Octavos de Champions con partidazos en agenda

La Liga de Campeones de la Uefa prosigue hoy la disputa de los octavos de final con dos partidazos que se jugarán en simultáneo desde las 17:00 de Paraguay.

Jornada especial con la puesta en escena del torneo de clubes más prestigioso del mundo.

Poco antes de las 17:00 sonará el famoso himno de la competición europea en Bucarest y Roma para dar inicio a dos eliminatorias apasionantes entre Atlético y Chelsea y Lazio y Bayern Múnich, el campeón defensor.

El lance entre españoles e ingleses se disputa en la capital rumana debido a las restricciones en la llegada a España de ciudadanos británicos para contener la propagación de la cepa británica del Covid-19, en vigor al menos hasta el próximo 2 de marzo.

Y mañana se completa la programación de los choques de ida con Atalanta ante el Real Madrid y el Borussia Monchengladbach, que medirá al Manchester City. Ambos lances arrancan a las 17:00 (hora paraguaya).

 

Tokio inicia la cuenta atrás de los Juegos Paralímpicos con varias incógnitas

A seis meses para que el 24 de agosto la llama del movimiento paralímpico ilumine el cielo de Tokio, los Juegos avanzan firmes en su camino para celebrar un evento que los organizadores confían sea seguro pero que, a escasos 180 días para su puesta de largo, aún alberga ciertas incógnitas.

Uno de los principales enigmas por resolver es el del público.

La evolución de la pandemia en las últimas semanas y, sobre todo, la prueba de fuego que supondrá un mes antes la celebración de los Juegos Olímpicos serán los dos factores clave que dictaminarán si los deportistas sentirán el aliento de los aficionados en las gradas o, por el contrario, el espectáculo será únicamente audiovisual.

El Comité Paralímpico Internacional que preside el brasileño Andrew Parsons no quiere aventurarse a dar ningún pronóstico porque, entre otras razones, la decisión no depende de él, sino del Comité Organizador, que avanza en la celebración de los Juegos con pasos cortos pero firmes.

Lo que sí parece claro es que no habrá turistas atraídos por la magia de los Juegos ni grupos numerosos de acompañantes de deportistas o de las diferentes expediciones nacionales para dar color a las calles de Tokio. Por ese motivo, desde el IPC confían en que las audiencias televisivas y la interacción a través de las redes sociales sean más grandes que nunca y el imparable movimiento paralímpico siga creciendo a nivel global.

Una de las principales preocupaciones del IPC es la de intentar cambiar en las próximas semanas la opinión que aún existe entre la sociedad japonesa de que lo mejor sería cancelar el evento, ya que algunas encuestas realizadas a finales de 2020 reflejaban que más de la mitad de la población era reacia a seguir adelante con los Juegos.

Tras concluir los Juegos de Río de Janeiro en 2016, el objetivo de los organizadores de Tokio era que la cita japonesa superase en todos los registros a Londres 2012, considerados por el movimiento paralímpico como los mejores de la historia hasta el momento.

El frenazo que ha supuesto la pandemia global de coronavirus ha dejado en un segundo plano esas aspiraciones porque, aparte del factor sanitario, la celebración de estos Juegos se ha visto afectada drásticamente a nivel económico hasta el punto de que el IPC asegura que su realización será solo "con lo absolutamente fundamental y será radicalmente opuesta a lo previsto inicialmente".

Aun así, para la organización las prioridades siguen siendo "promover el conocimiento del deporte para discapacitados, especialmente entre los jóvenes y ancianos, y lograr una ciudad libre de barreras para las personas con discapacidad con la habilitación de autobuses con accesibilidad mejorada o la instalación de plataformas y ascensores en gran parte de las estaciones de metro y tren".

Hasta la capital japonesa está previsto que se desplacen 4.350 deportistas con discapacidad física, intelectual, visual o parálisis cerebral de unos doscientos países, que buscarán alguna de las medallas en las 540 pruebas -272 masculinos, 228 femeninos y 40 mixtos- que habrá en juego en 22 deportes. El IPC no prevé que haya demasiadas bajas por miedo a contagios, aunque sí reconoce que algunas ausencias por este motivo podría haber.

China, que ha ganado las cuatro últimas ediciones, es el país dominante a escala mundial y volverá a ser en Tokio el favorito para dominar los Juegos.

Los deportistas paralímpicos rusos, que ocuparon el segundo lugar en el medallero en Londres 2012 y que no compitieron por sanción en los de Río 2016, regresarán a los Juegos pero, como en los Olímpicos y en cumplimiento de una sentencia del TAS, sin su bandera ni su himno. Las violaciones de las reglas antiodopaje por parte de las autoridades de su país vuelven a pasarles factura.

En cuanto al programa competitivo, los dos deportes que se estrenarán en Tokio son el bádminton y el taekwondo, que se unen a larga lista en la que siguen el atletismo, baloncesto en silla de ruedas, boccia, ciclismo, fútbol, hockey en silla de ruedas, hípica, esgrima, fútbol 5, goalball, halterofilia, judo, natación, triatlón, piragüismo, remo, rugby, tenis, tenis de mesa, tiro olímpico, tiro con arco y voleibol sentado.

Someity será la mascota de los Juegos Paralímpicos. Lleva el nombre de someiyoshino, un tipo de flor de cerezo, y ha sido diseñada por Ryo Taniguch, al igual que Miraitowa, la mascota olímpica.

Los Juegos Paralímpicos Tokio 2020 se celebrarán del 24 de agosto al 5 de septiembre de 2021.

 

Las selecciones dispondrán de cinco días de descanso entre partidos

Las selecciones que participen en la Copa del Mundo de rugby de Francia 2023 dispondrán de cinco días de descanso -uno más que hasta ahora- entre partidos, según una innovadora serie de acuerdos aprobados "para el bienestar y seguridad de los jugadores".

Así lo han acordado el Consejo de la Copa del Mundo, el Comité Ejecutivo de World Rugby y el Comité Organizador de Francia 2023 junto a la asociación internacional de jugadores con vistas al anuncio del calendario de partidos previsto para el viernes 26 de febrero.

World Rugby informa de que, "con el objetivo de que el calendario de partidos sea el mejor posible para jugadores, aficionados, ciudades anfitrionas y el país anfitrión, se ha aprobado una serie de principios claves en pro del bienestar y seguridad del jugador y la competitividad".

Así, todos los equipos tendrán un mínimo de cinco días de descanso entre todos los partidos, lo que optimizará la recuperación y preparación.

Por ello, la fase de grupos se alargará una semana para acomodar el día extra de descanso. El torneo comenzará el 8 de septiembre y la final será el 28 de octubre.

Por otro lado, las plantillas de las selecciones aumentarán en dos jugadores, de 31 a 33.

 

Luis Suárez: "El orgullo me llevó a demostrar que sigo valiendo"

El uruguayo Luis Suárez aseguró que le molestó mucho la forma en la que el Barcelona le hizo saber que no contaba con él, que en el Atlético de Madrid encontró un club a la altura de su ambición y que el orgullo le llevó a demostrar que sigue estando entre los mejores del mundo.

"El Barcelona necesitaban cambios, eso lo acepto, pero me molestaron las formas, siempre he tratado de estar a la altura del club, de dar lo mejor de mí. No es fácil pasar seis años en el Barcelona y estar al nivel que yo estuve. Creo que merecía un cierto respeto en la manera de decirme que ya no me querían. Con mi orgullo, me dije que quería demostrar que sigo valiendo", afirmó en una entrevista que este martes publica la revista France Football.

El atacante no ahorró críticas al Barça y a su actual entrenador, Ronald Koeman, que le dijo que no contaba con él.

"Me molestó que me dijeran que era viejo y que ya no podía jugar al más alto nivel, estar a la altura de un gran equipo. Eso me disgustó. Si no hubiera hecho nada en un club como el Barça durante tres o cuatro años lo habría entendido, pero cada año metía más de 20 goles. Siempre tuve buenas estadísticas, por detrás de Leo" Messi, dijo.

Reconoció que el cambio de ciudad fue difícil para su familia, para sus hijos que se alejaron de sus amigos, pero lo consideró imprescindible porque "no sería feliz en un sitio donde no te quieren".

"Es importante sentir que tienes la fuerza de superar los momentos difíciles. Esa siempre ha sido una de mis características: nunca bajo los brazos, incluso cuando atravieso momentos difíciles. Ese carácter fue lo que me hizo venir a este equipo, que lucha por cosas importantes", comentó.

"Una de las motivaciones era mostrar que todavía se puede contar conmigo. Es una cuestión de amor propio. Tras todos esos años pasados en el Barça, quería demostrar que puedo ser útil al máximo nivel, en la élite española", agregó.

Suárez desmontó la idea de que en el Atlético de Madrid se entrene más que en el Barcelona, aunque sí reconoció que la intensidad puede ser mayor, pero concentrada en menos tiempo.

También señaló que en el club rojiblanco juega en un puesto donde tiene más libertad de movimientos y que en el entrenador, el argentino Diego Simeone, ha encontrado un técnico que confía en su calidad como en su día tuvo con Luis Enrique en el Barça.

"Lo que me motiva es estar en un club que no ha ganado la liga desde hace tiempo (2014) y que aspira a ello. Pero también un club que tiene las mismas ganas que yo de ganar la Liga de Campeones (ha sido finalista en 1974, 2014 y 2016). El nivel competitivo de este club es increíble y se corresponde con el mío, a mi orgullo y a mi voluntad de seguir ganando, aunque tenga 34 años", aseguró.

Suárez quería demostrar que su rendimiento no respondía solo a estar en un club como el Barça y junto a un compañero como Lionel Messi.

"En los últimos años decían que era fácil marcar cuando juegas al lado de Messi. Ahora sigo marcando y siento que se le da más valor a lo que hago. Yo sé lo que valgo. No solo marcaba porque jugaba junto al mejor jugador del mundo en un club como el Barça. También por mi calidad", comentó.

El uruguayo reconoció que añora a su amigo argentino, "que más allá del jugador era un amigo" y echa de menos "las conversaciones, no solo de fútbol, también de la vida".

A la pregunta sobre a quién le echa más de menos, si el Barcelona o Messi respondió: "lo que es seguro es que no al entrenador, que dijo que estaba contento con la decisión de dejarme ir. Puede que lo que añore Leo sea tener un amigo cotidiano".