Desinfección de superficies, una práctica que hoy es innecesaria para prevenir el COVID-19

La desinfección de superficies se ha convertido en una práctica muy arraigada desde el inicio de la pandemia, en el afán de evitar a cualquier costa la transmisión del COVID-19. Tras más de un año conviviendo con el virus, la nueva evidencia científica demuestra que, al parecer, esta medida preventiva es innecesaria e incluso hasta inútil.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

A partir de la abrupta llegada del COVID-19, en el mundo entero se empezaron a adoptar nuevas medidas que tenían como principal propósito reducir la posibilidad de contagios de la enfermedad entre la población.

Fue así como se masificó el uso de tapabocas -primeramente en China, país de origen del virus, y luego en el resto del mundo- junto con el lavado de manos, la práctica del distanciamiento social, sin dejar de mencionar la aplicación de cuarentenas preventivas.

Con todo esto, se fue imponiendo un nuevo modo de vida que hasta este momento se mantiene vigente, con algunas flexibilizaciones en algunos lugares dependiendo de la situación epidemiológica de cada país.

Una de las medidas que también fueron aplicadas de manera preventiva es la desinfección de superficies, principalmente con alcohol al 70% o agua lavandina.

Durante los primeros meses de la pandemia, era común ver cómo cualquier objeto era rociado con alcohol antes de ser pasado de mano en mano. Lo mismo con las bolsas del supermercado, que debían pasar por un delicado proceso de desinfección antes de ser descargadas. Bancos, sillas y mesas corrían con la misma suerte.

A más de un año de convivir con el COVID-19 en nuestras vidas, la nueva evidencia demuestra que, al parecer, esta medida es innecesaria y hasta si se quiere decir inútil para la prevención de los contagios de la enfermedad.

Varios científicos de diversas partes del mundo insisten en que la transmisión del COVID-19 se produce a través del aire, específicamente de los aerosoles que son pequeñas partículas expulsadas por una persona al hablar, toser o estornudar y que permanece flotando durante varias horas.

José Luis Jiménez, profesor de Química de la Universidad de Colorado (EEUU) y especialista en el tema de aerosoles, había señalado recientemente en una entrevista que “es un desperdicio completo” el andar desinfectando superficies en vista a la evidencia existente hoy día, al tiempo de afirmar que “se ha gastado mucho tiempo y mucho dinero” en esta práctica.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EEUU (CDC, por sus siglas en inglés) han repasado todas las evidencias científicas sobre contagio de COVID-19 por superficies y concluyeron que el riesgo de contagio por tocar una superficie contaminada es muy raro. En situaciones comunes, basta con limpiar con jabón o detergente común.

Según las estimaciones realizadas, el riesgo de contagio al tocar superficies contaminadas de COVID es de 1 entre 10.000.

“Debido a los muchos factores que afectan la eficiencia de la transmisión ambiental, el riesgo relativo de transmisión por fómites del SARS-CoV-2 se considera bajo en comparación con el contacto directo, la transmisión por gotitas o la transmisión aérea”, señalaban en su última revisión sobre este tema.

El Centro Europeo para la Prevención y Control de Enfermedades (ECDC) también señala en sus guías que esta vía de contagio es la menos probable y destaca que no se ha registrado, después de millones de enfermos en todo el mundo, ningún caso de infección por fómites (objetos que son contaminados por algún virus o bacteria y que luego transfieren patógenos a una persona).

Otro de los que se sumó a esta misma línea es la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) que, luego de analizar la evidencia científica disponible, determinó que el nuevo coronavirus no se transmite a las personas a través de los alimentos o de los envases alimenticios.

“Dado que la cantidad de partículas de virus que, teóricamente, podrían ser recogidas al tocar una superficie es muy pequeña y la cantidad necesaria para la infección por inhalación oral sería muy alta, las posibilidades de infección al tocar la superficie de los envases o comer alimentos son extremadamente bajas”, aseguró la FDA en un informe elaborado junto con el Departamento Norteamericano de Agricultura (USDA).

De acuerdo con un artículo publicado por la revista científica The Lancet, la capacidad del SARS-CoV-2 para permanecer activo en superficies fue “exagerada” en los experimentos iniciales. Al parecer, en las primeras investigaciones que declararon este hecho, los científicos usaron concentraciones altas del virus para encontrar su tiempo de vida por fuera del cuerpo. En un escenario real, como un supermercado o un restaurante, esas condiciones son irreales.

Todo lo expuesto anteriormente nos hace concluir que la desinfección de superficies es una práctica innecesaria en la actualidad, teniéndose que priorizar la correcta ventilación de espacios cerrados, el lavado de manos, el distanciamiento entre personas y el uso constante de mascarillas para prevenir contagios de COVID-19.

Alerta: el peligro del SIM Swapping, una técnica de robo cibernético

Con la detención de funcionarios de telefonías implicados en el esquema de “SIM Swapping”, este intento de estafa cobró relevancia. Con este modus operandi, los ciberdelincuentes duplican la tarjeta SIM de un teléfono móvil para acceder a la información personal de la víctima y poder robarle.

En los últimos tiempos, surgió una nueva amenaza en el mundo de la tecnología. El SIM Swapping, un sofisticado método utilizado por estafadores, está poniendo en riesgo las cuentas bancarias y las billeteras electrónicas de las personas.

Bloquean la línea (chip), la reactivan en otro dispositivo y vacían cuentas bancarias o billeteras electrónicas. Así funciona el SIM swapping, la modalidad de ciberdelincuencia que está en auge. Esta estafa permite a los delincuentes acceder a información personal almacenada en los teléfonos móviles al duplicar la tarjeta SIM de su víctima.

¿En qué consiste exactamente el SIM Swapping? Uno de los mecanismos es el siguiente: los estafadores comienzan engañando a las compañías telefónicas para transferir el número de teléfono de la víctima a una tarjeta SIM bajo su control. Pero también existe otra vía, con la complicidad de los propios trabajadores de la compañía telefónica, tal como ocurrió con dos empresas locales cuyos empleados realizaban el bloqueo del SIM y lo duplicaban para cometer el delito.

Una vez que consiguen el duplicado de la tarjeta, los malvivientes pueden acceder al teléfono móvil de la víctima: a sus llamadas, contactos o incluso a sus redes sociales. Sin embargo, lo más peligroso para las víctimas es que los ciberdelincuentes pueden acceder a los mensajes de verificación de dos pasos, enviados por bancos, redes sociales y otros servicios en línea. De esta manera, logran ingresar a cuentas bancarias y obtener datos sensibles de las víctimas y usarlos para robar.

De momento son 20 las víctimas que denunciaron la pesadilla que sufrieron al ver vacías sus cuentas bancarias. Se estima que el robo perpetrado ronda los 500 millones de guaraníes, cifra que podría ser inclusive más.

¿Cómo pueden protegerse los usuarios contra esta amenaza? La prevención es clave. Se recomienda mantener la información personal segura y no compartirla con extraños. Además, es fundamental comunicarse con la compañía telefónica para conocer las medidas de seguridad disponibles y proteger la cuenta contra el SIM Swapping.

¿Cómo protegerse del SIM Swapping?

  • Protege tu información personal: sé cauteloso con tus datos y evita compartirlos innecesariamente en línea. Además, es importante estar alerta a intentos de phishing.
  • Utiliza la autenticación de dos factores o dos pasos (2FA): prefiere métodos de 2FA que no dependan exclusivamente de mensajes de texto, como aplicaciones de autenticación o llaves de seguridad físicas.
  • Alerta a tu operador móvil: informa al operador de telefonía móvil sobre tu preocupación de ser víctima de SIM swapping y pregunta sobre medidas de seguridad adicionales, como un PIN o contraseña para cambios en la cuenta.
  • Monitoriza regularmente tus cuentas: revisa periódicamente el estado de las cuentas de tu móvil y estate atento a señales de actividad sospechosa.

El genio de la antigüedad que calculó la circunferencia de la Tierra

Sí, le erró, pero solo por un increíble margen de 1,75%. Hace más de dos mil años el erudito griego Eratóstenes se valió de tan solo dos palos, más matemáticas simples y una aguda observación, para derrumbar el mito de la Tierra plana y registrar uno de los primeros, y más certeros cálculos conocidos de la circunferencia de la Tierra.

Por Gonzalo Cáceres - periodista

Hoy día sabemos que la Tierra ostenta una circunferencia que ronda los 40.000 kilómetros, cifra no exacta del todo ya que, como la ciencia lo confirmó, la masa misma de nuestro planeta tiende a variar -aunque no significativamente en un corto periodo- debido a los restos de material del espacio exterior que caen año tras año, a ciertos procesos geológicos, la redistribución del agua y la migración (según la teoría) de las partículas subatómicas.

El estudio de la circunferencia terrestre, desde una perspectiva absoluta, se fue dando a lo largo de los siglos. Los indicios más tempranos sugieren que los matemáticos babilonios -también se puede hablar de los egipcios- ya desarrollaban conocimientos básicos sobre la forma y el tamaño de la Tierra, cuyas estimaciones se han perdido en la laguna del tiempo. En la actualidad, con la ayuda de tecnología satelital, la circunferencia se proyecta en un valor aceptado de aproximadamente 40.075 kilómetros en el ecuador (línea imaginaria de a Tierra). Es decir, en plena modernidad -ni siquiera- se ha podido escribir una cifra exacta, lo que hace todavía más sorprendente la hazaña de Eratóstenes.

ERATÓSTENES

Contemporáneo de Arquímedes, del griego Eratóstenes se sabe que nació en Cirene (actual Libia) en el siglo III a.C.

A este ilustrado hombre de estudios se le reconoce -principalmente- por sus inestimables contribuciones a campos tan complejos como la astronomía, la geografía, y las matemáticas, entre tantos otros.

Por su interés en la cartografía, así como por su posición de bibliotecario en la desaparecida Biblioteca de Alejandría, se empeñó en resolver un enigma que había llegado a sus oídos: ¿Era acaso posible determinar la circunferencia de la Tierra utilizando la geometría y la observación astronómica?

Es así que se puso manos a la obra. La historia indica que Eratóstenes notó durante su estadía en la ciudad de Siena (hoy en día Asuán, Egipto) que, durante el solsticio de verano, los rayos del sol llegaban directamente al fondo de un pozo, mientras que en Alejandría (mucho más al norte de Egipto), los rayos formaban un ángulo con el suelo y un palo.

Basándose en esta observación y en el conocimiento de la distancia entre Siena y Alejandría (aproximadamente 800 km), calculó la circunferencia de la Tierra al utilizar la diferencia en los ángulos formados por los rayos del sol en ambas ciudades, y aplicando conceptos geométricos.

Con la distancia entre Siena y Alejandría, calculó la circunferencia de la Tierra al utilizar la diferencia en los ángulos formados por los rayos del sol en ambas ciudades.Con la distancia entre Siena y Alejandría, calculó la circunferencia de la Tierra al utilizar la diferencia en los ángulos formados por los rayos del sol en ambas ciudades.

Tras un largo periodo, nuestro protagonista estimó que la circunferencia era de aproximadamente 39.275 km, dando con una cifra sorprendentemente cercana al valor aceptado actualmente, logro que hace de fiel testimonio de su notable ingenio, y su método, que ha sido admirado y estudiado durante milenios enteros como un ejemplo clásico de razonamiento científico (en este punto también se puede hablar de sus mediciones de la inclinación del eje de la Tierra y la duración del año tropical).

Otro detalle no menor del caso, por no decir sorprendente, es que si se rehace el cálculo de Eratóstenes con la distancia y medida angular exacta desde Alejandría, hasta el lugar geográfico situado justo en la intersección del meridiano que pasa por Alejandría con el paralelo del trópico de cáncer, se obtiene un valor de 40.074 km para la circunferencia terrestre, dando una diferencia de 1,75%, que resulta de la distancia entre Alejandría y la línea del trópico de Cáncer (1/46 parte de una circunferencia), pero la Tierra no es una esfera perfecta.

Después de Eratóstenes, científicos y exploradores del calibre de Posidonio, Estrabón y Claudio Ptolomeo, continuaron refinando y mejorando los cálculos sobre la circunferencia de la Tierra, utilizando métodos y artilugios más avanzados.

Posidonio, por ejemplo, rehízo el cálculo de Eratóstenes 150 años más tarde y obtuvo una circunferencia sensiblemente menor. Este valor fue adoptado por la dinastía de los Ptolomeos y fue en el que -posiblemente- se basó Cristóbal Colón para justificar la viabilidad del viaje a las Indias por occidente.

Otro de los hitos más importantes en este sentido fue el viaje de Fernando de Magallanes y Juan Sebastián Elcano entre 1519 y 1522 (aunque Magallanes murió en el transcurso), expedición que completó la primera vuelta al mundo conocida y proporcionó datos valiosos a esta materia.

Durante el siglo XVIII es cuando se lograron mediciones mucho más precisas con la expedición francesa encabezada por Charles Marie de La Condamine, junto con Pierre Bouguer y Louis Godin en 1730.

Estas mediciones, combinadas con otras expediciones científicas y avances en la cartografía y la trigonometría, permitieron dar con otras posibilidades sobre el cálculo de la circunferencia de la Tierra.

MÚLTIPLES APTITUDES

Lo de Eratóstenes no solo se limitó al estudio de la circunferencia de la Tierra. Fue quien ideó intercalar cada cuatro años un día adicional en los calendarios, produciendo el año bisiesto.

De su inspiración nació el denominado “Criba de Eratóstenes” (método utilizado para dar con todos los números primos hasta un límite dado) algoritmo empleado hasta nuestros días para generar una lista de manera rápida y eficiente.

Eratóstenes contribuyó al desarrollo de la teoría de números y la geometría, así como para la incipiente teoría de las proporciones. Estudió la esfera y sus propiedades y dio los primeros pasos en la proyección de mapas geográficos basados en la latitud y la longitud (propuso la división de la Tierra en zonas climáticas, un concepto que influyó en la cartografía posterior).

Hasta tuvo tiempo para la poesía. Eratóstenes plasmó una serie de obras en distintos géneros literarios y temas, incluida la poesía lírica, mitología y la poesía didáctica. En la actualidad se cree que, basados en los datos y el ‘une con flecha’, pudo haber realizado los primeros cálculos sobre la distancia entre la Tierra y el Sol.

Según la Suda, enciclopedia bizantina de carácter histórico dedicada al mundo del Mediterráneo antiguo compuesta de más de 30.000 entradas, Eratóstenes llegó a vivir cerca o poco más de 80 años (82, a decir de Censorino y Luciano de Samosata). De anciano quedó ciego y tomó la decisión de morir de hambre, allá por el año 194 a.C, en Alejandría, Egipto.

Diversos autores afirman que era conocido como el ‘segundo Platón’ y se dice que se le daba el sobrenombre de Beta (la segunda letra del alfabeto griego), porque ocupó el segundo lugar en todas las ramas de la ciencia que cultivó.

Su legado perdura en los escritos que sobrevivieron a la destrucción de la Biblioteca de Alejandría, pero ese es material para otra entrega.

Alerta por edulcorantes con moho, ¿cuáles son los daños que podría causar su consumo?

Cualquier alimento con contaminantes es un peligro para la salud, el edulcorante es uno de ellos y la presencia de moho u hongos puede ocasionar desorden gastrointestinal que deriva a otras complicaciones. Desde el Ministerio de Salud alertaron sobre la circulación de un producto en esas condiciones y recomiendan a la población que, si compró y tiene en casa, lo deseche.

La ingesta del edulcorante con moho puede acarrear síntomas típicos de una alergia, según explicó la Lic. Rosa Araújo, jefa de Vigilancia y Control de Alimentos del Instituto Nacional de Alimentación y Nutrición (INAN).

Como cualquier otro alimento, debe ser regulado y controlado antes de su consumo. Los hongos están compuestos de muchas células y a veces pueden verse a simple vista y otras no.

De acuerdo a la Lic. Araújo, es sabido que en los hongos se puede encontrar frecuentemente sustancias dañinas para la salud de quienes las consumen, y sus síntomas varían según el grupo de vulnerabilidad.

Podría ocurrir alguna intoxicación alimentaria como vómito y diarrea, especialmente en la población vulnerable, menores de 5 años, embarazadas inmunodeprimidas a quienes normalmente va dirigido este producto”, expresó la profesional durante una entrevista al canal GEN.

Al principio, el efecto del hongo en el edulcorante puede manifestarse como un problema gastrointestinal, pero es probable que derive a otras complicaciones de salud.

Sus declaraciones se dieron luego de que el INAN disponga la clausura temporal de la empresa “Carlos Gabriel Céspedes Becker”, la cual elabora el edulcorante de mesa a base de glicósidos de esteviol, Ka´a Vital, tras hallar lotes contaminados con moho y hongos.

La primera advertencia se dio el 26 de abril pasado cuando, a través de las redes sociales, los consumidores de esta marca reportaron el hallazgo de sustancias extrañas. Los análisis preliminares confirmaron que, efectivamente, había contaminantes.

El 3 de mayo, la institución vuelve a pronunciarse sobre la circulación de más lotes en esas mismas condiciones por lo que, instó a los consumidores acudir al centro de salud más cercano ante el primer malestar.

Finalmente, el 16 de mayo pasado se dispuso el cierre de la empresa hasta que se subsanen las no conformidades en cumplimiento a las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM).

La Lic. Rosa Araújo aclaró que todos los lotes fueron retirados de los supermercados, despensas y comercios, y pidió que, en caso de tenerlos en casa, evitar la ingesta y desecharlos.