El Gregor resplandece y embellece Autopista

El estadio del club Independiente de Campo Grande brilla con luz propia. El coliseo ya tiene listas sus torres de iluminación y está a pocas horas de la apertura de sus puertas para albergar los encuentros de Primera División.

La iluminación artificial del estadio es parte del plan de inversiones que realiza la APF y que beneficia sobre todo a aquellas entidades que ascienden a Primera.

Independiente subió a la élite junto a Trinidense, que también pone a punto su coliseo Martín Torres, de manera a entrar a la galería de los escenarios que dieron un paso a la modernidad.

Faltan pequeños detalles para que esté plenamente habilitado por la Comisión de Inspección de Canchas y el equipo oficie de local en lo que va del año.

 

No aprovecha chances y paga con derrota

General Díaz tenía todo como para conquistar un marcador más favorable, pero por impericia dejó que Guaraní se quede con el triunfo. El Legendario en dos minutos revirtió un 1-0 para terminar ganando 2-1 y asomar en la vanguardia del torneo.

Cuando se caía el telón de la primera etapa, el Aviador abría la cuenta por medio de una estupenda definición de Julio Aguilar.

El gol supuso un golpe para la representación aurinegra, que hasta ese entonces había creado situaciones propicias para ponerse en ventaja en el marcador.

Pero debió reponerse en el transcurso del complemento y lo hizo entre los minutos 59’ y 61’, previo sufrimiento de un penal que Julio Aguilar no lo supo resolver.

Ese pudo significar el 2-0 en contra y de esa falla se vinieron los tantos con los que el legendario salió airoso del Adrián Jara.

Primero fue Néstor Camacho y después le tocó el turno a Marcelo Palau, quien en su intento de meter un centro la coló en el arco de Rubén Escobar, que pecó de desorientado y mal ubicado y vio cómo se transformaba ese tiro en un golazo de película.

Guaraní ahora aflora en la parte más alta de la clasificación junto a Libertad y Cerro Porteño, que comparten el liderato con seis unidades.

 

La Fiscalía dice sí a la extradición de Léoz

Hoy se pronunció el Ministerio Público al respecto del caso del ex presidente de la Confederación Sudamericana de Fútbol Nicolás Léoz. El órgano judicial cree factible que el octogenario sea enviado a los Estados Unidos a responder por los casos de corrupción que se le sindica.

Así explicó esta noche el Fiscal Manuel Doldán a Primero de Marzo, quien dijo que en base a los antecedentes se da por viable la remisión del paraguayo a los estrados judiciales norteamericanos.

“Hoy vencía el plazo y sobre la base de antecedentes creemos que es viable el pedido de extradición”, informó el mismo, aunque aún faltan procesos a seguir en este caso.

Mencionó sobre ese punto que “el dictamen ya está, ahora se debe correr traslado a la defensa para que se pronuncien en otros diez días”.

“Desde ahí se espera la resolución final. Si el juzgado considera no factible la extradición, la palabra final la tendrá al Corte Suprema de Justicia”, indicó.

Nicolás Léoz forma parte de los investigados por los casos de corrupción que saltaron en el ámbito del fútbol a mediados del 2015.

Otro paraguayo que soporta el proceso en suelo estadounidense es Juan Angel Napout, quien fue detenido en Zúrich en ocasión de su viaje a una asamblea de FIFA.

Una de las razones que podría impedir la ida de Léoz a Estados Unidos es su avanzada edad. El otrora titular de la APF tiene 88 años.

 

Empatan en partido de trámite equilibrado

Sportivo Trinidense y Sportivo Luqueño abrieron la tercera fecha con un encuentro bastante entretenido. Empataron 3-3 en una jornada en la que los dos tuvieron sus oportunidades y en el que no se marcaron tendencias hacia ninguno de los bandos.

Temprano en el marcador, a los un minuto, Arnaldo Recalde tuvo una acción desgraciada y envió en un intento de rechazo la pelota a la cabaña de Victor Centurión.

Ese gol llegaba sin marcarse aún tendencias en cuanto a rendimiento y nivel de juego, pero casi al instante emergió el impetuoso juego de Luqueño, que se sintió herido y arremetió contra el rival.

Y no tardaría demasiado para que esa búsqueda incesante tuviera ecos. Pablo Zeballos anotó el empate y el desnivel a los 14' y 21' del mismo periodo, conquistas plenamente justificadas.

Trinidense nunca mostró nada hasta ese entonces. Su gol de ventaja fue producto del azar y por ello, que Luqueño revierta era lo más justo.

Pero después se decidió a salir de igual a igual y equiparó totalmente el trámite. Consiguió el 2-2 parcial por medio de Nicolás Martínez y en el complemento, Pedro Arce volcaba la marca.

Luqueño no se iría a quedar de brazos cruzados y tras un tiro libre de Marín, Guido Di Vanni cabecea y establece el empate definitivo, que fue consecuencia de un esfuerzo denodado por parte de ambos, tanto que si uno de los dos perdía iba a ser injusto.