La Fiscalía pide 10 meses de cárcel exentos de cumplimiento para Benzema

La Fiscalía del Tribunal de Versalles pidió este jueves una pena de 10 meses de cárcel exentos de cumplimiento para el delantero del Real Madrid Karim Benzema por complicidad en el chantaje a su excompañero de la selección Mathieu Valbuena con un vídeo de carácter sexual.

Benzema fue el único de los cinco acusados que no se presentó en la vista oral, amparándose en sus obligaciones deportivas.

El jugador madridista fue imputado en esta causa por una conversación que mantuvo con Valbuena en la que le alertaba de las consecuencias de no atender las amenazas de los chantajistas, lo que hizo sospechar al exjugador del Olympique de Marsella que estaba implicado en la trama.

 

FIFA ayuda en la evacuación de un nuevo grupo de refugiados en Afganistán

La FIFA cooperó en la evacuación de Afganistán de un nuevo grupo de refugiados, formado por 57 personas vinculadas al fútbol y baloncesto femeninos, después de "otra ronda de complejas negociaciones", informó el organismo regidor del fútbol en un comunicado.

Es la segunda vez que FIFA apoya el rescate de un grupo de refugiados de Afganistán.

Al igual que la vez pasada, la evacuación se llevó a cabo por medio de un vuelo chárter desde Afganistán a Catar (Doha), país con el que la organización colabora en este tipo de acciones.

Gianni Infantino, presidente de la FIFA, agradeció al emir de Catar y al primer ministro de Albania -país que recientemente comenzó a cooperar- por la colaboración en el proceso de evacuación.

"Hago un llamamiento a todos nuestros amigos en los gobiernos y en la comunidad global del fútbol para que nos ayuden a obtener permisos de residencia y visados que les permitan empezar de nuevo en un entorno seguro", añadió Infantino.

La FIFA, que asegura "seguirá trabajando incansablemente para evacuar a más integrantes de la familia del deporte", ya ayudó en el rescate de un centenar de personas, también vinculadas con el fútbol, el pasado jueves 14 de octubre en otro vuelo chárter de Afganistán a Catar.

 

Federer y Nadal "envejecen y ahora es más fácil jugar contra ellos"

El ruso Daniil Medvedev, número dos del mundo, aseguró este jueves que aún no se atreve a jubilar al 'Big Three' del tenis mundial, integrado por el español Rafa Nadal, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer.

"Es la mejor generación de la historia del tenis. Nadie se puede acercar a los resultados que han logrado", dijo en rueda de prensa telemática en Moscú.

El ganador del último US Open recordó que de los últimos 20 Grand Slam esos tres tenistas han ganado todos "menos dos o tres".

"No me atrevo a hablar de un cambio generacional en el tenis", agregó, y resaltó que Djokovic a sus 34 años demostró en 2021 que "puede ganarle a todos".

Medvedev, que reside en Mónaco, destacó, por ejemplo, que Djokovic, que ganó este año tres de los cuatro Grand Slam, merece terminar la temporada como número uno del mundo.

Al mismo tiempo, reconoció que es "lógico" que Nadal, Federer y Djokovic cedan su puesto en la cima del deporte de la raqueta a otros tenistas "más jóvenes".

"Sería una tontería negarlo. Es algo natural. No es algo que decida yo. Es una evidencia. Ellos envejecen y ahora es más fácil jugar contra ellos", señaló.

Destacó que tanto el español como el suizo terminaron "pronto" la temporada debido a diferentes problemas físicos.

"Todos nosotros queremos derrotar a esa troika. Y ellos tampoco quieren perder", apuntó.

De cara al futuro, comentó que su objetivo es "seguir entrenando duro cada día para ser mejor tenista y ganar cualquier torneo que dispute, sea Grand Slam o no".

"Quiero ganar más Grand Slam. También quiero ser el número uno y estar en la cima del tenis por muchos años. Pero no puedes ganar cada torneo, es imposible", explicó.

En cuanto a su relación de amor y odio con la tierra batida, aseguró que "lo ideal" sería que con el tiempo le empezara a gustar más jugar en esa superficie.

"Por ahora no he logrado cogerle cariño. Pero esta temporada incluso me justó jugar en Roland Garros. Me sentía fresco y preparado para correr", señaló.

Medvedev cree que la temporada de tierra batida se vio perjudicada por el coronavirus que contrajo antes de Montecarlo, cuando había trabajado con su entrenador en mejorar sus prestaciones en dichas pistas.

"Veremos qué pasará en los próximos años, pero yo quiero ganar torneos en todas las pistas. Aunque admito que por ahora no he podido lograrlo", explicó.

Sin querer entrar en detalles, aseguró que en Indian Wells sintió molestias que le llevaron a renunciar a jugar en la Copa del Kremlin, el torneo ATP 500 de Moscú.

 

Caso Benzema: caprichos y trapicheos que degeneran en un chantaje

Cuatro oportunistas que orbitan en torno a futbolistas encumbrados por la fama, sus caprichos y excesos, un vídeo sexual y la oportunidad de obtener beneficios, un presunto chantaje y la rivalidad entre dos internacionales.

El juicio por presunto chantaje con un vídeo de contenido sexual a Mathieu Valbuena, en el que Karim Benzema está implicado por complicidad, está sacando a la luz un mundo sórdido en el que el lujo cohabita con el trapicheo.

Solo así puede explicarse cómo Valbuena o Benzema, ambos de origen modesto -el primero de padres españoles, el segundo argelinos- y enriquecidos por el fútbol, se relacionan con Axel Angot, Youanes Houass, Mustapha Zouaoui o Karim Zenati, todos ellos sin oficio conocido y con antecedentes judiciales y estancias en prisión.

"Los futbolistas pueden ser muy generosos, pero también muy exigentes", desvela Zouaoui, considerado por la acusación como el cerebro de la operación, el hombre que manipuló a todos los demás para embarcarles en el chantaje.

Zouaoui, apodado "Sata", conoce el juego. Lleva años poniéndose al servicio de futbolistas de Marsella, su ciudad, a cambio de sus favores. "Nunca he pedido nada", afirma el hombre que viste un chándal de marca y que asegura que llegó a tener un barco.

UN "FOLLÓDROMO"

Asiste a sus fiestas, les acompaña en viajes, pulula entre sus vicios. "Si hubiera querido habría podido tener muchos vídeos sexuales. He ido a fiestas en casa de Valbuena, he visto a cuatro jugadores sobre la misma chica", describe.

La casa de Valbuena era "un follódromo", relata con lenguaje vulgar, callejero, el único que conoce, según confiesa al tribunal. Su mejor contacto era Djibril Cissé, que jugó varios años en la ciudad mediterránea y a quien, dice, hizo varios favores. Entre ellos, intermediar para que un vídeo sexual del futbolista no saliera a la luz. Favores de todo tipo.

"Ni se imagina las veces que le mandamos chicas a Grecia. Yo le decía: 'Djibril ¿sabes que tienen 15 años'". "Sata" conoce el tema, sabe a quién llamar, con quién reunirse.

Describe una escena sórdida, un sótano oscuro, unos intermediarios enmascarados y una cantidad de dinero por destruir las imágenes de Cissé. Él, dice, no pide nada a cambio, pero Cissé es generoso y le recompensa con 15.000 euros, le invita a su casa, le sienta en su mesa. "Nos divertíamos, bebíamos, era la buena vida", asegura.

Tiene viento en popa e incluso le da para comprarse un barco. ¿Por qué no repetir la fórmula? Cuando Angot le asegura que tiene un vídeo sobre Valbuena, "Sata" piensa que pueden convertirse en los hombres de confianza del jugador, internacional con Francia.

Cissé ya está mayor. Por eso, asegura, no hay chantaje. Solo un intento de agradar.

Este musulmán practicante que dice que se describe como "un amante del fútbol que quería ayudar a un jugador". "Usted es la madre Teresa", le dice, entre sonrisas, el presidente del tribunal. Valbuena no cede. Hay que subir el tono. Ahí aparece Zenati. Creció en el mismo bloque de viviendas sociales del barrio de Bron, a las afueras de Lyon, que Benzema. Es el contacto perfecto, porque el madridista le considera "un hermano".

Le contrata cuando sale de prisión, le lleva consigo a España. "Sata" sabe que es una puerta para seguir en contacto con futbolistas, pero ahora a un nivel superior. "Benzema es otra cosa, de salario y de talla", relata en el juicio.

Apenas tiene un contacto con el delantero, pero con Zenati la corriente pasa bien. Este convence a Benzema de que hable a Valbuena sobre el vídeo sexual. Sin saber que la policía estaba ya tras el caso.

Benzema asegura que actúa de buena voluntad. A través de sus abogados, porque ha preferido no asociar su imagen a la de esta comedia sórdida. "No hay ninguna prueba material" contra el madridista, afirma hoy uno de sus letrados, Antoine Vey. Pero las conversaciones intervenidas le dejan en mal lugar, sobre todo cuando relata a su amigo la conversación que tuvo con Valbuena para advertirle del peligro que corría: "Se quedó blanco, se lo tragó todo".

"Si no acepta, que le coman esas pirañas, le van a mear encima", se ríe en una conversación con Zenati que trasmiten en la sala. "Y si no, que se folle a su abuela", responde el otro.

El amigo de la infancia trata de exculpar a su bienhechor, pero los abogados de Valbuena son contundentes: "No se ayuda a un amigo riéndose de él".