Leonel ‘perdona’ a uno de los relegados

El entrenador de Cerro Porteño, el colombiano Leonel Álvarez, llamó a entrenar desde hoy con el plantel principal al joven defensor Carlos Montiel, que deja así el grupo de los relegados.

El lateral por izquierda se sumó a los trabajos de la plantilla principal esta mañana tras recibir el llamado del estratega.

Es el único que ha logrado salir del grupo de futbolistas que no integran los plantes de Álvarez, entre los cuales se encuentran Nelson Haedo Valdez, Silvio Torales e Iván Cañete, también Luis Uliambre, Juan Franco y Reinaldo Benítez.

Montiel, de 23 años, en Independiente jugó 33 partidos durante la temporada pasada. Más marcador que atacante, peleará la posición con Santiago Arzamendia.

"Es la oportunidad que estoy esperando, pero nada es confirmado. Estoy haciendo todo lo posible para que el técnico me tenga en cuenta", dijo Montiel a Deportes Uno.

Los jugadores que no integran el plantel principal volverán a entrenar esta tarde, mientras sus compañeros preparan las maletas para el viaje a Ciudad Del Este, donde tendrá lugar la parte fuerte de la pretemporada.

 

Bareiro está cerca de volver a Brasil

El defensor paraguayo Nery Bareiro encamina su vuelta al fútbol brasileño, según afirma su representante.

El espigado zaguero centro volvería a sumarse a la legión compatriota en el extranjero.

Régis Marques, empresario del defensor, expresó que encamina la vuelta de su representado al fútbol del gigante ‘verdeamarelo’, aunque no especificó a qué club.

Bareiro, de 29 años, llegó a Guaraní para la temporada 2017 tras haber jugado un par de años en el Coritiba brasileño. Medios del referido país especulan con una posible revancha en ese mismo conjunto.

 

El Dakar se toma un respiro en La Paz

El Dakar 2018 se toma este viernes un respiro en La Paz, con una jornada de descanso, antes de afrontar la segunda y última parte del rally, la más decisiva de todas, que se correrá por el altiplano boliviano y el noroeste de Argentina.


Fuente: EFE

Los pilotos podrán aclimatarse en este día a la altura de La Paz para afrontar las siguientes tres etapas de la carrera, donde el frío y la altitud son los principales desafíos, con tramos que alcanzarán hasta los 4.800 metros sobre el nivel del mar.

Además, a las motos y quads les queda por afrontar dos etapas maratón, en las que no podrán recibir ningún tipo de asistencia, mientras que los coches y camiones también tendrán un día bajo las mismas características.

Serán además en puntos clave del recorrido, como la etapa entre Uyuni y Tupiza, en Bolivia; y después en Fiambalá (Argentina), uno de los escenarios más exigentes desde que el Dakar se corre en Sudamérica.

En ese terreno está todo por decidir, especialmente en la categoría de motos, muy abierta y con una decena de pilotos con posibilidades de llevarse el triunfo del Dakar el próximo día 20 en Córdoba (Argentina).

El argentino Kevin Benavides (Honda) es el actual líder del rally, pero le siguen muy de cerca el francés Adrien Van Beveren (Yamaha), el austríaco Matthias Walkner (KTM) y el australiano Toby Price (KTM).

También es serio candidato el español Joan Barreda (Honda), que está a más de 9 minutos de Benavides, aunque sus molestias en una mano, resentida de una lesión, pueden restarle opciones de victoria en las complicadas etapas de los próximos días.

En coches, la emoción está en conocer si el español Carlos Sainz (Peugeot) podrá recortar los más de 27 minutos que le separan del líder de la carrera, el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot).

Antes de iniciar el rally, Sainz comentó que esta jornada de descanso venía antes de lo habitual, pues no está exactamente en el ecuador del rally, sino que llega después de seis etapas, y cuando todavía quedan ocho por disputarse.

Sin embargo, Peterhansel dio por bueno la jornada sabática en la capital boliviana al recordar el duro inicio de carrera que han tenido en Perú, donde de frente comenzaron a correr cinco días consecutivos sobre dunas sin ninguna jornada de transición.

 

Diálogos: Seúl plantea a Pyongyang reunión pro Juegos de Invierno

Corea del Sur propuso hoy al Norte volver a celebrar una reunión el próximo lunes para discutir los detalles sobre la participación de Pyongyang en los Juegos Olímpicos de Invierno de PyeongChang que se celebrarán en febrero.

Seúl ha propuesto celebrar el encuentro en la aldea de la tregua de Panmunjom, situada en la militarizada frontera intercoreana, y que ya fue el escenario de la reunión que protagonizaron el martes, la primera en más de dos años, informó el Ministerio surcoreano de Unificación.

Seúl ha notificado a Pyongyang que enviará una delegación de tres personas encabezada por el viceministro de Unificación, Chun Hae-sung, quien ya estuvo presente en el encuentro de esta semana.

La oferta de Corea del Sur llega cuatro días después de que el Norte dijera que enviará una delegación de representantes de su Gobierno a los JJ.OO. de Invierno, así como animadoras y atletas, aunque sin precisar si los deportistas competirían en las pruebas.

La reunión de trabajo del lunes tendría como objetivo determinar éste y otros detalles, como el modo en que los norcoreanos viajarían al Sur -si es por tierra se requerirá un acuerdo militar- o cómo se cubrirían los gastos de la misión, ya que financiar la participación del Norte en PyeongChang puede vulnerar las sanciones que pesan sobre el régimen por sus programas de armas.

Además de su compromiso para facilitar la participación norcoreana en la cita olímpica, Norte y Sur se mostraron de acuerdo durante la pasada reunión en sostener conversaciones de tipo militar, aunque ninguna fecha ha sido propuesta por el momento