Juez del clásico sería designado de modo directo

Este sábado se disputa el segundo clásico del año en el Defensores del Chaco. Para ese compromiso, el Departamento de Árbitros de la APF no procedería al sorteo.

La designación de la terna arbitral se haría de forma directa. Para los demás juegos sí se realizará el habitual sorteo de ternas.

A varios medios radiales, el mismo Horacio Elizondo, director del Departamento afirmó que ya tiene una idea clara de quién estaría a cargo del estelar choque.

Cerro Porteño y Olimpia se enfrentaran este sábado a las 17:00 horas. Lo hacen de manera anticipada atendiendo a que a inicios de la semana siguiente afrontan partidos por Copa Libertadores de América.

 

Julián Benítez sobre los penales a Olimpia: “No hay nada que discutir”

Julián Benítez defiende la actuación del árbitro Julio Quintana y el par de penales que otorgó a Olimpia ante Sol de América el sábado en Para Uno.

El atacante franjeado habló sobre este nuevo episodio que levantó las protestas de los hinchas cerristas en las redes sociales.

En este sentido, indicó que ambas jugadas fueron bien cobradas, tanto que ni sus rivales objetaron tales decisiones.

“Fue penal y no hay nada que discutir. Ellos no protestaron tanto por el penal, sabían que era”, alegó hoy en Futgol sobre aquel ingreso al área que se mandó -donde lo tocaron- y del cual Néstor Camacho se encargó de sellar la goleada.

También se refirió al ‘detalle’ que el hincha obvió. Dijo que en la previa de la jugada que terminó en el segundo penal, Rodrigo Rojas, que transportaba el balón, “paró al mirarle al referí” y que fue el mismo Quintana quien le ordenó que siga, ante la caída de un jugador danzarín.

“Es ese pequeño detalle que la gente no vio. Rodrigo se ofreció y el referí le dijo que siga”, recalcó.

 

Suspendido a perpetuidad José María Marín, expresidente de la Confederación Brasileña

La cámara de resolución de la Comisión de Ética de la FIFA decidió suspender a perpetuidad al expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) José María Marín, que fue condenado a cuatro años de cárcel en Estados Unidos el pasado agosto por su implicación en el caso de corrupción del organismo.


Fuente: EFE

La FIFA confirmó este lunes la decisión de su Comisión de Ética, que consideró que Marín incumplió el artículo 27 de su Código Ético, relativo a la aceptación de sobornos, por lo que le inhabilitó para ejercer cualquier activad relacionada con el fútbol tanto a nivel nacional como internacional y le impuso una multa de un millón de francos suizos.

Marín fue objeto de investigación vinculado a posibles actos de corrupción durante el periodo 2012-2015 por su papel en la concesión de contratos de derechos audiovisuales de competiciones de la CONMEBOL, la CONCACAF y la CBF.

El exdirigente brasileño fue detenido en Suiza en mayo de 2015 junto a otros directivos de la FIFA, dentro del llamado "FIFA Gate" y extraditado a Estados Unidos, donde permaneció en arresto domiciliario tras pagar una importante fianza a la espera del juicio.

Marín se declaró no culpable pero fue condenado en agosto del año pasado a pena de cárcel por seis cargos de conspiración y blanqueo de dinero.

 

El Rally Dakar abandona Sudamérica tras diez ediciones

La próxima edición del Rally Dakar se disputará en el desierto de Arabia Saudí, tras diez ediciones en tierras de América Latina y treinta en África, indicaron este lunes los organizadores en un comunicado.

Será la primera edición que se dispute en Asia y la segunda consecutiva que tendrá un solo país como escenario.

Desde hace semanas se venía especulando con la posibilidad de que el Dakar encontrara en Oriente Medio un nuevo escenario, después de que los diferentes países de América Latina se fueran desmarcando del rally por etapas más importante del mundo.

La pasada edición se disputó por completo en Perú, lo que suponía un riesgo elevado para los organizadores, puesto que cualquier problema podía obligarles a suspender la carrera.

Chile, Bolivia, Paraguay y, finalmente Argentina, fueron dando paulatinamente un paso atrás por diversos detalles, tras haber sido escenario del rally a partir de 2009, un año después de la fatídica edición que tuvo que ser suspendida a causa del riesgo terrorista que pesaba sobre los tradicionales países que lo acogían en África.

Primero se cayó Chile en 2015, tras los desastres naturales sufridos, y este año fue Argentina la que se retiró alegando problemas presupuestarios.

Bolivia, que se había afianzado en las últimas ediciones como un socio fiable, también dijo no a la de 2019.

"Las renuncias de Chile, Bolivia y Argentina nos han llevado a ser más activos en la búsqueda de otros países. No puedo saber cómo será la economía de estos países dentro de un año y el Dakar tiene la responsabilidad de organizar una carrera de calidad", afirmó a Efe en mayo pasado el entonces director de la carrera, Etienne Lavigne, sustituido ahora por David Castera.

Entre las opciones que tenían sobre la mesa, además de Arabia Sudí, figuraba Angola o Sudáfrica.

Pero finalmente se han decantado por el país del Golfo Pérsico, donde, según Castera, encontraron "una geografía monumental propicia para buscar itinerarios audaces".

"Deporte, navegación, superación personal,... se magnificarán en estos territorios hechos para un rally por etapas", aseguró.

Los organizadores aspiran a encontrar en el desierto árabe "extensiones gigantescas y vírgenes que constituyen un marco único para testar su voluntad, sus cualidades de pilotaje y sus dotes para la navegación".

El presidente de la Autoridad Saudí de Deportes, Abdulaziz bin Turki al Faisal al Saud, recordó que el deporte figura en la estrategia de apertura del reino y, en ese sentido, señaló que la acogida del Dakar es un pilar importante.

"Queremos ofrecer al Dakar una increíble e inolvidable experiencia para sus pilotos, que descubrirán la belleza de la naturaleza saudí al tiempo que producirán un espectáculo único para todos los aficionados a los deportes mecánicos", agregó.

El presidente de la Federación Saudí de Motor, Jalid bin Sultan Abdala al Faisal, destacó el apoyo a este proyecto del heredero, Mohamed bin Salman, "clave para obtener los derechos de organización de un evento de tal amplitud".