"Desde el 1 de agosto del 2004, Dalba es la estrella de mi vida"

No había más apacible domingo que aquél 1 de agosto del 2004. Cielo abierto a plenitud, un sol radiante y el clima invernal que invitaba a las familias a compartir una reunión era el combo perfecto que se completaría, muy probablemente con una ronda de mate.


Fuente: bruno ortigoza

​Y como es tradición en Paraguay, los domingos sí o sí se acude a la tienda del barrio a comprar pollo, los que siempre están listos para llevar.

Muchos optan por el asado, otros por enfaenarse en la cocina para degustar el plato de mamá mientras alegra la casa alguna cumbia, algún recuerdo de Los Iracundos en el icónico programa Diferente, emitido en Cardinal y conducido por Charles González Palisa o un contagiante sonar de polkas.

Pero otros tienen como paseo obligado ir al supermercado, lo cual hicieron 400 personas ese domingo, quienes buscando algo para compartir fueron al Ykua Bolaños de Artigas y Santísima Trinidad.

“Ese día hacía frío legalmente pero cuando ingresamos al super, el clima era bastante cálido, aunque después de todo lo ocurrido caímos en la cuenta de que el calor del recinto era algo más de lo normal”, nos cuenta Rossana Cristaldo, quien nos visitó a la redacción de HOY para recordar aquella jornada.

En efecto, ese calor raro era el preludio de lo que ocurriría a las 11:23 AM. Era el anuncio del triste desenlace del cual ya habrían estado avisados los dueños del local y que les sirvió para desactivar las alarmas anti incendio.

“Las calderas ya estaban descompuestas y progresivamente iban generando incendios localizados. Los Paiva ya estaban en conocimiento de los desperfectos y ese domingo se hicieron de tiempo para poner a salvo la recaudación”, afirma.

UN INFIERNO DE CUATRO PAREDES

La profecía bíblica habla de que en el tiempo final, las almas que no se entregaron al supremo hacedor irán al lago de fuego y azufre.

Pero el 1 de agosto, aquella profecía quedó minimizada ante el terror que sacudió al mundo entero. Una explosión de magnitudes inimaginables no daría a nadie tiempo siquiera de buscar una salida, las que hasta hoy aseguran fueron cerradas ex profeso por una cuestión procedimental.

La imagen de aquella triste jornada sigue viva en el recuerdo colectivo, aunque no se puede soslayar que a medida que pasa el tiempo, dicho recuerdo va tomando una tonalidad amarilla, como las fotografías impresas que con el correr de los años son presas de la humedad y el desgaste.

“Pero no tiene que quedar en el olvido. Hoy el dolor es más tolerable ciertamente como todo proceso que cumple su tiempo, pero sigue siendo tan sensible el impacto en cada día como hoy”, refiere Rossana, una de las pocas sobrevivientes que dice que el 1 de agosto es su segundo cumpleaños.

Después de 117 operaciones reconstructivas, hoy ella es una de las voces que embandera la lucha por la justicia que hasta hoy no se dio para con las víctimas. Y si sigue buscando ello es en recuerdo a su tía Dalba.

“Yo crecí con ella y la vi morir junto con mi sobrinito Elías, que al momento de la explosión estaba en su brazo”, dice mientras no puede evitar sucumbir ante tan espeluznante recuerdo que enciende en llamas sus ojos.

Dalba tenía 33 años y fue una de las 400 personas que no tuvo oportunidad para reaccionar. Así como quienes desde afuera intentaron hacerlo pero con el impedimento de guerrear contra paredes semejantes a una fortaleza romana, imposibles de vulnerar mientras el fuego despedía una humareda que transportaba mentalmente a las producidas en las cámara de gas de los campos de concentración.

“Hoy tengo tantas ganas de ir al cementerio y decirle que aquí estoy de pie. Que sigo viva gracias a ella. Dalba ahora es mi estrella, la que brilla en mi vida desde el 1 de agosto”, asegura.

Rossana asegura haber superado sus miedos y traumas. “Pero a las 11:23 es mi momento de soledad, en el que me entrego al recuerdo y lloro por quienes no pudieron salvarse”, dice.

De hecho, hoy ella está en otra dimensión. La vida le dio una segunda oportunidad de vivir y está incluso a punto de formar su familia con Martín, a quien conoció en pandemia y quien no tiene palabras para describirla.

“Es una guerrera. Yo tengo tan poco para ofrecerla pero ella con esa fortaleza es quien al final nos infunde de ganas para vivir”, dice emocionado.

Aquella triste jornada no se olvidará nunca. No fue poca cosa ver morir en pocos minutos a tanta gente y no tener posibilidad de mitigar. Hubo culpables, condenados, absoluciones y mucho de injusticia. El tiempo pasó, uno de los propietarios ya falleció y no habrá acción legal que devuelva esas vidas que como hoy, hace 17 años buscaban tan solo algo para comer en familia y pasar un domingo en paz y armonía, luego del tradicional carrulim que con el incendio supo a hiel.

 

Todos por Axel: el pequeño diagnosticado con AME necesita de nuestra ayuda

Los padres del pequeño Axel, un bebé de ocho meses, diagnosticado con Atrofia Muscular Espinal (AME), inician una campaña para recaudar fondos y poder conseguir el medicamento que su hijo necesita. En tal sentido, hacen el llamado a la solidaridad de la ciudadanía para alcanzar la meta.


Fuente: Carol Salinas

El pequeño Axel Alejandro Rojas Vargas nació el pasado 24 de noviembre del 2020 en la ciudad de Coronel Oviedo. Su llegada trajo felicidad y grandes desafíos a sus padres, Aníbal Rojas y Rossana Vargas.

Todo marchaba bien en su crecimiento y no fue hasta que cumplió los cuatro meses que comenzaron las primeras situaciones que llamaron la atención de sus progenitores.

“Poco después que cumplió los 4 meses no podía sostener su cabecita y no podía sentarse. Al comienzo pensamos que era por la vacuna que debía aplicarse ese tiempo, lo que le dio poco de fiebre, además que le salían sus primeros dientecitos. Pero luego eso fue haciéndose más seguido y preocupados le llevamos a urgencias para que consulte con su pediatra”, relató Don Aníbal, padre de Axel, en contacto con nuestro medio.

Posteriormente le siguieron una serie de estudios a fin de determinar qué padecía el pequeño Axel. “Se hizo varios estudios y el pasado julio nos dijeron que padece Atrofia Muscular Espinal (AME) Tipo 1. Era la primera vez que escuchaba en mi vida esa enfermedad, con mi señora sentimos que el mundo se nos vino abajo, pero continuamos por nuestro hijo”, acotó.

Tras saberse el diagnóstico, Don Aníbal y su señora llevaron a su bebé hasta el Hospital Pediátrico Acosta Ñu donde fue atendido por un grupo de especialistas, quienes le mencionaron que la expectativa de vida de un menor con AME es de hasta 2 años. Actualmente, Axel está por cumplir 9 meses.

El padre indicó que están contrarreloj, si bien su hijo por el momento permanece estable de salud, le quedan menos de 14 meses para conseguir Zolgensma, el costoso medicamento cuyo precio ronda los G. 14 mil millones para su tratamiento.

“Mi hijo figura en la lista para que el Ministerio de Salud le provea el medicamento (Zolgensma) pero son 60 niños los que están en la misma situación. En el hospital nos dijeron que llegará el fármaco, pero solo para 5 niños y yo no puedo quedarme de brazos cruzados y esperar a ver cuándo le va a tocar a mi hijo recibir el suyo”, afirmó el padre del bebé.

En ese sentido, tomaron la decisión de realizar varias actividades para recaudar dinero. Las primeras actividades se llevan a cabo en Coronel Oviedo, donde reside la familia, y hasta el momento recibieron buena respuesta por parte de los pobladores.

“Recibimos mucha ayuda acá en Coronel Oviedo. Luego de esto, haremos otras actividades en Central, ya que tenemos parientes que viven en varias ciudades. Como padres haremos lo que esté a nuestro alcance para salvar la vida de Axel”, señaló.

Todas las personas que deseen colaborar con la familia, para lograr la meta de comprar el medicamento que Axel necesita, pueden comunicarse al (0971) 327 265.

 

Paseo de los Yuyos: el resurgir tras el incendio con los siete tragos de carrulim

Un voraz incendio consumió al menos 10 casillas del Paseo de los Yuyos, del Mercado 4. Esto ocurrió a horas de la tradicional venta de carrulim para el 1 de agosto. Sin embargo, los vendedores del lugar están esperanzados en reconstruir las zonas afectadas y volver con las mejores vibras.


Fuente: Por Juan Riveros (@juancitoriveros)

Por Juan Riveros (@JuancitoRiveros)

“Tuvimos una desgracia. Murió una historia. Para nosotros el Paseo de los Yuyos tiene una significación especial, estamos muy dolidos todavía”, manifestó Javier Torres, responsable del Paseo de los Yuyos.

Torres comentó que el hecho ocurrió en horas de la mañana de este viernes, en menos de 20 minutos unas 10 casillas fueron totalmente consumidas por el fuego. La rápida reacción de los comerciantes y los bomberos voluntarios, evitó que la desgracia pase a mayores. Afortunadamente no se registraron personas heridas, pero sí inmensos daños materiales.

Tras lo ocurrido, se dio intervención de instituciones del Gobierno, así como de la Municipalidad de Asunción, cuyo intendente prometió destinar parte del recurso de la comuna para la reconstrucción del sitio afectado. El incendio se habría generado por un cortocircuito en una de las casillas, lo que obliga a dar una solución a la precariedad de las instalaciones eléctricas.

El Paseo de los Yuyos lleva ya 50 años dentro del Mercado 4 y según contó Torres, es el tercer evento de esta magnitud por el que les toca atravesar. “Esperemos que sea el último, que se pueda ver la forma de evitar situaciones similares a futuro”, resaltó.

LA TRADICIÓN QUE NO SE APAGA

Los comerciantes ubicados en el Paseo de los Yuyos, tenían previsto una actividad especial para este 1 de agosto, donde tradicionalmente se consumen siete tragos en ayuna del brebaje de caña blanca, ruda macho y limón (carrulim).

Pretendían realizar dinámicas para enseñar a preparar el carrulim y conocer la historia del mismo. Sin embargo, a raíz de lo sucedido, no podrán hacerlo como querían, pero si continuarán con la venta y entregando los pedidos realizados previamente por los clientes.

Además, ofrecerán las siete hierbas para el tereré (agosto poty, romero, ajenjo, ka’apiky, vervena’i, pyno’i y ruda) y el producto innovador del Paseo de los Yuyos, el perfume de carrulim. “Esto surgió pensando en la gente que no toma alcohol. Entonces, se rocía por todo el cuerpo y así espanta la mala onda”, explicó Torres.

“Nosotros aprendimos gracias a nuestras abuelas y decidimos continuar”, agregó.

Asimismo, dijo que varios comerciantes están necesitando de la ayuda ciudadana en cuanto a víveres y vestimentas, ya que los que fueron afectados por el incendio, tendrán todavía un tiempo para reubicarse y comenzar de nuevo con la venta de yuyos. En ese sentido, está disponible el número de teléfono (0991) 407192.

 

Mutilan acusación contra Florencia Romero quien ebria atropelló y mató a una madre

El viernes se llevó a cabo la audiencia preliminar para Florencia Romero, quien en la mañana del 4 de octubre del año pasado en estado de ebriedad, al mando de su camioneta atropelló y mató a Natalia Godoy, pero el juez penal de Garantías de Fernando de la Mora Miguel Ruiz excluyó una prueba fundamental, cambió la carátula del expediente, favoreció a la acusada y elevó el caso a juicio oral y público.

Florencia Romero ebria al volante de su camioneta y a gran velocidad mató a Natalia Godoy quien estaba sobre Mariscal López casi Santa Teresa esperando colectivo para ir a su trabajo. Desde ese mismo momento comenzaron a darse una serie de incidentes que fueron favoreciendo a la imputada. Trataron en momento trataron de evitar que vaya presa.

Tras el accidente la joven quedó internada en un sanatorio, luego de la audiencia de imposición de medidas, se dispuso que pase una semana en la Comisaría de Mujeres, después tenía que ir a la cárcel del Buen Pastor, pero inexplicablemente la iban a trasladar a la cárcel de San Pedro, pero la familia de la víctima fatal se manifestó y reclamó el hecho. Alegaron que trataban de llevar a Romero lejos de la capital para evitar un control de su prisión. Finalmente Florencia fue a la cárcel del Buen Pastor.

La presión mediática que realizó la familia de Natalia Godoy fue la que hizo que este caso no sea “cocinado” hace tiempo, ya que le hicieron un seguimiento día a día. Sin embargo en la audiencia preliminar el juez Miguel Ruiz excluyó de la acusación fiscal la prueba de toxicología que presentó el Ministerio Público donde se demostraba que Florencia Romero, no solo estaba conduciendo ebria, sino que también consumió un medicamento cuyo consumo no tiene que ser mezclado con bebidas alcohólicas, según la conclusión del fiscal del caso Itálico Rienzi.

El magistrado Ruiz, alegó que la defensa de la acusada no tuvo peritos al momento de hacerse la prueba de toxicología, por lo que decidió no admitir como prueba y de esa manera cambió la carátula del expediente que era por homicidio doloso eventual, que tenía una expectativa de pena de hasta 25 años, por la de homicidio culposo, que tiene una expectativa de pena máxima de hasta 5 años de cárcel o multa. Con esta nueva calificación Florencia no iría presa y hasta podría pagar una multa para quedar libre de culpa y pena.

“El juez dijo que los peritos de la defensa no participaron de la prueba de toxicología por lo que no era válida y la excluyó, con la sola intención de cambiar la carátula del expediente y ayudar a la que mató a mi hija” dijo muy dolida Lucía Godoy madre de la fallecida Natalia.

“Ahora el caso ha pasado de ser doloso a culposo, pero nuestra abogada (Carolina Arias) va a apelar esta decisión. No es culpa nuestra que ellos al momento de hacerse la prueba no hayan presentado sus peritos, pero eso fue una trampa para ayudarle a esta mujer y ahora nos encontramos con esta sorpresa”, señaló Lucía Godoy.

“Acá se quiere ayudar a una persona que borracha mató a una madre y dejó huérfano a un niño” sentenció Lucia Godoy al recordar que Natalia salió bien temprano ese domingo 4 de octubre para ir a trabajar, para poder mantener a su hijo, mientras que Florencia venía de una noche de fiesta y tragos que coronó con un mortal accidente.

La dolorida madre de Natalia relató que desde el inicio de este proceso se trató de beneficiar a Florencia Romero, recordó que en marzo pasado la jueza Nancy Duarte le dio el arresto domiciliario, pero que la medida fue apelada y rectificada por la Cámara de Apelación que en abril ordenó que la joven vuelva a prisión.

Pero un recurso de la defensa envió el incidente a la Sala Penal de la Corte que el 19 de julio pasado resolvió que Florencia Romero debía volver a la cárcel, pero hasta el momento según ellos tienen entendido sigue con medidas.

Ahora con el cambio de carátula del expediente Florencia Romero podría seguir con medidas alternativas a la prisión hasta el día del juicio oral y público.