PSG logra su primer título de la mano de Pochettino

El entrenador argentino Mauricio Pochettino logró este miércoles su primer título con el Paris Saint-Germian, la Supercopa de Francia, en una victoria por 2-1 ante el Olympique de Marsella tras un emocionante encuentro que vio el retorno de Neymar un mes después de su lesión.

El equipo parisino salió atacando, creando peligro pero sin ocasiones claras, con sus dos volantes, el español Herrera y el argentino Paredes, muy activos moviendo al equipo y ofreciendo pases para las penetraciones de Di María y Mbappé.

Un fuera de juego claro de la joven estrella francesa impidió que subiera al marcador para los parisinos un tanto de Icardi (22).

Los marselleses no crearon peligro de verdad, con un Payet demasiado aislado y sin que le llegaran balones. La única ocasión del OM en la primera parte fue un tiro lejano de Kamara en el minuto 29 que fue detenido sin problemas por Keylor Navas.

Dueño del balón (66 % de posesión en esta primera parte), el PSG fue aumentando la presión sobre el OM, con varias ocasiones de peligro hasta que Icardi abrió el marcador.

Fue gracias a un pase muy medido de Di María, que permitió al italiano conectar un remate de cabeza mal rechazado por Mandanda. El propio Icardi aprovechó el regalo para remachar a gol.

Salió más ambicioso el OM en la segunda parte, con una presión alta que le permitió sacudirse el dominio parisino y llevar el protagonismo.

Los de Marsella crearon peligro en los primeros minutos, aunque no lograron materializar sus oportunidades, entre las que estuvo un remate de cabeza del defensa central Álvaro González a la salida de un córner.

Neymar reapareció justo un mes de sufrir una lesión ante el Olympique de Lyon.

También con el carrusel de cambios, el lateral español Pol Lirola, llegado ayer al OM, debutó mediada la segunda parte, y recibió una tarjeta a los pocos minutos por una entrada sobre Neymar, quien creó muchos problemas a la defensa marsellesa.

A pesar del mordiente que aportó inicialmente el argentino Benedetto tras salir al campo, el OM fue perdiendo fuelle poco a poco y el PSG se animó a intentar buscar la sentencia con rápidos contraataques.

Y lo que parecía la sentencia llegó en un penalti que el portero suplente marsellés Pelé hizo a Icardi y que transformó Neymar.

Pero la estrella marsellesa, Dimitri Payet, logró dar emoción a los minutos finales al marcar el 2-1 en el 89 tras un buen movimiento de Lirola, muy activo en ataque durante los minutos que estuvo en el campo.

Los cinco minutos de la prolongación vieron un Olympique volcado en ataque en busca del empate con varias ocasiones claras marradas en el remate, incluyendo una de Thauvin justo antes del pitido final.

El resultado selló no solo el primer título de Pochettini con el PSG, sino también el octavo título consecutivo de Supercopa de Francia para el equipo de la capital.

 

Ter Stegen lleva al Barcelona a la final de la Supercopa de España

Barcelona consiguió clasificarse para la final de la Supercopa de España tras derrotar por 2-3 en los penales a la Real Sociedad en partido disputado en el estadio Nuevo Arcángel de Córdoba y que concluyó con 1-1 tras el tiempo reglamentario y la prórroga.

El Barcelona logró adelantarse en la primera parte con un gol en el minuto 39 de Frenkie De Jong. En la segunda parte, la Real Sociedad equilibró el marcador en el minuto 50 gracias a un gol marcado por Mikel Oyarzabal de penal por mano de De Jong.

Ambos equipos acumularon llegadas al área rival, pero el marcador no se movió y se llegó al tiempo de prórroga (1-1), en el que la ocasión más clara fue para la Real Sociedad.

En los lanzamientos de penalti, Ter Stegen detuvo el de Bautista y De Jong disparó al palo. El alemán le volvió a parar a Oyarzábal y Dembelé adelantó al Barça. William José estrelló la pelota en el palo y Pjanic anotó el segundo de los azulgranas. Merino anotó y Griezmann envió alto. Tras marcar Januzaj, Riqui Puig metió al Barça en la final.

 

Boselli dice que Cerro Porteño le recuerda al León mexicano

El experimentado delantero argentino Mauro Boselli afirmó este miércoles que su nuevo equipo, Cerro Porteño, le recuerda por el nivel de juego a su antiguo equipo, el León mexicano, del que fue goleador.

Boselli, de 35 años, fue presentado como el más importante refuerzo azulgrana para la temporada 2021 en la que los de Francisco ‘Chiqui’ Arce tienen que disputar los torneos Apertura y Clausura, así como la Copa Libertadores.

“Creo que es una situación similar a la que tuve años anteriores antes de firmar con León de México, un equipo armado con un padrón de juego y que el falta esa pieza adelante para tratar de terminar la jugada”, expresó Boselli en un vídeo socializado por el Ciclón de Barrio Obrero.

Agregó que "la forma de jugar de Cerro" le permitió “hacer muchos goles en México” y que ésa fue la clave para finiquitar su pase a uno de los equipos más poderosos del país “más allá de lo “que es el club como institución y como equipo dentro de Sudamérica”.

El ariete se definió además como un “nueve de área, al que le gusta tirarse atrás para formarte ser parte de la generación de la jugada, para después terminarla”.

Boselli, que procede del Corinthians brasileño, destacó que su principal expectativa es volver recuperar el nivel habitual, que perdió al sufrir una lesión grave en el rostro.

En la Libertadores de 2021, Cerro Porteño arrancará desde la fase de grupos como campeón del torneo Apertura 2020, disputada sin público por las restricciones sanitarias vigentes hasta ahora por la pandemia del nuevo coronavirus

 

Gustavo Gómez podría volver a tiempo para la gran final de la Libertadores

El capitán del Palmeiras, el paraguayo Gustavo Gómez, no tendría -en principio- dificultades para recuperarse de la lesión que sufrió anoche y llegaría a pleno para el 30 de enero, cuando se defina en Río de Janeiro el título de la Copa Libertadores de América 2020.

La prensa brasileña indica que el zaguero de la Albirroja reporta “una lesión en la ingle izquierda” luego de someterse a los estudios correspondientes.

La dolencia no tardaría más de 10 días en ser superada, tiempo suficiente para el jugador compatriota pueda restablecerse del todo y jugar la gran final de la Libertadores, donde el Palmeiras medirá a Boca o al Santos, que definen hoy su llave.

Antes de pensar en la final, Palmeiras volverá a jugar el viernes ante el Grêmio por el Campeonato Brasileño.