El Kelito hace de las suyas en la Toldería

Guaraní se dejó sorprender y cayó por 1-3 en su propio campo. River tuvo un primer tiempo estelar y sufrió en el segundo. El legendario terminó con 10 y con dudas. De la mano de Farrar, el Kelito vuelve a ganar en Dos Bocas tras 25 años.

Guaraní puso el color y la fiesta en su debut en el torneo Clausura 2019. Mucha gente, previa emotiva y un once que, en los papeles previos, prometía.

De entrada el equipo de Gustavo Costas insinuó, pero quedó en eso. River se adueñó del trámite en un abrir y cerrar de ojos.

Y lo siguiente fue una desgracia para el aborigen. Marco Prieto aprovechó un descuido de los defensores aurinegros para, con un certero cabezazo, vencer al arquero Jorge Bava y sellar así el 0-1 de la visita (17’). Los goles calaron hondo en el ánimo de los jugadores legendarios. Comenzaron a soltar patadas, a jugar fuerte y consecuentemente se vieron las amonestaciones de Iván Ramírez, Guillermo Benítez y Luis Cabral.

Fue justamente Cabral quien cometió penal tras una alevosa mano que informó el asistente. El zaguero se ganó la amarilla y le permitió a Jorge Salinas poner el 0-2 de River (28’), todo antes de la media hora de juego.

Guaraní se sacudió y en la complementaria entró a llevarse por delante a un Kelito que volvió dormido. El anfitrión ejerció una presión infernal que a los pocos minutos dio sus frutos con el descuento obra de Fernando Fernández (51’). De allí en más, se dedicó a martillar y martillar por todas las vías posibles.

River se defendió como pudo y logró evitar el empate en más de una ocasión, la suerte y la puntería de los delanteros rivales anduvieron de su lado. Guillermo Benítez vio la roja y dejó a Guaraní con 10, seguidamente Silvio Torales (80’) decretó el 1-3 y los tres puntos para lo suyos.

Resultado que deja tocado al Indio. Costas tiene mucho que conversar con sus jugadores si espera tomar protagonismo en la lucha por el título.

Por su lado, River comenzó de forma inmejorable y se acerca a pasos seguros a la brecha que garantiza su permanencia en Primera.

El último triunfo del Kelito sobre el Aborigen en la Toldería se remontaba al 1-0 del partido perteneciente a la 9ª fecha disputado el miércoles 2 de noviembre de 1994.

 

El escobero hace respetar su casa

Deportivo Capiatá se impuso hoy al Sportivo Luqueño por 1-0 de local con gol de Santiago Salcedo por la primera fecha del torneo Clausura 2019.

Capiateños y luqueños dieron la patada inicial del segundo certamen del año en el estadio Erico Galeano Segovia.

Partido muy disputado, con pocas situaciones y un juego físico que hizo intenso el trámite en amplios pasajes.

Capiatá encontró el gol del triunfo en un frentazo de Santiago Salcedo, el máximo artillero en la historia del fútbol local, que sobre 83’ selló el gol que vale tres puntos de oro.

Sportivo Luqueño reciente el efecto de la derrota en el promedio, donde mantiene la batalla por la permanencia con River, San Lorenzo, General Díaz y el rival de turno.

 

Homenaje al eterno Ranulfo Miranda

La Asociación Paraguaya de Fútbol (APF) mantiene viva la memoria del mítico Ranulfo Miranda, el último entrenador en ganar un título oficial con la selección paraguaya absoluta.

Los dirigentes de la APF dieron hoy la patada inicial del torneo Clausura 2019 en cancha del Deportivo Capiatá en ocasión al choque entre el conjunto anfitrión y Sportivo Luqueño.

En este sentido, Carlos Miranda, hijo de don Ranulfo, formó parte de la emotiva ceremonia. Recibió una placa en conmemoración al legado de su padre y el torneo que se disputa en su honor.



UN HISTÓRICO

Ranulfo Miranda se distinguió como jugador y entrenador.

Nació en la ciudad de Areguá un 27 de mayo de 1925, pero se crió en Paraguarí. En el Noveno Departamento dio sus primeros pasos en el fútbol, precisamente en el Sudamérica. Luego pasó por clubes como Guaraní (campeón en 1949), Once Caldas, América de Cali e integró la selección paraguaya en 1949.

Como técnico dirigió a Rubio Ñu, Tembetary, Nacional, Liga Concepcionera (campeón del Interligas 1967), Cerro Porteño, Universal de Encarnación, Liga de Quito, Comunicaciones de Guatemala (tricampeón), entre otros.

Fue entrenador del combinado paraguayo que ganó la Copa América de 1979, el hasta ahora último título a nivel de mayores. De su mano, Paraguay había sido campeón continental por segunda vez, luego de la primera registrada en Lima 1953.

En el año 2001 recibió el Botín de Oro como ‘Mejor Técnico de los últimos Tiempos’ en el marco de los festejos por los 95 años de la AsocIación Paraguaya de Fútbol.

Con justa razón, en junio de 2016 la Junta Municipal de Asunción de distinguió como ‘Hijo Dilecto’ de la ciudad capital.

La llama de Don Ranulfo se apagó la noche del miércoles 19 de abril de 2017 tras luchar contra una complicada neumonía.

Su nombre, logros y trayectoria vivirán por siempre en el Olimpo del balompié guaraní.

 

Los números finales de la Copa América reafirman el dominio de Brasil

Las estadísticas finales de la Copa América 2019 divulgados este viernes por la Conmebol sobre posesión de balón, pases acertados y hasta jugadores destacados reafirman el dominio en el torneo de Brasil, que el domingo conquistó su noveno título continental.

Brasil, que se impuso por 3-1 a Perú en la final disputada el domingo en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, terminó la competición invicta, con el mayor número de goles anotados, 13, contra 7 de Perú, Argentina, Chile y Uruguay, y solo un gol encajado.

Las estadísticas finales divulgadas por la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) destacaron el amplio dominio de Brasil, que se quedó con el título y además ganó el premio al juego limpio.

Según la Conmebol, Brasil fue la selección que más dominó el balón en toda la competición (88,2 %), la que más acertó pases (64,5 %), la de mayor número de pases (3.360) y la de mayor número de pases en el campo contrario (1.855).

"Brasil es la primera selección a sufrir su primer gol en una edición de la Copa América tan solo en la final", según el comunicado de Conmebol.

Entre los jugadores destacados también sobresalió Brasil ya que el mayor goleador fue el brasileño Everton, con 3 anotaciones; los de mayores asistencias para gol fueron Roberto Firmino y el chileno Charles Aránguiz (3 cada uno); el que más participó en goles fue Roberto Firmino (5), y el que más pateó contra la portería contraria fue el también brasileño Philippe Coutinho (21).

El mejor portero de la competición fue el brasileño Alisson.

El uruguayo Federico Valverde, por su parte, fue el de mayor aprovechamiento en los desarmes, con el 87,1 %.

Los números del veterano lateral Daniel Alves justifican por qué el capitán de la selección brasileña fue elegido el mejor jugador del torneo.

El lateral del París Saint Germain (PSG) francés fue el jugador con mayor número de pases ciertos (370), con un 88,5 % de acierto, y el de mayor número de pases en el campo contrario (216), con un 83,7 % de acierto.

El que más regateó rivales fue el argentino Lionel Messi, con 22, seguido por los brasileños Everton (19) y Gabriel Jesús (17).

En las estadísticas negativas, Chile destacó por haber sido la selección con mayor número de faltas (111).

Además, los brasileños, con 5 jugadores entre los 11, lideraron el equipo ideal elegido por el Grupo de Estudio Técnico (GET) de la Conmebol, junto con dos peruanos, un argentino, un uruguayo, un colombiano y un chileno.

Para los entrenadores que integran este grupo, el equipo ideal lo componen el portero Alisson Becker (Brasil); los defensores Dani Alves (Brasil), José María Giménez (Uruguay), Thiago Silva (Brasil) y Miguel Trauco (Perú); los centrocampistas Arthur (Brasil), Leandro Paredes (Argentina) y Arturo Vidal (Chile), y los delanteros James Rodríguez (Colombia), Paolo Guerrero (Perú) y Everton (Brasil).