Amín Riquelme: Un secuestro mal planeado, mal ejecutado y el peor final

El 11 de octubre de 2004 Amín Riquelme de 10 años, fue a su práctica de basketball al salir del colegio el Cristo Rey, pero nunca más regresó. Una banda de secuestradores, de la que formaban parte sus tíos, lo tomó de rehén, pero mientras negociaban el rescate mataron al niño. La policía logró esclarecer el caso, detuvo a todos y años más tarde fueron condenados.

Hace 17 años Amín cursaba el cuarto grado y en la tarde del 11 de octubre salió del colegio por la calle Montevideo y apuró los pasos para llegar al club Colón, ubicado a unas cuantas cuadras del sitio para asistir a su práctica de basketball, pero un hombre se le acercó, lo tomó por la fuerza y lo metió a un automóvil. Desde ese momento se puso en marcha un siniestro plan de secuestro que tenía por objetivo cobrar un rescate de un millón de dólares al empresario tabacalero Luis Riquelme, padre de Amín.

Ese lunes se hizo de noche y Amín no regresó a su casa ubicada en el barrio Sajonia. Sus padres se movilizaron entre los amigos y conocidos del niño para saber por qué no regresó, pero no tuvieron respuesta.

La noche se hizo muy larga y la madrugada más aún, pero al día siguiente tras la denuncia policial, se comenzó a manejar la hipótesis del secuestro. Sin embargo, recién a las 15:30 del martes 12 de octubre se recibió la llamada de una mujer quien se identificó como miembro de la banda que secuestró a Amín y pidió el pago del rescate.

Tensas horas se vivieron esa tarde y noche, en la que el padre del menor solicitaba una prueba de vida, para pagar el monto requerido, sin embargo los secuestradores dieron muchas vueltas. Para los investigadores de la época todo apuntaba a que los captores de Amín, eran inexpertos, estaban muy asustados y no sabían cómo proseguir con el plan que trazaron.

Las negociaciones se cortaron ya entrada la noche. Los secuestradores ya no volvieron a llamar, para coordinar el pago del rescate. A las 7:30 del miércoles 13 de octubre, en una lluviosa mañana un hombre que llevaba a pastar a su vaca cruzó un patio baldío en la compañía Mora Cué de Luque y se topó con el cadáver de un niño.

Como el caso del secuestro de Amín, ya se mediatizó, el hombre no dudo en que ese niño era el secuestrado y llamó a la policía. En cuestión de minutos se tuvo la peor noticia.

Cloroformo

Los desesperados padres de Amín, llegaron al sitio y reconocieron a su hijo muerto. El cadáver del niño fue arrojado en el yuyal, pero no fue asesinado en ese sitio. El cuerpo fue llevado a la morgue judicial y se procedió a realizarle la autopsia, que iba a revelar detalles del horrendo final que tuvo el pequeño.

Amín Riquelme, según el reporte forense, murió debido a que inhaló cloroformo en altas dosis. Los captores del niño tras llevarse al pequeño en la tarde del lunes 11 de octubre, enfilaron hacía la casa de seguridad ubicada en las afueras de la ciudad de Ypané, pero se presume que el menor luchó por escapar y hasta gritó, por lo que los secuestrados, le aplicaron una primera dosis de cloroformo, para que se duerma.

Tras ver muchas películas en las que se duerme a las personas con cloroformo, hasta de una manera infantil, los secuestradores indagaron en internet sobre este producto y lo compraron para aplicarle a la víctima. La intención era que el niño nunca pueda ver y reconocer a sus captores, mantenerlo siempre dormido, mientras se negociaba su rescate. Pero los miembros de la banda no tuvieron en cuenta que le administraron a su víctima una dosis mortal.

La autopsia demostró que Amín murió entre las 12:00 y las 14:00 del día martes 12 de octubre, debido a que le suministraron una mortal dosis de cloroformo. El niño tenía en su cuerpo al momento de la autopsia 68 unidades de medida litro en sangre de cloroformo, cuando de 30 a 50 unidades de medida litro en sangre es considerada de alto riesgo en adultos. La dosis que recibió el Amín fue fulminante.

Según estos datos médicos, se pudo llegar a la conclusión que los secuestradores que llamaron a las 15:30 del día 12 de octubre a la familia Riquelme, lo hicieron ya con Amín muerto, por eso nunca pudieron dar la prueba de vida que se les requirió. Desesperados, con un niño muerto y sin chances de poder cobrar el rescate, se deshicieron del cadáver en la madrugada del 13 de octubre.

Inexpertos

Desde el mismo momento en que se perpetró el secuestro la policía había señalado que los captores eran inexpertos y con el correr de las pesquisas eso quedaba cada vez más en evidencia. Un rastreo de las llamadas de los secuestradores el 16 de octubre llevó a la policía a capturar en el barrio San Pablo de Asunción a Olga Viviana Benítez Pino, de 22 años, desde cuyo teléfono celular se llamó a la familia Riquelme para hacer el pedido del rescate.

Los investigadores tenían la punta del ovillo, ahora solo faltaba seguir esa pista para llegar a detener a los demás miembros de la banda y así se hizo.

Un total de 10 personas formaban parte de la banda que en su mayoría eran agentes de tránsito de la Municipalidad de Asunción, pero lo más impactante de todo fue que los tíos de Amín eran los cabecillas del grupo.

En cuestión de días la policía logró detener a Luis Fernando Giménez y Myriam Riquelme de Giménez, tíos de Amín, los agentes de tránsito Oscar Báez Benítez, Luis Martínez, Luis Roa Ferreira, Julio César Samudio Saldívar, Oscar Galeano Martínez, Arnaldo Cabrera Arévalos, Cynthia Rolón y Nidia Colmán.

Myriam Riquelme, hermana de Luis Riquelme, fue la que dio todos los detalles del movimiento de Amín y de los negocios de la familia para que su esposo Luis Fernando, quien con el resto de la banda planearon el secuestro.

“Ustedes hagan su parte, que yo me encargo del resto”, había dicho Luis Giménez a los otros secuestradores el día que repartieron las tareas para perpetrar el plagio, que a decir de ellos, les iba a hacer millonarios en cuestión de días. Sin embargo, todo salió mal, muy mal.

En esa reunión se distribuyeron los roles que cada uno iba a cumplir durante el secuestro. Julio Samudio, Oscar Galeano y Luis Roa, fueron los encargados de secuestrar a Amín a la salida del colegio, lo iban a meter a un automóvil, le iban a dormir con el cloroformo y lo llevarían directo a una casa ubicada en las afueras de Ypané, donde Luis Martínez y Cynthia Rolón, ya estaban esperando para ser los que iban a cuidar al menor hasta el día del cobro del rescate.

Myriam Riquelme por su parte iba a estar en la casa de Amín, muy cerca de la familia para saber todo lo que se estaba planeando, si se iba a pagar el rescate o no. Ella misma fue la que avisó que se complicó todo con la intervención policial y que sin prueba de vida no iba haber dinero y eso desencadenó en tirar el cuerpo del niño y abortar el plan. Durante los tres días que duró el secuestro la tía estuvo en la casa, fingiendo estar afligida por el hecho.

Los improvisados secuestradores ya habían dejado muchos cabos sueltos por todos lados, una serie de pruebas que más temprano que tarde llevaría a la policía a detener uno a uno a los miembros de la banda.

El cruce de llamadas fue fundamental para ir hilando todo lo que ocurrió y quiénes eran los miembros de la banda. Tal vez el golpe más duro que recibió la familia Riquelme, luego de la muerte de Amín, fue que la tía y madrina del menor, era una de las secuestradoras y que todo el tiempo estuvo de espía en la casa.

En el juicio oral que se llevó a cabo en abril de 2006, se pudo demostrar el atroz plan que llevaron adelante para secuestrar a Amín y cómo lo mataron en su afán de “hacerse millonarios” como ellos mismos afirmaron que lo harían al cobrar el rescate.

Luis Martínez y Arnaldo Cabrera en juicio oral confesaron haber sido parte del secuestro e implican a sus demás cómplices. Señalaron cuál fue el rol de cada uno y sindicaron a los tíos de Amín como los cabecillas. Es más, sindicaron a Luis Fernando Giménez, como la persona que “reclutó” a los diferentes miembros de la gavilla y que les asignó las tareas a desarrollar en el secuestro.

La condena

Luis Fernando Giménez, Óscar Báez Benítez, Julio César Samudio, Luis Roa Ferreira y Luis Martínez, fueron encontrados culpables de los delitos de homicidio doloso, secuestro y asociación criminal, por lo que fueron condenados a 25 años de cárcel, más 10 años como medida de seguridad.

Óscar Galeano, Arnaldo Cabrera, Myriam Riquelme y Cynthia Rolón, fueron encontrados culpables de secuestro, asociación criminal, mientras que Nidia Colmán, secuestro en calidad de cómplice. Galeano fue condenado a 27 años de cárcel y el resto a 24 años de prisión. Estas penas fueron confirmadas en Apelación y ratificadas por la Corte Suprema de Justicia.

En el 2019 mientras cumplía con su condena en la cárcel del Buen Pastor, Cynthia Rolón sufrió un aneurisma, que le produjo la muerte cerebral y poco después falleció. El resto de los sentenciados siguen presos, pese a que algunos plantearon medidas para poder salir en libertad, pero que les fueron rechazadas.

 

Crear una empresa en 72 horas, online y sin costo ya es una realidad: qué son las EAS

La creación de una empresa ahora puede realizarse en muy simples pasos y sin necesidad de moverse de la casa gracias a la nueva modalidad de “Empresa por Acciones Simplificadas” o EAS. Una vez completados los trámites electrónicos, uno puede tener habilitado su emprendimiento en solo 72 horas.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

El año pasado fue promulgada la Ley 6480/2020 “Que crea la Empresa por Acciones Simplificadas (EAS)”, abriendo un nuevo escenario dentro del mundo empresarial y del emprendedurismo.

Esta normativa agrega un nuevo tipo de personería jurídica que apunta a facilitar los trámites a aquellos emprendedores que deseen abrir sus propias empresas, agilizando el proceso de apertura, suprimiendo la burocracia y el papeleo, además de usar la modalidad virtual.

Isaac Godoy, viceministro de MIPYMES del Ministerio de Industria y Comercio (MIC), comentó a HOY que, a la fecha, más de 500 empresas han sido constituidas desde que la plataforma fue habilitada en febrero del 2021.

Según afirmó, la inclusión de las EAS permite promover la inversión privada, la formalización y mejorar el clima de negocios en el país dado que la apertura de empresas es un factor que se mide para calificar este aspecto.

Las empresas que sean creadas bajo esta personería jurídica tendrán la denominación “EAS” al final del nombre.

CARACTERÍSTICAS DE LAS EMPRESA POR ACCIONES SIMPLIFICADAS (EAS)

Esta nueva personería jurídica, a diferencia de los tipos societarios existentes en la legislación paraguaya como S.A., S.R.L., etc, podrá ser constituida por una sola persona (aunque también puede ser más de una, física o jurídica), teniendo las siguientes características:

*Se tramita totalmente en línea, sin la necesidad de acudir a ninguna oficina pública y desde cualquier dispositivo electrónico.

*Se constituye en un máximo de 72 horas y con costo cero con la utilización de los estatutos estándar.

*No precisa un capital mínimo para conformarse.

*Establece la separación, persona física de la persona jurídica, para que el patrimonio personal del socio (o los socios) permanezca protegido.

*Permite que las empresas permanezcan y crezcan, generando más empleos.

*Los integrantes de la EAS responden hasta el límite de sus aportes comprometidos.

*Tributa como persona jurídica, de acuerdo a sector de actividad e ingreso.

*Deben emitir solamente acciones nominales.

*No necesita publicar su creación en un medio masivo de comunicación ya que es publicado en esta página web del MIC.

*La constitución podrá realizarse por contrato o acto unilateral por medio de instrumento público o privado con certificación de firmas.

*Adquirirá personalidad jurídica (distinta a la de sus integrantes) desde el momento de su inscripción en el Ministerio de Hacienda.

*No se requiere que la misma sea inscrita en el Registro Público de Comercio para poder operar.

*Su inscripción debe tramitarse en el Sistema Unificado de Apertura y Cierre de Empresas (SUACE), mediante un formulario único para la inscripción y un modelo de estatutos sociales.

Otra de las ventajas con la EAS es que uno puede tener un RUC totalmente distinto al que utiliza de forma personal, explicó Godoy, teniendo autonomía para hacer ciertas transacciones o compras que no tengan relación con la empresa. De esta manera, ya no será usar el mismo RUC para todo, añadió.

REQUISITOS PARA CREAR UNA EAS

*Ser mayor de edad

*No tener antecedentes judiciales

*Tener la cédula de identidad vigente

*Para ciudadanos extranjeros, contar con carnet de radicación permanente

¿CÓMO GESTIONAR LA CREACIÓN DE UNA EAS?

La persona que desee crear su empresa mediante esta modalidad primeramente deberá descargar el formulario disponible en la página web eas.mic.gov.py. Posteriormente y tras tener a mano la información requerida, se debe llenar el formulario electrónico y luego aguardar a recibir el correo electrónico donde se confirma la constitución de la empresa.

El proceso completo desde el llenado del formulario online hasta tener la última confirmación vía email demora en promedio unas 72 horas, siendo bastante ágil para todos.

CONTACTO PARA MÁS INFORMACIÓN

Aquellos que deseen más información tienen disponibles tutoriales e instructivos en la web eas.mic.gov.py. Además se encuentra habilitada la línea telefónica 021 513 531 y el correo electrónico consultas@suace.gov.py.

 

Hace un año que Florencia Romero ebria al volante mató a una joven madre

Mañana se cumple un año del accidente de tránsito que le costó la vida a Natalia Godoy, una joven madre quien un domingo estaba esperando un colectivo para ir a su trabajo, cuando apareció Florencia Romero, al mando de su camioneta y debido a estar bajo los efectos del alcohol y de medicamentos controlados, se llevó por delante a la mujer y la mató. El proceso está en la etapa en que se tiene que decidir si se eleva o no a juicio oral.

Era un domingo caluroso cuando Natalia Godoy se despidió de su pequeño hijo, sin saber que era para siempre y se dirigió hasta la parada ubicada en Mariscal López casi Santa Teresa a metros de la curva de la muerte, eran las 6:30 aproximadamente las calles estaban casi vacías y en silencio, pero en eso apareció la camioneta de Florencia Romero, quien contrariamente a Natalia, venía de una noche de fiesta y perdió el control de su vehículo, atropelló y mató a la joven madre.

Florencia fue llevada a un sanatorio privado, pero no pudo evitar ser sometida a la prueba de alcotest que le dio positivo, desde ese mismo momento comenzaron las chicanas judiciales, primero para evitar que la ebria conductora termina presa. Romero tras ser imputada fue remitida a la Comisaría de Mujeres, después tenía que ir a la cárcel del Buen Pastor, pero la iban a trasladar a la cárcel de San Pedro, pero la familia de la víctima fatal se manifestó y reclamó el hecho. Alegaron que trataban de llevar a Romero lejos de la capital para evitar un control de su prisión. Finalmente Florencia fue a la cárcel del Buen Pastor.

La presión mediática que realizó la familia de Natalia Godoy fue la que hizo que este caso no sea “cocinado” hace tiempo, ya que le hicieron un seguimiento día a día. El caso comenzó a ganar espacios de control en los medios de comunicación y cada vez fue más difícil llevar el proceso al olvido.

Mutilación del proceso

Sin embargo el 23 de julio pasado se realizó la audiencia preliminar del caso ante el juez Miguel Ruiz, quien excluyó de la acusación fiscal la prueba de toxicología que presentó el Ministerio Público donde se demostraba que Florencia Romero, no solo estaba conduciendo ebria, sino que también consumió un medicamento cuyo consumo no tiene que ser mezclado con bebidas alcohólicas.

El magistrado Ruiz, alegó que la defensa de la acusada no tuvo peritos al momento de hacerse la prueba de toxicología por lo que decidió no admitir como prueba y de esa manera cambió la carátula del expediente que era por homicidio doloso eventual, que tenía una expectativa de pena de hasta 25 años, por la de homicidio culposo, con lo que Florencia no iría preso y hasta podría pagar una multa para quedar libre de culpa y pena. Luego de mutilar la acusación fiscal, el juez elevó el caso a juicio oral y público.

El fiscal Italo Rienzi, presentó apelación contra esta resolución y pidió el estudio de la nulidad de actuaciones en la audiencia preliminar, sobre la exclusión de la prueba de toxicología.

Lo que se quería es que se anule las decisiones que tomó el juez favoreciendo a Florencia Romero, para ayudarla en un juicio oral a conseguir una pena leve que incluso evite que vaya presa.

El 13 de septiembre pasado el Tribunal de Apelación de Central dispuso por unanimidad anular la resolución del juez Miguel Ruiz, que dispuso cambiar la carátula del expediente donde está acusada Florencia Romero de homicidio por dolo eventual a homicidio culposo.

De esta manera ahora el expediente fue enviado a primera instancia y otro juez deberá volver a llamar a una audiencia preliminar, donde las partes volverán a presentar sus pruebas.

La Cámara de Apelación salvó un grave error cometido por el juez Ruiz, quien sin argumentos legales excluyó una prueba fundamental del proceso como es la de toxicología donde se demostró que la conductora estaba no solo bajo los efectos del alcohol al momento de atropellar y matar a Natalia Godoy, sino que también estaba bajo los efectos de medicamentos controlados que no pueden ser mezclados con bebidas alcohólicas.

Ahora solo se espera que se sortee a un nuevo juez y que éste llame a la audiencia preliminar, para proseguir con el proceso.

 

Litigio por tierras de la Secta Moon será definido por la Corte tras 20 años de batalla judicial

Hace más de 20 años que un litigio por unas tierras ubicadas en la zona de Puerto Casado, departamento de Alto Paraguay se ventila en tribunales, con dos sentencias a favor de una de las partes. La que perdió ahora recurre a la Corte por la vía de una inconstitucionalidad y será la máxima instancia la que decida quién vencerá finalmente en esta larga contienda judicial.

Acusaciones de un lado y del otro, fallos cuestionados, recusaciones y otros incidentes casi imposibles de recapitular se vienen dando desde hace más de 20 años entre la Asociación Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial, más conocida como Secta Moon y el Grupo Cusabo, donde están en juego 310.000 hectáreas y una millonaria deuda.

Esta larga historia se inició a finales de 1998 cuando la Secta Moon realizó un préstamo de US$ 15 millones a la firma Victoria Terrace para comprar tierras en la zona de Puerto Casado. En el 2012 los derechos de la deuda fueron adquiridos por el Grupo Cusabo, pero pasaron dos años y no se cumplió con el pago entonces se plantearon acciones judiciales para cobrar el dinero.

A la par también la Secta Moon presentó acciones legales contra el Grupo Cusabo, desde entonces se inició una lucha en tribunales que sigue hasta hoy.

Los fallos

El Grupo Cusabo reclamó las tierras que estaban inscritas a favor de la Secta Moon, por el dinero que nunca se les fue devuelto, el caso comenzó a ser tramitados en los tribunales, con denuncias y contradenuncias de un lado y del otro, pero el 23 de noviembre de 2018 la jueza de primera instancia en lo Civil y Comercial del 15º Turno de la Capital, Tania Irún, firmó la resolución judicial en la causa “Cusabo Limited y otros c/ Asociación Espíritu Santo para la Unificación del Cristianismo Mundial s/ cumplimiento de contra y obligación de hacer escritura pública”, que otorgaba las tierras en conflicto a la empresa demandante.

Pero los representantes de la Secta Moon, apelaron la resolución de la magistrada y a la par denunciaron a la misma ante el Jurado de Enjuiciamiento de Magistrados (JEM) por mal desempeño en sus funciones. Los abogados refieren que la jueza Irún violó expresamente la Ley 2532/2005 que regula la zona de seguridad fronteriza, que prohíbe vender a extranjeros tierras que se encuentran en una franja de 50 kilómetros adyacentes a las líneas de frontera terrestre y fluvial dentro del territorio nacional.

Sostienen que ni un escribano público, ni mucho menos un juez puede autorizar un acto jurídico de transferencia porque viola la ley de territorialidad, por lo que el acto llevado a cabo por la magistrada debe ser anulado y ella enjuiciada.

Mientras esto se debatía en el JEM, el pasado 14 de setiembre la Cámara de Apelación en lo Civil y Comercial integrada por Antonia López, Miguel Rodas y Stella Maris Zárate, confirmaron en todas sus partes la sentencia de primera instancia dictada por la jueza Tania Irún, a favor de la firma Cusabo. Para los camaristas no existe irregularidad alguna en el proceder de la jueza, es más, confirman la resolución en todos sus términos.

Cuando parecía que el largo conflicto judicial llegó a su final, una vez más la Secta Moon, para evitar que la sentencia quede firme recurrieron a la Corte Suprema de Justicia a través de una acción de inconstitucionalidad que busca anular en esta ocasión no solo una sentencia, sino dos.

El abogado Osvaldo Bittar en representación de la Secta argumenta que con las dos resoluciones se está condenando a sus representados a firmar una transferencia de inmueble que está prohibida por la Ley 2532/2005.

También Bittar señala que las sociedades que demandan son empresas offshore, empresas que tienen sus sedes en paraísos fiscales, empresas de maletín y que a este tipo de firmas se les van a entregar las 310.00 hectáreas de tierras que se encuentran en una zona fronteriza. Por eso es que se recurre a la Corte para que no se concrete la violación de los derechos consagrados en leyes que defienden la soberanía del Estado Paraguayo.

La otra versión

Por su parte el abogado Esteban Sarubbi Lutz, quien representa al Grupo Cusabo y que ya ganó en dos instancias este litigio acusa a la Secta Moon de alargar este pleito, gracias a sus contactos dentro del JEM desde donde tratan de torcer los fallos judiciales y que ahora recurren a falacias y medias verdades para confundir a la opinión pública, con la sola intención de presionar a los magistrados y que se anulen las sentencias que salieron a favor de sus clientes.

Sobre el argumento de la violación de la ley de seguridad fronteriza, el abogado Sarubbi, aclaró que sus clientes no violan la referida ley en ninguno de sus puntos. La ley prevé que ninguna persona de nacionalidad brasileña, argentina o boliviana pueda adquirir tierras en un margen de 50 kilómetros en las zonas fronterizas con relación a Brasil, Argentina y Bolivia.

“Más allá de no ser este hecho inconstitucional, como lo quiere hacer parecer la otra parte, ello no tiene razón de ser, debido a que las empresas actoras de la demanda y hoy victoriosa del conflicto civil contra la Secta Moon, no son ni cerca de origen sudamericano siquiera, sino por el contrario, son de origen europeo y asiático, por lo que bajo ningún punto de vista pueden estar afectados por la citada ley”, argumentó el abogado Sarubbi.

Finalmente el representante legal del Grupo Cusabo, señaló que todavía no se interiorizó sobre los argumentos de la inconstitucionalidad presentada, pero adelantó que van a presentar su descargo y esperan que la Corte decida lo que en derecho corresponda.

De esta manera el litigio que viene desde hace dos décadas finalmente será resuelto por la Sala Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.