Nery Cardozo marca el gol más rápido de la historia del fútbol paraguayo

El delantero Nery Cardozo entró a la historia grande del fútbol paraguayo la noche del domingo 17 de abril del 2011 al marcar el gol más tempranero del fútbol paraguayo. El atacante en ese momento en Rubio Ñu, anotó contra Cerro Porteño, a los 8 segundos de iniciado el encuentro.

El torneo Apertura del 2011 fue pródigo en goles tempraneros. Ya en la primera fecha, el 30 de enero, el entonces defensor de Tacuary, Marcos Acosta Rojas había convertido contra Luqueño un gol a los 10 segundos, que en ese momento fue el tanto más rápido del balompié local.

Aquella noche del 17 de abril del 2011, en el marco de la 14ª fecha del Apertura, Rubio Ñu que era dirigido por Francisco Arce, visitaba a Cerro Porteño, en la antigua Olla. El equipo de Santísima Trinidad marchaba tercero en tabla, por detrás de Nacional y Olimpia, que eran el puntero y el escolta del torneo. El Ciclón por su parte se hallaba inmerso en la Copa Libertadores y prácticamente dejó de lado el campeonato casero.

El gol histórico fue así; el árbitro Carlos Torres dio la orden de inicio del partido y en el centro del campo Robin Ramírez cedió a Roberto Acuña, el “Toro” pasó de nuevo a Ramírez y este cedió a Cardozo, quien realizó una breve corrida para luego rematar de zurda. El balón se metió por abajo, al palo izquierdo del arquero Diego Barreto, quien realizó una estirada sin éxito. Todo ocurrió en ocho segundos y de esa manera Nery Cardozo entraba a la historia del balompié nacional.

Cerro Porteño empató sobre los 43 minutos del segundo tiempo por intermedio de Jorge Núñez y el partido terminó, 1-1 La recaudación alcanzó la suma de 16.105.000 por 845 pagantes.

El cuadro ñuense estuvo conformado así: Osvaldo Cabral; Arnaldo Rodríguez, Óscar Ayala, Ismael Benegas y Jorge Martín Núñez; Reinaldo Ocampo, Roberto Acuña (15’ Andrés Piris), Eric Ramos y Gustavo Cristaldo; Nery Cardozo (61’ William Mendieta) y Robin Ramírez (87’ Sergio Samudio).

 

Los jugadores del América se bajan el salario, anuncia la directiva

Los jugadores de las Águilas del América, donde militan los paraguayos Bruno Valdez y Richard Sanchez, aceptaron diferir un porcentaje de su salario para ayudar a la filial femenina y a los trabajadores del club, anunció la directiva.

En un comunicado divulgado este jueves, la oficina de las Águilas explico que los integrantes del primer equipo propusieron diferir una parte de sus ganancias con la idea de no afectar el salario de las jugadoras de la Liga femenina ni el dinero de las fuerzas básicas ni los empleados de la institución.

"El América cuenta con finanzas fuertes y sanas, fruto de la responsabilidad y eficiencia de su gasto. La iniciativa de sus futbolistas representa los valores del americanismo", puntualizó la nota.

Al referirse a la COVID-19 que en México ha cobrado la vida de 449 personas, el equipo informó que ningún jugador ha sido contagiado y el cuerpo médico ha intensificado la supervisión.

La iniciativa de los jugadores de bajarse el sueldo forma parte de una tendencia en la mayoría de los equipos como manera de solidarizarse con los que menos ganan y son parte importante de la institución.

 

Adidas recibirá ayudas estatales por valor de 2.400 millones de euros

El fabricante alemán de artículos deportivos Adidas recibirá ayudas estatales del Gobierno alemán por valor de 2.400 millones de euros para superar las dificultades que atraviesa por la paralización económica debido a la pandemia de coronavirus.

El Gobierno alemán autorizó un crédito consorcial a Adidas de 3.000 millones de euros, de los que 2.400 millones serán aportados por el Banco alemán de Crédito para la Reconstrucción y el Desarrollo (KfW) y los otros 600 millones otros siete bancos.

Tras los graves efectos de la propagación por todo el mundo de la pandemia de coronavirus en su negocio, Adidas dio más pasos para asegurar la flexibilidad financiera de la compañía.

Como condición para recibir las ayudas estatales, Adidas no podrá repartir dividendos a sus accionistas hasta que venza el crédito.

La marca de las tres rayas viste a Olimpia, su único y principal eslabón en el mercado paraguayo (ya se retiró de la selección paraguaya de fútbol).

Asimismo, la junta directiva de Adidas decidió recientemente interrumpir las recompras de acciones propias y no cobrar los bonus a corto y largo plazo por 2020, que representan un 65 % de sus remuneraciones anuales.

 

La crisis de Luqueño va más allá de la pandemia

Complicado por donde se lo mire. Los jugadores Sportivo Luqueño, además de lidiar con los problemas económicos, desconocen qué será de la vida dirigencial del club.

La pandemia aprieta y la situación se recruece. ​

Aldo Quiñónez, el capitán del plantel azul y oro, contó que viene dialogando con los dirigentes para encontrar alguna solución al atraso que hay en los sueldos. Sí, cobran, pero a cuenta gotas. "La última vez que recibimos la mitad de nuestros sueldos fue en febrero", reveló hoy en charla con Cardinal.

El atleta afirmó que el panorama es mucho más complicado ya que la crisis no es solo económica, sino también dirigencial. "Vengo hablando con el presidente (Celso Cáceres Rojas), pero no hay novedad porque ni él sabe si va continuar", señaló.

En este sentido, días atrás saltó la versión de que toda la cúpula dirigida por Rojas había renunciado (posteriormente fue desmentida por los mismos).

"Yo escuché rumores de que no iba a seguir gran parte de la comisión directiva, ya debíamos estar al día en los pagos y capaz por eso no lo están haciendo", alegó Quiñónez.

Los jugadores aguardarán a ver qué pasa en los siguientes días y, consecuentemente, delinearán el rumbo a seguir. "Deberíamos volver ya con los sueldos al día", apuntó el capitán.