Paraguay cae en semifinales y ahora va por el tercer puesto

Paraguay no pudo con su objetivo de llegar a la final de la Eliminatoria de Fútbol de Playa y perdió esta tarde con Uruguay. Ahora jugará por el tercer puesto con el vencedor de Brasil con Colombia.

El marcador fue de 4-3 para la Celeste. Los tantos para el seleccionado guaraní fueron de Gustavo Benítez, Carlos Carballo y Luis Ojeda.

La derrota le impide a Paraguay hacerse de manera directa de un cupo al mundial de Rusia. Necesita para eso quedarse con el tercer puesto del torneo.

Ese puesto lo dirimirá este domingo a las 13:30 horas con el que resulte perdedor de la brega que van a sostener Brasil y Colombia.

 

Consigue mínima ventaja, aguanta y se mete a las semifinales

Brasil, con lo justo y necesario superó a Chile para instalarse en la ronda de semifinales de la Copa América, donde medirá a Perú, que a su vez sacó de la ruta a Paraguay.

Apenas inició el segundo tiempo del partido celebrado en el Nilton Santos de Río de Janeiro, Lucas Paquetá cerraba una jugada armoniosa en ataque con gran calidad.

Tras varios toques entre él y Neymar, el jugador de Olympique de Lyon de la Ligue 1 de Francia acomodaba en el área y fusilaba a Claudio Bravo para la diferencia que no se alteró.

Chile iría a empatar en algún momento del segundo tiempo pero una posición adelantada impedía que al menos, el trámite sea tendiente a una definición por penales.

Brasil supo sostener la ventaja con mucho esfuerzo, porque la Roja presionó como pudo y lo mantuvo en zona defensiva hasta el final del encuentro.

Y sobresale su capacidad de abroquelar la marca porque a los 48’, Gabriel Jesús se fue expulsado por una alevosa patada al rostro de Eugenio Mena, pero eso no hizo mella y el próximo lunes, en el mismo escenario medirá a Perú por las semifinales.

 

“Todo estuvo en contra nuestra y los penales no premian lo hecho en la cancha”

Eduardo Berizzo consideró que el partido celebrado con Perú mereció una mejor suerte y que la definición en penales no es el reflejo del gran esfuerzo que hicieron los futbolistas en cancha.

“En dos acciones nos dan vuelta el marcador pero supimos entender el partido y jugarlo. Me siento orgulloso, lecciones como estas nos deben enseñar a fortalecernos”.

Eso manifestó el seleccionador de Paraguay una vez acabado el partido, en el que tras la definición en penales quedó sentenciada la eliminación de la Albirroja.

Berizzo consideró que “lo que ha pasado dentro del partido ha sido muy bueno” en cuanto a la entrega y la manera de encarar que tuvo Paraguay a su rival.

“Nos lo llevamos por delante. No hubo desgaste y obvio que los árbitros incidieron en el desenlace, pero no voy a comentar al respecto”, dijo.

Insistió en que “si de algo me puedo enorgullecer es del coraje, la conducta y la convicción. Con diez jugadores todo estaba en contra nuestra”.

“Pero nos recuperamos, empatamos dos veces y los penales no premian el gran esfuerzo que hizo el equipo”, indicó.

Lamentó que “nos expulsan un jugador por protestar, cosa que en el fútbol actual no se ve más. Pero me quedo con el gran trabajo colectivo”.

Paraguay empató 3-3 en tiempo normal y luego desde los doce pasos terminó perdiendo 4-3. Berizzo admitió el buen trabajo del adversario, pero entendió que lo hecho por los suyos opacó al oponente.

“Perú juega bien, no lo dejamos moverse cómodamente. No les permitimos que nos dominen y empatarlo dos veces habla de méritos propios que de cosas mal hechas por ellos”, refirió.

Dijo que “jugamos como lo planeamos. Aprovechamos bien el tiempo compartido en estos sesenta días" y que “la expresión colectiva se vio reforzada con la agresividad”.

“Ahora empezaremos a pensar en las Eliminatorias. La Copa América nos deja conclusiones buenas y un reforzamiento de la convicción en la manera de jugar”, manifestó.

 

Sacado, Gómez se le planta a Ostojich: “Vení si sos hombre”

Gustavo Gómez fue expulsado en el compromiso que Paraguay jugó con Perú en Brasil por la Copa América. El juez uruguayo lo echó por una falta que en las cámaras de televisión no se ve.

Sobre cierre del encuentro en su primera etapa, el zaguero de Palmeiras divide una pelota con Gianluca Lapadula y se le impone.

El peruano finge un manotazo al rostro que en las repeticiones no se ve que haya habido. Pero el incaico hace lo tradicional que es disimular para engañar al juez.

Ostojich “compra” la falta, amonesta a Gómez quien ya estaba con una amarilla encima y lo echa. Esto produce una reacción del paraguayo que lo encara con vehemencia.

Al salir de la cancha lo espera en el acceso a los vestidores, donde lo desafía a viva voz. Tuvo que ser sacado por sus compañeros y el entrenador Eduardo Berizzo, a quien se oye que dice “llevalo a Gustavo.