Olimpia ahora va por un central de casi dos metros

El zaguero uruguayo Agustín Ale está muy cerca de convertirse en la segunda incorporación de Olimpia con las miras puestas en los octavos de final de la Copa Libertadores de América 2021.

Según indican los últimos informes, el futbolista de 26 años quedó a sola firma de pasar a filas del elenco franjeado, tras lograrse un préstamo por un año con opción a compra del Guayaquil City ecuatoriano.

Ale, de 1.93 de altura, ya conoce a su hipotético nuevo club. Suyo fue aquel gol del Delfín que eliminó a Olimpia de la Libertadores 2020 en Para Uno.

De cerrarse la operación, Ale será el segundo refuerzo de cara a los octavos de final de la Copa Libertadores y el torneo Clausura venidero. Anteriormente se aseguró al lateral derecho argentino Víctor Ezequiel Salazar, que llega sin coste al culminar su contrato con el San Lorenzo de Almagro.

 

Ceferin, sobre Superliga: "La justicia a veces es lenta, pero siempre llega"

El esloveno Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, aseguró este viernes que "la justicia a veces es lenta, pero siempre llega", al referirse a las posibles sanciones contra el Real Madrid, el Barcelona y la Juventus por el lanzamiento de la Superliga europea, por el que existe un procedimiento disciplinario que fue suspendido solo de forma temporal.

"La justicia a veces es lenta, pero siempre llega. No entré mucho en los detalles, pero la voluntad es resolver la cuestión a través de los tribunales", afirmó Ceferin en una entrevista a la televisión pública italiana "Rai" a escasas horas del comienzo de la Eurocopa.

"Por como veo las cosas, no es un 'stop' definitivo. Primero, aclaremos los temas legales, y luego seguiremos", agregó, al referirse al procedimiento abierto contra Madrid, Barcelona y Juventus, e interrumpido momentáneamente el pasado miércoles.

Ceferin y la UEFA abrieron un procedimiento por una posible violación del marco legal del organismo en relación con el proyecto de la Superliga y en los últimos meses las relaciones entre el presidente y Madrid, Barcelona y Juventus han sido muy tensas.

"A veces tengo la sensación de que estos clubes son como niños que se saltan el colegio, no se les invita a las fiestas de cumpleaños y luego intentan entrar en la fiesta ayudados por la policía", insistió el presidente de la UEFA.

Preguntado sobre si estrecharía la mano de Andrea Agnelli, presidente del Juventus, tras las polémicas generadas por la Superliga, Ceferin prefirió no contestar, pero sugirió con una sonrisa que el máximo mandatario juventino "sabe la respuesta".

 

Ucrania desafía a la UEFA y afirma que llevará camiseta con lema nacionalista

Ucrania desafió este viernes a la UEFA y aseguró que jugará la Eurocopa con una camiseta con el lema nacionalista 'Gloria a los héroes', pese a la recomendación del máximo organismo del fútbol continental de que elimine esa frase del equipo por su naturaleza "claramente política".

"Tenemos nuestro uniforme, está aprobado por la UEFA (...) vamos a jugar con este uniforme. Nuestro uniforme está aprobado", afirmó en rueda de prensa el portavoz de la selección nacional de Ucrania, Oleksandr Hlivinski, citado por el portal UA Football.

La UEFA, que inicialmente había dado el visto bueno a la equipación ucraniana, pidió el jueves a federación de Ucrania que eliminase de su camiseta el polémico lema nacionalista.

La camiseta, que fue presentada el domingo por la Asociación Ucraniana de Fútbol (UAF) en un vídeo con el seleccionador, Andréi Shevchenko, y los jugadores, provocó las protestas de Rusia, que la considera una "provocación política".

El mapa de Ucrania, con el apéndice de la península de Crimea, cuya anexión en 2014 por parte de Rusia no es reconocida por la comunidad internacional, rodea el escudo ucraniano en una equipación diseñada por la marca española Joma.

Además, también incluye dos lemas que en Rusia se asocian con los ultranacionalistas ucranianos: "Gloria a Ucrania" y "Gloria a los héroes".

El representante de la selección ucraniana añadió que el presidente de la federación de su país, Andrii Pavelko, viajó a Roma para solucionar este problema.

Por su parte, el presidente del parlamento ucraniano, Dmitro Razumkov, dijo el jueves que la combinación de lemas, utilizada ampliamente durante las protestas de la plaza Maidán en 2013, es un saludo oficial, establecido por la ley ucraniana, y "no ofende los sentimientos de nadie".

Desde 2018 la frase es utilizada por las Fuerzas Armadas de Ucrania como saludo oficial.

 

Brasil 2021, la Copa América de la discordia

Fuga de patrocinadores, lío judicial, críticas de jugadores y 1.800 muertes diarias por covid-19. Con ese mar de fondo empezará el domingo la Copa América en Brasil, un país devastado por la pandemia que decidió organizar a última hora la edición más controvertida de la historia reciente del torneo.

El "espectáculo" arrancará en el estadio Mané Garrincha de Brasilia con el partido entre Brasil y Venezuela después de dos semanas convulsas que pusieron en riesgo la celebración del certamen.

La Corte Suprema de Brasil despejó las dudas en el plano judicial al rechazar en la víspera tres recursos que pedían la suspensión del torneo por la altísima incidencia del coronavirus en el país, que acumula cerca de 500.000 muertos en menos de un año y medio.

Unos días antes, el martes, los jugadores de la selección brasileña ahuyentaban el fantasma del boicot, aunque con duras críticas a la Conmebol, organizadora del torneo.

La máxima autoridad del fútbol sudamericano se ha empeñado en llevar adelante esta Copa América, que ya fue postergada en 2020 por la pandemia, a pesar de la negativa de las dos sedes previstas inicialmente, Colombia y Argentina.

El primero, que afronta una ola de protestas sociales, pidió aplazarla, pero la Conmebol se mostró inflexible. El segundo renunció por la crítica situación de sus hospitales, similar a la de Brasil.

En ese impasse apareció la opción Brasil, el país de Latinoamérica más afectado por el SARS-CoV-2 y actualmente en pleno repunte de contagios, con una media diaria de 60.000 durante la última semana.

La Conmebol se puso en contacto con la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), que a su vez preguntó al Gobierno de Jair Bolsonaro, líder de una extrema derecha que niega la gravedad del virus.

El mandatario dio su visto bueno y el 31 de mayo se anunció a Brasil como única sede de la Copa América 2021.

El movimiento, cosido a las prisas y a menos de dos semanas para su inauguración, generó una enorme indignación entre los más diversos sectores políticos, desde la izquierda a la derecha moderada, sanitarios y deportivos.

Por su parte, el ministro de Salud, Marcelo Queiroga, subrayó que el torneo no supone un riesgo "adicional" y recordó que ya se juegan otras competiciones internacionales, como las Copas Libertadores y Sudamericanas o las eliminatorias para el Mundial de Catar 2022.

En el vestuario de la Canarinha se instaló un debate sobre si jugar o no.

También aparecieron rumores sobre un posible adiós del seleccionador Tite, en medio de una crisis interna con la CBF que culminó con la suspensión de su presidente, Rogerio Caboclo, uno de los padrinos de traer el torneo a Brasil y quien fue acusado por una empleada de la entidad de acoso moral y sexual.

En paralelo, dos partidos izquierdistas y una organización sindical recurrían al Supremo para tumbar el torneo, mientras el Gobierno pulía los detalles y definía cuatro sedes: Cuiabá, Goiania, Brasilia y Río de Janeiro.

En esas cuatro ciudades el sistema público de salud continúa fuertemente presionado por el coronavirus. En Río de Janeiro, por ejemplo, donde se jugarán ocho partidos, incluida la final, casi el 90 % de las camas de terapia intensiva están ocupadas.

Hubo contactos entre los capitanes de las selecciones, pero finalmente los anfitriones divulgaron un manifiesto en el que, desde una posición crítica, ratificaron su presencia.

"Estamos en contra de la organización de la Copa América, pero nunca le diremos no a la selección brasileña", afirmaron.

Después de tanto ruido, la Canarinha irá con todas sus estrellas: Neymar, Casemiro, Marquinhos, Thiago Siva, Firmino, Gabriel Jesus y compañía.

Por otro lado, entre el miércoles y el jueves, la Copa América de Brasil perdió tres importantes patrocinadores, Mastercard, Ambev y Diageo, que decidieron abstenerse de exhibir sus marcas en esta edición. Ninguno de las tres compañías ha querido tener asociada su imagen a la ya apodada como "Covid América".

Y como en toda novela política-judicial brasileña, el Supremo dio la última palabra y optó por liberar la realización del torneo, con la única condición de que sea presentado un protocolo de seguridad, que ya ha hecho público la Conmebol.

Si bien el alto tribunal lanzó una advertencia al recordar que las autoridades locales podrán responder ante los tribunales en caso de que se compruebe que el torneo agravó de alguna manera la crisis sanitaria del país.

Con todo los frentes despejados, la Copa América empezará el domingo con las diez selecciones suramericanas divididas en dos grupos. En el A estará Argentina, Bolivia, Chile, Paraguay y Uruguay; y el B, Brasil, Colombia, Ecuador, Perú y Venezuela.

De continuar la misma tendencia pandémica, el país superará la trágica marca de los 500.000 muertes por covid-19 durante la celebración de esta polémica Copa América, que finalizará el 10 de julio en el estadio Maracaná.