Eliminados Fritz y Zverev en segunda ronda

El estadounidense Taylor Fritz, octavo cabeza de serie, y el alemán Alexander Zverev, duodécimo, se despidieron de forma prematura del Abierto de Australia al ser derrotados este jueves por el australiano Alexei Popyrin y por el estadounidense Michael Mmoh, respectivamente.

Popyrin, 113 del mundo y que juega el torneo por invitación, se plantó en tercera ronda con una victoria muy sufrida ante el noveno del ránking, 6-7 (4), 7-6 (2), 6-4, 6-7 (6) y 6-2.

SEPA MÁS: Djokovic lidera acciones en cuarta jornada del Australian Open

El partido se fue hasta las cuatro horas, en las que la igualdad fue mucho mayor de la que anticipaba la posición de ambos jugadores en la clasificación ATP. La primera rotura de servicio no llegó hasta el tercer juego del tercer set, cuando Popyrin se adelantó 2-1.

Intercambiaron ‘breaks’ en la cuarta manga, que fue para el norteamericano tras un nuevo desempate, y en la quinta el favorito no pudo mantener el nivel de su saque, mientras que el australiano se mostró muy atrevido al resto.

El próximo rival de Popyrin será otro estadounidense, Ben Shelton.

SEPA MÁS: Gauff se apunta el primer duelo contra Raducanu

Zverev también vio interrumpido su camino en el Abierto al perder ante Mmoh (107) por 6-7 (1), 6-4, 6-3 y 6-2.

La facilidad con la que ganó el ‘tie-break’ del primer set no le sirvió para abordar con confianza en los siguientes.

Mmoh, repescado de la fase previa, sacó provecho de la falta de rodaje del alemán, que pasó la mayor parte del 2022 en blanco tras romperse el tobillo en Roland Garros. Sin necesidad de arriesgar en exceso, esperó los numerosos errores no forzados de Zverev (58), muy lejos aún de su mejor forma.

Su compatriota Jeffrey John Wolf (67 ATP) será el siguiente rival de Mmoh.

 

El Brighton de Julio Enciso despide al Liverpool de la FA Cup

Con un gran gol del japonés Kaoru Mitoma, en el tiempo añadido, sin posibilidad de reacción, el Brighton logró un triunfo por 2-1 que le lleva a los octavos de final de la FA Cup ante el Liverpool, vigente campeón.

Fue un castigo más para los ‘reds’ en una temporada gris, con el duelo de Liga de Campeones ante el Real Madrid a la vista. Dimitido del éxito en la Premier, el conjunto de Jurgen Klopp se marcha con más pena que gloria de la Copa.

SEPA MÁS: Intratable Haaland baja al Wolves de su nube

Nunca dio sensación el campeón de tener el partido bajo control y fue castigado a última hora, con una gran resolución de Mitoma, que finalizó de forma maestra un centro desde la izquierda del ecuatoriano Pervis Estupiñán. El nipón, el mejor del partido, bajó el balón, lo elevó y, según estaba la pelota en el aire, firmó un disparo imposible para Alisson.

 

 

Ni siquiera cuando tomó ventaja a la media hora el Liverpool dio sensación de superioridad. Fue una acción aislada en un choque abierto. Una buena carrera del egipcio Mohamed Salah por la derecha acabó con un pase al desmarque de Harvey Elliott, que no tuvo problemas para superar al portero Jason Steele en su salida.

SEPA MÁS: Manchester City y Real Madrid son los clubes que más facturan

El tanto ‘red’ no plasmó superioridad alguna de los visitantes, que encajaron el empate a cinco minutos del intermedio, tras un mal despeje de Joe Gomez que alcanzó, fuera del área, Tariq Lamptey, que hizo un disparo lejano que tocó en su compañero Lewis Dunk y confundió a Alisson. Fue el empate.

El choque, sin ocasiones claras para ninguno, estaba abocado al ‘replay’, al desempate en Anfield. Sin embargo, cuando menos se esperaba llegó el gol local, el de la remontada. En un balón parado en la línea de tres cuartos que llevó la jugada a Estupiñán. El ecuatoriano encontró a Mitoma, que redondeó su gran actuación con un gran gol, el del triunfo, que clasificó a octavos al Brighton y dejó fuera al campeón. El Liverpool no levanta cabeza.

El paraguayo Julio Enciso estuvo en el banco del Brighton y no tuvo minutos.

Skriniar confirma que tiene un acuerdo con el PSG

El eslovaco Milan Skriniar, todavía jugador del Inter, confirmó este domingo que ya tiene un acuerdo con el PSG francés, aunque está esperando que ambos clubes se pongan de acuerdo.

Sea en este mercado de invierno o al final de temporada, Skriniar abandonará el Inter. Así lo confirmó el defensor al portal eslovaco ‘Futbolsfz’: “Sí, es cierto. He firmado un acuerdo con el PSG”, indicó.

SEPA MÁS: El Milan, en caída libre

Estoy esperando a que los clubes lleguen a un acuerdo. No puedo decir nada más”, añadió el jugador de 27 años.

En caso de que PSG e Inter no lleguen a un acuerdo antes del 31 de enero, día en el que se cierra el mercado, Skriniar abandonará las filas interistas como agente libre y a coste cero para el club francés en julio próximo, ya que su contrato con la entidad italiana termina el 30 de junio.

SEPA MÁS: Lautaro lleva al Inter al segundo puesto de la Serie A

La temporada pasada, el PSG intentó hacerse con los servicios del eslovaco pero el Inter se negó a venderlo con la intención de renovarle. El jugador rechazó desde entonces varias propuestas para prolongar su vínculo, según desveló el propio agente del jugador la semana pasada, y su salida del conjunto ‘nerazzurri’ es ahora inminente.

 

El Milan, en caída libre

Son seis partidos seguidos los que el Milan lleva sin ganar. El actual campeón del 'Scudetto' no es ni una sombra de lo que fue la temporada pasada, y el partido de este domingo ante el Sassuolo (2-5), un equipo que coquetea con el descenso, fue una seña más de la urgencia del club milanista, en caída libre desde que arrancó el año.

Era imposible predecir cómo iba a afectar el parón por el Mundial a los equipos, pero también era complicado pensar que iba a traer consigo esta versión del Milan de Pioli, que hace menos de un año se coronó campeón de Italia.

SEPA MÁS: Lautaro lleva al Inter al segundo puesto de la Serie A

Otra vez superado en ataque y defensa por su rival, como ya le pasara ante el Lazio (4-0), ante el Inter (0-3) y ante el Torino (0-1), que lo despidió de la Coppa Italia. Y eso que el esquema y las piezas son las mismas, o casi iguales. La diferencia radica en el nivel individual de cada una de ellas.

Ni Kalulu, ni Tomori, ni Theo, ni Tonali, ni Bennacer, ni Leao (hoy suplente) están al nivel del año pasado. Mención aparte merece el tema de la portería, que nota más que nunca la falta de Maignan. Y cuando la columna vertebral falla, el resto no se sostiene.

El Milan es un equipo que transita mal en defensa, que no es sólido en carril central y que deja espacio por los laterales. En ataque, sin Leao al 100%, Giroud no es suficiente. De Ketelaere y Brahim se alternan sin peso en la ofensiva.

Son demasiados detalles como para mantenerse en una lucha por revalidar título que se antoja ya imposible tras la goleada de un Sassuolo que supo aprovechar las debilidades y que se aleja del descenso.

SEPA MÁS: Milan es goleado por Lazio y deja escapar al líder Napoli

No encajaba el Milan cinco goles en San Siro desde 1997. El bochorno provocó que parte de la afición abandonara el estadio en ese momento. La mayoría aguantó para apoyar a los suyos al final del choque, colaborando en el momento más complicado de la etapa Pioli.

Origi hizo el segundo de los suyos y se llevó el honor de marcar el mejor gol de un partido que, eso sí, todos sus aficionados intentarán borrar de la memoria, pues no supuso más que la confirmación de que el Milan no está para luchar por el ‘Scudetto’ y que su objetivo pasa ahora a finalizar entre los cuatro primeros y asegurarse la Liga de Campeones la próxima temporada. La semana que viene espera el Inter.