Un finalista de América refuerza a Trinidense en la Intermedia

Wilson Pittoni será futbolista del Sportivo Trinidense esta temporada. El club auriazul animará el campeonato de la División Intermedia y avizora una campaña prometedora.

El mediocampista forma parte del club junto con otros jugadores de vasta trayectoria en el fútbol profesional.

Pittoni alcanzó el pico máximo de su carrera en el 2013, al ser integrante de la plantilla de Olimpia que llegó a la final de la Copa Libertadores de América.

Además de incursionar en la arena política, Wilson sigue en actividad y será compañero de Silvio Borjas, Aldo Paniagua, Ernesto Cristaldo, Nery Cardozo entre otros.

Precisamente, Sportivo Trinidense actualizó su lista de integrantes con los que va a encarar la temporada. Debutará ante Deportivo Santaní, el sábado en el Martín Torres a las 10:00 horas.

 

Zidane, Koeman y su segundo asalto en clásico español

Al primer duelo en los banquillos entre Zinedine Zidane y Ronald Koeman llegó el técnico francés con la necesidad de extender su buena línea en el Camp Nou. Del primer asalto salió ganador, reforzado en una temporada de desgaste ante la obligación de continuas reivindicaciones. El segundo, este sábado, con un Barcelona más rodado, presenta un pulso de trascendencia.

El clásico da una oportunidad de revancha a Koeman ante Zidane. Con más meses al mando, tras haberse ganado su continuidad con un trabajo valorado por sus jugadores y la nueva directiva encabezada por Joan Laporta. No haber dado con la tecla para evitar una nueva eliminación de 'Champions', marchándose de la competición en los octavos de final ante el PSG, no afecta a la continua recuperación en LaLiga Santander. A un punto de la cabeza.

Con la oportunidad de asestar un doble golpe en el estadio Alfredo Di Stéfano. Al Real Madrid en su estadio, alejándole del pulso por el título e invitándole a centrarse en sus opciones en Liga de Campeones, y a la clasificación, asaltando el liderato para aumentar la presión a un Atlético de Madrid con bajas claves en su visita al Betis.

A Koeman le sobró valentía en su primer clásico, pero le faltó reacción desde el banquillo en la lectura del partido, que ganó el Real Madrid por 1-3. Demostró que los galones con él no dependen de la edad y puso a jugar en una gran cita a los imberbes Pedri y Ansu Fati, en un momento del curso en el que Coutinho se imponía a Dembélé y Antoine Griezmann iniciaba en el banquillo uno de esos partidos que marcan.

Pero su equipo se partió desde la falta de estabilidad en el doble pivote, sin soluciones Sergio Busquets ni De Jong a la sorpresa de Zidane en su once. La figura del uruguayo Fede Valverde vivió su gran momento. Imponiendo su físico, rompiendo líneas con conducción de balón, atacando la profundidad y aportando llegada con un gol que rompió el partido nada más iniciarse. Con lección de Toni Kroos, líder en la creación con un 93% de acierto en el pase, 62 buenos de 69 intentos en un jugador que arriesga en el desplazamiento en largo.

El Real Madrid tiró de compromiso en el primer capítulo del clásico y mostró todo el apoyo de la plantilla a su entrenador cuando asaltaban las dudas. 'Zizou' llegaba en un momento bajo, tras perder ante el Cádiz en Liga en un anticipo de la debilidad como local ante equipos de otras batallas y caer con estrépito en el Di Stéfano ante el Shakhtar. De golpe aparecían las dudas.

Y apostó por sentar a Luka Modric en lo que se podía intuir como inicio del fin hasta que el croata pasó a exhibir la mejor de sus imágenes; con Nacho elegido como lateral ante la baja de Dani Carvajal el día que una lesión provocó que el último recurso, Lucas Vázquez de 2, acabase siendo una solución para toda la temporada. El penalti marcado por Sergio Ramos y la sentencia final de Modric, dejaron en nada el tanto de Ansu Fati en su primera aparición en un clásico.

Koeman sabía cómo ganar al Real Madrid. Lo había hecho con el Valencia en la temporada 2007/08. Fue el día que conquistó el Santiago Bernabéu, el 23 de marzo de 2008, con un doblete de David Villa y un tanto de Javier Arizmendi (2-3). Doce años después no encontró soluciones en el Camp Nou para superar las líneas unidas del equipo de Zidane. Tardó demasiado en hacer cambios, metiendo al campo a Trincao, Griezmann y Dembélé a ocho minutos del final. Encontrando con tantos delanteros el efecto contrario al que buscaba.

Con la lección aprendida llegará a Madrid, con su equipo más descansado para salir a por la posesión y a hacer correr a un Real Madrid que viene de hacer un gran desgaste físico ante el Liverpool. Provoca que Zidane medite retoques tácticos. Porque enfrente tendrá a un Barcelona diferente, con un 3-5-2 que le ha dado estabilidad.

Es el mismo sistema al que recurrió Zidane para protegerse en las grandes citas y repetir la fórmula del éxito que le impulsó a la conquista de la última Liga. Encajar pocos goles y confiar en marcar gracias a la calidad de sus jugadores en fase ofensiva. Sin embargo, la lesión muscular de Ramos y el positivo en coronavirus de Raphael Varane provocan la duda. Ante el Liverpool fue a por un buen resultado en el partido de ida de la eliminatoria de cuartos y recuperó el tridente con gran resultado. Vinicius voló y Asensio marcó por cuarto partido consecutivo.

Volver a la fórmula de los tres centrales provocaría que uno de los dos iniciase el duelo en el banquillo, la entrada de Marcelo en el carril izquierdo y el pase de Mendy como tercer central. En el Camp Nou, donde es el técnico con mejores resultados de la historia del club blanco, salió con tridente ofensivo. Sin Eden Hazard, aún inédito ante el Barça por las lesiones, con Asensio y Vinicius más Karim Benzema como gran referente. Todo apunta a que repetirá buscando el éxito en una semana que marca el rumbo y no pudo comenzar mejor para sus intereses.

 

Un ‘González’ no quiere a Gremio e IDV en Asunción

Un ciudadano paraguayo presentó un amparo judicial para evitar que el Gremio brasileño y el Independiente del Valle de Ecuador disputen su lance, de ida de la Fase III de la Copa Libertadores de América, en el Defensores del Chaco.

La jueza Elsa Ydoyaga comentó hoy a radio Uno que se debe resolver un amparo judicial que podría desvirtuar la realización del choque entre brasileños y ecuatorianos en suelo paraguayo.

“Un ciudadano de apellido González presentó un amparo constitucional para solicitar la suspensión del partido Gremio - Independiente del Valle”, afirmó.

El encuentro debía inicialmente celebrarse este miércoles en Ecuador, pero la Conmebol no aclaró sobre la razón del cambio de escenario, aunque en su página oficial explica que “el motivo de suspensión es contrario al protocolo sanitario previamente aprobado y a la reglamentación vigente de la competición”.

Los protocolos vigentes en la República del Paraguay establecen una cuarentena previa para todo ciudadano compatriota o extranjero que pretenda ingresar al país, teniendo en cuenta las cepas activas del COVID-19 en Ecuador, y especialmente en el Brasil, hoy día epicentro mundial de la pandemia.

Sin embargo, el protocolo sanitario incluye también un par de cuestionadas acepciones.

Según el protocolo (adaptado para los torneos de Conmebol) las delegaciones deben llegar en vuelo chárter, jugar el partido y volver inmediatamente. Uno de los planteles ya está en el país, rompiendo el protocolo. A la tarde ya tendríamos una resolución”, señaló la jueza.

 

De Bruyne, renovación por 'Big Data'

Los clubes de la Premier League se gastaron entre febrero de 2020 y febrero de 2021 más de 270 millones de euros en pagos a agentes. Para saltarse este intermediario y ponderar su valor con datos y no con las artes negociadoras de una persona, Kevin De Bruyne, el mejor jugador del Manchester City, exigió su renovación en torno al 'Big Data'.

El belga acudió a la renovación acompañado -de forma remota eso sí- de su padre y su abogado, pero no de su agente.

En lugar de confiar su futuro, ligado a los ingleses hasta, por lo menos 2025, a las manos de un intermediario, fichó a analistas de datos, que ponderarían su rendimiento, su valor en el mercado y su potencial en el Manchester City.

"Si te doy tanto, valgo tanto", es el argumento que utilizó un De Bruyne que logró que su salario aumentase hasta ser el jugador mejor pagado de la competición. Según los medios ingleses, el centrocampista percibirá 385.000 libras (445.000 euros) a la semana, lo que supone situarse por encima del contrato del español David de Gea, que firmó una extensión en 2019 que incrementaba su salario hasta las 375.000 libras (434.000 euros).

Y es que De Bruyne es uno de los primeros jugadores en confiar en estas herramientas para blindar su futuro. Quizás porque en 2020 perdió la confianza en su agente de toda la vida, Patrick De Koster, arrestado por fraude y blanqueo de dinero o quizás porque igual que el fútbol avanza imparable en el uso de métricas como el 'Expected Goals' para contar lo que ocurre en el terreno de juego, las negociaciones también se verán afectadas por las estadísticas.

Junto a su padre, dos analistas compilaron un fichero lleno de datos y estadísticas que mostrar a Txiki Begiristáin en la negociación y con el que elevar la retribución anual del belga hasta los 20 millones de libras.

Un triunfo que puede abrir la puerta a que más futbolistas confíen en esta estrategia en lugar de fiarlo todo a las artes de los agentes. El Manchester City, en el periodo entre febrero de 2020 y febrero de 2021, tuvo que pagar casi 30 millones de libras en comisiones a intermediarios.

Las 16 asistencias y 8 goles de De Bruyne esta temporada, así como su ambición por conquistar la Champions League a sus 29 años, han sido de mayor ayuda al belga que los Mino Raiola, Jonathan Barnett o Jorge Mendes, quienes se reparten el pastel mundial de la transacciones de futbolistas.

Con cuatro años aún de contrato, De Bruyne aspira a engordar un palmarés en el que ya lucen sus dos Premier League -a punto de sumar una tercera-, sus cuatro Copas de la Liga y una FA Cup.

"Este club está hecho para el éxito. Me ofrece todo lo que necesito para maximizar mis actuaciones, así que firmar este contrato fue una decisión rápida. Estoy jugando el mejor fútbol de mi carrera y sinceramente creo que lo mejor está por llegar. Ahora mismo estoy centrado que alcancemos nuestros objetivos esta temporada. Nuestros resultados han sido excelentes hasta ahora, pero tenemos que asegurarnos de que acabamos la temporada con los trofeos que merecemos", dijo De Bruyne.