Ramón quiere recibir a Boca Juniors en Tuyucuá

Al entrenador de Libertad, el argentino Ramón Díaz, le agrada la idea de ejercer la localía por Copa Libertadores ante Boca Juniors en el estadio Dr. Nicolás Leoz.

El estratega gumarelo cree que los equipos paraguayos pueden sacar provecho del ritmo de competencia que van ganando, muy por delante de los argentinos, quienes volverán a los entrenamientos colectivos el próximo 10 de agosto.

“Nosotros podríamos tener una ventaja, ya que estamos practicando hace dos meses, en relación a otros países”, dijo hoy en charla con Futgol.

Libertad recibirá al vigente campeón argentino, Boca Juniors, el 17 de septiembre, por la tercera fecha de la fase de grupos de la Copa Libertadores de América.

Y aún no hay estadio confirmado para esta atractiva cita, pero Ramón tiene sus preferencias. “Es decisión del club donde jugar la Copa Libertadores, particularmente me gustaría jugar en nuestra cancha”, alegó.

Antes del compromiso copero, Libertad se debe centrar en recuperar el ritmo que ostentó antes del parón por la crisis del COVID-19. Malgastó su ventaja y hoy día comparte el liderato del certamen local con Olimpia y Guaraní, seguidos muy de cerca por Cerro Porteño.

 

Hablan de un “caso indeterminado” de COVID-19 en Olimpia

Alarma en el plantel franjeado. El cuerpo médico reconoció la existencia de un “caso indeterminado” de COVID-19 entre los futbolistas del primer equipo.

El doctor Ricardo Quintana indicó que las muestras corresponden a los testeos de ayer.

“Sí. Se trata de un indeterminado”, confirmó en charla con radio Unión. El jugador fue puesto en cuarentena y hoy se tendrán los resultados finales.

Según versiones periodísticas, el atleta afectado no es uno de los habituales principales del equipo dirigido por Daniel Garnero, por lo que el partido de mañana ante General Díaz no correría peligro.

La Asociación Paraguaya de Fútbol emitirá un comunicado al confirmar, o descartar, el referido caso.

 

Hubo reunión “motivacional” entre árbitros y Elizondo

Los árbitros de Primera División mantuvieron ayer una reunión con el director del departamento de árbitros, Horacio Elizondo, donde tocaron varios temas que encierran a la creciente desconfianza hacia los mismos por los errores que se vienen dando.

El árbitro Eber Aquino confirmó la existencia de la cumbre y mencionó que Elizondo participó.

En este sentido, Aquino afirmó que no habló “de ningún partido polémico” y que fue más “una reunión motivacional”. “Nos preguntaron si nos estaba incomodando algo”, detalló el réferi hoy en charla con radio Cardinal.

Los errores de las últimas fechas han calado hondo en la dirigencia deportiva. A las protestas de River y Guaireña se sumó el pedido de Libertad, que entró con todo y solicitó la destitución de Horacio Elizondo de la dirección de árbitros.

“Por ahí nosotros estamos mal interpretando alguno delineamientos, pero la regla nunca cambió”, reconoció Aquino, haciendo un mea culpa por la roja que le perdonó a Sergio Otálvaro y José Leguizamón, jugadores de Olimpia, en Villarrica.

“La actitud es fundamental en esto. En nuestro trabajo hay algo de eso (suerte). Esa especie de mala racha que venimos teniendo a algunos les puede afectar más que a otros, la ansiedad de repente juega en contra”, alegó.

La recomendación es "no apartarse de las reglas de juego" y tampoco interpretar a "rajatabla, porque no es así", zanjó el árbitro FIFA.

 

El Brasileirao 2020 arranca con el coronavirus aún en expansión

Con tres meses de retraso con respecto a la fecha prevista, el Campeonato Brasileño 2020 comienza este sábado a pesar de que el país registra un promedio diario de 1.000 muertes causadas por una pandemia del coronavirus que sigue fuera de control en algunas regiones.

La situación en Brasil es dramática, con cerca de 100.000 fallecidos relacionados con la COVID-19 y casi tres millones de casos confirmados, pero el fútbol ha decidido que "el show debe continuar" con el beneplácito de las federaciones, los clubes, las autoridades locales y del presidente Jair Bolsonaro.

Los 20 equipos de Primera División, que también se vieron afectados por la crisis sanitaria con multitud de positivos entre sus plantillas, como ha sido el caso del Corinthians, deberán seguir el protocolo sanitario elaborado por la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF).

El telón de la competición se levantará con los estadios vacíos, asistencia de personal limitada, y sus protagonistas, los futbolistas, tendrán que pasar por test de detección del virus antes de cada jornada, los cuales serán costeados por la confederación.

No obstante, en las directrices, recogidas en un documento de 60 páginas, la CBF no especifica cómo actuar si surge un brote de coronavirus en un equipo, ni qué ocurrirá con los partidos que se vean afectados en ese escenario.

Pero sí ha fijado guardar un minuto de silencio antes de cada encuentro "hasta el final de la temporada 2020".

El inicio de la Liga culmina el retorno de las competiciones futbolísticas en Brasil, un polémico proceso que comenzó a mediados de junio con la vuelta progresiva de los torneos regionales de cada estado brasileño.

De hecho, tres partidos de esta primera jornada han tenido que ser aplazados debido a que Corinthians, Palmeiras y Bahía todavía tienen que jugar las finales de sus respectivos torneos locales.

Aún hoy siete de los 27 estados brasileños registran un tendencia al alza en el número de muertes por la COVID-19: Paraná, hogar del Athletico Paranaense y Coritiba; Río Grande do Sul (Gremio e Internacional); Santa Catarina, Minas Gerais (Atlético Mineiro), Mato Grosso do Sul, Tocantins y Río Grande do Norte.

En otros diez se mantiene estable, entre ellos en el estado de Sao Paulo, el más azotado por la pandemia (casi 25.000 muertes y 600.000 contagios) y sede de Corinthians, Palmeiras, Santos, Sao Paulo y el ascendido Bragantino.

El resto, incluido Río de Janeiro, el segundo más afectado en números totales y donde se encuentran Flamengo, Fluminense, Botafogo y Vasco da Gama, presenta, sin embargo, una curva en el número de óbitos a la baja.

TORRENT VERSUS SAMPAOLI EN LA PRIMERA JORNADA

En el plano deportivo, el Flamengo del paraguayo Robert Piris da Motta intentará revalidar el título que ganó con enorme superioridad en 2019 a los mandos de Jorge Jesus.

No obstante, el técnico portugués, después de renovar en junio pasado por un año más, decidió abandonar la disciplina rubro-negra y marcharse al Benfica de su país, donde triunfó en el pasado y obtuvo reconocimiento internacional.

En su lugar ha llegado el español Domènec Torrent, mano derecha en los banquillos de Pep Guardiola, con la incógnita de si el estilo de toque y posesión va a cuajar en una plantilla que basa su potencial en la verticalidad y la rapidez.

El conjunto carioca comenzará la defensa del título el domingo en el Maracaná frente al Atlético Mineiro de los paraguayos Junior Alonso y Ramón Martínez que ahora dirige el argentino Jorge Sampaoli, quien decidió seguir entrenando en Brasil tras su problemática salida del Santos.

La directiva del club de Belo Horizonte decidió confiar en el exseleccionador de Chile y Argentina después del fracasado y fugaz paso del venezolano Rafael Dudamel.

Entre los favoritos al título también destaca el Palmeiras del paraguayo Gustavo Gómez, al que volvió el experimentado Vanderlei Luxemburgo, extécnico de Brasil y del Real Madrid, y entre cuyas filas milita Gabriel Verón, el extremo diestro de 17 años considerado una de las mayores promesas de su generación.

Otros candidatos a proclamarse campeón son; Gremio, aún con el atacante Everton 'Cebolinha' como su máxima estrella, a la espera de su posible traspaso a un club europeo; Corinthians, que parece haber recuperado el vigor defensivo de temporadas pasadas; y Sao Paulo, que cuenta con la experiencia del capitán de la Canarinha Daniel Alves y el español Juanfran.

Partidos de la primera jornada del Campeonato Brasileño 2020:

- Sábado: Fortaleza-Athletico Paranaense, Coritiba-Internacional y Sport-Ceará.

- Domingo: Flamengo-Atlético Mineiro, Santos-Bragantino, Goiás-Sao Paulo y Gremio-Fluminense.

- Aplazados: Botafogo-Bahía, Palmeiras-Vasco da Gama y Corinthians-Atlético Goianiense.