Archivo del Terror: A 29 años del hallazgo de los secretos de la sangrienta dictadura

El 22 de diciembre de 1992 el juez José Agustín Fernández y el abogado Martín Almada llegaron hasta el Departamento de Producciones de la Policía Nacional, ubicado en Lambaré donde encontraron un tendal de documentos secretos que la dictadura de Alfredo Stroessner guardó celosamente por más de tres décadas. El hallazgo con el tiempo pasaría a ser la mayor prueba de un régimen de horror, marcado por represión, torturas, desapariciones forzadas y muertes.

En febrero de 1989 cayó la dictadura, muchos de los exiliados volvieron al país y unidos a otros luchadores por los Derechos Humanos, comenzaron a juntar pruebas contra el régimen y tratar de llevar ante la justicia a sus responsables. Las atrocidades cometidas en las mazmorras stronistas eran negadas por todos los que formaron parte de este pedazo oscuro de la historia del Paraguay.

Se inició la búsqueda de los desaparecidos, grupos de Derechos Humanos iban tras lo que sería una especie del eslabón perdido de la dictadura. Se hicieron muchos procedimientos se buscó las tumbas, pero hasta ese momento no hubo resultados positivos.

Años pasaron sin que se pueda tener esa prueba madre, hasta que el 22 de diciembre de 1992 Martín Almada, uno de los “buscadores” llegó hasta el juez José Agustín Fernández, para solicitarle una serie de allanamientos para dar con los cuerpos de los desaparecidos, el magistrado firmó las órdenes.

Ya en horas de la tarde la comitiva llegó hasta la sede policial en Lambaré donde se pensaba habian tumbas de desaparecidos. Pero en ese lugar no había tumbas NN, pero lo que se encontró casi sin querer fue una habitación llena de papeles.

Se comenzó a revisar esos documentos y se dieron cuenta que encontraron las pruebas de la represión más cruenta que vivió el Paraguay. Rápidamente la gente se congregó en el sitio y formó un cordón humano para resguardar el hallazgo.

En el lugar se encontraron 11.225 fichas de personas detenidas que pasaron por el temible Departamento de Investigaciones, la Técnica y el Departamento Judicial, sitios donde se torturaba a los opositores al régimen. Los “terroristas”, como les llamaban, muchas veces iban presos y nunca más se sabía de ellos.

Cédulas de identidad y pasaportes de 1.888 personas particulares encontraron en el sitio y más de 20 mil fotografías de detenidos, también se tenían fotografías de actos políticos, cumpleaños particulares y de diferentes actos sociales. Había incluso álbumes de familias, que fueron incautados en ilegales procedimientos y millas de otras fotografías. Luego encontraron partes policiales e informes elaborados por policías de diferentes dependencias, en total se encontraron más de 700.000 hojas que formaban el archivo que se acumuló por más de 35 años.

Entre las muchas fichas encontradas estaba la de Apolonia Flores, de solo 12 años, quien fue herida de bala el 11 de marzo de 1980, la niña estuvo presa en el Departamento Judicial hasta el 30 de septiembre de 1980, seis meses detenida ilegalmente ya que a esa edad era inimputable. También había relatos sobre personas que supuestamente conspiraban contra el régimen y que fueron detenidas ilegalmente, muchas de ellas nunca más regresaron con vida.

Si hay algo que el régimen represor logró hacer bien, fue montar un sistema de espionaje que iba del más alto rango policial hasta llegar al ciudadano a pie. Los conocidos como “pyrague” estaban en todos lados y listos para dar su informe a la policía.

Este aceitado sistema hacía que cada persona esté siempre monitoreada por los ojos de la dictadura. Ante la más mínima sospecha de conspiración entraba a actuar la policía que secuestraba al sindicado como golpista e iba a parar con sus huesos al Departamento de Investigaciones, donde los torturadores estaban siempre hambrientos de sadismo.

El hallazgo del archivo hizo que todas las voces que negaban las detenciones, torturas y desapariciones, se acallaran. Cada reporte encontrado en el Departamento de Producciones de la Policía Nacional era una prueba del terror que sembró Alfredo Stroesner y su camarilla durante más de tres décadas.

Estos documentos sirvieron también para que los torturados y familiares de los desaparecidos puedan iniciar acciones legales en busca de justicia. Sirvió para condenar a oscuros personajes como Pastor Coronel, Camilo Almada Morel, Lucilo Benítez entre otros, aunque muchos más hasta la fecha nunca pagaron por sus atrocidades.

El archivo del terror fue un pequeño soplo de justicia para todos los que de una u otra manera sufrieron los rigores de una sangrienta dictadura. El régimen de “Paz y Progreso” dejó 425 desaparecidos forzosos, más de 20.000 detenciones ilegales, forzó el exilio de más de 20.000 paraguayos, según un informe que dio a conocer la Comisión Verdad y Justicia.

Actualmente los archivos descubiertos en 1992 se encuentran depositados en el Palacio de Justicia de Sajonia, con el nombre de “Museo de la Justicia y Centro de Documentación y Archivo para la Defensa de los Derechos Humanos”, y puede ser visitado por todas las personas para conocer la historia del régimen stronista y que nunca olviden lo ocurrio.

 

Plata fácil reclutando gente: cómo identificar el esquema Ponzi y por qué no invertir en él

El esquema Ponzi cobró nuevamente notoriedad en la última semana tras estallar el escándalo que dejó como víctimas a potentados y reconocidos empresarios paraguayos, quienes habrían sufrido un perjuicio que ronda los 70 millones de dólares. En esta nota te contamos cómo opera, los riesgos y por qué no caer en este peligroso método que promete dinero fácil.

Inversiones con ganancias muy altas, hasta el punto de ser casi increíbles o absurdas inclusivas para cualquier persona, son el gancho principal que utilizan los estafadores para captar a sus víctimas a través del sistema Ponzi o piramidal. Este esquema de captación de dinero consiste en pagar altos intereses a la persona que está dispuesta a invertir en un fondo de inversiones, la promesa es una tasa de rentabilidad muy atractiva y un pago si es que este inversionista trae a otro que quiera también invertir su dinero en el fondo. Así se empieza a estimular a los inversionistas

El sistema se convierte en una gran cadena. Al principio todo es color de rosas y se ve el fruto de la inversión hecha, lo cual incentiva a los inversionistas a seguir apostando en el esquema. Pero lo que al principio empieza bien, termina con la fuga del promotor o con la quiebra del esquema.

En todos los casos, aquellos que entraron primero al sistema Ponzi van cobrando esos intereses altos, están satisfechos y dan fe que el sistema funciona. Todo termina cuando hay una cantidad suficiente de capital y los de abajo terminan perdiendo.

“La característica principal de lo que se observa tiene que ver con el engaño, eso ya es del tipo penal de estafa, cuando a través de la mentira la persona dispone de su patrimonio motivado por el engaño”, refirió al respecto el ministro de la Seprelad, Carlos Arregui, en entrevista con radio 1000 AM.

El llamado “esquema piramidal” o “esquema Ponzi” lleva su nombre en honor a Carlos Ponzi, un conocido delincuente italiano que logró estafar a numerosas personas en Estados Unidos los años 20. Aunque esta práctica se remonta a muchísimos años antes.

En este sistema, una persona empieza a operar con un capital base y convence de sumarse a otras personas, quienes a su vez también deben conseguir más interesados ​​en invertir su dinero con la promesa de generar importantes ganancias, mantener así una red similar a una pirámide en la que los que están más arriba (creadores o líderes) ganan más que los que están abajo (reclutados).

Los expertos en economía recomiendan no aceptar propuestas en las que uno debe invertir dinero y luego reclutar a otros inversionistas porque terminará cayendo en un esquema piramidal, aunque a toda costa los organizadores intentarán negar que se trate de un sistema Ponzi. Cuando más te digan que no lo es, hay que sospechar.

La Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero o Bienes (SEPRELAD) ya remitió a la Fiscalía el informe sobre el nuevo esquema Ponzi que funcionaba en Encarnación y que tendría innumerables víctimas muy reconocidas. El monto del perjuicio ronda la astronómica suma de 70 millones de dólares.

Hace días comenzó una circular una extensa lista de potentados y reconocidos empresarios, además de entidades bancarias, que habrían sido afectados por este esquema cuya promesa era una ganancia del 24% anual al hacer inversiones en ganado.

Al caer la pirámide, algunos empresarios ya activaron los mecanismos legales para que los cheques emitidos en diferido (en el marco de este sistema piramidal) no pueden ser cobrados.

Mientras que el Banco Central del Paraguay informó que no detectó ninguna situación que comprometa la solución de las entidades financieras supervisadas habitualmente, ante la denuncia del supuesto fraude con el esquema Ponzi.

 

Redes de mercadeo: generar ingresos desde la web y sin salir de casa

Un celular con conexión a internet y una inversión ínfima son los requisitos para comenzar a emprender en las redes de mercadeo. La misión es vender productos desde la web y las comisiones son semanales.

Los tiempos más críticos de la pandemia dejaron como legado la necesidad de buscar ingresos provisorios o extras, ante la paralización de actividades económicas habituales y el temor de que una nueva ola amenace a los empleos.

La consigna de “quedarse en casa” impidió que muchos continúen con sus labores de siempre, pero provocó que otros se renueven en la búsqueda de un oxígeno económico.

Un ejemplo es el negocio de las redes de mercadeo, que permite comenzar a emprender sin salir de casa y con requisitos tan simples como un celular o una computadora con conexión a internet y una pequeña inversión inicial como para cualquier otro proyecto.

Las redes de mercadeo son un conjunto de distribuidores independientes que venden productos directamente del fabricante. Los distribuidores pueden, a su vez, asociar a otros y obtener cierto beneficio por cada venta de bandejas.

Raquel Sosa, asesora de imagen y emprendedora, contó que decidió incursionar en uno de estos modelos. Se trata de la plataforma virtual norteamericana denominada TLC, que tiene como fin la venta de productos para la salud y permite ganar por comisiones semanales en dólares.

“Es una actividad que se puede realizar perfectamente al lado de un trabajo tradicional en horas extras, es una posibilidad de emprender desde la comodidad de la casa”, contó Sosa en la entrevista con Hoy Digital.

Raquel Sosa, asesora de imagen y emprendedora.
Raquel Sosa, asesora de imagen y emprendedora.

Las formas de inversión son varias, entre ellas:

Venta directa: aquí se gana el 50% de comisión por cada producto vendido, lo cual equivaldría a 20 dólares por cada artículo comercializado a través de la web. Cada usuario posee una plataforma propia con la cual oferta sus productos

Bono de inicio rápido: se obtiene el 50% de comisión por cada nueva afiliación realizada. El bono se cobra por todas las veces que una persona compra el paquete inicial de quien la patrocinó.

Bono de igualación: se paga el 50% de todo lo que vende la primera línea de socios.

Las ventajas frente a un negocio tradicional comienzan en la inversión inicial, pues, se evitan gastos como: el alquiler de un local, la remodelación, la climatización y el acondicionamiento.

“Cambiar la mentalidad, esa es la clave para que te funcione esa red de mercadeo, hay gente que viene, prueba dos a tres meses y se va, pero la clave es perseverar”, comentó Raquel Sosa.

Como cualquier red de mercadeo, supone al menos dos vías de ingresos: los activos (provenientes de la venta directa) y los pasivos (provenientes de lo que vendan las personas a las que uno invitó como distribuidores). Los interesados en recibir asesoramiento al respecto pueden contactar con Raquel Sosa a través de sus redes sociales.

 

Super mesa carretel Made In Paraguay: Cuando la creatividad y el ingenio se fusionan

Un joven y su equipo pusieron en marcha una curiosa idea. El resultado fue una buena aceptación y muchos pedidos por la novedad, variedad y facilidad que ofrece la super mesa carretel 100% paraguayo, proyecto que nació con la pandemia.


Fuente: Carol Salinas

Una frase bien sabida expresa que la creatividad no tiene límites, pero también hay otra bastante conocida en la jerga popular que menciona que ‘el paraguayito no conquista el mundo por kaigué’, y es que esa máxima encierra en ella mucha verdad, ya que a la hora de crear, surgen las grandes ideas.

Ahora bien, imagínese que pueda contar con una mesa, que en el centro tenga una champañera capaz de mantener el frío de cualquier tipo de bebida, a su vez cuente con una radio con entrada USB y Bluetooth, además que sirva para cargar el celular.

En una reunión o en un encuentro con amigos, podrá compartir sin que la bebida se caliente, podrá escuchar música y no tendrá problemas con la batería del teléfono móvil.

Esa magnífica idea se le ocurrió a José David Cáceres Cantero, un joven de 34 años, técnico en refrigeración industrial, que tiene en su equipo a dos personas de confianza, Víctor González y Laura Quintana, con quienes se aventuró a crear algo nunca antes visto en el país.

“La idea surgió hace dos años con el inicio de la pandemia cuando compré el carretel. Nosotros nos dedicamos al aire acondicionado del automóvil y cuando eso no había trabajo. Entonces empezamos a cranear cómo podría enfriar la champañera dentro del carretel, comencé a armar todo y conseguí, luego le incorporamos la radio y el cargador del celular normal y tipo C”, relató en contacto con nuestro medio.

El emprendedor precisó que el precio de la super mesa carretel es de G. 1.550.000 y es 100% paraguayo. A su vez, dijo que está en proyecto crear una mesa similar para la sala, pero más pequeña.

En cuanto a los pedidos, manifestó sentirse muy contento, ya que están haciéndose conocer y les llegan muchas solicitudes. “Me llueven mensajes y estoy muy contento, porque somos una empresa pequeña que está creciendo paso a paso”, afirmó.

Cáceres es un joven con muchas ideas, que a las dificultades económicas que se produjeron durante la pandemia, puso en marcha su creación que está dando buenos resultados.

“También estoy pensando en hacer heladeritas para camiones, ya que se compran del Brasil y tienen precios elevados”, refirió.

Todos los interesados ​​en adquirir una super mesa carretel pueden comunicarse al (0972) 402-650.