la UEFA y la FIFA no autorizan hacer política en las canchas y en los estadios, algo que la MLSZ no solo acepta sino que respalda", asegura el comunicado.

La Federación subraya que el respeto al otro es uno de los valores básicos del deporte y por eso lucha desde hace años contra todas las formas de odio con su campaña "El odio no está bien".

El comunicado no menciona la Eurocopa que comenzará el próximo 11 de junio con Budapest como una de las sedes.

Algunas selecciones, como Inglaterra y Bélgica, se arrodillaron en los amistosos previos a la Eurocopa, y también los árbitros hincaron la rodilla para expresar su rechazo al racismo.

En algunos casos, como en el amistoso que enfrentó recientemente a Inglaterra con Austria, el gesto fue imitado por los jugadores rivales, como el fichaje madridista David Alaba.

Hungría jugará en la Eurocopa en el grupo "F" que comparte con Alemania, Francia y Portugal.

 

El ministro de Salud afirma que la Copa América "no es un riesgo" para Brasil

El ministro de Salud de Brasil, Marcelo Queiroga, afirmó este martes que la celebración de la Copa América en el país "no es un riesgo" para la población, pues los protocolos de seguridad sanitaria elaborados para el torneo "son seguros".

Queiroga compareció ante una comisión del Senado que investiga posibles omisiones del Gobierno en el combate contra una pandemia que ya ha matado a casi 475.000 brasileños y aseguró que la Copa América, que comenzará en el país el próximo domingo, no aumenta el riesgo sanitario, pues habrá "burbujas" para cada delegación.

"El riesgo para la población es el mismo, con o sin Copa", pues las 650 personas que se calcula que sumarán las delegaciones, entre futbolistas, técnicos y personal de apoyo, "estarán aisladas" en sus hoteles y sólo saldrán en autobuses "controlados" para entrenarse y dirigirse a los estadios en los que se jugarán los partidos, dijo.

El ministro apuntó que ese mismo "protocolo" se aplicará a los cerca de 2.000 periodistas que, de acuerdo a datos de la comisión del Senado, han pedido acreditación para cubrir la competición.

"No veo riesgos desde el punto de vista epidemiológico", insistió Queiroga, quien apuntó que "la práctica de deportes está liberada" en Brasil, al punto de que, desde hace meses, se juegan campeonatos nacionales, regionales y decenas de partidos de la Libertadores y la Suramericana o las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022.

Subrayó que, en todos esos casos, así como ocurrirá en la Copa América, los partidos se juegan "sin público", con lo que "no habrá peligro de aglomeraciones".

También reiteró que el torneo de fútbol no supondrá una carga adicional para la red pública de salud, pues las diez selecciones suramericanas que participarán "tienen seguros privados y usarán el sistema privado" si se presentase alguna emergencia médica.

Asimismo, puntualizó que "la vacunación de los jugadores no es obligatoria", pues si así lo fuera "no podría haber campeonato", ya que el proceso de inmunización lleva un retraso de por lo menos dos meses.

Queiroga aseguró que la Copa América "no es un evento de grandes proporciones, como los Juegos Olímpicos", y agregó que, a pesar de las fuertes críticas que ha generado su disputa en Brasil, uno de los países más afectados por la pandemia en el mundo, "todos los protocolos de bioseguridad son seguros".

 

Casi cuatro décadas sin derrotas en casa ante los brasileños

La selección paraguaya buscará prolongar el invicto, de local, ante Brasil, en eliminatorias sudamericanas, que suma 36 años. El encuentro entre la Albirroja y la verdeamarilla se jugará esta noche, en el Defensores del Chaco, desde las 20:30, en el marco de la 8ª fecha rumbo a Catar 2022.

La última derrota de los paraguayos frente a brasileños, en Asunción, en selectivos mundialistas, se remonta al domingo 16 de junio de 1985, en el estadio Defensores del Chaco, rumbo al Mundial de México 86. Fue 2-0 para la canarinha, con anotaciones Casagrande, a los 28 minutos y Zico, sobre los 70’.

En aquel partido se produjo la mayor afluencia de público para un duelo entre paraguayos y brasileños, en Asunción, por eliminatorias. Aquella tarde ingresaron 55.000 aficionados al viejo estadio de Sajonia.

Luego de la derrota del 85, paraguayos y brasileños recién se volvieron a enfrentar, en Asunción, en un selectivo mundialista, el 18 de julio del 2000, en la 5ª ronda, camino a Corea – Japón 2002 y se produjo una histórica victoria de los guaraníes.

Fue por 2-1, en el estadio Defensores del Chaco, ante 40.000 espectadores y significó el primer éxito de la Albirroja frente a los brasileños, en eliminatorias para un torneo ecuménico. Los tantos fueron obras de Carlos Humberto Paredes y Jorge Campos y Rivaldo anotó el empate parcial para Brasil. El conjunto albirrojo de esa noche: José Luis Chilavert; Pedro Sarabia, Celso Ayala, Carlos Gamarra y Denis Caniza; Diego Gavilán (68´ Víctor Quintana), Carlos Humberto Paredes (64´ Jorge Campos), Julio César Enciso y Roberto Acuña; Roque Santa Cruz (77´ Walter Avalos) y José Saturnino Cardozo. El técnico fue el uruguayo Sergio Markarián.

Luego para Alemania 2006, fue empate de 0-0 y el estratega albirrojo fue el “charrúa” Aníbal “Maño” Ruiz y se jugó en el Defensores del Chaco. En el selectivo para Sudáfrica 2010, se registró la segunda victoria albirroja contra Brasil, en Asunción, por eliminatorias. El partido se jugó el domingo 15 de junio del 2008, en el Defensores y el resultado fue de 2-0, con anotaciones de Roque Santa Cruz y Salvador Cabañas, ambos en la primera etapa. El estratega fue el argentino Gerardo “Tata” Martino y la albirroja formó así: Justo Villar: Darío Verón, Julio César Cáceres, Paulo da Silva y Denis Caniza; Enrique Vera, Édgar Barreto y Jonathan Santana; Nelson Haedo Valdez (52’ Víctor Cáceres), Salvador Cabañas (74’ Aureliano Torres) y Roque Santa Cruz (85’ Óscar Cardozo).

El último partido en selectivos entre Paraguay y Brasil, en casa, se dio en la ruta para Rusia 2018 y el partido quedó sellado con un empate de 2 a 2. Se jugó nuevamente en Sajonia, el 29 de marzo de 2016 y marcaron para los paraguayos Darío Lezcano y Édgar “El Pájaro” Benítez. El estratega fue Ramón Díaz.

En eliminatorias, Paraguay recibió a Brasil, en Asunción, en 8 duelos y se registraron 2 triunfos paraguayos, 2 paridades y 4 derrotas y consiguió el 33% de los puntos en juego. Además de aquella caída del 85, el cuadro paraguayo perdió en otras tres presentaciones contra los brasileños.

Para Suiza 54, fue derrota de 1-0 (gol de Baltazar), jugado en cancha de Libertad. Rumbo a México 70 la caída fue de 3-0 (tantos de Valentín Mendoza, en contra, Jairzinho y Edú), en el entonces estadio de Puerto Sajonia y para Argentina 78 el triunfo de la visita fue de 1-0 (anotación José Domingo Insfrán, contra su valla), cuando el estadio ya se llamaba Defensores del Chaco.

Sumando partidos de local y visitante, Paraguay enfrentó a Brasil, por eliminatorias mundialistas, en 16 ocasiones y logró 2 victorias, 4 paridades y 10 derrotas y el 21% de efectividad.

La Albirroja, ante Brasil, además de los 2 triunfos en selectivos ecuménicos, consiguió otro par de victorias en Asunción. En 1968, por 1-0, en la disputa de la Copa Oswaldo Cruz, con gol del “Toro” Vicente Cabral, en el estadio de Sajonia.

El otro éxito se produjo en el año 1979, en el partido de ida, por las semifinales, de la Copa América. El triunfo fue de 2-1, en el Defensores del Chaco, con el recordado golazo de chilena de Eugenio Morel (padre de Claudio Morel Rodríguez) y del capitán Hugo Talavera, descontando Palinha, en la complementaria.

En suelo paraguayo Paraguay recibió a Brasil en 18 compromisos, entre Eliminatorias, Copa América y Copas amistosas. Se registraron 4 éxitos de los guaraníes, 3 igualdades y 11 victorias de la visita. Y la Albirroja sumó el 27, 7% de las unidades en juego.

Desde 1921 y hasta la Copa América jugada en Brasil, en el 2019, la Albirroja enfrentó a la verdeamarilla en 80 confrontaciones. Además de los 16 encuentros por selectivos, otros 31 fueron por Copa América, 14 amistosos y 19 por distintas copas amistosas (Oswaldo Cruz, Rosa Alves y Copa Atlántico). Los resultados para Paraguay fueron: 11 victorias, 22 paridades y 47 derrotas y el 23% de efectividad.