Todos "colaboran" con Olimpia, que va camino al tri campeonato

Olimpia quitó patente de campeón frente a Sportivo Luqueño, que desperdició innumerables ocasiones de gol para ganar. El Decano no perdonó y cuando tuvo la ocasión de gatillar lo hizo. Quita cuatro puntos de distancia de Cerro y llega tranquilo al clásico.

Cuando mejor posicionado estaba el auriazul en cuanto a posibilidades, el decano dio los mazazos.

Golpes merecidos los que acusó Luqueño, porque a su merced tuvo situaciones tan claras que las desperdició de manera increíble.

Se acababa el primer tiempo y Brian Montenegro se servía de un pase cruzado para someter con toque suave a Diego Barreto.

Era el primer gol de la noche para iniciar el camino a una nueva victoria, la que iría a adquirir seguridad con la anotación de Jorge Ortega en el complemento.

Tras los tantos del franjeado se terminaron los argumentos de Luqueño. Definitivamente, el equipo de Roberto Torres fue causante de su misma caída. Olimpia sólo aprovechó.

Aplicó la lógica inequívoca que en el fútbol es una verdad, aquello de que quien no aprovecha puede ser preso de esos errores.

Y al equipo de Garnero esto le viene como anillo al dedo para solidificar su camino al tricampeonato, para el que aún falta mucho pero que en contexto parece estar más cerca que nunca.

 

No puede con su genio de perder chances vitales

Cerro Porteño estaba de cara a la enorme oportunidad de pasar al frente en la clasificación del Apertura. Pero se topó con un fuerte frontón como Deportivo Capiatá, que logró empatarlo y hacer méritos para un mejor resultado.

Era la ocasión propicia para ganar, algo que habría implicado una mayor presión para Olimpia.

De hecho, el trabajo para Cerro Porteño no iba a ser nada fácil, en razón de lo criterioso que se volvió Capiatá tras la llegada de Celso Ayala.

Era la prueba además para ellos de mostrar que están por buena senda, pese a lo aleatorio de sus resultados. Pero lo corroboraron.

Superaron la adversidad del gol de Alberto Espínola a los 35' de la primera fracción, sin embargo, lejos de apocarse o quedarse a regular para defender y evitar más goles salió a buscar mínimamente la paridad.

Lo consiguieron después de mucho martillar. Marcelo Cañete fue el responsable a los 72' con tiro rasante y cruzado que Rodrigo Muñoz no pudo solucionar.

A esa altura del encuentro, Capiatá ya era relativamente superior a Cerro, al menos desde la tenencia y el empuje. Hizo méritos para ganar y dar la gran sorpresa.

Era la gran ocasión y más allá de que el Ciclón sabía eso, volvió empero a dejarla ir como ocurrió ante Libertad.

Y eso que en cada partido, hasta antes de este, el actuar del equipo daba seguridad y garantías. Pero queda demostrado que en los juegos claves son en los que Fernando Jubero continúa aplazado.

 

Avanzan obras en el complejo de entrenamientos

El futuro centro de rehabilitación que prepara Olimpia va adquiriendo forma. La construcción se realiza en el predio de la Villa, en la ciudad de Fernando de la Mora.

​La misma lleva el nombre Centro para la Excelencia de la Salud y la Performance.

Los trabajos de edificación están considerablemente avanzadas, faltando dar terminación a la fachada y posterior equipamiento.

En la administración de Marco Trovato, esta es una de las más importantes inversiones a nivel de infraestructura.

La idea inicial era finalizar las tareas al cierre del 2018, lo que no se pudo. Ahora apunta a ser totalmente equipada y terminada para su inmediata puesta en funcionamiento en el acontecer de esta temporada.

 

De la mano de Messi, Barcelona pasa a semifinal

Con un claro y contundente 3-0, el cuadro catalán sacó del camino a Manchester United, para instalarse con pasos firmes y seguros en la ronda de semifinales de la Liga de Campeones.

Todo el trámite del juego estaría a favor del cuadro español, que tendría un penal a poco de comenzar la brega en el Camp Nou.

Sin embargo, el VAR fue determinante para rever la sanción inicial del juez Felix Brych, quien consideró que hubo falta sobre Ivan Rakitic.

Tras esa acción, Lionel Messi aparecería esplendoroso para tomar intervención con dos goles a los 16’ y 20’, con los que liquidó muy temprano la serie.

Es que en la ida, Barcelona se impuso 1-0 y con la diferencia en ese momento, todo se hacía cuesta arriba y no había forma de calcular una épica remontada.

Incluso, para despejar toda duda, Coutinho a los 61’ habría de ampliar las diferencias para acomodar al Barça en la otra ronda y encaminar sus pasos a una nueva final.