Oscar Romero es campeón en Argentina con Boca Juniors

El paraguayo Oscar Romero se consagró campeón hoy de la Copa de la Liga Profesional al derrotar 3-0 a Tigre en la final. 

El partido tuvo lugar en el Estadio Mario Kempes de la ciudad de Córdoba, que marcó el primer campeón de la temporada del fútbol argentino.

Boca y Tigre reeditaron la final de la Copa de la Superliga de 2019 en el mismo escenario de aquella final que, en aquel momento, terminó convirtiéndose en el primer y único título del ‘Matador’ en toda su historia.

Pero esta vuelta fue otra la historia. Con goles de Marcos Rojo, el colombiano Frank Fabra y el juvenil Luis Vázquez, el ‘Xeneize’ dirigido por Sebastián Battaglia conquistó la estrella número 50 de su historia de un total de 71 que tiene en sus vitrinas con 34 torneos locales, 15 Copas Nacionales y 22 Trofeos Internacionales.

En lo que respecta a la presencia paraguaya, Oscar Romero jugó hasta los 87 en el elenco campeón y Blas Armoa ingresó después de los 70’ en Tigre.

General Díaz y Capiatá juegan para Recoleta

El Deportivo Recoleta confirmó hoy la exclusividad del liderato en la Primera División B con los inesperados empates del Deportivo Capiatá y General Díaz. 

El elenco funebrero, que arrancó la fecha 10 el viernes con triunfo sobre Tembetary, está que baila en una pata. 

Es que General Díaz no pasó del empate sin goles con el 3 de Noviembre en barrio San Pablo y Capiatá, que recibió a Presidente Hayes en el Erico Galeano, también sumó un punto tras finalizar 1-1. 

De esta manera, Recoleta es el solitario líder de la categoría con un entero de ventaja sobre el aviador luqueño y dos del escobero. Y ojo con 3 de Noviembre, que anda allí cerca. 

La jornada culminó con pleno de empates luego de confirmarse el 1-1 entre Atlántida y Colón de Saldívar en cancha de Figari. 

 

FECHA 10

-Viernes 20 de Mayo

*Atlético Tembetary 1-2 Deportivo Recoleta

 

-Sábado 21 de Mayo

*General Caballero ZC 0-0 Sportivo Limpeño

*3 de Febrero RB 4-2 Fulgencio Yegros (Ñ)

*Cristóbal Colón (Ñ) 0-0 Silvio Pettirossi

*Olimpia de Itá 2-0 29 de Septiembre

 

-Domingo 22 de Mayo

*Atlántida SC 1-1 Cristóbal Colón JAS

*3 de Noviembre 0-0 General Díaz

*Deportivo Capiatá 1-1 Presidente Hayes

 

CLASIFICACIÓN

Deportivo Recoleta 21, General Díaz 20, Deportivo Capiatá 19, 3 de Noviembre 18,  Atlántida 17, Atlético Tembetary 16, Silvio Pettirossi 15, Presidente Hayes 13, Cristóbal Colón (Ñ) 12, Olimpia de Itá 11, Cristóbal Colón JAS 10, Sportivo Limpeño 8, 29 de Septiembre 8, 3 de Febrero RB 7, Fulgencio Yegros (Ñ) 3, General Caballero ZC 1.   

Alcaraz debuta por la puerta grande en París

El español Carlos Alcaraz comenzó con una brillante victoria su participación en esta edición de Roland Garros frente al argentino Juan Ignacio Londero, rescatado de la fase previa, al que derrotó por 6-4, 6-2 y 6-0 en 1 hora y 50 minutos.

El sexto del mundo, de 19 años, que llega como una de las sensaciones de la temporada tras sus victorias en Miami y Madrid, además de las de Río de Janeiro y Barcelona, se medirá contra su compatriota Albert Ramos.

Quince años separan a ambos jugadores y 36 puestos en el ránking, aunque Ramos acumula experiencia y ya ha jugado unos cuartos de final en Roland Garros, algo que hizo en 2016.

“Es algo único, es un Gran Slam, este estadio lo considero uno de los mejores. Este torneo es de los primeros que he visto desde pequeño, es un placer jugar aquí grandes partidos”, dijo Alcaraz desde la pista.

El jugador reconoció que necesitó algo de tiempo para adaptarse a la pista, de dimensiones superiores en los bordes.

“Me ha costado un poco adaptarme a las distancias, pero el partido es largo, te da tiempo a coger las distancias de la pista y gracias al público me ha ayudado a adaptarme”, afirmó.

Aseguró que medirse a un rival correoso como Londero, que venía con rodaje porque había participado en la fase previa, le puede venir bien para ganar ritmo de cara a los próximos partidos.

En su segunda visita al Grand Slam de tierra batida, Alcaraz debutó en la pista central, fue aplaudido por el público que le ve ya como una de las principales alternativas los dos dominadores de los últimos años, el español Rafa Nadal y el serbio Novak Djokovic.

El Milan levanta el ‘Scudetto’ once años después

La parte 'rossonera' de Milán volvió a sonreír. Su equipo, imparable en este tramo final de temporada, decisivo, echó el resto para conseguir un 'Scudetto' histórico, el décimo noveno en su historia, el primero de una década que se antoja, como mínimo prometedora, ante el Sassuolo con un contundente 0-3.

Llegó dependiendo de sí mismo el Milan. Un punto les hacía campeones, pero el vértigo de una nueva sorpresa en esta inesperada Serie A, igualada en todo lo posible hasta esta última jornada, sobrevoló la cabeza de los teóricos visitantes en Sassuolo, seguidos por una marabunta de ‘tifosi’ milanistas que recrearon San Siro.

Pero no dio pie a la duda el Milan, ni un solo minuto. Atropelló a un Sassuolo que ya no se jugaba nada y cerró el campeonato en la primera mitad, dejando en el segundo tiempo para abrazos, sonrisas, cánticos y celebraciones.

El portugués Rafael Leao volvió a demostrar que es muy superior físicamente. El jugador ha explotado en la temporada justa para el Milan, y hoy volvió a ser clave en el partido más importante. Robó en el medio campo, condujo y regaló el primero, en el minuto 15 al francés Olivier Giroud, que ha estado en todas las grandes citas.

Pero es que Leao volvió a hacer lo propio a la media hora. Impuso su físico, robó en zona peligrosa, bailó a dos defensores ‘neroverdi’ y regaló, de nuevo, otro balón a un Giroud que volvió a estar bien situado. Un ‘deja-vu’ desató la locura en Sassuolo, pero de la afición ‘rosonera’, que se veía campeona.

Y tres minutos después, el Mapei Stadium de Sassuolo pareció definitivamente San Siro. Leao completó su ‘hat-trick’ de asistencias cuando llegó a línea de fondo y dejó atrás para que Kessié, como un terremoto entrando desde atrás, fusilara y sentenciara el partido.

La segunda parte quedó en una anécdota. El trabajo estaba hecho, el Milan se dejó llevar y, aunque dominante, no fue lo mismo que en la primera mitad. El técnico Stefano Pioli, artífice en gran parte de este Milan, se abrazó con cada uno de los cambios que fue haciendo.

Los jugadores le celebrabann, un entrenador que sin hacer ruido se ha ganado al vestuario y ha dado en la clave para subir un escalón más, siempre de la mano de un excelso Leao, a este Milan. Se quitó el peto de suplente Ibrahimovic y se celebró en la grada como si del 0-4 se tratara.

El sueco ha sido un hombre fundamental en el vestuario y aunque esta temporada no ha sido tan decisivo en el campo por culpa de las lesiones, la afición le tiene un cariño inmenso. Por un momento, pareció la más perfecta de las tardes, pero el asistente levantó la bandera justo cuando Ibra empezaba a levantar su gol.

Pioli se desató desde el banquillo. Levantó los brazos, se echó agua con sus compañeros, animó a la grada. El Milan era campeón, nada podía impedirlo, la gesta estaba conseguida.

Once años después, el Milan celebra ser campeón de Serie A. Es el décimo noveno de su historia, el primero de esta generación que apunta a traer más éxitos.

Pitó el árbitro, celebró el Milan. Los jugadores eran los únicos que no iban de rojinegros en el campo, se les diferenciaba bien con su segunda equipación durante la invasión de campo de los suyos, que más de un decenio después vuelven a lo más alto.