El paraguayo Roberto Moreira sostiene al Motagua en la cima del torneo hondureño

Un gol del paraguayo Roberto Moreira al minuto 78 le dio el triunfo este domingo al Motagua de Tegucigalpa para que siga liderando el torneo Clausura de Honduras, que comparte con el Marathón, segundo por diferencia de goles.

El Motagua llevó mejor el partido y tuvo más ocasiones de gol en el primer tiempo, pero no fue certero ni le sacó provecho a que el Real España se quedó con diez jugadores desde el minuto 19 por expulsión del defensa Elison Rivas, por doble amonestación.

Con la expulsión de Rivas, el entrenador del Real España, el colombiano Carlos 'Piscis' Restrepo, se vio obligado a modificar el cuadro para evitar que el Motagua le hiciera más daño.

En la segunda parte, el Motagua, que tiene como timonel al argentino-hondureño Diego Vázquez, volvió a llevar a la iniciativa, mientras el Real España esperaba atrás para atacar al contragolpe.

Al minuto 58 el Motagua se quedó también con diez hombres al ser expulsado Carlos Sánchez por doble cartulina amarilla.

El ritmo del partido no dejó de ser intenso, con un Motagua más volcado al ataque y un Real España apostando más por el empate como visita.

La mejor ocasión que tuvo el Real España fue un remate de cabeza de Rony Martínez, pero el portero del Motagua, Jonathan Rougier, evitó la caída con una gran tapada a una mano.

Al minuto 78 el Motagua, en un contragolpe por la izquierda, el paraguayo Moreira entró a rematar por el centro para darle el triunfo a su club, último campeón, que tuvo otro par de ocasiones de anotar, pero sus delanteros fallaron al entrar al área rival.

 

Sportivo Luqueño visita los ‘Jardines’ del Kelito

Los urgidos River Plate y Sportivo Luqueño se verán las caras en barrio Mburicaó desde las 20:10 de esta noche.

La segunda fecha del torneo Apertura 2019 se despide con un auténtico partido de ‘seis puntos’ a jugarse en el renovado estadio del Kelito.

River Plate y Luqueño son rivales directos en la lucha por la permanencia y están obligados a ganar a como dé lugar para quitar ventaja en la tabla de promedios.

El River de Dani Farrar busca reponerse tras la caída (1-0) ante el Sportivo San Lorenzo, por su lado Luqueño se dejó empatar (2-2) por General Díaz cuando tenía prácticamente amarrada su primera victoria del año.

Las situaciones estarán bajo la atenta mirada del árbitro Óscar Velázquez.

La transmisión va por las pantallas de Tigo Sports.

-Posibles formaciones:

River Plate: Pablo Gavilán; Gustavo Giménez, Herminio Miranda, Diego Arrúa, Carlos Montiel; Emiliano Agüero, Osmar Colmán, Silvio Torales, Jorge Salinas; Nildo Viera, Robin Ramírez. DT: Daniel Farrar.

Sportivo Luqueño: Diego Barreto; Bryan Tamacas, Jonathan Ferrari, Óscar Noguera, David Mendieta; Jorge Núñez, Fernando Martínez, Luis Miño, Alexis Rojas; Héctor Rivero, Carlos Sanabria. DT: Pedro Sarabia.

-Entradas:

Preferencias: Gs. 50.000.

Graderías: Gs. 30.000.

 

General y Santaní buscan sus primeros tres puntos

General Díaz recibe al Deportivo Santaní hoy desde las 18:00 horas en el estadio Adrián Jara por la segunda fecha del torneo Apertura 2019. Ambos equipos están en deuda y apuntan hacia su primer triunfo.

El empate marcó los respectivos debuts de los conjuntos hoy enfrentados.

En este sentido, el Santo Norteño viene de sellar una paridad sin goles en su cancha ante el Deportivo Capiatá y General la tuvo que remar para rescatar un punto cuando parecía que Luqueño se llevaba la victoria (2-2).

Los protagonistas saben que es un choque importante teniendo en cuenta que son rivales directos en la exigente tabla del promedio, donde a final de año se decretaran dos descensos a la División Intermedia.

Las situaciones estarán bajo la atenta mirada del árbitro Giancarlo Juliadoza.

La transmisión va por ls pantallas de Tigo Sports.

-Posibles formaciones:

General Díaz: Osvaldo Cabral; Luis Giménez, Alex Garcete, Jesús Godoy, Diego Vera; Enzo Giménez, Aldo Maiz, Luis Matto, Richard Prieto; Víctor Ferreira, Rogério Leichtweis. DT: Florencio Villalba.

Deportivo Santaní: Gustavo Arévalos; Luis Lezcano, Nicolás Olivera, Jorge Aguilar, Gonzalo Menéndez; Tobías Arévalos, Fidencio Oviedo, Alexis González, Blas Díaz; Alejandro Toledo, Guillermo Beltrán. DT: Héctor Marecos.

-Entradas:

Preferencias: Gs. 50.000.

Graderías: Gs. 30.000.

 

La famosa frase "si no hacés te hacen", Capiatá aplica a Sol

Deportivo Capiatá y Sol de América animaron el último encuentro de la jornada dominguera de la fecha 2 del Apertura. El cuadro danzarín perdonó situaciones concretas y el auriazul no se las perdonó cuando pudo.

Así, el conjunto que dirige José Horacio Basualdo terminó ganando 3-2, en una jornada caracterizada por un trámite cambiante.

No acabó como comenzó. Originalmente, si Sol de América seguía la tendencia numérica habría obtenido un desenlace acorde a lo que generó.

A los 4’ de la primera etapa se puso arriba con gol de Edgar Ferreira, pero a los 13’ empataba Ángel Martínez. Capiatá, desde ahí empezó a ser más ambicioso y desniveló con Sergio Vergara.

De hecho, esa es una de las señales que lanza el técnico argentino, la de dar al equipo movilidad, buen juego y sobre todo estar siempre orientado al ataque y de ser posible no recular.

Y para demostrar ello debió mantenerse firme ante la presión y los embates del unicolor, que pudo emparejar apenas iniciada la complementaria por medio de Matías Pardo.

El argentino sometió a un inseguro Joel Silva, que fue responsable de las dos anotaciones del rival. A partir del nuevo empate fue la visita el que tuvo las más claras ocasiones para aumentar y llevarse a Villa Elisa una nueva victoria.

Pero fue permisivo. Creó llegadas más que oportunas, tuvo la ventaja de que Capiatá quedó diezmado por expulsión de Jorge Paredes, pero ni ese hueco que quedó en la zaga local supo capitalizar.

Así, al cierre de la noche, Edsson Riveros desembarca por el carril izquierdo del ataque capiateño. Engancha para adentro, se acomoda y quita el disparo cruzado que pone a Capiatá al frente.

Golpe duro para Sol y hasta merecido si se quiere. Los de Almeida fueron demasiado condescendientes.

Y terminaron cediendo ante el oportunismo de un equipo que a pesar de estar en inferioridad de fuerzas y hombres, nunca quitó la vista del enfrente. Se le presentó la chance y facturó, para cosechar la primera victoria que desde la panorámica del promedio es como una final ganada.