River vence a Boca en el Monumental con Rojas de titular

River Plate le ganó 2-1 hoy a Boca Juniors en el Monumental de Núñez con la presencia del paraguayo Robert Rojas todo el partido.

River volvió a ganarle a Boca de local por el torneo argentino después de 11 años.

Desde el minuto inicial, los dirigidos por Marcelo Gallardo se hicieron con el control del balón y crearon las mejores situaciones de gol. Incluso provocaron a los xeneizes, sobre todo a Marcos Rojos, quien vio dos tarjetas amarillas en menos de un minuto y se ganó la roja por una dura infracción en contra de un futbolista millonario.

El talentoso Julián Álvarez hizo dos goles (25’ y 43’) y encaminó el triunfo anfitrión. El peruano Carlos Zambrano descontó en la última jugada (93’).

El paraguayo Robert Rojas formó de titular en River y terminó el partido en buenas condiciones y sin ver la tarjeta amarilla.

El festejo de los hinchas y de los jugadores fue muy intenso. A un costado, Marcelo Gallardo disfrutó emocionado de esa celebración, lo que da pie a las teorías de que podría dejar el club de la banda roja a fin de temporada.

Por su lado, Rojas prepara maletas porque en las próximas horas se lo espera en el Centro de Alto Rendimiento de Ypané, donde la selección paraguaya comienza el operativo con las miras puestas en la triple jornada clasificatoria (Argentina-Chile-Bolivia) a Catar 2022.


 

El Leverkusen da caza al Bayern

El Bayer Leverkusen aprovechó la derrota del Bayern Múnich ante el Eintracht Fráncfort para darle caza en la cima de la clasificación, tras vencer en el campo del Arminia Bielefeld (0-4) en la séptima jornada de la Bundesliga.

Solo la diferencia de goles mantiene como líder al conjunto bávaro. Pero alentó al Leverkusen, rival del Betis en la Liga Europa, que sumó su segunda victoria seguida y recibirá en el Bay Arena al Bayern Múnich la próxima jornada, a la vuelta del parón por los compromisos de selecciones.

En el choque del Schuco Arena el conjunto del suizo Gerardo Seoane tenía más que encarrilado el triunfo antes de la media hora. Abrió el marcador en el minuto 18, por medio del francés Moussa Diaby, y lo amplió en el 24 gracias al acierto del checo Patrick Schick, artífice del triunfo.

Schick recibió un pase de Florian Wirtz y batió a Stefan Ortega. Después, a la hora de partido, el checo amplió su cuenta y la de su equipo al llevar a la red un pase del neerlandés Jeremie Frimpong. En el tiempo añadido, los visitantes redondearon la goleada con un penalti transformado por Kerem Demirbay.

El marcador deja tocado al Arminia de Frank Kramer, que aún no conoce la victoria y es antepenúltimo en la clasificación. Todo lo contrario que el Bayer Leverkusen, igualado a puntos con el primer clasificado, el Bayern Múnich.

 

Portugal es el nuevo campeón mundial de futsal

La selección de Argentina perdió este domingo la cima del mundo del futsal FIFA, doblegada en la final por sus concesiones, por Portugal, por una controvertida mano que los árbitros no entendieron como penal a su favor, por un poste en el último segundo y por Pany Varela, el goleador decisivo que coronó a su país como campeón del planeta y frustró a la Albiceleste, lastrada por la expulsión de Borruto (1-2).

Su roja en el minuto 13 marcó la final. No hay excusas. Tan imprudente como innecesaria, tan antideportiva como frustrante, aún Borruto le estará dando vueltas al porqué del puñetazo que propinó a la altura del abdomen a Ricardinho en una conducción del astro luso en su propio terreno, lejísimos de la portería de Nico Sarmiento.

No la vieron en primera instancia los árbitros, pero el Mundial 2021 ofrece la oportunidad de pedir la revisión de vídeo. Lo hizo el técnico de Portugal, Jorge Braz, de inmediato, mientras se dolía en el suelo Ricardinho, atendido sobre la pista… Y mientras Borruto ya sentía el temor de lo que ocurrió en cuanto los colegiados observaron el golpe que le dio, sin ninguna aparente explicación.

Expulsión sin discusión, por muchas protestas del propio Borruto y por mucha reclamación posterior del banquillo argentino sobre una acción anterior, desestimada de nuevo por los árbitros. Una circunstancia decisiva a esas alturas de partido, a 7:22 del final del primer tiempo, que terminó con el 0-1 de Portugal: Pany Varela.

Su derechazo cruzado batió a Nico Sarmiento justo cuando los dos minutos en inferioridad numérica por la expulsión de Borruto apuraban sus últimos segundos, con lo que supuso la sucesión de ambos contratiempos para Argentina, que antes de la tarjeta roja había sido mejor. Después, en el recorrido al intermedio, no. Ni siquiera en igualdad. Y luego, por momentos, sí, en el segundo acto.

Aunque sí se sobrepuso, reaccionó y recuperó el ritmo del partido, jamás igualó el marcador Argentina, porque tal concesión adquiere una dimensión enorme en una final del Mundial. Lanzó su ofensiva, mientras Nico Sarmiento sostenía a su equipo dentro del choque cuando Portugal diseñaba cada respuesta en el otro marco.

Desde la estrategia, Pany Varela acertó con el 2-0 a 12 minutos y 26 segundos del cierre del choque, pero Argentina contestó de inmediato: en 8 segundos, Claudino anotó el 1-2. Y luego tuvo Edelstein el 2-2, pero falló a portería vacía una ocasión que casi nunca se falla, y también Claudino, al que se cruzó magnífico Bebe.

Ya en la carrera contra el crono por el empate, entre una tensión máxima, incluso con más de un encontronazo, entre la incertidumbre, entre la emoción, entre la ofensiva de Argentina, entre un penal por mano a su favor que sí lo pareció y que los árbitros denegaron con polémica tras la revisión del vídeo a dos minutos del final y con un último tiro al palo en el último segundo. No hubo forma de impedirlo. Portugal y Ricadinho son los nuevos campeones del mundo.

 

De Bruyne sostiene al City en Anfield

Un gol del belga Kevin De Bruyne, a ocho minutos del final, evitó una nueva derrota del Manchester City en la Premier, en Anfield, frente al Liverpool (2-2), que se situó en dos ocasiones con ventaja en el marcador, la segunda vez con todo un golazo del egipcio Mohamed Salah, pero que no pudo sellar el triunfo que le hubiera dado el liderato.

El empate es insuficiente para el conjunto de Jurgen Klopp, rival del Atlético Madrid en la Liga de Campeones, desplazado de la cima de la tabla por el Chelsea, que el sábado ganó al Southampton.

Buscó el triunfo el conjunto red. También el cuadro del español Pep Guardiola. El duelo fue vibrante y el marcador incierto hasta el final. La puja por el dominio de la Premier se estrecha. Seis equipos están separados por solo dos puntos.

De los 16 del Chelsea a los 14 del City, United, Everton y Brighton. En medio, con 15, el Liverpool, que tomó ventaja a la hora de juego cuando el senegalés Sadio Mané llevó a la red un balón recibido de Mohamed Salah.

Hasta ese momento ambos equipos tuvieron alternativas, pero la falta de acierto dejó inalterable el marcador.

El Manchester City reaccionó al contratiempo propiciado por Mané y, diez minutos después, logró el empate con el gol de Phil Foden, a pase de Gabriel Jesús.

Recuperó la iniciativa en el marcador el Liverpool gracias a una genialidad de Salah, en el 76. El egipcio pilló el balón fuera del área, recortó un par de veces a sus defensores y, escorado, con la derecha cruzó haciendo inútil la estirada del meta visitante.

Pero el City mostró que tiene gol y también talento. Y cinco después, Kevin De Bruyne, de potente disparo que tocó en Matip y recogiendo un rechace de la defensa local, apareció para rescatar al conjunto de Guardiola, sumar un punto y mantener las expectativas citizen en la Premier.