Libertad y Cerro, listos para la Copa Libertadores

La Copa Libertadores de América femenina se va a realizar en Ecuador desde este fin de semana. Pese a la crisis política que se desata en dicho país, la Conmebol garantiza el normal desarrollo de la competencia en la que intervienen dos clubes paraguayos.

Ellos son Cerro Porteño y Libertad-Limpeño. Este último ya presentó su lista de convocadas para el torneo que se juega en Quito.

Son veinte las elegidas por el entrenador Ariel Rivaldi para este desafío que se emprende pese a la ola de protestas que obligó al gobierno de Lenin Moreno a modificar la capital, pasándola de Quito a Guayaquil.

A su vez, las azulgranas conforman una comitiva de 18 futbolistas que van en busca de una gestión que las impulse a la caza del título.

El Ciclón integra el Grupo A junto a Atlético Huila, Peñarol y Colo Colo. Libertad está en el C con Corinthians, Club Ñañas y América de Cali.

 

ODESUR vuelve a Asunción pero igual queda una imagen de total precariedad

Cuando en principio se había desistido de ser sede de los Juegos Suramericanos por falta de presupuesto, finalmente Paraguay recupera la adjudicación y ya se orienta a organizar la edición 2022.

​El 27 de julio se había anunciado que Paraguay desistía de su condición de organizador para destinar el rubro a obras sociales.

El pretexto del gobierno de Mario Abdo fue la construcción del nuevo hospital Barrio Obrero. Sin embargo, hoy la Organización Suramericana Deportiva ratifica a nuestro país como sede.

La misma institución, en un comunicado explica que la devolución de la localía se dio a través de un sistema de voto electrónico, en el que Paraguay se vio favorecido por una amplia mayoría.

Ahora queda por determinar el presupuesto que se destinará a la preparación del certamen multidisciplinario.

Benigno López, ministro de Hacienda, en una corta conferencia de prensa no precisó esos detalles pero aseveró que está ahora sí todo contemplado para el desarrollo del torneo en nuestra capital.

Al momento de desistir de la organización, el país quedó con una imagen deteriorada por la falta de previsibilidad en su momento para la realización de un torneo de magnitud.

Incluso, la ministra de Deportes Fátima Morales aseveró que la medida respondía a las necesidades del gobierno y que no tenía por qué atender a las necesidades de los deportistas, postura que aún más ensombreció su idoneidad para el cargo.

 

Achucarro, otro histórico que se suma al plantel de Víctor Bernay

En busca de sumar experiencia y conocimiento de vestuario, el nuevo técnico de Cerro Porteño recluta a ex figuras que en su momento supieron ganarse la idolatría de la afición azulgrana.

Es el caso del expeditivo ex delantero Jorge Daniel Achucarro, quien junto a José Domingo Salcedo formará parte del cuerpo técnico de Bernay.

Achucarro será asistente técnico al igual que Mingo. Hasta el año pasado estuvo en el profesionalismo defendiendo los colores del Deportivo Capiatá.

En lo que va de este ciclo estuvo casi desaparecido de la gran órbita. Entre 1998 y 2007 fue uno de los máximos referentes de ofensiva de Cerro Porteño.

Fue parte de una exitosa camada de atletas como Santiago Salcedo, Julio Dos Santos, Diego Barreto, Ernesto Cristaldo, Jorge Brítez, Erwin Ávalos entre otros que dominaron la primera parte de los años 2000 y que sacaron harta superioridad en clásicos ante Olimpia, hasta que este niveló las estadísticas.

En su recorrido profesional, Achucarro jugó en Newells Old Boys, Colón de Santa Fe, Boca Unidos y en Paraguay vistió las camisetas de Rubio Ñu, General Díaz, Sportivo Trinidense y Nacional.

 

Pasa a retiro y emprende nuevo reto profesional

Ante la llegada del argentino Víctor Bernay a la dirección técnica de Cerro Porteño, José Domingo Salcedo pone fin a su ya pálida recta final de futbolista para comenzar a trabajar como asistente técnico.

Mingo se acopla al plantel de profesionales que trabajará en el plantel superior azulgrana. Últimamente estaba en Sportivo San Lorenzo.

Sin embargo, en lo que va de la temporada sólo le cupo aparecer en nueve oportunidades en el Rayadito, cuatro de ellas a tiempo completo.

Salcedo tiene 36 años y regresa al club donde se formó junto a su hermano Santiago. Fue futbolista profesional en los ciclos 2001-2007 y 2010.

Asimismo incursionó en Colo Colo de Chile y Racing de Avellaneda. En nuestro medio jugó en Sol de América, Deportivo Capiatá, Atlético 3 de Febrero, Rubio Ñu y Libertad.