Seleccionan a los árbitros para las Eliminatorias de Fútbol de Playa

Las Eliminatorias de Fútbol de Playa que se van a realizar en Río de Janeiro este año tiene a sus árbitros seleccionados. Dos paraguayos están en la nómina general.

El certamen es clasificatorio para el Mundial de Rusia. Se va a disputar entre los días 26 de junio y 4 de julio.

La Confederación Sudamericana de Fútbol seleccionó a los representantes de cada uno de los diez países que irán a arbitrar los partidos.

Silvio Coronel y Gustavo Domínguez van en representación de Paraguay. La selección nacional integra la Serie A.

En la misma están Brasil, Paraguay, Ecuador, Perú y Venezuela. La llave B reúne a Uruguay, Colombia, Chile, Argentina y Bolivia.


 

La Copa América, en manos de la Corte Suprema de Justicia de Brasil

A falta de cinco días para el arranque del certamen de selecciones sudamericanas, la disputa sigue estando en tela de juicio. Precisamente, el desarrollo o suspensión se definirá en 24 horas.

La Copa está marcada para iniciarse el domingo 13 de junio. Brasil, que en principio se negó a presentarse finalmente lo hará, dada la concurrencia confirmada de los principales protagonistas.

Pero la Corte Suprema de Justicia de ese país se reunirá de forma virtual en una sesión especial para estudiar el escenario y las condiciones para el desarrollo del campeonato.

Una de las fundamentales razones es la pandemia de covid-19. Brasil contabiliza 475.000 fallecimientos. Impulsan esta intervención de la CSJ el Partido Socialista y la Confederación Nacional de Trabajadores Metalúrgicos.

Mientras se debate la viabilidad o no de la Copa, el gobierno de Jair Bolsonaro respalda el desarrollo de la misma, pese a la oposición de sectores izquierdistas, derechistas y referentes de la salud.

Al decir de referentes de salud, el ministro de la cartera sanitaria Marcelo Queiroga empero asegura que el torneo no supone riesgos para el país, dado que los protocolos son seguros y garantizados.

 

Luqueño deja ir a su exótica incorporación

Así como Emanuel Adebayor en Olimpia, el japonés Takayuki Morimoto dejó de pertenecer a Sportivo Luqueño, club al que vino para el Apertura pero sin pena ni gloria.

Sin brindar demasiados detalles, el club anunció la salida del nipón en sus cuentas oficiales. Morimoto se va tal cual como llegó: de incógnito.

Tuvo la oportunidad de mostrarse menos de diez minutos en un partido con Nacional en el Arsenio Erico, pero lo hizo cuando el cronómetro estaba por parar.

No le dieron tiempo para mostrar sus cualidades (si las tenía) y hoy es una de las bajas auriazules. Además, su estadía en Paraguay tuvo episodios extradeportivos.

El 17 de marzo pasado fue detenido por protagonizar un accidente con un motociclista. Encima, tras las pericias se comprobó que dio positivo al alcotest.

Morimoto llegó al club con la aprobación del entonces entrenador Luis Escobar, quien resaltó sus condiciones, pero tampoco lo puso en vidriera para comprobarlo. Su salida demuestra que más que un refuerzo se constituyó en una carga para el club.

Otros que no siguen son Emanuel Morales y Walter Araújo.

 

Cristiano, un león enjaulado

Tras vivir uno de los años más duros de su carrera en la Juventus, sin ser protagonista en su competición favorita, la Liga de Campeones, el portugués Cristiano Ronaldo encara la Eurocopa como un león enjaulado, decidido a revalidar el trono de Europa alcanzado en 2016.

Acostumbrado a ser protagonista hasta el final, y en muchas ocasiones a triunfar, en la Copa de Europa, este año Cristiano tuvo que conformarse con una campaña modesta, consideradas las ambiciones iniciales, en la que su Juventus entregó el cetro de campeón de Italia y fue eliminado en los octavos de final de la "Champions" por el Oporto.

El adiós a la Liga de Campeones fue de los más amargos para el luso. Por primera vez en los últimos quince años, fue eliminado en octavos sin poder marcar gol alguno en la fase de eliminación directa.

Fue, además, la segunda eliminación consecutiva en octavos, después de que el Lyon fuera su verdugo en la temporada 2019-2020. No le fue mucho mejor en el 2018-2019, cuando se rindió en los cuartos de final contra el Ajax.

Su temporada en la "Champions" se acabó con solo cuatro goles anotados, todos en la fase de grupos.

Además, su Juventus estuvo contra las cuerdas en la Serie A y logró la clasificación para la próxima edición de la Liga de Campeones en la última jornada, gracias al tropiezo del Nápoles contra el Hellas Verona.

Los dos trofeos conquistados, la Copa Italia y Supercopa italiana, no pueden saciar el hambre ganador de un jugador que quiere seguir haciendo historia con su país y que está extra motivado por encarar el grupo de la muerte de la Eurocopa.

La selección de Francia, campeona del mundo de 2018, y la de Alemania, ganadora del Mundial 2014, retan a Portugal en un grupo completado por la más accesible Hungría.

El seleccionado húngaro será su primer rival, el próximo 15 de junio, mientras a continuación le tocarán Alemania, el 19, y Francia, el 23.

A la espera de dirimir su futuro, con un contrato de 31 millones de euros netos por temporada que expira en 2022 con el Juventus, Cristiano puede contar con una de las selecciones más competitivas del continente, si es posible aún más preparada de la que triunfó en París.

Al grupo campeón en Francia se sumaron piezas de enorme talento como Bruno Fernandes, líder del Manchester United, Joao Félix, media punta del Atlético Madrid campeón de la Liga española, o Diogo Jota, extremo del Liverpool.

Y siguen en el grupo los grandes líderes del pasado, como el defensa Képler Laveran Lima "Pepe", excompañero de Cristiano en el Real Madrid, José Fonte, flamante campeón de Francia con el Lille, o Joao Moutinho, cerebro del centro del campo.

CR7, que cumplió en febrero 36 años, llega a la Eurocopa tras ser coronado como mejor delantero de la Serie A y firmar 29 goles, cinco más que el belga Romelu Lukaku, delantero campeón de Italia con el Inter de Milán.

La Eurocopa le ofrece una gran oportunidad para recuperar el protagonismo absoluto y tomar impulso para el futuro, a la espera de saber si será en Turín o en otro gran club europeo.