Una especial Nochebuena para los socorristas de la Cruz Roja Paraguaya

Pintaba para ser una Nochebuena tranquila en el cuartel de la Cruz Roja Paraguaya, filial Asunción, pero todo cambió poco antes de la medianoche cuando llegó el pedido de auxilio de cientos de familias que estaban perdiendo todo a causa del incendio en la Chacarita.


Fuente: Por Juan Riveros (@juancitoriveros)

Por Juan Riveros (@JuancitoRiveros)

Los socorristas de la Cruz Roja Paraguaya, prepararon la guardia de Nochebuena y Navidad ya con antelación, cada uno llevó algo de comida y al juntar formaron un gran banquete para compartir entre todos los que estaban designados para ese turno.

Chiara Salza, bombera y socorrista de la Cruz Roja con la ambulancia R3- Romeo 3, comentó que la guardia inició a las 18:30 del 24 de diciembre y culminó a las 19:00 del 25. Eran cinco personas designadas a cubrir el turno

“Para la guardia preparamos nuestros equipos que estén todos en condiciones, y también para la cena cada uno trajo algo para compartir”, dijo la socorrista en conversación con HOY.

Todo cambió alrededor de las 23:30 del 24 de diciembre, cuando estaban preparados para cenar, fueron llamados a apoyar en el incendio de la Chacarita que afectó a más de 100 familiares que perdieron absolutamente todo. Fueron hasta el lugar con la ambulancia, ya que los bomberos voluntarios dieron el reporte de que algunas personas estaban necesitando asistencia debido al intenso fuego producido.

Allí estuvieron con el móvil Romeo 3 hasta dar asistencia a todas las personas que lo requerían, incluso hasta las primeras horas del 25 de diciembre.

Pero la cobertura de Navidad no terminó allí, ya que también dieron asistencia a dos accidentes de motociclistas, caída de altura de una persona de avanzada edad y un arrollamiento. Todos los afectados en dichos servicios fueron derivados a diferentes hospitales.

Ahora, estos mismos socorristas se preparan para lo que será el operativo Año Nuevo, donde normalmente se suelen dar más casos a los que deben asistir. Sin embargo, apelan a la conciencia ciudadana, más aún atendiendo a la situación de pandemia en la que se encuentra nuestro país.

 

Las 'fake news' y los negacionistas, el otro dilema a enfrentar durante la pandemia

A lo largo de la pandemia de COVID-19, uno de los principales desafíos a los que tocó enfrentarse fueron las “fake news” y los negacionistas, siendo la piedra en el zapato en la lucha por intentar sobrellevar una enfermedad cuya existencia está más que probada y que ya se ha cobrado la vida de millones de personas alrededor del mundo.

Por Robert Bourgoing (@robertb_py)

Hace unos días, el conductor de un conocido programa matutino leyó un mensaje enviado por un televidente que decía: “Japuparei ko tema del coronavirus”. En igual sentido, otra usuaria de Facebook compartía en su perfil una publicación que hablaba sobre el supuesto “plan de exterminio” ideado por los gobiernos para matar a la población adulta.

Estos son solo algunos de los tantos ejemplos que confirman la existencia de un sector de la población que, a pesar de la información obtenida hasta el momento por parte de los expertos y científicos, aún tienen sus dudas sobre el nuevo coronavirus.

Desde su descubrimiento a finales del 2019, el COVID-19 ya ha infectado a casi 80 millones de personas en todo el mundo, matando a 1,75 millones, teniendo como epicentro principal actualmente a América donde se reportan la mayor cantidad de casos diarios, siguiendo con Europa donde actualmente sufren de un rebrote del virus.

Estos datos confirman tanto la veracidad de la pandemia como su considerable impacto en la vida de la población mundial. Millones de personas han quedado desempleadas a lo largo de los últimos meses, así como un sinnúmero de empresas que han tenido que cerrar debido a la crisis económica derivada de esta coyuntura.

A pesar de las múltiples informaciones obtenidas por parte de la comunidad médica y científica -que incluye a expertos de amplia trayectoria e indudable prestigio-, aún existen quienes siguen dudando del coronavirus, afirmando que se trata de “un invento” creado para desviar la atención de la población, crear pánico generalizado o simplemente “aprovecharse de la situación”.

En ese mismo sentido, también se ha tenido que lidiar con las noticias falsas que solo contribuyen de manera negativa, confundiendo a la gente y haciendo que lo que realmente importa quede en segundo plano. Por culpa de las “fake news”, hay quienes han llegado inclusive al punto de quemar antenas de empresas telefónicas creyendo que el virus se originó de las “antenas 5G”, todo por culpa de un bulo que circuló a través de WhatsApp.

En consecuencia a este tipo de divulgaciones, son varios los que hoy día se niegan a seguir las recomendaciones sanitarias que han sido establecidas para prevenir contagios, como el uso de tapabocas, el lavado frecuente de manos y el distanciamiento social. De entre todas estas prácticas, una de las más efectivas es la utilización de mascarillas, cosa que algunos rechazan al creer (por culpa justamente de las noticias falsas) que puede llegar a enfermar debido a que supuestamente causan déficit de oxígeno o que la gente respire su propio CO2.

Entre quienes han dudado de la gravedad del virus del SARS-CoV-2 se encuentran importantes líderes mundiales, entre ellos el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o el mandatario brasileño, Jair Bolsonaro. Ambos en su momento minimizaron su impacto, aunque después finalmente terminaron siendo contagiados, dejando entrever que fueron ellos quienes estaban equivocados.

Combatir este tipo de actitudes es tarea no solo de los médicos, investigadores, medios de comunicación o los propios gobiernos sino también de la misma población, ya que persuadir a los demás de que el COVID-19 es real y no un simple invento debería ser una premisa de todos. Con esta tarea, el combate a la desinformación será mucho más efectivo, permitiendo así que este duro proceso que nos toca enfrentar sea al menos más llevadero.

 

Navidad en modo COVID-19: entre mesas separadas, tapabocas y abrazos en silencio

Priorizar salidas, mantener las medidas sanitarias, no exponerse innecesariamente y practicar lo aprendido forman parte de las recomendaciones de profesionales de la salud que reflexionaron sobre la importancia de poder pasar las fiestas con los seres queridos en forma segura.

A menos de una semana de la Nochebuena, el esperado encuentro, la esperada cena este año no serán como cada año y se deberá tomar los recaudos para cuidar a los seres queridos a quienes se extrañó todo este tiempo de restricciones y confinamiento y con los que se decidió pasar estas fiestas.

La Doctora Belén Ramírez, paraguaya residente en California en EEUU recordó que en este país los casos de contagios por COVID-19 se dispararon posterior al Día de Acción de Gracias, fecha en que las familias se reúnen a compartir la mesa y los alimentos.

Ahora que se acercan las fiestas, la profesional afirmó que cada uno debe tomar la decisión responsable de cómo y con quién va a pasar la Navidad y destacó que hace tiempo se viene repitiendo que no se le pide a la gente que deje de vivir sino que lo haga responsablemente con todas las herramientas aprendidas durante la pandemia en cuanto a prevención, disminución de riesgos que implica un cuidado personal y de los seres queridos.

“Si querés pasar con tus padres o si querés que tus hijos pasen con sus abuelos, este es el momento de que disminuyas totalmente tus salidas a aquellas absolutamente necesarias. Al trabajo, utilizando todos los métodos que ya aprendimos, tapabocas, distancia, lavado de manos. Este es el momento, en el que no debes tener el me “saco el tapabocas un rato para comer, o hablar, o tomar café” en un ambiente cerrado con compañeros de trabajo”, ejemplificó.

Agregó que si no son convivientes no se puede considerar el núcleo cercano. “Si usas colectivo para moverte, trata de hacerlo en horarios no picos, utilizá siempre el tapaboca, tratá de no tocarte la cara, desinféctate con alcohol al bajarte del micro. Este es el momento de cuidarte más”, señaló en un conversatorio a través de Facebook Live que compartió con otras profesionales.

Cómo preparar la cena de Nochebuena

La ventilación es fundamental, recordó la Doctora Viviana De Egea. Llevar la mesa afuera, preparar varias mesas en las que coman juntos los convivientes, donde haya espacio y permanecer separados y limitar al mínimo el tiempo de reunirse.

No es conveniente reunirse en un lugar cerrado porque es cuando las gotitas respiratorias tienen la capacidad de quedarse suspendidas en el aire y se inician los contagios en caso de que alguno de los participantes tenga el virus aunque no presente síntomas.

En ese sentido, De Egea recordó que hay familias muy fiesteras que tienen la costumbre de amanecer en Navidad o Año Nuevo y este es el momento de priorizar y decidir no exponerse tanto tiempo reunidos.

“Si tu codo está molestando al otro, estás demasiado cerca”, agregó y recomendó que si hay familiares vulnerables en la casa que se use tapabocas todo el tiempo.

Las profesionales recordaron que solo una persona debe encargarse de la preparación de los alimentos y servirlos siempre usando tapabocas.

Entre las recomendaciones reiteradas se encuentran los detalles como no perder de vista el vaso que uno ya utilizó, no compartirlo, tampoco los tenedores ni cucharas meterlos en un recipiente común.

Cómo dar un abrazo seguro

El momento de las felicitaciones es clave. La Doctora Adriana Amarilla manifestó que abrazarse es terapéutico y hay qua hacerlo tomando los recaudos. “No decirse ‘feliz Navidad’ mientras estamos abrazados, decirlo primero y luego abrazarnos con tapabocas con la cara de cada uno de lado contrario. Nos separamos y seguimos hablando”, sugirió.

Amarilla también habló del riesgo acumulativo que es por ejemplo ir todos los días al súper si bien el riesgo no es muy alto cada día se expone y existe el riesgo siempre.

“Si quiero pasar las fiestas con mis padres entonces trato de no hacer absolutamente nada para poder darle un abrazo seguro y creo que el mensaje más importante es cuando decimos que salimos de la cuarentena pero no de la pandemia, depende de nosotros que no sea la última Navidad de nuestros seres queridos por eso hay que priorizar y extremar cuidados”, puntualizó.

“El que sirve la comida tiene que tratar de minimizar la charla al momento de hacerlo, después se limpia y desinfecta todo, hay que poner marquitas en los vasos, en esas pequeñeces nos relajamos y se dan los contagios porque no hay que compartir nada que va a la boca como cuchara, tenedor, vaso”, agregó la profesional.

Amarilla reflexionó sobre el aprendizaje que deja este año en el sentido de dar valor a poder pasar juntos y dar un abrazo cosas en las que no se pensaba en años anteriores.

“Esta pandemia nos tiene que hacer mejores personas, este año un regalo sería un abrazo y poder pasar juntos, hoy eso es un lujo, no son los regalos, los adornos ni la ropa y para que nadie falte hay que hacer sacrificios y respetar”, puntualizó.

Por su parte, la OMS refuerza la idea que que no existe el “riesgo cero” durante las celebraciones navideñas y propone que este año las reuniones sean virtuales ya que la mayor incidencia de transmisiones se da entre personas que pasan mucho tiempo juntas, en espacios cerrados y compartiendo comidas, publica la BBC.

“Es increíblemente difícil porque, especialmente durante las fiestas, queremos estar con la familia. Pero en algunas situaciones, la difícil decisión de no tener una reunión familiar es la apuesta más segura”, dice Maria Van Kerkhove, directora técnica de COVID-19 de la OMS.

 

Abrir una empresa en tres días, la propuesta de las EAS

Empresas por Acciones Simplificadas se denomina la nueva personería jurídica creada por ley, que en un trámite netamente electrónico contiene la estructura básica para que una empresa pueda comenzar a operar. El tiempo de apertura se reduce a 72 horas y el costo a cero.

La Ley 6480/20 que crea las Empresas por Acciones Simplificadas es un nuevo tipo de personería jurídica con beneficios en la etapa de registro e inscripción. El objetivo es simplificar el nacimiento de empresas.

Las EAS no necesitan un capital mínimo para conformarse y adquieren los mismos efectos que las demás sociedades, pero agilizando enormemente el tiempo y reduciendo a cero los costos, según explicó a Hoy Digital el director de Emprendedurismo, Édgar Colmán.

El trámite de creación es totalmente electrónico a través de la plataforma SUAC 2.0 y la respuesta de aprobación llega en un plazo máximo de 72 horas. Dentro de este periodo los datos de la empresa pasan por: la SET, el Ministerio de Trabajo, el IPS y el Ministerio de Industria y Comercio.

Los documentos necesarios son: cédulas de identidad escaneadas de todos los beneficiarios finales, factura de servicios básicos con la dirección del domicilio fiscal y depósito del 20 % del capital suscrito en efectivo en un banco oficial.

“En 24 horas te responde el personal de base, te dice que está bien o te avisa si falta algo o si tu expediente ya se dio de alta. Ahí tenés 72 horas cuando automáticamente pasa al ministerio de Hacienda , luego a la SET para la emisión del RUC y a la Abogacía del Tesoro para la inscripción en la sociedad”, relató el director.

Si bien la ley ya fue promulgada en enero, el proceso de reglamentación de seis meses se extendió más de la cuenta, debido a la pandemia. No obstante, la intención es que la normativa entre en vigencia en lo que resta del año.

En las últimas semanas se viene poniendo a prueba la plataforma SUACE a través de 20 empresas y hasta ahora todo funciona correctamente. Cuando culmine el proceso estará abierta a todo el público y se estima que de manera inmediata se crearían unas 200 empresas

LOS PASOS

Completar el formulario único y estatuto estándar en línea. Firmar digital o electrónicamente los estatutos.

Control y alta en el SUACE (Sistema Unificado de Apertura y Cierre de Empresas)

Registro en la Dirección General de Personas y Estructuras Jurídicas y de Beneficiarios Finales (DGPEJBF), donde se da el nacimiento de la sociedad y comunicación al emprendedor.

Control y emisión del RUC por parte de la SET

Registro en IPS y en el Ministerio del Trabajo

LOS SÍ Y LOS NO DE LAS EAS

NO REQUIERE: capital mínimo, escritura pública, publicación de edictos, costos, aranceles, ni tasas judiciales.

LOS SÍ:

Puede constituirse con una persona

Puede formarse por más de una persona

Necesita responsabilidad de la persona física queda limitada al capital de la empresa, salvo caso de dolo o fraude

La empresa puede venderse sin necesidad de liquidarla

Es la única con registro netamente online.