Libertad ya liberó a Benítez y Recalde

Finalmente Libertad liberó los pases de Alan Benítez y Jorge Recalde, quienes ya están habilitados para jugar en Olimpia.

El club gumarelo tardó, pero cumplió con sus deberes administrativos.

En este sentido, el propio Rubén Di Tore confirmó hoy en radio Monumental que ya firmó los papeles y que no hubo mala intención en la demora.

“El documento ya tendría que estar en la Asociación Paraguaya de Fútbol, la mayoría de nosotros estábamos de vacaciones”, explicó el vicepresidente.

Alan Benítez y Jorge Recalde firmaron largos contratos con Olimpia luego de no renovar con Libertad y haber pagado por ello con seis meses de reclusión en la reserva.

De esta manera, ambos valores están disponibles para el debut del tetracampeón en el torneo Apertura 2020.

 

Libertad renueva el contrato de Blas Cáceres

Libertad y Blas Cáceres seguirán unidos de forma contractual al menos hasta 2023.

La institución gumrela oficializó la renovación del volante hoy a través de sus redes sociales.

El oriundo de Itacurubí de la Cordillera, de 30 años, ganó esta extensión con su nivel sostenido, siendo lo más regular de Libertad en la pasada temporada (35 lances disputados).

Cáceres se formó y debutó en Primera con Olimpia. Pasó por Guaraní, Sol de América, General Díaz, Cerro Porteño, Vélez Sarsfield y Patronato, llegando al elenco gumarelo para la campaña 2019.

Es la segunda renovación que Libertad concreta, de cara al proyecto de Ramón Díaz. Anteriormente se dio la firma de Antonio 'Demonio' Bareiro.

 

Alonso: "No estoy demasiado viejo para regresar a la Fórmula 1"

El piloto español Fernando Alonso, que está compitiendo en el Dakar 2020 con el equipo Toyota, considerada que a sus 38 años no está "demasiado viejo" para regresar en un futuro a la Fórmula 1, aunque su principal objetivo del año es ganar las 500 Millas de Indianapolis.


Fuente: EFE

"De momento solo pienso en las 500 Millas. Después de mayo será el momento de tomar una decisión importante para 2021, incluso si no he reflexionado todavía bien. En 2019, sin Fórmula 1, estuve muy ocupado con el Endurance, Daytona, la preparación del Dakar", afirmó Alonso en una entrevista publicada este miércoles por el diario italiano "La Gazzetta dello Sport".

"Este año no quiero programar nada para después de Indianapolis, sino pensar bien en 2021. Quiero reflexionar por si quiero regresar a la Fórmula 1 todavía algunos años, no soy demasiado viejo para regresar", agregó.

El ovetense concedió la entrevista antes de disputar la décima etapa del Dakar, en la que sufrió un vuelco al atravesar una duna en una zona de espectadores que se encontraba a un kilómetro de la salida de la prueba.

Su coche dio dos vueltas de campana y volvió a quedar sobre las cuatro ruedas, pero sufrió algunos daños como la pérdida del parabrisas, lo que obligó al campeón de Fórmula 1 a detenerse durante más de una hora.

Alonso explicó que regresar a la Fórmula 1 es una opción que baraja, tal y como la eventualidad de "disputar todo el campeonato Indy, o correr el Hypercar en el WEC", algo que conlleva prolongar su carrera "todavía algunos años".

Y es que el piloto asturiano busca constantes desafíos y el Dakar es uno de ellos.

"Ha sido un gran cambio, el Dakar es una prueba en la que tienes que pensar a largo plazo. En este sentido es uno de los retos más grandes. No debes conducir siempre al cien por cien, sino al ochenta. Pasas de 20 minutos a 150 km/h a una hora a 15 km/h entre las rocas. Adaptarse es difícil", dijo.

"Es un desafío personal, quiso ser veloz en un coche de rally. Es una aventura, pero ganar la 500 Millas es un reto más competitivo. Allí ganar es mi único objetivo. Estoy cerca de correr con el equipo Andretti", añadió.

Alonso también se refirió a la Fórmula 1, categoría en la que fue campeón en 2005 y 2006, y consideró que el británico Lewis Hamilton, que ganó en 2019 su sexto campeonato, está capacitado para alcanzar al alemán Michael Schumacher como siete veces campeón mundial.

"Hamilton puede ganar el séptimo Mundial. Cada uno tiene su carácter, tanto Schumacher como Hamilton dominaron gracias a las prestaciones de los coches, algo que les ha permitido hacer lo que querían fuera de la Fórmula 1. Michael tenía más disciplina y preparación, estaba más en la dinámica de equipo. Lewis tiene otro carácter y un estilo de vida que no estaría bien si tuviera un coche normal, porque sus jefes no estarían contentos", opinó.

Y elogió el talento del monegasco Charles Leclerc, gran esperanza de Ferrari para el futuro tras doce años sin título de pilotos.

"Leclerc es joven, tiene talento y lo ha hecho bien desde muy pronto. Esperemos que tenga muchos años por delante con posibilidades de ganar", afirmó.


 

Nadal, Djokovic y Federer, en exhibición contra los incendios en Australia

Los tres tenistas más exitosos de la historia, el español Rafael Nadal, el serbio Novak Djokovic y el suizo Roger Federer participaron en el evento organizado por el Abierto de Australia bajo el nombre de “AO: Rally for Relief” con la intención de recaudar fondos para combatir los devastadores incendios que están teniendo lugar en Australia.

También estuvieron presente el austriaco Dominic Thiem , el australiano Nick Kyrgios, el griego Stefanos Tsitsipas y el alemán Alex Zverev; así como la estadounidense Serena Williams, la danesa Caroline Wozniacki, la japonesa Naomi Osaka, la checa Petra Kvitova y la estadounidense Coco Gauff, en cuanto a jugadores que disputarán el cuadro final a partir del lunes.

Según afirmaron miembros de la organización del torneo, hasta ahora se han recaudado un total de 2,8 millones de dólares australianos por parte de la comunidad global de tenis.

El evento arrancó con un video que mezcló imágenes de los devastadores incendios con las voces de los jugadores participantes apoyando la causa para reunir fondos y destinarlos a la reparación de sus efectos.

El cantante local Mark Seymour fue el siguiente en coger el testigo del evento y deleitó al público que acudió a la Rod Laver Arena con una actuación muy emotiva.

A continuación, los presentadores del evento remarcaron la labor de los bomberos y dedicaron un sonoro aplauso a representantes de la brigada presente en el acto en nombre de todos los compañeros que luchan por combatir las feroces llamas.

“Veinte años he estado viniendo a este país que me han servido para reunir grandes recuerdos, es por eso que ahora quiero apoyar esta causa”, comentó Williams antes de recibir una cálida ovación.

Respecto a los partidos de exhibición, la primera capitana Williams escogió en su equipo a Djokovic, Nadal, Kvitova y Thiem; mientras que la otra capitana Wozniacki se decantó por Tsitsipas, Zverev, Osaka y Gauff.

El primer partido fue el dobles que enfrentó a Wozniacki, campeona en 2018, y Tsitsipas, semifinalista en la edición pasada, frente a Djokovic y Serena, campeones de siete ediciones del Abierto de Australia.

El siguiente enfrentamiento fue el partido entre los zurdos Nadal, campeón en 2009, y Kvitova, subcampeona el año anterior, ante Osaka, vigente campeona del Abierto de Australia, y Zverev.

También estuvo al mando del micrófono el jugador de tenis adaptado Dylan Alcott, quien cuenta en su palmarés con todos los Grand Slam.

Finalmente, todos los jugadores acabaron enfrentándose contra todos los rivales del otro equipo y demostraron, una vez más, las filigranas que son capaces de ejecutar sobre una pista de tenis pero esta vez en clave de humor.

También hubo tiempo para que Nadal hiciera realidad el sueño de una aficionada, miembro de un equipo de un servicio australiano antiincendio, tras disputar un juego con ella como compañero de dobles.

Los tenistas aceleraron el ritmo después de que Nadal advirtiera de que se iba “a poner en serio” en el juego de desempate que disputó junto a su eterno rival Djokovic frente a los jóvenes Zverev y Tsitsipas.

Después de que el equipo abanderado por Serena se llevara el partido, ambas escuadras presentaron a una nueva estrella.

La tenista danesa dio entrada a Kyrgios; mientras que Williams anunció la llegada de Federer.

Tras la incorporación del suizo, Nadal desveló que ambos jugadores han decidido donar 250.000 dólares australianos para intentar remediar en la medida de lo posible los daños provocados por el fuego.

Los nuevos participantes también empuñaron la raqueta, el primero de ellos, Kyrgios, para hacer de entrenador sirviendo un cesto de pelotas; mientras que el segundo de ellos, Federer, ejerció de pupilo intentando golpear los objetivos.

Para poner punto final a la cita, los últimos jugadores en saltar a la pista protagonizaron un partido a un set en la que tanto Kyrgios como Federer demostraron un alto nivel tenístico.