Wijlnaldum y Milner sostienen al Liverpool en el liderato

El holandés Georginio Wijnaldum y James Milner propiciaron la victoria en Cardiff del Liverpool (0-2), que se sostiene en el liderato de la Premier, en el mano a mano que mantiene con el Manchester City.


Fuente: EFE

El conjunto de Jürgen Klopp, que el miércoles pasado selló su presencia en las semifinales de la Liga de Campeones, no se relajó en el Cardiff City Stadium. Sin margen de error tras la victoria el sábado del City ante el Tottenham (1-0), salió con los tres puntos en la trigésima quinta jornada.

Tardó en desatascar el partido el Liverpool ante un rival firme que apura sus opciones para salir de los puestos de descenso. Se juega la vida en cada partido el conjunto de Neil Warnock, antepenúltimo en la tabla y a tres puntos de distancia del Brighton, que marca la salvación y que tiene un partido menos.

Fue cerca de la hora de partido cuando el cuadro de Klopp encarriló su vigésimo séptimo triunfo en la competición. En un saque de esquina botado por Trent Alexander-Arnold que remató Wijnaldum a la red.

Tuvo el Cardiff el empate pero careció de acierto y, acto seguido, una falta de Sean Morrison dentro del área fue sancionada como penalti, que transformó James Milner para sentenciar la victoria 'red'.

El Liverpool recuperó el liderato de la clasificación. Supera en dos puntos al Manchester City, que tiene un partido menos.

 

Gremio viene fortalecido a Paraguay tras ganar torneo regional

Un motivado Gremio de Porto Alegre viene para medir a Libertad el próximo martes en un partido por la quinta jornada de la fase de grupos de la Copa Libertadores.

El equipo brasileño marchó animado hacia la capital paraguaya después de consagrarse campeón del torneo regional tras la victoria el pasado miércoles cosechada en el clásico frente al Internacional.

Pero los comandados por el entrenador Renato Gaúcho pronto volverán a sentir la presión, ya que necesitan de un resultado positivo ante Libertad para acercarse a los octavos de final de la Libertadores.

Tras la derrota en casa por 0-1 el pasado marzo, el Gremio, que ocupa el tercer puesto del grupo H en la tabla de la competición, asegura que llega fortalecido y promete un juego ofensivo frente a los paraguayos.

“Tuvimos un inicio malo, pero depende únicamente de nosotros. Con la conquista (del campeonato regional), viajamos más confiados”, destacó el capitán tricolor Maicon después de los últimos entrenamientos realizados en canchas brasileñas.

Ya el lateral Leonardo consideró que el conjunto intentará repetir su éxito ante el Rosario Central argentino, al que venció por 3-1 en casa.

“Logramos retomar el ritmo de juego, tener la posesión del balón, atacar el adversario. Si lo repetimos, estoy seguro de que haremos un gran partido el martes”, indicó el lateral en una rueda de prensa.

La posible alineación del Gremio de Porto Alegre ante el Libertad puede ser la conformada por Paulo Víctor; Leonardo Gomes, Pedro Geromel, Walter Kannemann, Bruno Cortez; Maicon, Matheus Henrique, Alisson, Jean Pyerre, Everton; y André.

El Gremio, campeón de la Libertadores en 2017 y semifinalista el año pasado (cayó ante River Plate), está en el grupo H al lado, además del Libertad, del Rosario Central argentino y la Universidad Católica chilena.

 

El Dortmund liderado por Reus mantiene la presión al Bayern

El Borussia Dortmund, liderado por Marco Reus, ganó con autoridad en Friburgo (0-4) para mantener la presión al líder de la Bundesliga, el Bayern Múnich, en la trigésima jornada.


Fuente: EFE

Reus fue fundamental en el vigésimo primer triunfo del Dortmund en la temporada.

Intervino en los tres tantos de su equipo ante un rival que acumula ya cinco encuentros sin ganar y tres derrotas seguidas. Sin embargo, afrontará el tramo final sin excesivos sobresaltos. Once puntos le separan del descenso.

El Borussia encarriló la victoria a los doce minutos con el tanto de Jadon Sancho que aprovechó un pase de Reus. Mantuvo la ventaja hasta el descanso. Después, fue el propio Marco Reus el que llevó el balón a la red tras una acción de Raphael Guerreiro.

Redondeó su victoria el equipo de Lucien Favre en el tramo final, en el 79. Fue Mario Gotze el que anotó, tras recibir un centro de Reus. La goleada llegó de penalti, que transformó el español Paco Alcácer.

La victoria deja al Borussia Dortmund, segundo en la clasificación, a un punto del Bayern Múnich, que el sábado ganó al Werder Bremen.

 

El mejor Benzema premia a un Real Madrid más serio

El mejor Karim Benzema, respondiendo con regularidad a la cita con el gol y acercándose a sus mejores números de blanco, premió con un triplete la mejoría de imagen del Real Madrid, que tomó en serio la visita de un Athletic Club (3-0) que ampliará a quince los años sin vencer en el Santiago Bernabéu.


Fuente: EFE

Autor de los ocho últimos goles ligueros del Real Madrid, en una marca inédita hasta la fecha, Benzema demuestra cada partido que es el único futbolista de peso de la plantilla que ha cumplido un año para el olvido. En racha goleadora. Marcando cinco partidos seguidos por segunda vez desde que llegó. Auténtico referente del equipo. Enganchó dos testarazos castigando los despistes de Íñigo Martínez y cerró su triplete tras un error del meta Herrerín.

Y eso que la irregularidad madridista y su particular penitencia invitaba a pensar al Athletic en que era buen momento para desafiar su historia reciente en el Bernabéu y lanzar su candidatura a Europa. Catorce años sin vencer en Chamartín. Trece derrotas seguidas hasta el empate del pasado curso. Una sangría que buscó corregir Gaizka Garitano imponiendo orden en sus líneas, con presión a media altura, asfixiante cuando recibía Modric para no dejar jugar al rival. Le duró 47 minutos. Hasta que apreció Benzema.

En el primer acto logró anular al Real Madrid gracias a un sistema de ayudas ante los futbolistas de creación de Zidane. Obligados a buscar centros desde las bandas fácilmente defendibles por los centrales del Athletic, Herrerín no recibió ni un solo disparo. Pero se palpaba una mejoría en la actitud de los jugadores madridistas. El duelo, clásico del fútbol español, lo demandaba. El inicio, repleto de faltas, era una señal de intensidad.

Los intentos de Marco Asensio no cesaron todo el encuentro. Pidió siempre el balón, con personalidad, sin miedo a fallar, y conectó dos veces con Marcelo en su cara más ofensiva, pero sin acierto en el remate.

Sin agobios para el Athletic, le costó interpretar la parte ofensiva de su plan. No conectó nunca con Iñaki Williams, secado en un gran marcaje de Jesús Vallejo, la gran novedad del once de Zidane y que sorprendió con el nivel que mostró en una titularidad en Liga casi un año después.

Como suele ocurrir en las últimas citas del Bernabéu, las dos partes fueron radicalmente distintas. Si la primera dejó un solo remate a puerta, en un testarazo blando de Raúl García, la segunda desató una buena imagen del Real Madrid con continuas llegadas. Su mejoría de local con Zidane, lo ha ganado todo en su estadio, se extendió nada más reanudarse el partido.

Al enésimo intento de Asensio desde la izquierda encontró el premio. Yerai no llegó e Íñigo no fue por cubrir su espalda. En medio apareció el mejor cabeceador de la Liga, Benzema, para no perdonar. El tanto llegaba segundos después de una acción salvadora de Vallejo ante Williams cuando, en carrera, se disponía a rematar dentro del área madridista.

Nunca se levantó del golpe el Athletic. Le faltó fútbol y sobre todo fe para hacerlo. El Real Madrid ganó confianza con su gol y comenzó a disfrutar al ritmo de Modric. Kroos y Marcelo perdonaban el segundo en minutos en los que desataba un buen fútbol. Asensio dejaba una ruleta deliciosa, Benzema acariciaba el palo con hambre de más y hasta una discusión, entre Lucas y Casemiro, era un muestra de que sin nada en juego también se puede poner seriedad en el campo.

El único momento de duda madridista, cuando el Athletic adelantó metros buscando un punto, coincidió con la salida al campo de Isco y un Bale sentenciado. El galés fue silbado por su afición con cada balón que tocó. Empujado por la presión ambiental hasta a fallar un mano a mano con todo para marcar. Ya estaba Benzema para evitar cualquier reacción. Otro error en el marcaje de Íñigo lo castigaba con un nuevo cabezazo a la red tras saque de esquina y la sentencia al duelo.

Los intentos del Athletic, con un zurdazo de Raúl García y un remate a bocajarro de Williams que sacó brillantemente Keylor acabaron en impotencia en un final con triplete de Benzema y el castigo a otro error. Una mala salida de Herrerín dejó el balón a Bale que regaló el tanto a Karim para poner el broche a un partido en el que dejó su nombre para la historia del Real Madrid.

- Ficha técnica:

3 - Real Madrid: Keylor Navas; Carvajal, Varane, Vallejo, Marcelo; Casemiro, Modric, Kroos (Isco, m.69); Lucas Vázquez (Bale, m.69), Marco Asensio (Brahim, m.84) y Benzema.

0 - Athletic: Herrerín; Lejue, Yeray, Iñigo Martínez, Yuri; Beñat, San José; Muniain, Raúl García (Aduriz, m.76), Córdoba (Unai López, m.76); y Williams.

Goles: 1-0, m.47: Benzema. 2-0, m.76: Benzema. 3-0, m.91: Benzema.

Árbitro: Melero López (colegio andaluz). Amonestó a Kroos (69) por el Real Madrid; y a Córdoba (3), Yuri (15), Raúl García (44) e Iñigo Martínez (53) por el Athletic.

Incidencias: encuentro correspondiente a la trigésima tercera jornada de LaLiga Santander, disputado en el estadio Santiago Bernabéu ante 59.150 espectadores. Se guardó un minuto de silencio por Agustín Herrerín, 18 años delegado de campo del Real Madrid.