Ídolo con pies de barro

Los reclamos y agravios públicos entre el presidente del Senado, el ministro de Educación y el titular de la ANDE, referentes del movimiento oficialista Añetete, a poco más de seis meses de haber llegado al poder dejan entrever el inicio de un cisma fruto de la inconformidad de las bases de esa agrupación que pasan factura al Gobierno por el apoyo que le brindaron en las pasadas elecciones presidenciales. Pero también refleja los intereses que los reunió, los del provecho personal, sin ningún hilo conductor de ideas y principios que guíen a sus miembros para trabajar por el bien común de todos los paraguayos, entonces la supuesta fortaleza de ese movimiento partidario parece tener pies de barro, que de a poco empieza a de disolverse.

Los reclamos públicos entre los miembros del Movimiento Colorado Añetete, ya tiene varios capítulos, recuerden la destitución de la viceministra de Educación, Nancy Ovelar, fue una crisis de poder que empezó en el mismo minuto en que se designó a Eduardo Petta como ministro de Educación, por que la experta en Educación era Ovelar. Pero una decisión política optó por un ex fiscal devenido en político errante para dirigir la reforma educativa.

Cuatro meses después de iniciado el Gobierno, la entonces viceministra de Educación -hermana de la ex candidata presidencial Blanca Ovelar, y senadora colorada del grupo oficialista- fue destituida por el presidente de la República. La remoción fue precedida por una serie de paños sucios expuestos al sol entre los protagonistas.

Días atrás el ministro de Obras Públicas, Arnoldo Wiens, emitió públicamente una opinión en contramano con las declaraciones del presidente de la República, respecto a la importancia de una inversión de US$ 180 millones para la producción de cemento, la cual indiscutiblemente dinamizará la economía nacional.

Ahora, el senador Silvio Ovelar, revela que el Congreso Nacional se convirtió en el muro de los lamentos de las bases del Movimiento Añetete, que acuden a las instituciones del Gobierno en busca de ser “escuchados en sus necesidades”, pero no son recibidos y son maltratados, incluso son relegados, pese a haber trabajado en la campaña presidencial de Mario Abdo.

Existen “emperadores” y “emperatrices” que no brindan “mimos” a los verdaderos artífices del triunfo electoral del Gobierno reveló Ovelar. Acusó directamente a Eduardo Petta, ministro de Educación y al presidente de la Ande, Pedro Ferreira de refugiarse en su bunker y no escuchar a las bases de Añetete.

A pesar de una apariencia fuerte y sólida de Añetete, los reclamos públicos reflejan la falta de liderazgo a lo interno de la agrupación, su vulnerabilidad y fragilidad. Si solo fuesen situaciones internas de un movimiento, vaya y pase, sin embargo, esos conflictos internos tienen efecto sobre el país, porque son señales claras de la falta de estabilidad política en el país -uno de los indicadores clave que consideran los inversionistas-, demoran los procesos de avance del Paraguay por causa de esas “internitas”, y reanudan prácticas del pasado donde lo Gobiernos son para el servicio de su gente y no de todos los paraguayos. Estamos a tiempo de parar la pelota, mirar la cancha, planificar, organizar y avanzar. Paraguay lo reclama.

 

Suba del precio del combustible complicaría la economía

Es un hecho que la economía nacional está afectada por la desaceleración económica de la región. Unos sectores más que otros sienten su efecto, el descenso de las ventas es el indicativo que la gente está dejando de consumir bienes y servicios, lo que se traduce en una caída de las ventas. En medio de este panorama los distribuidores de combustible afirmaron que en dos semanas el precio del gasoil subirá ₲ 500 por litro, el efecto será una catarata de incrementos en los precios de los productos de la canasta familiar, encareciendo aún más la vida de los paraguayos y complicando la dinámica económica del país.

El gasoil es el carburante base para el transporte de mercaderías y personas, de ahí que el incremento de su precio disparará en cadena de suba de precios de bienes y servicios.

Los distribuidores de combustible aducen al incremento de los costos internacionales, se entiende el argumento, pero también resulta chocante la rapidez de su accionar, porque hace pocos meses tras los precios internacionales cayeron históricamente, y mientras en otros países descendía el precio de los combustibles los empresarios nacionales miraban para otro lado y mantenían elevado el importe del carburante. Tras una campaña de la población y de los medios de comunicación el Gobierno se vio obligado a descender el precio del combustible distribuido por Petropar, esto forzó a las distribuidoras privadas a seguir el camino de la empresa estatal.

Miembros del Centro de Empresarios del Transporte del Área Metropolitana (Cetrapam) expresaron que de darse la suba del precio del gasoil en ₲ 500 por litro, significará un aumento aproximado de ₲ 250 guaraníes en el costo del pasaje, tanto en el servicio convencional como en el diferencial.

Asimismo, las supermercadistas prevén que el precio de los productos que comercializan tendrá incrementos. La fórmula se aplicará a otros sectores de la economía. La especulación estará a la orden del día.

El Gobierno a través de Petropar debe regular el precio del gasoil, como empresa del Estado, cuyo fin principal no es el lucro, tiene la brillante oportunidad de mantener bajo el importe del carburante y por su capacidad de tener un significativo almacenamiento de combustible con precio más barato, ayudará a dilatar una suba generalizada del precio del gasoil que puede dañar aún más la situación económica.

 

Cementos Concepción trae desarrollo en medio de la crisis regional

Es indiscutible que Cementera Concepción (Cecon), cuya inversión rondará los 180 millones de dólares estadounidenses, es un aporte valioso para el desarrollo del país. Una industria de tal envergadura posibilitará nuevos empleos directos e indirectos, entre 2.000 y 8.000 respectivamente, en el momento más alto de su instalación; también la responsabilidad social empresarial de Cecon aportará recursos económicos a la comunidad; e imprimirá dinámica a las obras de infraestructura, porque su producción disminuirá el déficit de cemento que tiene el país, y todo esto dinamizará el comercio y la economía nacional.

A pesar que Paraguay tiene dos industrias cementeras, el país tiene una demanda insatisfecha de 220 mil toneladas al año, las cuales son cubiertas con importación y contrabando. Esta situación en más de una ocasión género desabastecimiento del producto y la consecuente especulación del precio, colocándolo a valores impagables.

El sector de la construcción cre­ció a un promedio del 6,16 por ciento en los últimos 10 años y está previsto un crecimiento del consumo del 6 por ciento anual, el cual no será satisfecho con la capacidad local instalada. Vale recordar que el déficit del cemento, en varias ocasiones hizo que muchos proyectos de construcción pública o civil sufrieran retrasos o encarecimiento de la obra.

Además, la posibilidad de contar con más cemento en el país, bien puede servir para que se utilice el producto en reemplazo de otros materiales, por ejemplo, reemplazar el asfalto de las rutas por el concreto, está ampliamente comprobada la durabilidad -en el largo plazo- de este material frente al asfalto, así como su menor generación de calor y toxicidad.

Entonces el impacto económico y social de la Cementera Concepción, en la zona y en todo el país es alto. La inversión de capital la realizará el Grupo Cartes, representa la segunda mayor inyección económica del sector privado en toda la historia del Paraguay. Por más inversiones de este nivel, es lo que necesita el Paraguay, aun más ante una situación de desaceleración económica que empieza afectar a la economía nacional. Es una noticia que trae parabienes para todos, en medio de esta coyuntura regional poco alentadora.

 

Becas de Itaipú: deben identificar la falla y castigar a responsables

Las explicaciones, el anuncio de una investigación interna, y las disculpas no son suficientes, en el caso de las becas de Itaipú otorgadas a estudiantes que provienen de familias con recursos suficientes para pagar a sus hijos una educación universitaria, de mandos medios o de idiomas. Se impone la revisión del proceso para evitar más errores.

El Reglamento del Programa de Becas de la Convocatoria 2019, de la Binacional Itaipú menciona explícitamente que las becas están destinadas a estudiantes de escasos recursos, y con la suficiente capacidad intelectual para salvar las pruebas académicas que les imponen.

A las falencias que salieron a la luz por el trabajo desprolijo de los visitadores sociales, que dejó a cientos de jóvenes de escasos recursos fuera de competencia, se suman los casos de muchachos cuyos padres tienen el suficiente dinero, como para parles vacaciones en el exterior, y llevar una vida sin sobresaltos económicos.

Se entiende una equivocación en el proceso, pero la reiteración de “errores” dan cuenta que en la adjudicación de las becas de la Binacional 2019 hay un problema Más serio.

Todo ello con el agravante que el mismo problema afecta directamente a jóvenes de escasos recursos, esta situación obliga, como mínimo, a una investigación para detectar a los responsables de la enorme frustración que genera

Paraguay tiene hombres y mujeres con extraordinarios talentos, pero con pocas oportunidades para explotar todo su potencial. Por eso, si hasta ahora como Estado son capaces de entregar a nuestros jóvenes una educación gratuita en todos sus niveles, al menos debemos darle la consideración de sagradas, a las oportunidades para formación y capacitación a instancias como Becal y las becas de Itaipú, porque son los pocos espacios que tienen nuestros talentosos jóvenes para tener una ventaja que les permita dar un salto cualitativo en su vida.

Lo sucedido con las becas de Itaipú es una mala noticia para la juventud carenciada que tenía confianza en el sistema y a la transparencia que se impone en estos tiempos. Itaipu debe lograr Que.se determinen las responsabilidades y que haya sanciones ejemplarizadoras por todo ello.