Roque: Lo que se vivió anoche es parte del folclore del fútbol y que no fue algo personal

Roque Santa Cruz, volvió anoche a la cancha de Olimpia, pero defendiendo la casa de Libertad y fue recibido muy bien por sus ex compañeros, pero desde las gradas hubo silbidos y rechazo, sin embargo para el delantero eso es parte del folclore del fútbol, pero dice que no le afectó.

En una entrevista dada radio Monumental Roque recordó lo que vivió en el partido que empataron con Olimpia y dijo que se sintió muy bien por el recibimiento de sus ex compañeros, habló que la foto grupal que se tomaron con él y que se agradece mucho y aclaró que él no sabía nada de ese gesto. “Estuve saludando a todos mis amigos y parte de los jugadores que estaban en el lugar me pidieron salir en una foto y es un gesto muy lindo de mis amigos que me mostraron su apoyo, ellos saben todo lo que pasamos juntos y estoy muy agradecido. Yo no sabía nada de la foto, creo que entre ellos lo pudieron hablar antes, pero yo me enteré en ese momento”, refirió Roque. Sobre el recibimiento con silbidos desde las gradas, Roque trató de minimizar el hecho y señaló que la hinchada sabía del partido que se venía y que todo lo que ocurrió en las gradas forma parte del folclore del fútbol y que no fue algo personal. El atacante dijo que más bien eso fue para tratar de ejercer presión ante un encuentro que iba a ser muy intenso y que trataron de pasarnos la presión a nosotros. El fútbol no es algo personal, volvió a repetir Santa Cruz, para señalar que tiene muchos amigos olimpistas dentro del club y en la calle que siempre lo tratan bien porque saben que cuando estuvo en la entidad dio todo y que se formó en ella, pero que un futbolista debe buscar siempre jugar y mientras pueda y tenga ganas siempre va a buscar una alternativa para seguir jugando. Anoche Santa Cruz tuvo tres jugadas claras para marcar un gol, pero no se dio, al ser consultado si iba a gritar la conquista de haberse concretado, el atacante señaló que iba a festejar si marcaba un gol por el esfuerzo que ellos como equipo hacen, pero que iba a ser mesurado y con mucho respeto, por su paso por la entidad franjeada.

Robert Rojas volvió a la titularidad de River con un gol

Robert Rojas, volvió a la defensa de River de la Argentina, luego de superar una lesión y lo hizo de la mejor manera con un gol que selló el triunfo del equipo de Marcelo Gallardo, sobre Newell's Old Boy.

Rojas quien se perdió los dos primeros juegos de su equipo ayer regresó con todo, aportó marca, salida y selló todo con un gol a los 77 minutos del segundo tiempo que le permitió a River ampliar la ventaja mínima que tenía en un juego más que complicado. Newell’s que hizo de local en Rosario le planteó un juego complicado a River que tuvo que salir de su habitual esquema tocar y manejar el partido, para tener que primero poder plantarse en el terreno y de a poco imponerse. Eso recién se dio en la segunda etapa cuando el colombiano abrió el marcador a los 72 minutos de juego, desde ahí el local se abrió y dejó espacios para que cinco minutos después el “Sicario” logre materializar en gol un contragolpe. Robert Rojas marcó su gol número nueve en 62 partidos con el equipo de la banda roja, número que son muy altos por tratarse de un defensor. Con este triunfo River se coloca como segundo en la Zona A con seis puntos, uno menos que el puntero Platense.

Lo que dejó la tercera fecha del Apertura

Dos punteros, el debut de Marcelo Moreno Martins en Cerro, la vuelta de Roque a "Para Uno" pero con otra casaca y la alarma roja en varios equipos que están en el fondo de la tabla sin poder conocer la victoria.

La tercera fecha del Apertura tenía como duelos resaltantes los de Cerro vs Guaraní y Olimpia vs Libertad y ambos cotejos no decepcionaron. En el primer encuentro del sábado el Ciclón se impuso con contundencia por 2 a 0 a un desorientado equipo Aborigen, que suma solo un punto en tres partidos y lo más alarmante es que no marcó un solo gol En ese encuentro se dio el esperado debut del boliviano Marcelo Moreno Martins quien jugó 20 minutos mostró poco, se notó que todavía no está en sintonía con sus compañeros de equipo. En Guaraní una vez más el desorden y la falta de juego colectivo le pasó factura, dejándolo en los últimos lugares de la tabla. En el partido que cerró la fecha Olimpia y Libertad, ambos no se guardaron nada, gran marco de público cuatro goles, emociones por ambos lados, la vuelta de Roque y expulsiones marcaron la igualdad. Olimpia mucho empuje, buen juego por pasajes del encuentro, pero Libertad lo fue superando de a poco, al final un gol anulado por posición adelantada de Óscar Cardozo, marcó un final electrizante. En lo que respecta a la tabla de puntuación Resistencia y Cerro Porteño son únicos líderes con 9 puntos, Libertad y Sol, son los escoltas con 7 puntos, con 5 puntos quedó Olimpia, con 4 puntos están General Caballero y 12 de Octubre, mientras Guaraní, Guaireña, Tacuary y Nacional sólo cosecharon un punto producto de un empate y dos derrotas, pero el más comprometido es Ameliano que no pagó un solo juego.

Olimpia y Libertad dejan cuatro goles, dos expulsados y repartija de puntos

Un clásico de los buenos. Cambiante, con goles, emociones y expulsados. Olimpia y Libertad protagonizaron un vibrante empate (2-2) que dejó varios títulos. La tarde de Roque, el show de Barboza y Guille Paiva que sigue en romance con el gol.

El esperado lance tuvo lugar hoy en Para Uno por la tercera fecha del torneo Apertura 2022. La presencia de Roque Santa Cruz en el equipo gumarelo otorgó al clima del juego un condimento más que especial, por todo lo que se habló en la previa y por lo que significó su extenso ciclo en el cuadro anfitrión. PRIMERA ETAPA El compromiso metió caja quinta de entrada y antes de los 15’ ya se habían sucedido increíbles situaciones protagonizadas por Roque, Derlis González, Héctor Villalba, Lorenzo Melgarejo; y amonestados el colombiano Daniel Bocanegra (8’) y Hugo Quintana (10’). La apertura del marcador también llegó temprano. El zaguero argentino Alex Barboza cometió una alevosa mano y Alejandro Silva, de penal (16’), desató la locura en la grada local. A Libertad se le puso cuesta arriba el trámite con la lesión de Hugo Martínez (38’), pero a Olimpia tampoco se le facilitaron las cosas con la amarilla a su segundo volante de contención, el juvenil Marcos Gómez, condicionando la agresividad de los suyos. Sobre el final del primer tiempo, Roque tuvo una tercera opción, y de nuevo erró. Así como González, que puso a bailar a Barboza y no pudo concretar. SEGUNDA ETAPA El clásico siguió igual de interesante en la complementaria. El franjeado no tardó y por poco ensanchó su ventaja con otro remate de Derlis González (47’), y en la siguiente jugada, producto de un tiro libre, apareció Diego Viera para conectar en el segundo palo y sellar el empate (48’). El intercambio de ataques continuó igual de intenso y deparó emociones para ambos bandos. De ida y vuelta, acorde a las expectativas. Una auténtica guerra sin cuartel. Libertad, que pasó a dominar las opciones, dio pie a la remontada con la aparición de Lorenzo Melgarejo (61’). Ya en desventaja en el electrónico, Julio César Cáceres no esperó más y mandó a su goleador, Guillermo Paiva, sobre el minuto 63’. Daniel Garnero retrucó esta movida con la salida de Roque Santa Cruz y el ingreso de Cristian Riveros para reforzar la marca. El cambio de Cáceres no tardó en surtir efecto porque Paiva, nueve minutos después, se elevó en el corazón del área y clavó un certero cabezazo para el 2-2. La cosa se calentó sobre el final. Barboza vio la amarilla (80’) y rozó la roja. El que sí vio su segunda amonestación fue el juvenil Marcos Gómez (82’), que dejó a Olimpia con 10. Barboza no se calmó, agredió a Paiva y se fue del partido con su segunda amarilla. Por el caminó amagó con agredir a un hincha. Libertad con 10, y un cruce de puños que duró un par de minutos. De locos. Tacuara Cardozo, sobre 96’, marcó en posición adelantada (revisión VAR), pero fue desvirtuado. Y no hubo tiempo para más. El blanco y negro se despidió con repartija de puntos y muchos nervios. El espectáculo valió la pena.