¿El Parlamento elegirá al técnico albirrojo?

Un colectivo de entrenadores nacionales pide la intervención de la diputación para que la APF no nomine a un profesional extranjero. Y si lo va a hacer, la exigencia es que vaya un compatriota de asistente.

Guillermo Segovia Ovelar es, según una nota remitida al diputado Olimpio Rojas presidente de la Comisión de Prensa de la Asociación de Técnicos de Paraguay.

Este solicita que la Comisión de deportes de la Cámara de Diputados intervenga en las resoluciones que vaya a adoptar la APF, que busca un reemplazante a Ramón Díaz.

En la nota sostiene que los profesionales paraguayos están plenamente capacitados para ejercer tan complejo cargo de seleccionador, y que la postura de su gremio es rechazar enérgicamente alguna eventual contratación de un foráneo.

Segovia refiere en su nota que en caso de que la Asociación se mantenga en su política de traer mano de obra internacional, el Parlamento imponga que trabaje conjuntamente con un entrenador local.

 

Velázquez se suma a Cerro Porteño

Pablo Velázquez se sumó al plantel de Cerro Porteño. Se espera por la firma del contrato.

El delantero recibió el aval del Toluca de México, club dueño de su ficha, para que pueda entrenar con sus nuevos compañeros.

En este sentido, los directivos azulgranas dispusieron de una avioneta que lo llevó esta mañana hasta la sede de la concentración en Ciudad del Este.

Velázquez ya entrenará con el grupo en la siguiente movilización tras el almuerzo. Se aguarda que la presentación oficial sea en Breve.

De esta manera culmina la extensa novela de Velázquez, que asume el reto de defender la azulgrana y vuelve al fútbol paraguayo tras intentarlo ya anteriormente en operaciones frustradas con Olimpia.

 

Prueba de altura para la Albirroja Sub 20

La selección paraguaya Sub 20 mantendrá hoy desde las 15:00 en el Arsenio Erico un amistoso con el exigente combinado chileno.

El equipo dirigido por Carlos Humberto Paredes se prepara para el primero de una seguidilla de encuentros de preparación.

Estos juegos sirven para ir puliendo el onceno y las estrategias de cara al Sudamericano de la categoría a disputarse el próximo año, en Ecuador, que tendrá cuatro plazas para el Mundial de Corea del Sur.

El árbitro Arnaldo Samaniego tendrá bajo su jurisdicción las situaciones del encuentro. Será asistido por Eduardo Britos y Félix Arzamendia.

El partido no será televisado, la entrada es libre y gratuita.

CONVOCADOS

Arqueros: Ever Mereles (Libertad), Iván Silvero (Rubio Ñu).

Defensores: Hugo Paniagua (Cerro Porteño), Joel Roa (Sportivo Luqueño), Diego Melgarejo (Nacional), Édgar Benítez (Libertad), Alexis Doldán (Libertad), Joel Jiménez (Cerro Porteño), Alexis Fernández (Olimpia).

Volantes: Mathías Villasanti (Cerro Porteño), Jesús Medina (Libertad), Josué Colmán (Cerro Porteño), Derlis Rodríguez (Libertad), Gianlucca Fatecha (Olimpia), Richard Brítez (Libertad), Enzo Bernal (Libertad), Arturo Aranda (Libertad), Leandro Flecha (Libertad), Mathías Espinoza (General Caballero ZC).

Delanteros: Yonathan Samaniego (Sol de América), Pedro Báez (Cerro Porteño), Sebastián Ferreira(Olimpia), Juan Carlos Jiménez (Deportivo Capiatá).

 

Maradona se hizo ‘Dios’ en cinco minutos

-VÍDEO- Diego Armando Maradona es recordado como aquel que llevó a Argentina hasta un título mundial, pero también por los golazos que se mandó un 22 de junio de 1986.

El estadio Azteca de la Ciudad de México D.F fue testigo de aquella tarde ‘maradoniana’.

Eran cuartos de final del Mundial de México 86. Argentina (2-1) enfrentaba a Inglaterra, un partido enardecido por el recuerdo de la Guerra de las Malvinas (1982).

Pero la cuestión política pasó a segundo plano cuando en el minuto 51’ Diego Armando Maradona hizo de las suyas y escribió la página más polémica de los mundiales.

Jorge Valdano intentó llevarse el esférico, pero se le escurrió y la jugada fue interceptada por el defensor Steve Hodge, quien no hizo más que mandar el balón al corazón del área. Maradona se abrió paso y fue a la disputa a la par que el arquero Peter Shilton. El inglés saltó adelantando su mano derecha, al mismo tiempo que Maradona lo hacía con el brazo izquierdo. La mano del delantero argentino, detrás de al cabeza, golpeó antes el balón, que terminó dentro del arco. El árbitro Ali Bennaceur de Túnez validó el gol.

Y seguidamente llegó el mejor gol en la historia de los mundiales. Al minuto 55, Maradona recuperó un balón en su propio campo, eludió a 6 ingleses (Hoddle, Reidm Sansom, Butcher, Fenwick y Shilton), antes de definir a la carrera para el segundo grito sagrado.

A 30 años de aquella tarde el corazón del hincha sigue latiendo al recordar como el ’10’ solucionó un lance en cinco minutos. Las palabras sobran, vale la pena volver a mirar.