Ministros pirotécnicos

Al parecer la orden del Ejecutivo ha sido la de mover el avispero a como dé lugar sin cuidar siquiera las formas con tal de levantar polvareda y sembrar dudas sobre todo lo realizado en la anterior administración del gobierno. En efecto, a juzgar por las desopilantes acusaciones de dos referentes importantes del nuevo gabinete, nada menos que de las dos carteras más sensibles como son las de Salud y la Educación, el objetivo apunta sólo a buscar excusas culpando a los que ya no están para evitar futuras críticas y de paso ganarse espacios con grandes titulares en la “prensa amiga”.

Primero fue el histriónico ministro Eduardo Petta quien denunció el hallazgo de un ejército de “planilleros” en el MEC y lanzó la alarmante cifra de más de 1.200 funcionarios que percibían sus haberes sin trabajar, pero luego tuvo que “aclarar” que los “miles” citados ni siquiera llegaban a diez. Luego, en el transcurso de la semana le tocó el turno al ministro de Salud, Julio Mazzoleni quien salió a denunciar la existencia de millones de medicamentos vencidos y que prácticamente se encontró sin recursos en caja al asumir la cartera de estado.

No deja de llamar la atención la conducta de Mazzoleni, quien era considerado como uno de los más serios y “rescatables” del gabinete de Mario Abdo Benitez, más allá de que algunos digan que su único mérito para ocupar el más alto cargo en dicho ministerio haya sido precisamente el ser compañero de colegio del Jefe de Estado.

El propio doctor Anibal Filártiga, exdirector del Hospital del Trauma se refirió al caso señalando las cualidades del ministro Mazzoleni, quien está profesionalmente bien formado y tiene una reputación excelente como reumatólogo, pero, “la salud pública no es una rodilla dolorosa”, remató.

Tal vez la falta de experiencia de Mazzoleni en la gestión pública le jugó una mala pasada y eso quedó en evidencia con lo ocurrido. Un dato no menor aludido también por Filártiga es que su equipo de trabajo no le ayuda, puesto que al decir del galeno “está rodeado de un grupo de personas absolutamente nada confiables”.

Lo preocupante de todo esto es que las denuncias realizadas por el ministro, carecen de fundamento y se deben más a un caso de desinformación que información verdadera puesto que se habló de apenas unos US$ 900.000 disponibles, lo cual fue desmentido posteriormente.

Es de esperar que en lo sucesivo, los miembros del gabinete y en particular los citados, dejen de “preocuparse” por lo que pasó en el gobierno anterior lanzando fuegos pirotécnicos y comiencen a “ocuparse” ellos de la difícil tarea que tienen por delante. Es lo que espera el país de cada uno de ellos, pues para eso se los puso en esos cargos.

 

Burda manipulación de la prensa abdista

Los periodistas del Grupo Vierci que forman parte del lobby abdista, para proteger al nuevo gobierno de las críticas, tuvieron hoy la burda idea de publicar la foto del expresidente Horacio Cartes con el diputado colorado Ulises Quintana durante la campaña electoral del 2013. Por cierto esta imagen no era en la casa de HC y no había una misteriosa mochila en el living.

La tarea de la prensa abdista es tratar de cargar sobre los hombros del gobierno anterior una responsabilidad política y legal de un alto exponente de Colorado Añetete, el movimiento que sostiene a Mario Abdo Benítez y lo llevó a ganar las internas, ya que se trata de un diputado de ese sector el que está involucrado.

La gestión de hoy de la prensa abdista dentro de los medios Vierci ha sido jugarse con una foto del diputado con Cartes como si ella sirviera para desmentir que Ulises Quintana sea “hombre de Marito”, su aliado político y su referente en el Congreso. Los” perio-abdistas” de Vierci caen en la vulgaridad de oponer una foto tratando de tapar el bosque de denuncias que existen en contra del entorno que protegen mediáticamente.

Se supone que si el día de mañana Hugo Velazquez o el presidente Marito Abdo o el mismo titular del Congreso Silvio Ovelar cometen un error, para protegerlos irán poniendo la foto de HC con cada uno de ellos.

Justamente en un día como hoy en el que el alto referente del Grupo Vierci, Alejandro Peralta Vierci, se convierte en el “patrón” de todas las instituciones de comunicación de la República, se consolida el sistema de trabajo sucio destinado a proteger al gobierno.

¿Qué seguirá luego? ¿La persecución contra la prensa que crítica al Gobierno? Esperemos que no.

 

Atropello inadmisible

El brutal ataque al domicilio de la familia de Zacarías Irún en Ciudad del Este, en la noche del viernes, donde un grupo de ocho personas atropelló a la fuerza con tiros, bombas, piedras y dejó un saldo de heridos y destrozos materiales en el interior de la vivienda, nos debe interpelar como sociedad.

Lo grave no solamente está en las víctimas que provocó el atropello, sino en el antecedente que deja una situación como esta y que desnuda una realidad que merece ser abordada con detenimiento, más allá de las diferencias políticas, de lo contrario será una bomba de tiempo que nos estallará en la cara.

Si se minimiza el hecho ya sea porque se trata de tal o cual persona o familia, que tienen tales o cuales antecedentes, estamos en la antesala de un enfrentamiento entre paraguayos por las simples diferencias que tengamos o por una clara inacción de la justicia.

Hacer justicia por mano propia nunca fue ni será una salida razonable en una sociedad que se jacta ser democrática. Los paraguayos debemos ser celosos defensores de esas garantías constitucionales que son inalterables como el respeto a la propiedad privada y a la intimidad de las personas.

Si estas garantías tambalean se avizora un descalabro institucional, moral y ético de difícil retorno. Es verdad que nuestra democracia todavía es endeble, pero por el contrario, antes de seguir violentándola debemos trabajar en fortalecerla.

El senador opositor Paraguayo Cubas llegó al extremo de declarar que "la casa de los corruptos deben ser incendiadas". El mismo político procesado y cuyo desafuero se aprobó para ser investigado por la quema del Congreso.

Con justa razón a los paraguayos nos indignan los sonados casos de corrupción que involucran a nuestros políticos y funcionarios, y que estos valiosos gestos ciudadanos con los famosos escraches son resultados de ese hartazgo, pero esa espontánea movilización de repudio no puede contaminarse y desdibujarse por culpa del oportunismo de quienes tienen otras intenciones.

Es por ello, que el caso del atropello al domicilio de la familia Zacarías Irún merece el repudio de los ciudadanos que legítimamente expresan su indignación. Si se deja pasar una situación como ésta, porque se trata del enemigo político ocasional, el hecho podría volverse común y cualquiera estaría expuesto a un caso similar.

Ojalá que esa libre expresión ciudadana volcada en las calles y con resultados alentadores no se tire por la borda, por culpa de los extremistas que quieren boicotear tales expresiones, y que ahora están movidos por sus intereses particulares abusando de sus derechos y cometiendo delitos que deben ser penados con todo el peso de la ley.

 

Torpeza diplomática y crisis internacional

La torpe y desatinada decisión del Gobierno de provocar a través de un gesto inamistoso a todas luces el retiro de la Embajada de Israel refiere claramente la imagen de una diplomacia amateur y los riesgos del manejo de la política exterior con el estilo de la política criolla marcada por el revanchismo y el cuchillo bajo el poncho.

El gobierno se “compró” un escándalo internacional fruto de su ausencia categórica de talento para el manejo de los temas internacionales y los códigos que exige la política exterior

A pocas semanas de su asunción la cartera a cargo de Luis Castiglioni que ha sido eficiente hasta ahora para reunirse con comitivas políticas partidarias ha dado una chambonada con graves consecuencias determinando nada menos que la salida del Paraguay de una de las embajadas de mayor importancia geopolítica en el mundo

Vale la pena preguntarse si está provocación al Gobierno de Israel el mismo día en que se instala la Embajada de Palestina ha sido un plan programado por el Gobierno, como parece ser . Si así fuera se trata de una iniciativa diplomáticamente deplorable que nos aplaza internacionalmente

El Gobierno que asumió el 15 de agosto, aún teniendo la intención de cambiar de ubicación a la Embajada Paraguaya en Israel pudo haber desarrollado un proceso como es habitual en el mundo diplomático, paulatino y moderado sin apresuramientos que son propios de la política camorrera pero nunca de la política exterior

Perdimos la proximidad amistosa de una Nación que es testimonio de lucha y de progreso que en todos estos años no solo ha sido un gran aliado político internacional sino también comercial del Paraguay

Lo que demostró el Gobierno hoy es que el odio político hacia él ex Presidente Cartes le sigue marcando una agenda de desaciertos.