Neymar: "Estoy en mi mejor momento en París"

El brasileño del París Saint-Germain Neymar quiere demostrar que la Liga de Campeones es su gran objetivo y antes de la ida de las semifinales contra el Manchester City dejó claro que el resto de los asuntos son secundarios y que ahora atraviesa su mejor etapa desde que llegó a la capital francesa.

Pendiente de la renovación de su contrato, que expira en junio de 2022, el jugador compareció ante los medios para afirmar que ni su futuro, ni el Balón de Oro ni ninguna otra cosa tiene ahora más peso en su mente que reinar en Europa.

"Quiero ayudar al equipo a llegar a la final (...) El año pasado llegamos a la final por vez primera y ahora tenemos que dar un paso más. Tenemos confianza. Vamos a darlo todo", señaló el jugador más caro de todos los tiempos.

Neymar mostró respeto por el City, pero aseguró que el PSG ha crecido desde que hace cuatro años llegó y que ahora los rivales los miran de otra manera.

"Cuando se refieren al PSG lo hacen como uno de los cinco o seis mejores equipos del mundo. El equipo se ha ganado el respeto que merece", señaló.

También él se siente mejor, más asentado en el equipo, superadas las turbulencias del pasado que le llevaron a reclamar la salida del club en el convulso verano de 2019.

"En muchas cosas he mejorado, he sabido superar dificultades. Hay quien ha puesto en duda mi profesionalidad, pero siempre he trabajado duro y he estado concentrado. Lo he demostrado en el campo", aseguró.

"Cuando llegué a París hace cuatro años dije que mi prioridad era ganar la Liga de Campeones. Llegamos a la final el año pasado. Eso demuestra que progresamos. Estamos en una buena dinámica, el ambiente es bueno, pero tenemos que seguir trabajando", indicó.

El jugador esquivó las preguntas sobre la renovación de su contrato, aunque admitió contactos con la directiva: "No es momento de hablar de eso, todavía me quedan dos años aquí. Me siento bien aquí, voy a seguir dando el máximo. Puede que esta sea mi mejor temporada aquí".

 

Riquelme: "Nunca volví a ver el penal contra el Arsenal"

El exjugador argentino del Villarreal, Juan Román Riquelme, expresó este martes que nunca volvió a ver el penal que falló en el último minuto del partido de vuelta de la semifinal de Liga de Campeones ante el Arsenal hace quince años y que podría haber provocado una prórroga de la eliminatoria ante el club inglés.

“Ese penal no lo volví a ver nunca más, lo llevé por siempre encima. Estábamos convencidos de que íbamos a ganar, dije en rueda de prensa que el Arsenal lo iba a pasar mal y que íbamos a ganar, porque estaba convencido”, contó en una charla telemática organizada por el Villarreal con jugadores de aquella semifinal y con motivo de la semifinal de Liga Europa que mide de nuevo a ambos equipos desde el próximo jueves.

La charla contó también con su compatriota Rodolfo Martín Arruabarrena, el uruguayo Diego Forlán, y el hispano-brasileño Marcos Senna, así como con Robert Pires, entonces en las filas del conjunto inglés y que posteriormente militó en el Villarreal.

Riquelme, actual vicepresidente de Boca Juniors, recordó que aquel no fue su año en relación con los penales, al catalogar de “año feo” con los lanzamientos desde los once metros, ya que, además de fallar el de la semifinal, tuvo la mala suerte de quedar fuera del Mundial por los penaltis.

“La gente puede pensar que es raro. Pero jugar a la pelota siempre me divertía, no me ponía nervioso nunca. El club y los jugadores hicieron un gran trabajo. Nunca lo pude volver a ver ni el partido ni el penalti. No creo que lo vuelva ver. Me queda la sensación de que tuvimos que jugar esa final contra el Barcelona. Creo que lo hubiésemos pasado bien”, remarcó.

El argentino expresó que desea que el Villarreal llegue a la final. “Se lo merece. El Arsenal tiene muy buenos jugadores, pero no tiene un Pires o no tiene un Henry. El entrenador que tiene el Villarreal está acostumbrado a ganar esta Copa, la ha ganado muchas veces con el Sevilla y ojalá que eso se repita”, apuntó.

Además, Riquelme afirmó que si el Villarreal llegó tan lejos fue por un jugador como Forlán, “por todos los goles que marcó, que yo creo que ni él se daba cuenta de cómo los hacía. Forlán nos lo puso muy fácil, fuimos afortunados de poder contar con un delantero como él”, añadió.

“Yo soy del Villarreal, soy feliz, siempre es lindo volver allí, Vila-real es mi segunda casa, todos queremos mucho al Villarreal, esa es la verdad. Decimos con orgullo que nuestro equipo en Europa es el Villarreal, lo decimos con mucho orgullo”, finalizó Riquelme.

 

Duelo inédito: Real Madrid y Chelsea abren las semifinales de la Liga de Campeones

Real Madrid y Chelsea protagonizan hoy (15:00 de Paraguay) un duelo inédito en la Liga de Campeones a un paso de la deseada final de Estambul, con el factor de la experiencia a favor del conjunto madridista, en su novena semifinal de las once últimas del torneo, pero la obligación de buscar soluciones a su falta de pegada ante un equipo que exhibe seguridad defensiva.

En una temporada marcada por las dificultades que ha sufrido Zinedine Zidane, sin fichajes que reforzasen un equipo que perdió nombres de peso, compitiendo con más de cincuenta lesiones en todo el curso, sufriendo numerosos casos de coronavirus, el Real Madrid está de nuevo a puertas de la historia en su competición preferida. La Liga de Campeones es especial. La competición que saca lo mejor de unos futbolistas que sienten de nuevo la oportunidad de alcanzar la gloria.

La ilusión por encima de la realidad de un equipo al límite de sus fuerzas. Con la gasolina justa para encarar el momento en el que se deciden los títulos grandes. Tras perder una gran oportunidad en Liga de asaltar el liderato, aumentando las dudas con dos empates en las tres últimas jornadas. Son las consecuencias que dejaron la semana de locura con doble enfrentamiento ante el Liverpool y clásico frente al Barcelona. El desgaste físico se convirtió en fatiga y regresaron problemas ofensivos con la falta de gol.

Los de Zinedine Zidane han sido incapaces de marcar en tres de sus cuatro últimos partidos. El lado positivo es que en ninguno de ellos encajaron un solo gol. Mantener esa firmeza y recuperar la pegada exhibida ante el Liverpool, es el objetivo. Ese encuentro es la referencia para el vestuario. El día que relució el gen competitivo y le endosó tres a un gran rival para que Anfield costase menos.

Para ello Zidane tendría que repetir apuesta por un tridente ofensivo, en el que Eden Hazard gana opciones al fin, tras volver sin molestias ante el Betis y dejando buenas sensaciones los minutos que disputó. Es la duda a despejar por el técnico: jugar con tres centrales o tres delanteros. En frente tiene la seguridad defensiva del Chelsea con su línea de cinco atrás. Un muro que superar.

Si decide intentarlo por bandas responderá Zidane a Tuchel con su mismo sistema, apostando por Dani Carvajal y Marcelo como carrileros. Para la banda izquierda no llega a tiempo Ferland Mendy y es poco probable que Nacho ocupe la banda tras lo visto ante el Betis. No aportó profundidad y perdió la seguridad defensiva que ha transmitido como central, convertido en el sustituto de Sergio Ramos. El capitán sigue de baja pero la vuelta de Varane deja dos puestos para tres jugadores si la defensa es de cuatro hombres, y Militao se ha ganado a pulso con su rendimiento su presencia.

Los precedentes del duelo europeo no traen un buen recuerdo al madridismo. Perdió una final de la Recopa de 1971, en dos capítulos, y la Supercopa europea de 1998. Será la primera vez en la competición de mayor prestigio, esa en la que Zidane es el gran especialista. Una sola eliminatoria perdida, la del año pasado ante el Manchester City, en cinco ediciones. El único que venció tres consecutivas. A su mano y al gol de Karim Benzema se agarra un equipo que no parecía tener mimbres para aspirar a la ‘Champions’ pero está a un paso de una nueva final.

En Londres también son optimistas con volver a una final de la Liga de Campeones nueve años después. El Chelsea ha mejorado desde que llegó Thomas Tuchel en enero y ha pasado de ser uno de los equipos más goleados a mantener la puerta a cero como costumbre. En total, 16 veces se han marchado sin encajar gol desde que aterrizó el alemán, sin importar que estuviera Edouard Mendy o Kepa Arrizabalaga en la portería.

El esquema de cinco atrás, con tres centrales, ha posibilitado que un equipo sin grandes centrales, gane en seguridad y con un centro del campo sólido y extremos que pueden ayudar en la creación, se ha tornado en un bloque consistente y al que cuesta doblegar. Apenas dos derrotas han sumado desde enero y ambas circunstanciales, una influida por una expulsión de Thiago Silva y otra producida en la vuelta de los cuartos de final con todo ya decidido.

El punto débil del equipo está arriba, en la posición del 9. Tuchel no ha logrado dar con la tecla de quién tiene que jugar como delantero centro. Ha probado con Olivier Giroud, pero el veterano está mejor para ratos sueltos que para jugar siempre, con Tammy Abraham, aunque el inglés ha estado condenado al ostracismo en las últimas jornadas, y la gran apuesta ha sido un Timo Werner que está haciendo la peor temporada goleadora de su carrera.

Apenas lleva 11 goles en 44 partidos, pero llega tras darle la victoria al Chelsea contra el West Ham. En Champions, solo tres goles en nueve encuentros. Tuchel llega a Madrid con la única baja de Mateo Kovacic, imprescindible en su centro del campo y quien tiene una lesión muscular de la que se espera que esté recuperado para la vuelta en Stamford Bridge. Mientras que Zidane ha ido recuperando jugadores pero aún sufre las bajas de Ramos, Lucas Vázquez y Fede Valverde.

La transmisión va por las pantallas de ESPN.

. Alineaciones posible:

Real Madrid: Courtois; Carvajal, Varane, Militao, Marcelo; Casemiro, Kroos, Modric; Marco Asensio o Vinicius, Hazard y Benzema.

Chelsea: Mendy; James, Rudiger, Azpilicueta, Silva, Marcos Alonso; Kanté, Jorginho; Werner, Mount y Ziyech.

Árbitro: Danny Makkelie (HOL).

Estadio: Alfredo di Stéfano.

 

El Defensores será centro de vacunación

Fiel a su larga y rica historia, el estadio de los Defensores del Chaco acude, una vez más, al llamado de la causa nacional, esta vez para ser centro de aplicación de las vacunas contra el temido COVID-19.

La Asociación Paraguaya de Fútbol comunicó hoy que con el viejo estadio de Sajonia apoyará las actividades en el marco del Plan Nacional de Vacunación contra el COVID-19 del Ministerio de Salud Pública y Bienestar Social.

Este Plan Nacional es el objetivo prioritario por parte de la cartera de Estado a modo de evitar la propagación del virus y mitigar los impactos de la pandemia a nivel social y económico en el país.

La Asociación Paraguaya de Fútbol brindará su respaldo cediendo el predio del estacionamiento del primer coliseo nacional, que será uno de los centros de vacunación masiva para la población.

La ministra de Deportes, Fátima Morales, quien estuvo acompañada por el secretario general de la APF, Luis Kanonnikoff y la secretaria general adjunta, Alba Benítez, durante una reunión referente al tema, anunció que el apoyo a esta campaña se intensificará con una campaña de difusión y comunicación, a través de brigadas de información con visitas casa por casa, a fin de generar concienciación e impulsar a los adultos mayores a recibir las vacunas.