Raúl Bobadilla da positivo a las pruebas de covid

El atacante paraguayo de Fluminense Raúl Bobadilla fue puesto en aislamiento en razón de que dio positivo a las pruebas de covid-19.

Así lo informa la cuenta oficial del club brasileño, que prepara su compromiso de Copa Libertadores de América este martes con Cerro Porteño.

Bobadilla venía entrenando con normalidad, hasta que se realizó las pruebas de PCR ante las primeras manifestaciones.

Ahora se encuentra en aislamiento de manera a acelerar el proceso de recuperación.

 

Otra vez debe dar vuelta en Brasil y cobrar factura de hace 12 años

Cerro Porteño no solo mide a Fluminense con el objetivo de sortearlo y avanzar de ronda en la Libertadores. Entre los dos quedó una deuda pendiente que anuló al Ciclón su primera final internacional.

Esa deuda data del 2009, cuando en semifinales de la Copa Sudamericana, Fluminense tuvo una heroica remontada que le dio el paso a la final.

En la ida celebrada el 12 de noviembre del 2009 en el estadio azulgrana, el equipo dirigido por Cuca se impuso 1-0 con gol de Fred a los 76’.

La revancha se jugó el día 19 en el Laranjeiras de Río de Janeiro. A los 7’ minutos, Luis Cardozo adelantaba a Cerro Porteño y esa ventaja significaba paridad global.

Fluminense procuró por todos los medios empatar ese juego pero le fue prácticamente imposible. Hasta que a los 90’, Gum aprovechó un mal despeje de la defensa azulgrana y puso el 1-1.

Allí se desmoronó la fe azulgrana. Quedaban segundos para el final, los penales ya no eran posibles y en un ataque cerrista, Diego Barreto mismo fue al frente pero Fluminense despejaba un balón largo.

Barreto estaba en el mediocampo y fue encarado por Alan Carvalho. Su falta de oficio de marcador le pasó factura y Alan lo eludió y cerró el partido a los 94’.

No hubo más que hacer. La indignación y la frustración fue tan grande que jugadores de Cerro se prestaron a un escándalo pugilístico con los rivales que quedó en el recuerdo.

Con ese antecedente va Cerro Porteño a buscar la heroica, ya que en la ida, como en aquél 2009 perdió de local, tocándole la misión de dar vuelta. Si es que puede.

 

Cerro está en Río a la espera de dar el gran golpe

El plantel profesional de Cerro Porteño emprendió viaje con destino a Brasil para encarar la revancha de Copa Libertadores de América con Fluminense.

Ese encuentro está marcado para este martes a las 18:15 horas en el Maracaná de Río de Janeiro.

En la ida, Fluminense se impuso 2-0 y complicó enormemente la serie al conjunto paraguayo, que como mínimo requiere marcar tres goles y no recibir ninguno.

Por cada uno que reciba deberá hacer tres y así, su vida útil en la Libertadores de este año estará condenada a la caducidad.

El juego de este martes será el tercero en menos de una semana, dado que el jueves animó Copa Paraguay y el viernes el Clausura.

 

EEUU gana la Copa de Oro y deja a Tata sin ganar su sexta final

En la final de la Copa de Oro entre Estados Unidos y México, la mejor suerte fue para el representativo dirigido por Gregg Berhalter. El ex seleccionador de Paraguay volvió a fracasar en una definición suprema.

Con gol de Miles Robinson a los 117’ minutos, Estados Unidos se coronó campeón y se alzó con su séptima corona.

De paso impidió que México, el mayor ganador de las ediciones de la Copa de Oro de la Concacaf se quede con su duodécima conquista.

Fue la sexta final a nivel de selecciones para el entrenador argentino de México, quien asimismo perdió una final de Copa América con Paraguay en el 2011, la primera de su historial.

Después se le escaparon dos finales de Copa América con Argentina en los años 2015 y 2016. Con México y ante el mismo rival de este fin de semana perdió la final de la Liga de Naciones de Concacaf.

Además de esta nueva que acaba de perder, Martino sucumbió en la final de la Copa del Rey con Barcelona en el 2014, totalizando seis finales improductivas para él como director técnico.

En el historial de conquistas, México tiene once coronas y Estados Unidos siete. Entre sí protagonizaron seis finales desde 1993, siendo cinco para los charros (1993, 1998, 2009, 2011 y 2019) y dos para los norteamericanos (2007 y 2021).

En el 2000 fue la última edición en la que al menos uno de los dos equipos no llegaron a una final. A partir del 2002 se disputaron once ediciones de la Copa de Oro y en ese trecho se encontraron cinco veces.

Mientras que Estados Unidos llegó nueve veces y México siete. Esta conquista estadounidense fue la venganza del ciclo 2019, en el que el seleccionado hoy dirigido por el ex Libertad y Cerro Porteño ganó la que fue la vigésimoquinta versión.